CONSTE!

Conste!

Carlos Cantón Zetina

Mario Eduardo Chuc Aguilar

Mario Eduardo Chuc Aguilar

Parece haber fracasado la criminal intentona del alcalde suplente de Benito Juárez (Cancún), Jaime Hernández Zaragoza, y de un grupo de sus incondicionales regidores con el nefasto Víctor Viveros –priista—  a la cabeza, de aprobar el cambio de uso de suelo para realizar ocho proyectos inmobiliarios que afectarían severamente el medio ambiente y la calidad de vida de los cancunenses.  La “consulta pública” sobre el tema fue una tomadura de pelo; nadie se la creyó.

Está claro: las modificaciones en 8 predios (6 están en la Zona Hotelera de Cancún)  serían para que el  corrupto edil y sus cómplices regidores obtuvieran no sólo su “bono de fin de trienio” sino otros fardos de billetes, por concepto de “diezmo” o “comisión” por parte de los inversionistas a quienes favorecerían.   ¡Como si la  labor del Cabildo  mereciera un premio!.

El sucesor de Greg Sánchez tuvo otro gran cómplice: Roberto Quiroz, director de Desarrollo Urbano municipal, quien dio forma al ilegal plan.

Y existen sospechas fundadas de que en la siniestra trama que empezó a armarse en lo oscurito  también está involucrado  Julián Ricalde Magaña, alcalde electo e  igualmente militante del PRD. Ha manejado un doble lenguaje, y  es muy  probable   que  estaba  enterado  y de  acuerdo con  sobredesinficar aún más la Zona Hotelera de este destino turístico, así como  afectar otras áreas  del municipio.

Imagínese usted la monstruosidad que pretenden, o pretendían:  construir 2.000 cuartos más, la mayoría condominales   en la ya saturadísima Zona Hotelera de Cancún. Esto causaría daños ecológicos, alteraría el paisaje natural e incrementaría los problemas urbanos, de tráfico sobre todo. Además, presionaría  los servicios de agua, luz y manejo de basura.

Afortunadamente  salió a la luz pública la decisión que ya estaba tomada por Hernández Zaragoza y su mafia en el ayuntamiento, que han consumado en menos de un año gran cantidad de corruptelas e ineficiencias.

Un cúmulo de manifestaciones y expresiones de inconformidad  –y de franco enojo–  de ambientalistas, empresarios y ciudadanos comunes, como pocas veces se había visto,  habría “reventado” la  truculenta maniobra destinada a  dejarles  una millonaria ganancia en dólares al  actual edil y a sus incondicionales  en el Cabildo.

El plan era aumentar la densidad en 250 mil metros cuadrados en la Zona Hotelera, en la ciudad y en Puerto Morelos.  Aberraciones como la de despojar a la ciudadanía de una de las poquísimas playas públicas que le quedan, como Playa Delfines (“El Mirador”), que recientemente fue rehabilitada…  ¡como parte de la intentona de privatizarla!.

El escandaloso caso exhibió de nuevo  la complicidad y voracidad tanto de Hernández Zaragoza como de su virtual sucesor Ricalde Magaña. El año pasado hicieron mancuerna para que la comuna solicitara  un crédito 1.400  millones de pesos, además de que Julián ha sido acusado de estar manejando desde hace varios meses la Secretaría de Seguridad Pública municipal,  a través de su incondicional  Jhonatan Forcada y el trácala Felipe Argüelles Mandujano, “El Rayo”, ex comandante del extinto Grupo de Acción Preventiva (GAP) de esa corporación policiaca. Ambos se jactan de haber contribuido  incluso económicamente a la campaña de Ricalde.

A partir de entonces, los dos personajes han cometido actividades delictivas en la SSP, además de que incrementaron las extorsiones y maltrato a los automovilistas.  Forcada expresa a los cuatro vientos que él será el nuevo titular de la dependencia, que ya lo “nombraron”.

Ahora,  cuando se destapó la pretensión de aprobar los cambios de uso de suelo,  y aparentando que no estaba al tanto,  Julián recurrió a la demagogia al  pronunciarse   en contra. Llegó al extremo de asegurar que los regidores que votaran a favor, “no tendrán cabida en mi gobierno”.

Peor aún, Ricalde tuvo la desfachatez  de culpar  a los gobiernos federal y estatal.  Específicamente a Fonatur y al mandatario quintanarroense Félix González Canto los acusó de ejercer “presiones” para que se consumaran tales modificaciones en los ocho predios.

La reacción del actual gobernador fue inmediata y firme. Con toda razón le exigió al perredista que  –en otras palabras–  no se haga como el  Tío Lolo, sino que ejerza su investidura de jefe político del PRD para resolver los cambios de uso de suelo. Añadió González Canto: “Que no le tire la pelotita al gobierno del estado. Es un asunto eminentemente municipal, donde la decisión la toman los regidores del Ayuntamiento de Benito Juárez, donde la mayoría es perredista y donde Julián Ricalde es el jefe político de este municipio (…) Si tuviera un verdadero interés en solucionar, ya hubiera convocado a los regidores del PRD, él tiene la autoridad moral”.

Con energía, Félix rechazó que el gobierno del estado presione al Cabildo benitojuarense.  Recordó: “Los ayuntamientos son autónomos (…) y si alguna aprobación se va a dar en estos días en la que Julián Ricalde no esté de acuerdo, aunque todavía no esté en funciones, creo que debe  tener la suficiente cercanía política  con los regidores, la mayoría peredistas, para pedirles que revisen bien lo que piensan aprobar”.

Finalmente,  el gobernador  advirtió  que las instancias estatales revertirán las medidas que sean aprobadas por el Cabildo y que no cumplan con los requisitos legales.

El año pasado, el PAN acusó a Julián Ricalde de haber participado en las negociaciones que culminaron con el mayor  endeudamiento del ayuntamiento.  “Avaló” el empréstito de 1.400 millones de pesos.

En cuanto al pillo e inepto Hernández Zaragoza, fue grotesca su actitud de  –inicialmente–  hacerse el occiso y lavarse las manos. El miércoles 8 dijo que “todo está en manos del Cabildo… que (los regidores) decidan lo que se va a aprobar, que se haga lo que se tenga que hacer”.  Cuando se le preguntó si estaba a favor o en contra de las modificaciones urbanas, respondió: “En su momento lo sabrán”.  Un día después, al ver el rechazo de vastos sectores de la sociedad,  se autoerigió en “el salvador” del municipio: dijo que no permitiría que se aprobaran modificaciones al margen de la ley.

El regidor panista Eduardo Galaviz Ibarra definió con tres palabras al munícipe actual: “es un pobre pendejo”. Así rechazó la versión de que recibiría de Jaime 750 mil pesos a cambio de apoyarlo en la modificación de uso de suelo. Admitió que los regidores sí reciben “bonos” por aprobar determinados asuntos, como ocurrió con la reestructura  de la deuda municipal.  “Los únicos que no votamos a favor fuimos Jessica Chávez y yo”, recordó.

Jaime lo tenía “fríamente calculado”, reveló el jueves 10 el periódico Por Esto. Añadió que desde el 26 de febrero pasado, el alcalde ordenó al Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN) y a la Dirección de Desarrollo Urbano que “se diera una reunión extraordinaria con el consejo ciudadano de Desarrollo Urbano para poner en palestra los ocho proyectos, que debían ser aprobados por el Cabildo”.  El plan era que a esa junta no asistieran todos los sectores, “para evitar pugnas y señalamientos”, y luego se procedería a someter los cambios de uso de suelo a sesión de los regidores, donde se aprobaría también la venta de Malecón Cancún. Con el apoyo de Víctor Viveros, Hernández Zaragoza tenía ya lista la mayoría relativa  conformada con los regidores que ya habían dado su voto a favor.

“Sin embargo  –dijo el diario–, el alcalde suplente no contaba con el hecho de que la reunión extraordinaria saldría a la luz pública y desataría la molestia ciudadana debido a que se trata de proyectos que carecen de sustento jurídico”.

Añade: “El pasado 3 de marzo, Jaime Hernández se reunió con los desarrolladores de Bi and Bi, principales impulsores del complejo turístico de La Herradura, así como con el grupo Caveri y miembros de la operadora The City”.  El encuentro fue en un restaurante de Plaza Forum, en la Zona Hotelera, y ahí  el edil se comprometió con los inversionistas de La Herradura y de La Joya, principalmente, a que los cambios de uso de suelo serían aprobados.

¿Cuáles son los ocho  proyectos motivo de polémica?. Son los siguientes:

1.- Desarrollo Bi and Bi, conocido como “La Herradura”. Se trata de cinco predios en el kilómetro 17.5 de la Zona Hotelera (ZH).  Tal proyecto es el que se “apoderaría” de Playa Delfines (“El Mirador”), pues los ciudadanos ya no tendrían acceso. Se construirían edificios de 20 pisos, frente al mar.   Es el más aberrante de todos.

2.- Proyecto Punta Nizuc, en la ZH.  Se podrían hacer construcciones de 17 niveles, cuando actualmente sólo son de 3 pisos. Pasaría de 75 a 190 cuartos por hectárea, y de 12.700 a 63.500 metros cuadrados de construcción.

3.- Condominios  The City, ubicado junto a la playa Gaviota Azul, también en la ZH.  El cambio de uso de suelo permitiría desarrollar hasta 50 habitaciones por hectárea.

4.- Condominios La Joya, en el kilómetro 11.5 de la ZH. La modificación al uso de suelo permitiría pasar de 70 a 130 cuartos por hectárea.

5.- Proyecto Élite, en el kilómetro 13 de la ZH. La densificación, con el cambio de uso de suelo, aumentaría cuatro veces más.

6.- Desarrollo Caveri, en la ZH, en lo que eran las instalaciones del CREA. Pasaría de 70 a 170 cuartos por hectárea, y la altura sería de 20 pisos, en vez de 3.

7.- Una torre de 20 pisos en Puerto Morelos, en el municipio de Benito Juárez.

8.- Proyecto Real Monarca, en la ciudad de Cancún, Super Manzana 260, Polígono 11. Pasaría de 60 a 105 cuartos por hectárea. En total serían 2.782, es decir, 1.300 más que el proyecto original.

————o———–

¿QUIÉN LE CREE A ALOR?.- Fue asesinado a balazos  Mario Eduardo Chuc Aguilar, ex alcalde de Felipe Carrillo Puerto,  en un reflejo de que nadie puede detener la ola criminal en Quintana Roo. Este viernes 11, el procurador de (In) Justicia, Francisco Alor Quezada, afirmó que fue “personal” el móvil del nuevo homicidio. Por lo tanto, agregó, no tiene que ver con el narcotráfico.  Pero después de tantos errores que ha cometido, pocos son los que le creen al señor procurador.

Menos aún se considera que vaya a prosperar la muy forzada apelación que hizo la Procuraduría contra el auto de libertad que benefició al cantante Kalimba.  Se pretende que el Tribunal Superior de Justicia reclasifique el delito de violación por el de estupro.  Este martes empiezan las diligencias.

——–   ———-

*Carlos Cantón Zetina es un periodista tabasqueño con una vasta trayectoria profesional de 45 años. Fue reportero y Jefe de Información del diario Excélsior y director general de las revistas de circulación nacional Quehacer Político, Polémica y Huellas.

http://cantonzetinadice.blogspot.com

http://carloscantonzetina.blogspot.com

Twitter:  @cantonzetina

 

Anuncios

Acerca de Imagen Política

Somos un grupo de profesionales de la comunicación, que hemos conjuntado nuestra capacidad y experiencia en las áreas del periodismo escrito, radiofónico y de análisis político, que nos permite ser la firma más exitosa de: consultores políticos, de comunicación, estrategias de mercadotecnia y cabildeo.
Esta entrada fue publicada en Columnas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s