LA IZQUIERDA, SIN DISCURSO Y ATRAPADA EN LAS DIVISIONES

LA IZQUIERDA, SIN DISCURSO Y ATRAPADA EN LAS DIVISIONES

 

Dolores Padierna

Dolores Padierna

Si lo hubieran programado de esa forma, la llamada “izquierda” no hubiera logrado el éxito que alcanzó en mostrar sus conflictos internos, sus divisiones y su falta de estrategia para representar una opción política.

De no ser por las alianzas o por el cacicazgo en el Distrito Federal, el PRD dejo ya de ser una amenaza para los otros partidos y su único camino es el de las alianzas, con sus acérrimos adversarios (la derecha, ni más ni menos) del PAN o los partidos “de uso” que forman la chiquillería y a cuyos dirigentes lo único que les interesa son las prebendas millonarias que les otorga el IFE.

El mismo día (al gobierno panista no le podía ir mejor), en medio del “puente”, el PRD renovó su dirigencia con Jesús Zambrano y Dolores Padierna al frente, y Andrés Manuel López Obrador presentó su proyecto alternativo de Nación.

El PRD con sus nuevos dirigentes no alientan la reunificación. Ayer mismo, en distintas entrevistas radiofónicas, Zambrano y Padierna exhibieron sus proyectos divergentes. El primero habló de posibles alianzas, la segunda, las cuestiona de entrada. Sin embargo, ambos dicen que, en el Estado de México, la consulta ciudadana que se hará la próxima semana determinará la ruta a seguir.

De hecho el mismo día, pero ahora en el Auditorio Nacional, Andrés Manuel López Obrador, presentó su “proyecto alternativo de Nación” una réplica del que pretendió aplicar en 2006 en caso de que hubiera (ese verbo no existe) ganado la Presidencia de la República.

López Obrador demuestra que no evoluciona y que la derrota no le sirvió de experiencia. Ofrece ahora lo mismo, cuando tuvo tiempo y oportunidad para pensar como presentarse ante el electorado.

Sus objetivos de reparto equitativo de la riqueza y la abolición de la injusticia social no “evolucionó ni maduró”. Si hubiera tomado el ejemplo del primer ministro inglés, el laborista Tony Blair, algo hubiera aprendido para no espantar a la clientela, los electores.

Seguramente el miedo que produjo a los jefes de la oligarquía nacional, ya pasó. Están curados de espanto.

López Obrador abandonó la plaza publica, el Zócalo, y se refugio ahora en un local cerrado. Sus asesores de comunicación seguro consideraron que se daría la impresión de movilizar grandes masas a las que nos llegó a acostumbrar.

Estos son los hechos de la izquierda, cuyas distintas corrientes se amontonan en el centro, junto a panistas y priistas.

No hay nueva oferta electoral y los ciudadanos, y los habitantes del país tendrán que escoger, otra vez, con más de lo mismo.

Anuncios

Acerca de Imagen Política

Somos un grupo de profesionales de la comunicación, que hemos conjuntado nuestra capacidad y experiencia en las áreas del periodismo escrito, radiofónico y de análisis político, que nos permite ser la firma más exitosa de: consultores políticos, de comunicación, estrategias de mercadotecnia y cabildeo.
Esta entrada fue publicada en Columnas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s