JUGADA MAESTRA ESTADOUNIDENSE

JUGADA MAESTRA ESTADOUNIDENSE

 

Carlos Pascual Embajador Estadounidense en México

Carlos Pascual Embajador Estadounidense en México

El cambio del embajador de los Estados Unidos en México, Carlos Pascual es una jugada maestra de ajedrez como las que permiten que, con mover un peón, se abre el espacio para que ataquen, simultáneamente, la reina, un alfil y la torre.

Sabido de sobra es que, los Estados Unidos no actúan por amistad, sino estrictamente por interés.

El presidente Felipe Calderón centró en el representante sus quejas por una compleja y difícil relación entre ambos países y la respuesta no se hizo esperar: el gobierno de Barak Obama y de Hilary Clinton decidieron cambiar al embajador.

Es muy posible que, a cambio, envíen ahora a uno más duro, más hábil y más diplomático que demuestre si Pascual tenía razón en sus comentarios acerca del ejercicio del gobierno mexicano.

Pascual no es ningún improvisado.

De origen cubano y con una carrera diplomática de 23 años, dejó su cargo antes de cumplir dos años en la misión que le asignó el presidente Barack Obama.

El 7 de agosto de 2009, el Senado estadounidense aprobó su nombramiento y presentó sus cartas credenciales al gobierno de México el 9 de agosto.

Egresado de Stanford, con una maestría en Políticas Públicas que cursó en la Escuela de Gobierno Harvard.

Fue embajador en Ucrania de 2000 a 2003. Antes, de julio de 1998 a enero de 2000, Carlos Pascual había sido asesor especial del presidente Bill Clinton y director ejecutivo del Consejo de Seguridad Nacional para Rusia, Ucrania y Eurasia.

De 1995 a 1998 había sido director para esa misma región y, posteriormente, coordinador para Reconstrucción y Estabilización en el Departamento de Estado. En ese cargo encabezó y organizó las acciones del gobierno estadounidense para ayudar a estabilizar y reconstruir sociedades en transición, tras conflictos o disputas civiles, ganando prestigio como experto en materia de reformas económicas y políticas, combate al terrorismo y proliferación de armas, y se especializó en tratar con fuentes de inestabilidad social.

Su experiencia despertó la suspicacia de que venía a un país con conflictos de gobernabilidad.

El propio Pascual desmintió los rumores.

Antes de ocupar la representación en México, fue vicepresidente y director del Programa de Estudios de Política Exterior en Brookings Institution, un centro de investigación avanzada de Washington, al que llegó en octubre de 2005.

A partir de noticias difundidas por wikileaks, el presidente Calderón hizo pública su molestia durante una entrevista al director de EL UNIVERSAL, Roberto Rock, en febrero pasado, en la que aseguró que el diplomático distorsionó la realidad y advirtió que no aceptaría injerencias de ningún tipo.

En su visita a Estados Unidos, el mandatario mexicano expresó su malestar por los comentarios del embajador tanto al presidente Obama como a reporteros y editores del periódico estadounidense The Washington Post.

La filtración de otro cable diplomático con críticas a los aspirantes presidenciales del PAN —a quienes se califica de “grises”— fue la gota que derramó el vaso en la relación con Los Pinos.

De entrada, la Casa Blanca respaldo al embajador, quien renunció y seguro produjo un muy satisfactorio fin de semana en Los Pinos.

Sin embargo, la historia seguirá y con toda seguridad las presiones estadounidenses se recrudecerán, con todos los costos que conlleve.

En unas semanas más, por lo pronto, el embajador Pascual podría ser públicamente premiado con alguna otra misión, que ojalá no incluya a México, porque como dicen los políticos viejos “juego que tiene desquite, ni quien se pique”.

Ahí se sabrá si ganó el presidente Calderón o la reina, el alfil y las torres estadounidenses atacarán y presionarán al rey.

—0—

Anuncios

Acerca de Imagen Política

Somos un grupo de profesionales de la comunicación, que hemos conjuntado nuestra capacidad y experiencia en las áreas del periodismo escrito, radiofónico y de análisis político, que nos permite ser la firma más exitosa de: consultores políticos, de comunicación, estrategias de mercadotecnia y cabildeo.
Esta entrada fue publicada en Columnas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s