Síntesis Política de Imagen Política

Finanzas, Negocios /Energía

  • Disminuye Moodys rating de 30 bancos españoles
  • Presa fácil, 43% de usuarios de la banca
  • Perderían entidades hasta 20 mil mdp sin el cobro tenencia
  • Propuesta del PRI sigue bajo análisis de la SHCP
  • Concurso mercantil recurrirá a prórroga: Lozano
  • Escudo policiaco en el Tianguis Turístico de Acapulco
  • Asume funciones el nuevo director de CFE
  • Desempleo supera expectativas en febrero
  • Corrupción inhibe el desarrollo de empresas: CMIC
  • Inflación anual de 3.1% en la primera quincena de marzo
  • Presentan demanda por colusión en la cadena maíz-tortilla

Seguridad /Justicia / Salud

  • Violencia, asunto de ineficacia, no de dinero
  • Costo de la inseguridad representa 8.9% del PIB
  • Poco exitosos, los esfuerzos contra el crimen: ASF

 

Gobierno / Partidos / Congreso /  Estados

  • Eruviel  y Del Mazo, finalistas del PRI mexiquense
  • Camacho Quiroz, un caballo negro
  • Encinas se registra hoy como candidato de PRD
  • Reforma fiscal no terminará en congeladora
  • PAN y SHCP levantan cortinas de humo: Castro
  • Propone PAN purgar a estados de deudas
  • Josefina alcanza a Creel; Ebrard tiene ventaja mínima sobre AMLO, revela encuesta GEA/ISA

 

TITULARES DEL DÍA
Financiero El rescate de Portugal costaría 75 mil mde
Economista Bajar déficit, eje de la iniciativa fiscal: Aspe
Reforma Destierra violencia a 120 mil
Universal Patrulla Fronteriza dejó pasar arsenal
Jornada Todas las áreas de la PGR, bajo indagación
Milenio Peña y Ebrard, a fuego cruzado por las alianzas
Excélsior Le quedó chica la sede al Senado
Sol de México Es más segura que nunca la frontera México-EU: napólitano
Crónica Pactan 700 medios decálogo sobre cobertura de violencia
La Razón Fin de juego: sólo quedan Eruviel y Del Mazo
Impacto Diario Se amordazan medios en tema de violencia

 

Peña y Ebrard cruzan ataques por las alianzas. Enrique Peña Nieto, gobernador del Estado de México, y Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno del DF, cruzaron ayer descalificaciones por las alianzas electorales. El gobernador mexiquense consideró que la consulta que se realizará el próximo domingo para definir una coalición entre PAN y PRD es “un montaje, una auténtica farsa” que no tiene base legítima. Por su parte, el mandatario capitalino consideró que el acuerdo entre PRI, PVEM y Nueva Alianza para ir coligados en el Estado de México, anunciado el miércoles pasado, “es una incongruencia absoluta” y desenmascara la posición del tricolor que es “ganar a toda costa”. El próximo 27 de marzo, PAN y PRD realizarán una consulta ciudadana a fin de establecer si van en alianza para contender por la gubernatura del Estado de México. En varias ocasiones líderes de ambos partidos han advertido sobre un eventual boicot del gobierno estatal contra ese ejercicio. Ayer, Peña Nieto aseguró que su administración no tiene consigna ni interés por participar en esa consulta. “He sido claro: el gobierno del estado no tienen ningún interés por participar en esa consulta… a la que hace tiempo señalé, con toda puntualidad, que no le íbamos a hacer el caldo gordo”, puntualizó. Sin embargo, señaló: “en mi condición de ciudadano con derechos políticos, me parece que esa consulta no es más que un montaje y una auténtica farsa, donde están pretendiendo convocar a una alianza que, en mi opinión, ellos ya decidieron hacerla y que quieren legitimar solamente a través de esta eventual consulta”. Insistió: “que quede muy claro para los servidores públicos del gobierno del estado: no se presten y no participen en una consulta que no me parece que deba tener ni siquiera orientación por parte del gobierno y que no tiene una base legítima realmente”. (Milenio)

Propiedad

Sergio Sarmiento. Sin propiedad. Una de las razones fundamentales de la pobreza de México es la debilidad de los derechos de propiedad México ocupa el lugar 77 de 129 países en el índice Internacional de Derechos de Propiedad (www.intemationalproperryrightsindex.org). En una escala de 10 puntos, México registra apenas 5.0, una ligera mejoría sobre el nivel de 4,9 de 2010, pero no lo suficiente Esta debilidad tiene un costo enorme para el país. El 20 por ciento de las naciones que más protegen los derechos de propiedad tiene un ingreso per cápita de 38,350 dólares anuales. En cambio, el 20 por ciento que menos lo hace registra apenas 4,785 dólares. Hay una fuerte relación de los derechos de propiedad no sólo con el Producto Interno Bruto per cápita sino también con los flujos de inversión extranjera directa y la tasa de crecimiento económico. Como lo ha señalado Hernando de Soto, el autor peruano en cuyo honor se estableció el proyecto que ha llevado a la creación de este índice, la falta de derechos de propiedad inhibe la obtención de créditos y la inversión. Suecia y Finlandia, contra lo que podría parecer por sus avanzados sistemas de beneficio social, son los países del mundo con mejor protección a los derechos de propiedad, con una calificación de 8.5. Singapur les sigue de cerca con 8.3. Suiza, Noruega, Nueva Zelanda y Luxemburgo registran 8.2. Del otro lado de la escala se encuentra Venezuela, que ocupa el último lugar con 3.4 puntos. Esto es producto de un debilitamiento deliberado en los derechos de propiedad impulsado por el presidente Hugo Chávez que ha provocado también un empobrecimiento notable de la población en los últimos años a pesar de la bonanza petrolera. Zimbabwe, otro país que ha sufrido un deterioro económico brutal bajo el mando del dictador Robert Mugabe, ocupa el penúltimo lugar con 3.5. Burundi y Bangladesh tienen un registro de 3.6, El problema de México en la preservación de los derechos de propiedad es de fondo y no circunstancial. La constantemente enmendada Constitución de 1917 establece en su artículo 27 que la propiedad en México “corresponde originariamente a la nación”. Para esta carta, la propiedad privada es una simple concesión del Estado. Este artículo traiciona el original concepto liberal de la Constitución de 1857, que en su artículo 27 no condicionaba el derecho de propiedad y simplemente garantizaba que “La propiedad de las personas no puede ser ocupada sin su consentimiento, sino por causa de utilidad pública y previa indemnización”. Si bien el índice no lo apunta, la enorme diferencia que existe en México entre la pobreza rural y la urbana parece también consecuencia de una mayor debilidad de los derechos de propiedad en el campo mexicana En las ciudades mexicanas los derechos de propiedad son razonablemente respetados. Hay por lo menos algunos registros de propiedad y las invasiones son raras. En el campo los derechos de propiedad son mucho más débiles, no sólo por la falta de registros y por las invasiones de tierras, sino también porque las mismas figuras de propiedad colectiva, como el ejido y las comunidades indígenas, constituyen en la práctica una negación de los derechos de propiedad. Mientras los políticos nacionales ofrecen discursos sobre los pobres, el índice Internacional de Derechos de Propiedad nos señala un camino concreto para realmente combatir la pobreza en México. Si fortalecemos los derechos de propiedad, podremos eliminar el mayor problema del país. (Reforma)

Presidente

Leo Zuckermann. Llegar a ser y ser Presidente. “Lo que se necesita para llegar a ser presidente es muy diferente de lo que se necesita para ser presidente”. Así resume el politólogo británico Richard Rose una de las debilidades estructurales de las democracias presidenciales. Efectivamente, en este tipo de regímenes es posible —y a menudo sucede— que un verdadero desconocido, un novato de la política, llegue al mayor cargo público que existe. No importa que se carezca de experiencia, que se tenga un vago proyecto de gobierno o que de plano no se entiendan los intríngulis gubernamentales. Basta con hacer una buena campaña: prometer lo que está en el ánimo de los electores. En la película El candidato (1972), el personaje caracterizado por Robert Redford sigue al pie de la letra todo lo que su consultor político le dice que hay que hacer para ganar. Al final, se levanta con la victoria. En la última y genial escena, el candidato, en lugar de estar alegre y celebrando, está pasmado. Angustiado, le pregunta al consultor: “Y ahora, ¿qué hacemos?” Traigo a colación este tema porque se acerca 2012 cuando los mexicanos tendremos que elegir a un nuevo presidente. Es posible que una vez más tengamos buenos candidatos en la boleta que quizá resulten presidentes deficientes. No sería la primera vez en México. Ya nos pasó con Vicente Fox: un gran candidato que dejó mucho que desear cuando se sentó en la silla presidencial. La noche del 2 de julio del 2000, Fox no parecía angustiado como el personaje de la película mencionada. Al revés, no cabía en sí mismo. Había logrado lo impensable: sacar al PRI de Los Pinos. ¿Quién lo podía parar? ¿Qué no podría hacer el que derrotó al más longevo partido político en el poder, a la “dictadura perfecta”? Fox se veía invencible. Muchos así lo creyeron. El que más fue el propio Presidente electo. En lugar de bajar las expectativas de lo que se podría hacer en un contexto de gobierno dividido, Fox siguió en campaña —que es lo que mejor sabe hacer— y continuó elevando las expectativas. Todo iba a ser posible. El primero de diciembre tomó posesión con una tasa de aprobación del 80%. Era la gloria. Sin embargo, pronto se impuso la realidad. Fox no tenía una idea clara de cómo ser presidente. En lugar de preguntar “¿qué hago?”, como el prudente candidato encarnado por Redford, mandó a hacer todo y al mismo tiempo. Sin estrategia, sin prioridades, con un absurdo esquema organizativo, el Presidente se fue entrampando. Lentamente el país cayó en la cuenta de que había elegido a un amateur como personaje central del sistema político. ¿Qué se necesita, entonces, para ser un buen presidente? La respuesta no es sencilla porque implica muchos atributos. Sin embargo, en el contexto actual de una democracia presidencial con gobierno dividido, hay uno que es fundamental: la capacidad de hacer política. ¿Cómo se hace eso? Siguiendo, por lo menos, tres preceptos: “hay que saber contar”, “hay que siempre ofrecer y cerrar acuerdos” y “hay que llevar registros”. Esto es lo que recomendaba un personaje que logró establecer una eficaz operación política: Lyndon B. Johnson. El que fue presidente de Estados Unidos entre 1963 y 1969 sabía de la importancia de los números en una democracia. ¿Cuántos votos se necesitan para pasar una ley? ¿Cuántos tenemos asegurados? ¿Cuántos nos faltan? ¿De dónde los podemos sacar? Johnson calculaba. Sabía que, para ganar, sólo se requiere el margen de un voto. El tejano salía a buscar cada uno de ellos. De ahí su segundo precepto: strike a deal. Pedía y ofrecía. Era un mercader de la política. Quid pro quo: yo te doy esto, a cambio de tu apoyo. Persuadía, manipulaba, presionaba y en algunos casos hasta amenazaba dentro del marco de la ley. Y, siempre, llevaba registros de sus maniobras. Keep a book. Anotaba quién había sido quién a la hora de las definiciones. Cuando llegaba el tiempo adecuado, premiaba o castigaba. Era generoso con los aliados e implacable con los adversarios. Eso, por lo menos, es lo que se necesita para ser presidente, no para llegar a ser presidente (Excélsior)

Domingo / Edomex

Joaquín López-Dóriga. Será el domingo. Este domingo se deciden muchas cosas en la política del Estado de México que tendrán impacto en el proceso presidencial del año que viene: se llevará a cabo la consulta sobre la alianza PAN-PRD, que ha dividido a este partido y a sus bases, y el PRI de Enrique Peña Nieto dará a conocer el nombre de su candidato para las elecciones a gobernador el próximo 3 de julio. En lo primero, la consulta, las encuestas parecen darle una ventaja al sí, lo que no significa que vaya hacerse en forma automática siendo su mayor problema, en caso de formalizarse, el candidato: el PAN duro no acepta a un perredista, el PRD duro no sólo rechaza esa coalición, sino que descalifica a cualquier candidato del PAN, y los protagonistas del PRI han dicho que no lo dejarán para ser postulados por esa coalición. En cuanto al candidato del PRI, hay que decir que la decisión es del gobernador Enrique Peña Nieto, quien el miércoles habló con dos de los más fuertes, los diputados Luis Videgaray, federal, y Ernesto Nemer, local y presidente del Congreso mexiquense. Sin duda Videgaray es el más cercano y de mayor confianza de Peña Nieto, pero a los dos les quedó claro que no iban arriba en los sondeos y les dejó el camino para un futuro mejor. Ayer, uno y otro, no sólo no presentaron su solicitud de licencia para estar en condiciones de registrarse el domingo, sino que lo hicieron explícito. Fuera los dos legisladores, quedan los dos alcaldes: Alfredo del Mazo Maza, de Huixquilucan, nieto e hijo de gobernador y primo, y Eruviel Avila, de Ecatepec, surgido de la cultura del esfuerzo. Son los dos finalistas entre los que Peña Nieto habrá de elegir a uno, decisión que ya debe haber tomado, guarda in pectore y hoy la conocería el elegido. Enfrente, Alejandro Encinas solicitó licencia a su cargo como diputado, dejando la coordinación de la bancada del PRD, y así declararse listo para ir de candidato de toda la izquierda: PRD-PT-Convergencia-Morena-AMLO, que es la condición que ha impuesto. No irá con una coalición PRD-PAN y tampoco con una de izquierda que excluya al PRD. Gran parte de toda esta incógnita se despejará el domingo.******Retales. 1. PASCUAL. Carlos Pascual sigue siendo embajador de Estados Unidos en México y jefe de esa misión diplomática hasta que se vaya, no antes, y no hay fecha; 2. RUINDAD. Es una bajeza que se maneja periodísticamente que una relación personal de Pascual hubiera motivado su salida. No cabe duda que a veces la política se mueve desde las alcantarillas; y 3. CFE. Como le adelanté, Alfredo Elías dejó la CFE a la que llegó hace 12 y el presidente Calderón le hizo un reconocimiento desusado en él: Ha sido uno de los servidores públicos más destacados de México, dijo y dio posesión a Antonio Vivanco. (Milenio)

Carlos Ramírez. Edomex: los límites del PRI. Switchers e indecisos, clave. A partir de la decisión del PRI de que Enrique Peña Nieto será el candidato presidencial gane o pierda la elección de gobernador del Estado de México, la votación mexiquense de julio próximo de todos modos aportará elementos importantes para 2012 y mostrará un cambio en el votante. Las razones de preocupación del gobernador Peña Nieto son suficientemente sólidas como para introducir incertidumbre: 1) El PRI mexiquense llegó a su techo electoral: de 1.1 millones (82.6 por ciento) de votos para gobernador en 1981 a 1.8 millones (47.6 por ciento) en 2005 (votación de Peña Nieto), con el pico de 1.9 millones (62.3 por ciento) en 1993 con Emilio Chuayffet. El PRI tiene seguro su voto duro, pero con tendencia a la baja con respecto al aumento de electores cada seis años. Es decir, el porcentaje de votos por el PRI ha estado determinado por el bajo volumen de votos de la oposición. 2) La oposición panista aumentó de 110 mil votos en 1981, a casi un millón en 2005. En 1999, la elección de Arturo Montiel, el PAN logró un millón 150 mil votos con la candidatura de José Luis Durán Reveles. En 2005 bajó por la mala candidatura de Rubén Mendoza Ayala y se mantuvo en un millón 140 mil votos. A pesar del saldo de Chuayffet en 1993, el candidato Luis Felipe Bravo Mena logró 557 mil votos. 3) La oposición perredista también ha ido en ascenso. En 1981 participó todavía como Partido Comunista Mexicano y alcanzó 43 mil votos, el 3.1 por ciento, contra los 1.1 millones de Alfredo del Mazo y su 82.4 por ciento. Pero en 1999 el PRD subió a 710 mil votos y a 918 mil en 2005 con Yeidckol Polevnsky como candidata. 4) La alianza PAN-PRD para el gobierno del Estado de México el próximo julio se basa en el hecho de que el PRI tiene un techo estancado menor a dos millones en elecciones de gobernador y la oposición casi un millón cada uno, en un escenario de 20 años pero con la duplicación del padrón. Es decir, los nuevos votantes se fueron a la oposición. La estrategia de la alianza PAN-PRD se basa en la movilidad del votante: los switchers o votantes que cambian, los indecisos que siempre encuentran alicientes en coaliciones y el voto útil que cada día es mayor. En 17 años el PRI no ha crecido en nuevos votos; al contrario, ha perdido ante el crecimiento de los votantes. La lista nominal electoral para las elecciones de julio de 2011 aumentó en un millón 443 mil 300 votos con respecto a la de 2005, factor que puede inclinar la balanza a favor de la oposición. 5) Las características de las candidaturas aliancistas exitosas en Oaxaca, Puebla, Sinaloa y Guerrero han sino muy precisas: ruptura en el PRI con precandidatos enojados, candidatura aliancista en un priista, deterioro de la imagen del gobernador saliente, gobernadores salientes envueltos en un escándalo de interés nacional, precampaña en el PRI marcada por las rupturas y estímulos de cambio político para el votante. 6) La candidatura priista mexiquense representará una ruptura en las características anteriores de continuidad de un grupo en el poder. El Grupo Atlacomulco ya no pondrá gobernador. 7) Los precandidatos priistas no responden a la doctrina de grupo sino a su dependencia de Peña Nieto. Alfredo del Mazo nació en Toluca y gobierna Huixquilucan, Eruviel Ávila viene de Xalostoc y gobierna Ecatepec, Ernesto Nemer es del Valle y Luis Videgaray nació en el DF y se avecindó en el Estado de México. Ninguno cumple con los requisitos del Grupo Atlacomulco. El requisito de parentesco -que tuvo Peña con Montiel- sólo lo cumple Alfredo del Mazo. 8) En la competencia existen sólo dos corrientes: la priista de Eruviel Ávila forjada en la militancia de partido y los formados alrededor del gobernador Peña Nieto. Es decir, las opciones de candidato de partido o de grupo en el poder. Eruviel recuperó el municipio de Ecatepec, el más grande, que estaba en manos del PRD, con 282 mil votos, el 50.10 por ciento del total. La candidata del PRD logró 140 mil votos, el 25 por ciento. 9) Una encuesta entre priistas de la empresa Prospecta Consulting contratada por el Grupo Editorial Transición e Indicador Político arrojó a mediados de febrero un cuádruple empate técnico, con variaciones entre cuatro aspirantes iguales al margen de error: Del Mazo en primer lugar, Nemer en segundo, Videgaray en tercero y Ávila en cuarto. Por tanto, la decisión del gobernador Peña Nieto estará más apretada de lo esperado, porque entonces el factor determinante no será una ventaja en la tendencia sino una decisión personal. 10) Otra encuesta de la misma empresa realizada a mediados de marzo concluyó que los mexiquenses no están convencidos de las alianzas y que, en la lógica de las candidaturas aliancistas en otros estados de la República, el voto del electorado se da en función del candidato y no del partido o partidos. Los candidatos aliancistas que ganaron se habían forjado una figura de ruptura con el gobierno saliente, a pesar de su participación en el pasado dentro del PRI. 11) En la encuesta se revela que están en contra de la alianza mexiquense PAN-PRD el 65.8 por ciento de ciudadanos en general, el 61.5 por ciento de panistas y el 56.9 por ciento de perredistas. Asimismo, el 69.9 por ciento contestó que vota por el candidato, el 25.5 por ciento por una alianza y el 5.6 por ciento no sabe aún por quién votar. Aquí queda el dato de que la presunta alianza PAN-PRD para el Estado de México debe escoger con cuidado al candidato. 12) La victoria del PRI en las pasadas elecciones de gobernador ha dependido de una votación real menor al 45 por ciento del electorado. Las victorias aliancistas han logrado participaciones electorales al 55 por ciento. En Oaxaca y Puebla, por ejemplo, el PRI subió votos en relación a la elección anterior, pero la alianza PAN-PRD logró sacar a nuevos votantes y éstos decidieron la elección. Sin nuevos votos, el PRI perderá, con todo y el jalón de Peña Nieto. (Financiero)

Raymundo Riva Palacio. La joya mexiquense. Este domingo es de definiciones políticas en el Estado de México. Se establecerán las bases de lo que será el cambio de gobierno en la entidad electoralmente más valiosa del país y determinará si Enrique Peña Nieto puede saltar de gobernador a candidato presidencial en 2012. El laboratorio político que siempre fueron las elecciones mexiquenses se ha convertido, por el perfil de sus protagonistas, en el trampolín de sueños futuros. El PRI registrará su candidato al gobierno y un bloque de aspirantes se habrá quedado en el camino, en una demostración de poder que revive el ritual de la disciplina ante el jefe real, Peña Nieto, que ha manejado con paciencia oriental y orfebrería política el proceso de su sucesión. Es de suponerse que el gobernador tiene controlado el proceso y que no sólo sacará un candidato de unidad, sino que los que no fueron ungidos permanezcan en del PRI y no, como en otras entidades, salten de trinchera para disputar el poder. ¿Está todo amarrado en Toluca? Paralelamente, el PAN y el PRD realizarán una consulta ciudadana para determinar si la gente aprueba una alianza contra el PRI en las elecciones de julio. La alianza ha sido motivo de una larga discusión entre los partidos y de división en la izquierda mexicana, que los ha llevado al punto de ruptura. Ese tipo de consultas, sin embargo, son ociosas. De acuerdo con experiencias en la última década, salen a votar principalmente aquellos que movilizan los partidos, que suelen apoyar el “Sí”. No son ejercicios democráticamente regulados, pero mediáticamente útiles sí. El PRI ha criticado las alianzas por considerarlas contra natura. La verdadera razón es que si PAN y PRD se unieran y los partidos movilizan a su voto duro, no sólo estarían empatados con el PRI, sino inclusive podrían inclinar la elección a su favor. El problema que han tenido PAN y PRD estriba en que sus posibles candidatos se fueron quedando en el camino. Primero el empresario Alejandro Martí les dijo que no estaba interesado; luego la diputada Josefina Vázquez Mota aclaró que su meta es 2012, no 2011; y después se frustraron las gestiones con las activistas María Elena Morera e Isabel Wallace, y el ex priista Manuel Cadena. La alianza está muerta si no hay candidato, pero adelantar el registro del PRI una semana antes de lo que hubiera deseado Peña Nieto, revive las esperanzas de que encuentren dentro del PRI al aspirante anhelado. Los dos procesos están totalmente vinculados. Nadie sabe qué realidad existirá el domingo por la noche en Toluca, pero hay un escenario que inquieta o anima a muchos: si Eruviel Ávila es eliminado de la candidatura, ¿no sería un gran candidato de la alianza? Ávila, presidente municipal de Ecatepec, es uno de los mejores políticos que tiene el PRI en el estado, pero carga con un lastre histórico: es del Valle de México. Desde Isidro Fabela no ha habido un gobernador mexiquense del Valle de México, y el único que llegó como resultado de una imposición del presidente Miguel de la Madrid, Mario Ramón Beteta, fue derrocado por los priistas del Grupo Atlacomulco —fundado por Fabela—, que ha dominado la política mexiquense casi siete décadas. El principal adversario de Ávila por la candidatura es el alcalde de Huixquilucan, Alfredo del Mazo, que pertenece a la camada de Atlacomulco. Si uno de ellos no es ungido, esa casa de poder político no lo abandonará. Ávila debe evaluar que si no resulta nominado en esta ocasión, que es donde más cerca ha estado, difícilmente volverá a estar en esa cima. Pero también debe tener en la mente los incentivos para no irse del PRI —¿y si Peña Nieto resulta Presidente?— y la posibilidad de una negociación que le garantice una carrera ascendente, aunque no sea la gubernatura en seis años. Ávila ha dicho que no se irá del PRI, resulte quien resulte candidato, pero lo mismo dijeron Mario López Valdés y Ángel Heladio Aguirre, y se fueron con la oposición para ganar gubernaturas. El Estado de México es más importante que Sinaloa y Guerrero, no sólo por peso electoral, sino porque una derrota de Peña Nieto en la elección de su sucesor le dificultaría enormemente la obtención de la candidatura presidencial. Si no hay victoria en 2011, admite, no hay futuro en 2012. La forma como se termine de arreglar el proceso será determinante en el futuro mexiquense y del mismo Peña Nieto. Ávila es la parte débil de su ecuación si no es el elegido, y quedaría incierto su paso a la oposición. Con Del Mazo, su pariente, no tiene problema, pero si Ávila queda como agente libre, será irrelevante si se aprueba o no la alianza, y cualquier partido que lo reclute tendrá una fuerza competitiva sin precedente en el estado. Pero una vez más los futuros en política son especulación, porque la política no tiene ecuaciones válidas al ser inestable el factor humano, aun cuando todos piensen que todo está negociado, todo amarrado y todo alejado de contratiempos y pesadillas. (La Razón)

Del Mazo / Elba

Ciro Gómez Leyva. ¿Y si ganan Del Mazo y el sí? Provoca un poco de rubor que las personas lo tomen a uno por adivinador. Soy periodista, les digo, cuento lo que pasó y está pasando, pero no consulto, todavía, a dioses o ídolos para que me adelanten lo que va a ocurrir. Insisten. ¿Qué va a pasar? ¿Quién crees que sea? ¿Lo irán a agarrar? ¿Cuándo se va a acabar? Sé que lo mismo les sucede a mis colegas. La gente les pregunta en espera de una respuesta propia de alguien a quien todos escuchan con respeto y veneración por su mucha sabiduría y doctrina. En fin. “¿Qué va a pasar el domingo en el Estado de México?” fue la pregunta de ayer. R1. El PRI anunciará en la mañana que su candidato a gobernador será Alfredo del Mazo (me inclino por esa opción) o Eruviel Ávila. Quien pierda, acompañará al ganador en un acto al mediodía. No habrá ni asomo de ruptura. R2. Se impondrá el sí en la consulta sobre la alianza PAN-PRD. Calculo que en una proporción de siete a tres. Pero no votarán más de 300 mil personas; es decir, ni 3 por ciento del padrón mexiquense. ¿Y entonces? Pues, nada. Veremos a Del Mazo por todos lados. ¿Qué más? No sé. Pese a que ayer la dura secretaria general del PRD, Dolores Padierna, dijo que revisarían el resultado de la consulta, la sigo viendo muy cuesta arriba, aun con el sí. ¿Pero habrá alianza? Creo que no. La ruta es muy complicada, no tienen candidato y les quedan dos semanas. ¿Y Alejandro Encinas? Es un gran candidato de la alianza PRD-PT-Convergencia. Sería un grave error sacrificarlo por una alianza que nada más no cuadra. ¿Encinas puede ganar sin el PAN? Difícil, pero con una buena campaña, claro que puede dar la batalla. ¿Y con el PAN? Ganaría. Tan, tan. (Milenio)

Francisco Martín Moreno. El PRI y los secuestradores. Hace unos días el PRI del Estado de México pactó con la más nociva de todas las secuestradoras existentes en el país, la que se ha apropiado, ante la inaudita inmovilidad de la nación, del futuro de México: la presunta maestra Elba Esther Gordillo. El partido Nueva Alianza, de la absoluta propiedad de dicha maestra, suscribió un acuerdo de adhesión de cara a las elecciones para nombrar un nuevo gobernador en el Estado de México el próximo 3 de julio. Debe aclararse que la educación en dicha entidad, como en el resto del país, es una catástrofe, dado que el 90.6% de los niños de secundaria se encuentra sepultado en un deplorable nivel de conocimientos en matemáticas, español y habilidad lectora, entre otras deficiencias educativas. Los niños leen mal y además no entienden, situación de ignorancia patética si se les compara con los conocimientos adquiridos por estudiantes que concurren a las escuelas de nuestros socios del TLC. ¿Seguiremos siendo empleados o socios? ¿Qué hizo el PRI del Estado de México? Trabar una alianza con la peor enemiga de la sociedad mexicana que ya ha propiciado más de una generación adicional de jóvenes mediocres condenados a vivir. ¿Acaso se puede ignorar que de dos millones y medio de niños que entraron en el pasado ciclo escolar a la primaria, más del 50% de ellos abandonará la escuela antes de concluir este periodo fundamental de su instrucción? Imposible omitir que de dichos dos millones y medio de estudiantes sólo 2%, 50 mil personas, recibirán un título profesional y, sin embargo, el PRI se alió con una de las grandes responsables del desastre social, económico, cultural de nuestro país. Es evidente que, como en el caso de Calderón, quien llegue a ser gobernador del Estado de México, llegará con un compromiso adquirido con ese siniestro personaje que a diario nos roba la esperanza sin que nadie proteste. Entiendo que en política las alianzas se traban para alcanzar el poder, pero condenar, de por vida, a niños y jóvenes del Estado de México, sentenciarlos en forma inapelable a la desolación y a la miseria, constituye para mí, exageración o no, la comisión de un inexcusable delito social. ¡Pobre Puebla, pobre, pobre, pobre..! Si no se ha podido evaluar a fondo la educación nacional por la feroz oposición del sindicato; si el gobierno se ha distinguido por ser un pésimo maestro, cuya mejor evidencia se encuentra en la existencia de 50 millones de mexicanos sepultados en la miseria; si en las escuelas públicas se incuba la mediocridad, lo cual se demuestra con salir a la calle en cualquier parte del país; si el semianalfabetismo priva en prácticamente toda la nación desde que los niños mexicanos escriben su nombre con faltas de ortografía y escasamente saben realizar operaciones matemáticas elementales; si el 88% de los alumnos que pretenden ingresar a la UNAM reprueban en un 90% el examen de admisión; si  60% de los mexicanos vive en la informalidad porque no puede tener acceso a un empleo digno y legal ante la insuficiencia de conocimientos, ¿por qué entonces el PRI y sus pandillas, esta vez capitaneadas por Humberto Moreira y sus homólogos del panal, Jorge Kahwagi y el Partido Verde Ecologista de Jorge Emilio González, se alían con un agente corrupto, perverso y voraz, en el entendido de que cada mexicano que abandona la escuela constituye una bomba de tiempo para la nación? Si ya partimos del supuesto de que el propio Presidente de la República está secuestrado por la presunta maestra Gordillo, ¿por qué entonces el futuro gobierno del Estado de México acepta el estrangulamiento intelectual de los niños? ¿Acaso el SNTE no va a imponer a su secretario de Educación en Toluca para garantizar el desastre social en el Estado? El sujeto que ocupe dicha Secretaría no invitará a los integrantes de su banda sobre la base de que ninguno de ellos, por supuesto, habrá leído un solo libro en su existencia. Llama la atención que la precandidata a la Presidencia de la República, Josefina Vázquez Mota, haya declarado el día de ayer la guerra al sindicato de petroleros, animada del deseo de ejecutar cambios a fondo como los hizo Salinas a principios de su gobierno. Josefina Vázquez Mota renunció en buena parte a la Secretaría de Educación por sus constantes diferencias con la señora Gordillo. Ha quedado claro que Josefina Vázquez Mota entiende la importancia de liberar al país de sus secuestradores y que se atreve a declararlo públicamente sin negar su filiación panista. Desconozco si Josefina Vázquez Mota tiene o no posibilidades de llegar a ser la abanderada de su partido para competir por la presidencia en 2012 ni si, de lograrlo, pueda acceder a Los Pinos acaparando la mayoría de los sufragios, lo que sí sé es que su discurso me llena de esperanza porque está dispuesta a acabar con estas sanguijuelas que se encuentran enredadas alrededor del cuello de la nación y que la asfixian succionando su energía, agotando cualquier posibilidad de evolución y de progreso de México. Bravo por Josefina. Vaya desde aquí mi más profundo desprecio por cualquiera que se llame aliado de la más nociva de las secuestradoras del futuro de México (Excélsior)

Violencia / Medios

Jorge Fernández. Violencia y medios: el amor y el espanto. ¿Por qué les molesta tanto a unos pocos medios en México el que unos 750 hayamos firmado un acuerdo para la cobertura informativa de la violencia?, ¿de dónde sacaron que será una limitación para la libertad de expresión?, ¿por qué les indigna, particularmente, que se diga que los responsables de la violencia son los grupos criminales? La respuesta la tendrá cada uno de ellos en su escritorio, pero lo indudable es que se trata de un discurso ideologizado con muy poco sustento en la realidad. El acuerdo sobre la cobertura de la violencia tiene muchos antecedentes, pero el principal es el firmado por los medios de comunicación colombianos para enfrentar una situación que era incluso mucho más grave que la nuestra. En aquellos años, durante los 80, en plena campaña terrorista de Pablo Escobar Gaviria y otros narcotraficantes colombianos, fueron asesinados periodistas, directores de medios y muchos de éstos llevados a la quiebra. La decisión de asumir una posición común partía del principio evidente de que los responsables de esa violencia, quienes la habían generado y eran, en ése y en muchos otros sentidos, los verdaderos enemigos de la libertad de expresión, eran los grupos criminales. Quienes se indignan por el acuerdo, quienes aseguran que los medios nos hacemos el harakiri con esta decisión, son los que consideran que los criminales no son los responsables de la violencia que vivimos, a pesar de que, de las 36 mil muertes producto de la lucha contra el narcotráfico, más de 33 mil han sido causadas directamente por enfrentamientos y ajustes de cuentas entre grupos criminales. Ellos son los que extorsionan, los que secuestran y roban, los que censuran, los que han matado a periodistas. Resulta ridículo que se le pida a los gobiernos algo así como “no más sangre”, pero al mismo tiempo no se adopte una posición transparente respecto a las verdaderas responsabilidades en este proceso. Se dice que si el gobierno no hubiera decidido combatir a la delincuencia, esto no hubiera ocurrido: por supuesto que no, hubiera ocurrido algo peor: tendríamos, en un grado mucho mayor que ahora, el control territorial del país en manos de estos grupos. El acuerdo no limita en nada la libertad de expresión. Uno de los mayores errores que hemos cometido ha sido tomar con superficialidad este tipo de información. Hasta el día de hoy hay medios que llenan sus páginas o sus pantallas de decapitados, asesinados, de las acciones más crueles que se pueden cometer. En algunas, muy contadas ocasiones, tienen una justificación informativa. En la enorme mayoría de los casos es simplemente amarillismo o una forma de transformar la información en un conducto más que eficiente para los criminales. ¿Quién pude decirnos cuál es la utilidad informativa de repetir textualmente los contenidos de las narcomantas o de los mensajes abandonados junto a un cadáver? ¿En cuántas ocasiones estos grupos han utilizado esos mecanismos para intimidar, mentir, destruir, en muchas ocasiones, a quienes en realidad sí los están combatiendo? No creo que haya una práctica informativa más nociva que la repetición acrítica de los narcomensajes: no hay una forma peor de intimidar a la sociedad, de asustarla, de darle a los hechos de violencia carta de ciudadanía. ¿En dónde está la censura en este acuerdo? ¿Qué plantean sus diez puntos? Tomar postura en contra de los grupos criminales; no convertirse en voceros involuntarios (y yo agregaría en ocasiones voluntarios) de la delincuencia organizada; dimensionar, o sea, poner en contexto, correctamente, la información; atribuir responsabilidades explícitamente, o sea, no dejar en el aire quién provocó un hecho o hablar simplemente de muertos o víctimas sin especificar por qué se dieron los mismos; no prejuzgar a culpables; cuidar a las víctimas y a los menores de edad; proteger a los periodistas; solidarizarse ante cualquier amenaza o acción contra reporteros y medios; no interferir en el combate a la delincuencia, entendido como la divulgación de información que ponga en riesgo la viabilidad de acciones o las vidas de quienes la combaten y de sus familiares. Se trata de principios éticos que deberían ser comunes a cualquiera que se dedica a esta labor que, en temas como la seguridad, ponen tanto en riesgo. Decía Jorge Luis Borges que no nos unía el amor, sino el espanto… una vez más, tenía razón. (Excélsior)

Otto Granados. Medios y violencia: prueba de fuego. Por segunda ocasión en menos de tres años, una amplia variedad de medios de comunicación, entre ellos La Razón, han acordado una serie de criterios y lineamientos para “la cobertura informativa de la violencia” en México. Ya en agosto de 2008, un buen número de ellos se comprometieron a que cada medio “defina y publique estándares de actuación profesional en su cobertura informativa” que, entre otras cosas, evitara la apología del delito o la difusión de información que ponga en riesgo tanto la seguridad de familiares de víctimas como de los propios reporteros. En el nuevo acuerdo, se establecen criterios para el tratamiento periodístico como la condena y el rechazo de la violencia motivada por la delincuencia organizada, no convertirse en voceros involuntarios de los criminales, no prejuzgar culpables, impedir que los delincuentes o presuntos delincuentes se conviertan en víctimas o héroes públicos, y asignar informativamente a cada quien —agencias estatales o delincuentes— “la responsabilidad que tenga sobre los hechos de violencia”. En suma, propósitos nada despreciables que, cumplidos profesionalmente, pueden ayudar a mejorar la comprensión y el clima psicológico en que se vive el fenómeno delictivo y la inseguridad en el país. Pero destaca, sin embargo, como una asignatura pendiente, la necesidad de precisar las razones por las cuales, por lo visto, no funcionó el acuerdo de 2008. Da la sensación de que la disposición de los medios mexicanos a actuar de manera coordinada en una coyuntura tan compleja como la actual es casi nula. El hecho mismo de repetir el intento o la elusión de algunos de ellos a asumir compromisos, es revelador de un sectarismo peligroso que no puede ser justificable bajo la consigna de que podría haber límites a la libertad. No hay tal: Colombia dio un buen ejemplo en 1999, cuando bajo el principio de “preferimos perder una noticia antes que una vida”, los directivos de tres docenas de medios de comunicación establecieron un “Acuerdo por la discreción” para elevar la calidad y propiciar la responsabilidad en la cobertura periodística de hechos violentos. El segundo aspecto es que este nuevo paso brinda a los medios la oportunidad de demostrar su grado de madurez. Es decir, probar que es perfectamente compatible el ejercicio milimétrico de la libertad de expresión con un tratamiento rigurosamente profesional y responsable de la información relacionada con una materia tan viscosa como la inseguridad y la violencia. Y el tercer reto es definir quién y cómo monitorear el cumplimiento de los objetivos. Por un lado esto requiere establecer por qué falló el acuerdo previo y por qué razones se han negado a participar algunos medios (¿miedo, complicidad, sospecha, desconfianza?) y, por otro, establecer las formas de medir si el nuevo tiene en verdad sentido, viabilidad, y, sobre todo, eficacia en términos de mejorar la situación que lo origina. Los medios tienen ahora una buena oportunidad de exhibir su catadura moral, ética y profesional ante un problema grave. Grave incluso para ellos, por cierto. (La Razón)

Ana María Salazar. Pactos contra el crimen. Hoy día el éxito o el fracaso de cualquier estrategia para enfrentar el crimen organizado y reducir la violencia en México forzosamente debe tener la participación activa y responsable de los medios de comunicación, y de todos los ciudadanos. El papel de los medios parece un debate huérfano en esta guerra en contra del crimen. Por esta razón es tan importante el Acuerdo para la Cobertura Informativa de la Violencia, firmado por 715 medios de comunicación nacional y organizaciones sociales. Este acuerdo nacional busca por una parte establecer criterios editoriales para cubrir la violencia en el país, asegurando que los medios no seamos instrumentos involuntarios de la “propaganda del crimen organizado”, pero también bus cando proteger la integridad de los periodistas y los medios de comunicación que están en situaciones de riesgo. ¿Por qué es tan difícil definir el papel de los medios en el contexto actual del país? Porque hay diferentes percepciones de lo que debe de ser la función informativa, sobre todo por la coyuntura en materia de inseguridad que estamos viviendo. En una entrevista que me dio el entonces candidato a la presidencia en Colombia y ex ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, miembro de una importante familia de periodistas, víctimas del crimen organizado, me comentó hace dos años que “sin perder su independencia, el medio debe de ayudar al Estado en una lucha que es por la democracia, para que la población sea consciente de la necesidad de su apoyo, para que esta lucha tenga un resultado favorable. Lo importante es que los medios lleven a cabo una función pedagógica, que faciliten el entendimiento de la problemática que estamos viviendo, para que la población ayude al Estado”. En esa ocasión también entrevisté al ex ministro de seguridad pública de Israel, Sholomo Ben Ami, quien me comentó sobre la importancia de que el gobierno use los medios para comunicarse con la población, ya que “si no es capaz de transmitir el mensaje, pues no tendrá la legitimidad que requieren para esta lucha”. Lo que Santos y Ben Ami proponen es que los medios de comunicación deben tener la responsabilidad de educar a la población sobre estas amenazas, para que esto se traduzca en apoyo al gobierno y coadyuve a la obtención de resultados positivos. Pero hay otros puntos de vista. En otra entrevista, con un reconocido corresponsal de guerra estadounidense, Bill Gentile, él señaló que “el deber de los medios de comunicación es realmente el de informar, no solamente en México para los mexicanos, sino también a la comunidad internacional de lo que está pasando aquí; nuestro deber es decir la verdad y a veces la verdad es una cosa no muy bonita pero éste es nuestro primer deber”. O sea, que la función de los periodistas y comunicadores es bastante sencilla, es la de informar sin adjetivos, componendas o filtros. Pero también es cierto que debido a la inseguridad y las amenazas en muchas partes, simple y llanamente no se está informando de la realidad del país. Cuando uno revisa algunos periódicos digitales de los estados con los más altos índices de violencia, estos portales parecerían pertenecer a un periódico europeo, donde la violencia es mínima y las organizaciones criminales son inexistentes, o su influencia y poder está acotada. Los medios juegan un papel fundamental en definir la imagen de México dentro y fuera del país. Por esto es comprensible, mas no justificable, que el gobierno federal acuse a los medios de exagerar el problema, y por ende asustar a los turistas y a los inversionistas. Por cuidar la imagen de nuestro país, no podemos tampoco caer en la negligencia de no informar. Los críticos de este acuerdo aseguran que el objetivo es amordazar a los periodistas para que no critiquen al gobierno federal, pero más allá de las decisiones editoriales, nadie debe criticar o cuestionar la necesidad de proteger a los periodistas y a los medios amenazados por tratar de cumplir con sus funciones de informar. Y en este punto en particular, cuando uno analiza experiencias de otros países, la unión sí hace la fuerza. Ante la amenaza que representan estos grupos de crimen organizado no sólo para los periodistas, sino para la democracia mexicana, no queda otra alternativa que unir esfuerzos. Analista política Los medios ayudan a definir la imagen de México dentro y fuera del país. Por esto es comprensible, mas no justificable, que el gobierno federal los acuse de exagerar el problema y asustar a los turistas e inversionistas (Universal)

Anuncios

Acerca de Imagen Política

Somos un grupo de profesionales de la comunicación, que hemos conjuntado nuestra capacidad y experiencia en las áreas del periodismo escrito, radiofónico y de análisis político, que nos permite ser la firma más exitosa de: consultores políticos, de comunicación, estrategias de mercadotecnia y cabildeo.
Esta entrada fue publicada en Síntesis Política y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s