Síntesis Política de Imagen Política

Finanzas, Negocios /Energía

  • Recibirá FIRA línea de crédito por 15 mdd
  • Transparencia y claridad, cruciales para Sofom
  • Telcel denuncia a televisoras ante la CFC
  • Aviacsa, lista para reiniciar operaciones
  • Pemex extrajo shale gas en Coahuila
  • Gruma obtiene crédito por 225 mdd a 5 años
  • Cofetel debió declarar desierta licitación 21: Del Villar
  • Programa de crédito para Pymes de la construcción
  • Aumentan 3% anual ventas al menudeo durante enero

Seguridad /Justicia / Salud

  • Existen evidencias de fraude en la Cooperativa Cruz Azul
  • Cae consuegro del Chapo
  • Todos estamos frustrados por la narcolucha: senadores
  • Citan a funcionarios por Rápido y furioso
  • Castiga Judicatura a 108 jueces y mandos judiciales
  • Senado eleva trata de personas a delito grave

 

 

Gobierno / Partidos / Congreso /  Estados 

  • Pascual “no está muy alejado de la verdad”: Fox
  • Bajos estándares en la política social: Portal
  • 375.7 mil mdp “libres” para estados y municipios
  • IP fronteriza, preocupada por la baja en el IVA
  • Riesgo de que PRI meta mano en consulta: Bravo
  • Ernesto Cordero y Félix Guerra se echan a correr
  • PRI, PVEM y Panal en alianza en el Edomex
  • Peña niega reunión con aspirantes

 

TITULARES DEL DÍA
Financiero Portugal, al borde de una severa crisis
Economista Amplían exención del ISR a jubilados
Reforma Amarra el PRI red de Gordillo
Universal Atacar el tráfico de armas, pide FCH a EU
Jornada Investiga la PGR cadena interna de corrupción / La Jornada
Milenio Pactan 715 medios la cobertura de violencia
Excélsior La piratería deja más que turismo y petróleo juntos
Sol de México México en estrés hídrico: Calderón
Crónica Que Obama no sabía de “Rápido y Furioso”
La Razón Mercenarios de Chad, Ghana y Mali Khadafi
Impacto Diario Pascual no está lejos de la verdad

 

o    Pactan 715 medios la cobertura de violencia. Con la responsabilidad de actuar con profesionalismo ante la ola de violencia sin precedente que se vive en México, 715 medios de comunicación firmarán hoy el Acuerdo para la Cobertura Informativa de la Violencia. Este compromiso, que fue saludado ayer por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Derechos Humanos, es parte de la responsabilidad de estos medios para “actuar con profesionalismo” y apegarse fielmente a los hechos. “Uno de los retos centrales que tenemos los medios en este tipo de coberturas es cómo consignar hechos con valor periodístico y a la vez limitar los efectos estrictamente propagandísticos de los mismos”, para impedir que los presuntos delincuentes se conviertan en “víctimas o héroes públicos”, se señala en el documento. Además de los más de 700 medios de comunicación, participan organismos empresariales, universidades, organizaciones de la sociedad civil, deportistas, actores y serán testigos: la directora del Politécnico, Yoloxóchitl Bustamante; el rector de la UNAM, José Narro Robles; el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Raúl Plascencia; el presidente del Consejo Rector de Transparencia Mexicana, Federico Reyes Heroles, y el director general de Cinépolis, Alejandro Ramírez Magaña. Todos manifiestan que son conscientes de que el combate frontal a la delincuencia es una “obligación constitucional y legal que no puede ni debe estar sujeta a compromisos o negociaciones”, por lo que manifiestan su esperanza de que los actores políticos la reconozcan como tal y asuman su compromiso de no claudicar en su cumplimiento. Además, expresan “su determinación” sólo en el contexto para realizar acciones que contribuyan al Estado de derecho, porque sólo en ese contexto “es posible la vida democrática y el goce pleno de libertades fundamentales que consagra la Constitución”.. (Milenio)

Izquierda

Jorge G. Castañeda. La izquierda: miedo a la sustancia. Todo pareciera indicar que la izquierda mexicana ha optado nuevamente por un seppuku colectivo, ahora que está de moda lo japonés. Por un lado, el PRD celebró su congreso donde volvió a esconder las profundas divergencias tácticas, estratégicas y teóricas que dividen a sus incontables corrientes; por el otro, el re-candidato López Obrador re-presentó su repetido proyecto de nación. Muchos observadores lejanos, pero al final del día amistosos, hemos subrayado desde hace años que mientras la izquierda y su partido natural, el PRD, no afronten las grandes disyuntivas de sustancia que han fracturado a las izquierdas latinoamericanas y europeas desde hace décadas, le resultará imposible ganar la Presidencia: sea porque no saque los votos (1994, 2000, 2006), sea porque la “mafia” o los “poderes fácticos” o los “usurpadores” le jueguen rudo porque les aterra su llegada (1988, 2006). Hemos dicho también que esos temas de sustancia son: optar entre reforma y revolución; la actitud hacia la economía de mercado; la postura frente a la democracia representativa única como vía para acceder poder; aceptar y abrazar la globalización; y ser defensores de los derechos humanos urbi et orbi, hic et nunc. Hoy quisiera ilustrar este reto de la izquierda mexicana con tres ejemplos. Libia. Ni en el consejo nacional del PRD ni en el discurso de López Obrador aparece la más mínima atención a la intervención; sea por necesaria, humanitaria, multilateral y conforme al derecho internacional; o sea por inaceptable, dictada por el imperio, y violatoria del derecho de no intervención. El PRD y AMLO no están ni a favor ni en contra de la intervención en Libia, sino todo lo contrario. De acuerdo: no es algo de inmensa pertinencia para el pueblo mexicano, pero cualquier encuestador les puede asegurar a Zambrano, a Padierna y a los asesores de AMLO, que la sociedad mexicana está más enterada de lo que sucede en Libia, que de lo que pasa en Nayarit. La guerra del narco. Salvo por repetir un lugar común -que debe retirarse el Ejército y la Marina gradualmente-; y por recurrir a una expresión de dudoso significado -“la estúpida guerra de Calderón”- no hay nada, ni en las resolutivas del congreso del PRD, ni en el discurso de AMLO que defina alguna posición clara sobre el tema, éste sí, decisivo de la sociedad mexicana. Se puede estar a favor de la guerra fallida (escribimos un libro entero sobre este adjetivo) de Calderón como lo está el PAN, parte del PRI y todavía la mayor parte de la comentocracia, o en contra como el que escribe, como una gran cantidad de ONG nacionales e internacionales y una minoría creciente y elocuente de los comentócratas. Pero difícilmente se entiende cómo se puede no opinar ni en un sentido ni en otro. Si la naturaleza, según Aristóteles, le tiene horror al vacío: ellos le tienen horror a la sustancia. Por último, la incapacidad definitoria del PRD: la defenestración de Carlos Pascual. No voy a entrar aquí ni a los chismes ni a los costos, ni a la indignidad de un gran país dando pequeñas peleas. Pero resulta incomprensible que el PRD y AMLO no tengan nada que decir. El único que ha opinado, Carlos Navarrete, transformó en esta ocasión su inteligencia en una aberración: pedirle al embajador de otro país que en cables secretos a sus superiores no comparta sus puntos de vista, aunque sean críticos o incluso falsos. Qué hubiera querido Navarrete, si en el 2006, Tony Garza hubiera obtenido pruebas irrefutables (que en mi opinión no existen) del fraude contra AMLO ¿debió comunicarlo por cable a Washington o callarse para no herir “sensibilidades” mexicanas? Todos los embajadores del mundo en todas las cancillerías del mundo tienen la obligación de informar a sus superiores de hechos, opiniones y hasta chismes. Por eso son confidenciales. Calderón en el fondo le reclama a Pascual lo que pensó. ¿Navarrete está de acuerdo con lo que pensó Pascual?. (Reforma)

PRD / Social

Joaquín López-Dóriga. ¿Quién ganó el domingo? El PRD logró el domingo, con sus problemas y raspones, lo que no había podido en otros procesos: la sucesión pacífica de su dirigencia nacional. Ahora, que el resultado no satisfizo a todos, eso es natural y en ese partido, inevitable. En las vísperas se anunciaba el choque entre las dos corrientes que predominan en el perredismo: Nueva Izquierda, de Jesús Ortega, y el lopezobradorismo en todas sus manifestaciones grupales. Así llegaron al consejo el sábado y así se fueron a dormir, sin resultados. El domingo, cerca de la medianoche, lograron conciliar que Jesús Zambrano, de Nueva Izquierda, fuera el presidente y Dolores Padierna, de AMLO, la secretaria general, de acuerdo con sus normas internas. Desde que se registró para el proceso la esposa de René Bejarano, que reingresó al PRD, estaba claro que sería presidenta o secretaria general, lo que era un triunfo para López Obrador aunque, claro, trabajaron para hacerse del primer lugar mirando hacia el segundo que no está nada mal para ellos, no sé si para Ortega, quien vio cómo el partido se convertía en un monstruo de dos cabezas enemigas entre sí, y tampoco sé si ese precio valía la pena, aunque todo indica que para ello, sí. El PRD bien vale una alianza. En estas condiciones, el primer mensaje de este matrimonio de inconveniencia fue que la rivalidad es primero, y Padierna escaló el discurso de la descalificación de traidor, a alta traición refiriéndose a las alianzas con el PAN. En estas condiciones llegará el PRD el domingo a la consulta sobre la alianza mexiquense con el PAN: con un presidente de partido que la apoya y una secretaria general que la rechaza. Por eso será muy interesante ver el resultado de dicha consulta, del que se puede derivar un rompimiento de algo que nunca estuvo unido: el PRD, su dirigencia y tribus. *****Retales. 1. CAMPAÑA. El jueves pasado hubo una cena en el Club de Industriales a la que asistieron unos 40 destacados panistas, entre ellos varios consejeros y el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, encuentro del que salieron compromisos sobre el tema del encuentro: su candidatura presidencial; 2. CAMBIO. Hoy, después de 12 años y tres presidentes, Alfredo Elías deja la dirección general de la CFE, cargo al que llegó en tiempos de Zedillo, fue ratificado por Fox y luego por Calderón. Por razones estrictamente de salud dejará esa dirección a Antonio Vivanco, pero no se alejará; y 3. ENSAYO. El anuncio de ayer sobre la alianza PRI-Verde-Panal para las elecciones de julio en el Estado de México, adelanta que en la presidencial de 2012 el PRI irá con esa misma alineación, lo que significa el regreso, vía Humberto Moreira, de Elba Esther Gordillo a la formación priista, pero desde su partido y su sindicato. (Milenio)

Leo Zuckermann. El proyecto social de AMLO. López Obrador presentó su programa de gobierno rumbo a 2012. Se trata de “50 acciones indispensables para la regeneración nacional”. En lo social, AMLO promete “establecer el Estado de bienestar”pero no queda claro cómo lo financiaría. Y resulta muy preocupante su propuesta de formar mujeres y hombres de acuerdo con valores que él considera los correctos. Son muchas las cosas que promete AMLO en su política social: “Pensión universal para todos los adultos mayores de 68 años del país y para las personas con discapacidad”. Programas para “combatir el hambre”. “Atención médica y medicamentos gratuitos a toda la población”. “Una auténtica revolución educativa orientada a mejorar la calidad de la enseñanza y a procurar que nadie se quede sin la oportunidad de estudiar, por falta de espacios, de maestros o de recursos económicos. Esto último lo enfrentaremos con un amplio programa de becas, desayunos y con la entrega gratuita de útiles y uniformes escolares. Los estudiantes de nivel medio superior o bachillerato contarán con una beca mensual equivalente a medio salario mínimo. Todos los jóvenes podrán ingresar a escuelas preparatorias y a universidades públicas. Habrá 100% de inscripción”. “Promoveremos la práctica del deporte, tanto en su vertiente de esparcimiento y salud, como en la de alto rendimiento. Se construirán unidades deportivas”.“Apoyaremos a músicos, pintores, artesanos, escultores, cineastas y a quienes se dediquen a la promoción artística y cultural”. Suena bien. El problema es que cuesta mucho dinero y el Estado no lo tiene. El programa de AMLO contempla una mayor recaudación con medidas tan generales como terminar con “los privilegios de las 400 grandes corporaciones”, “impuestos por las operaciones que se realizan en la Bolsa” o “por extracción de las empresas mineras”. Por el lado del gasto, AMLO propone ahorros reduciendo los suelos de la alta burocracia a la mitad y cancelando “bonos, viáticos, pensiones de ex presidentes, servicios médicos privados, cajas de ahorro especiales, el uso de aviones, helicópteros y otras canonjías”. Intuyo que, con estas medidas, no le alcanzaría a AMLO. Los verdaderos estados de bienestar cuestan muchísimo dinero. Los países europeos, que son los más avanzados en este modelo, cobran impuestos altísimos para financiar sus programas sociales. Aquí, en México, AMLO promete mucho, pero no dice que esto implicaría cobrar más impuestos: una mayor tasa del IVA y generalizada, por ejemplo. No es gratuito: AMLO está en campaña y resulta impopular hablar de subir impuestos cuando se pretende ganar una elección. Uno de los aspectos más preocupantes de la propuesta de AMLO es su visión sobre la crisis de valores que, según él, hay en México: “A partir de la reserva moral y cultural que todavía existe en las familias y en las comunidades del México profundo, y apoyados en la inmensa bondad que hay en nuestro pueblo, vamos a emprender la tarea de exaltar y promover valores en lo individual y lo colectivo. El propósito es contribuir a la formación de mujeres y hombres buenos y felices, bajo la premisa de que ser bueno es el único modo de ser dichoso. Insistiremos en que la felicidad no se logra acumulando riquezas, títulos o fama, sino estando bien con nuestra conciencia, con nosotros mismos y con el prójimo. Sólo así podremos hacer frente a la mancha negra de individualismo, codicia y odio que se viene extendiendo cada vez más, y que nos ha llevado a la degradación progresiva como sociedad y como nación”. Este tipo de pronunciamientos tienen un tufo de “revolución cultural” maoísta. Recuerdan el viejo sueño de la izquierda revolucionaria de construir un “hombre nuevo”comunista. Los ejercicios izquierdistas de “promover valores” desde el Estado siempre han terminado mal. Y es que los gobiernos están para solucionar problemas sociales no para formar hombres buenos, felices y dichosos. AMLO tiene el derecho de pensar que los valores correctos son los que vienen del México profundo, que quién sabe dónde queda. O que el individualismo es una desgracia social. Pero que no trate de inculcarnos sus valores personales si es que llega a ser Presidente. (Excélsior)

Verdades / Miénteme

Óscar Mario Beteta. Verdades a medias, mentiras completas. El Proyecto Alternativo de Nación de su campaña presidencial, mal disimulada, que recién presentó AMLO, lo es por amplio, incluyente, participativo y democrático; tiene un diagnóstico y prescribe soluciones. Empero, en el intento de reconciliación con el factor que le habría impedido ser Presidente, está su contradicción y vulnerabilidad. De los ángulos para analizar, este es fundamental, considerando que es su blanco de ataque, en el que fundó sus expectativas de triunfo. En un discurso futurista, AMLO se camufló; su ideal político, de llegar a Los Pinos, ya no se sería “primero los pobres”; “se dará preferencia a los pobres y a los desposeídos”. Puesto que su propuesta depende en gran medida del margen de maniobra que le dé quien puede hacerlo; es decir, la oligarquía a la que en el fondo detesta y bien le corresponde, le envía un mensaje: “Si Carlos Slim, `como cualquier otro ciudadano´, quiere tener un canal de televisión, no tendrá problemas (…) si Emilio Azcárraga, Ricardo Salinas Pliego, o `cualquier otro empresario´ desea participar en telefonía, podría hacerlo, porque no debe haber, bajo ninguna consideración, monopolios”. Ya entendió que sin el capital no se llega a ningún lado y hoy ofrece rectificar; pero, ¿le pueden creer quienes lo detentan cuando se propone “abrir la competencia en telefonía, internet, televisión, cemento, banca, tortilla, pan, refrescos…”? A unos ofrece darles, a otros quitarles. En este caso, “…abolir los privilegios de las 400 grandes corporaciones del país (…), tendrán que pagar impuestos por extracción las empresas mineras (…), y se revisarán los contratos (…) para privatizar minas de oro, plata, cobre, petróleo y electricidad”, es toda una embestida a una parte del poder con el que quiere congratularse. Pero no debe olvidar sus palabras: “…cuando está de por medio mantener la política de élite (…) siempre se ponen de acuerdo”. Así, ¿olvidará lo que piensa AMLO de que “…si bien es cierto que esa minoría rapaz ha llegado a acumular mucha riqueza mal habida y son los dueños de los medios de comunicación más influyentes del país, se trata de gigantes con pies de barro”, como para apoyarlo? ******Sotto voce. Al parecer seguirá la tradición en el proceso de la sucesión en el Estado de México… A más de 100 días de gobernar Veracruz, Javier Duarte deja sentir su estilo impulsando un desarrollo equitativo con transparencia en el manejo de las finanzas. Con el apoyo del gobierno federal y una inversión sin precedente, se apresta a abatir el rezago hidráulico. (Milenio)

Purificación Carpinteyro. Miénteme, por favor. Que en general se crea que el pleito entre televisoras, telefónicas, empresas de televisión por cable y asociaciones se debe a que las tarifas de publicidad de las televisoras son muy caras o a que las tarifas de interconexión de las telefónicas son elevadas, es entendible; así lo han explicado a través de campañas de publicidad en televisión, prensa e internet. Pero que representantes en el Congreso, autoridades del Ejecutivo, agencias reguladoras del sector, analistas y expertos hagan como que se lo creen, cuesta trabajo digerirlo. El circo mediático ha despertado el morbo, y muchos gozan de asistir al pleito del hombre más rico contra los dueños de la televisión. Pero con ello se ha conseguido desviar la atención del problema estructural del sector de telecomunicaciones, ocultando tras una cortina de humo la decisión del gobierno y del Congreso de no hacer nada para resolverlo. Entretanto, el debate entre analistas, expertos, operadores y autoridades se pierde en el detalle: atacar el costo de la interconexión como si fuera el corazón del problema, o argumentar en contra de las prácticas de colusión entre las televisoras, equivale a la decisión médica de resolver el dolor de brazo en un paciente de infarto. Desde hace dos décadas, el Estado dejó en manos de particulares la decisión del cuándo, cómo y hasta dónde adoptar las nuevas tecnologías que se fueran desarrollando, dando lugar a que las inversiones necesarias para el desarrollo equilibrado de la infraestructura de comunicaciones en el país se realice en función de la evaluación de rentabilidad de las empresas. A partir de la Presidencia de Carlos Salinas de Gortari, se legitimó el derecho de unos pocos grupos privados, no más de tres, de acaparar y monopolizar el mercado tradicional de las telecomunicaciones por un lado y el de la televisión por otro. Los gobiernos posteriores no hicieron más que fortalecer las barreras que impidieron que nuevos participantes entraran a competir en los feudos legitimados por concesiones. En el primer caso, el de las telecomunicaciones, operadores extranjeros fueron atraídos por el discurso del gobierno de Ernesto Zedillo, que prometió un campo nivelado para la sana competencia. Con la expectativa de legalidad, ingenuamente realizaron cuantiosas inversiones, en asociación con empresarios mexicanos, que nunca consiguieron rentabilizar y que poco después abandonaron descontándolas como pérdidas debido fundamentalmente a las prácticas anticompetitivas de Telmex, muchas incluso legitimadas por el gobierno de entonces. Tal fue el caso de AT&T en Alestra y de MCI en Avantel, por poner dos de los ejemplos sobresalientes de aquella época. En el segundo, el de la televisión, no sólo no se contempló la posibilidad de abrir el mercado a la participación de nuevos competidores, sino que durante la Presidencia de Vicente Fox se reforzó el duopolio mediante la entrega de nuevas concesiones de canales adicionales a los grupos preexistentes -Televisa y TV Azteca-, con las que al ocupar más espacio reducían la posibilidad de nuevos participantes. Sin embargo, desde hace más de una década, los avances tecnológicos en materia de telecomunicaciones comenzaron a resquebrajar las fronteras entre los mercados de telefonía tradicional y televisión, en donde hoy la separación tendría que ser historia. Pese a ello, y como en toda guerra de ocupación, los señores feudales soberanos de sus mercados están listos para defender su territorio valiéndose de todos los métodos a su alcance: desde el retraso en la adopción de tecnologías de vanguardia -como la televisión digital, que permitiría la transmisión de nuevos canales de televisión operados por grupos competidores y la falta de inversión en la modernización de la red estructural de transmisión de datos o “súper carretera de la información”-, hasta la creación de obstáculos insalvables en la operación de redes de telecomunicaciones para obstruir la conectividad física en términos y condiciones de oportunidad. Pero es falso que esta guerra entre particulares sea ajena a las responsabilidades del gobierno. En esta disputa el gobierno federal tiene facultades para poner orden aunque la medicina que tenga que aplicar sea amarga y su costo elevado. Abstenerse de actuar equivale a renunciar al papel del Estado como rector de la economía, aunque pretendan hacernos creer que es un mero pleito entre particulares y que todo se resuelve bajando las tarifas de interconexión. (Reforma)

25 años

Jorge Fernández. Sólo 25 años de esquizofrenia y relación. La nueva dirigencia del PRD aún no rinde protesta formalmente y ya las contradicciones, el intento por explicar lo inexplicable, comienzan a pasarles facturas. Son muchas las contradicciones, pero comencemos por la más obvia: el  domingo, antes de la elección, Jesús Zambrano le pidió a Marcelo Ebrard que apoyara la propuesta de crear una fórmula con él de presidente y Armando Ríos Piter que evitara que Dolores Padierna fuera secretaria general: dijo Jesús a los medios, e incluso Milenio le dio la primera plana, que sería “esquizofrénico un PRD con esa dirigencia”. En las últimas horas, Zambrano dijo que la votación de la fórmula con Padierna es una muestra de unidad partidaria, lo que no parece compartir ella, pues ha dicho que existen dos PRD, el de la burocracia y el de la base, y que ella representa al segundo y Zambrano al primero. A Jesús le preguntaron qué pasó con Bejarano, por qué había regresado a los primeros planos del PRD, no sólo por conducto de Padierna, sino a través de un amplio protagonismo personal. La respuesta del nuevo presidente del partido, que fue uno de los más duros críticos de Bejarano, incluso antes de los videoescándalos, fue que el esposo de Padierna había cumplido con todos los requisitos y no se le podía negar su afiliación, lo cual es ridículo: ¿desde cuándo un partido político no puede decidir a quién deja ingresar y a quién no en sus filas? Pongámonos en los absurdos: ¿si Carlos Salinas de Gortari cumpliera con los requisitos establecidos podría afiliarse al PRD?, ¿cuáles son esos requisitos? Casi ninguno: compartir las ideas de la izquierda, lo que eso quiera decir, así como tener más de 15 años y la nacionalidad mexicana. Pero Jesús fue más allá cuando se le preguntó sobre qué le pediría a Bejarano ahora que regresó (¿cuándo se había ido?) al PRD. Zambrano dijo que le pedirá “que ahora se porte bien”. Lo que vimos en los videoescándalos no fue una travesura infantil: fue parte de un esquema de corrupción continuo, prolongado y en donde se movió una enorme cantidad de dinero, no sólo con Ahumada, sino con muchos otros empresarios. Pero fue, también, un esquema de lavado de dinero. Hasta el día de hoy ni Bejarano ni Padierna han explicado qué hicieron con ese dinero: todo indica que fue a la operación política, pero incluso así ello sería un delito. Nadie en el PRD ha pedido explicaciones, nadie quiere saber las respuestas porque todos saben cuáles son: a Bejarano se le pedirá, simplemente, “que ahora se porte bien”. Pero, ¿de dónde provienen los enormes recursos que tiene esa corriente en el perredismo? De los grupos clientelares, de los vendedores ambulantes que maneja la familia Bejarano-Padierna, sobre todo en el Centro Histórico (que entre otras cosas se han adueñado y comercializado las plazas públicas que les fueron entregadas para salir de las calles, lo que por supuesto no han hecho) y particularmente de la construcción de vivienda social con apoyo del gobierno federal y del local. La organización Nueva Tenochtitlan, que ahora tiene innumerables ramificaciones, ha sido beneficiada desde los sismos de 1985 con enormes recursos para la construcción de viviendas de interés social. Esos recursos se entregan a la organización, o sea, a Bejarano y a Padierna, que construyen y revenden con beneficio para la organización, pero además con el compromiso de los compradores de participar en actos y movilizaciones y pagar su cuota de afiliación. Como esas viviendas se construyen en unidades habitacionales, existen militantes que actúan como una suerte de comisarios políticos que se encargan de que todos los condóminos cumplan con los compromisos adquiridos. El modelo, que comenzó en la Gustavo A. Madero, ha crecido en forma geométrica en toda la zona metropolitana y es la base sobre la cual se ha construido, además, la sólida relación entre Bejarano y Padierna con otros grupos similares, como el Frente Popular Francisco Villa. Por cierto, ¿quiénes eran los funcionarios federales que apoyaron e impulsaron a aquella llamada izquierda social, en la que destacaban Bejarano y Padierna? Fueron los encargados de la reconstrucción luego de los sismos del 85 y que se quedaron después en la entonces regencia del Distrito Federal: Manuel Camacho y Marcelo Ebrard, en una relación que dura hasta hoy, nada más y nada menos que 25 años. Por eso Padierna llegó a la secretaría general, independientemente de su público lopezobradorismo, que el día de mañana podrá convertirse, lo cual sería el problema si es necesario, en un franco marcelismo. O por lo menos eso esperan algunos. ******Cien días sin Fidel. Javier Duarte cumple cien días al frente del gobierno veracruzano. Falta mucho para hacer otro tipo de evaluaciones, pero quizá la más importante, hoy,  lo evidente es la diferencia de estilos y objetivos con su antecesor, Fidel Herrera. No es poco para 100 días (Excélsior)

Campañas / Mujeres

Héctor Aguilar Camín. Las campañas negativas. Tan hipócrita como la prohibición a los gobernantes para que no hagan política electoral, es la prohibición a partidos y candidatos para que no hagan lo que, en abuso y trivialización de los términos, llamamos “guerra sucia”. La prohibición de la llamada “guerra sucia” exige que un candidato no haga su campaña diciéndole a otro que es un torpe o un cínico o un narco o un ladrón. Se entienden fácilmente las diferencias entre ambas parejas de descalificaciones. Ser torpe o cínico no es un delito. Ser narco o ladrón, sí. Pero la ley no hace ninguna diferencia entre ellas: prohíbe ambas. No debería prohibir ninguna por elementales razones de sana pedagogía política. El público aprende mucho de los adversarios durante sus intercambios de descalificaciones. Hemos aprendido mucho en estos días, por ejemplo, durante la “guerra sucia” entre empresas dominantes del sector de telecomunicaciones, sobre los usos y costumbres de esas empresas. Nadie conoce mejor las debilidades de un competidor que sus adversarios, de modo que a la hora de las descalificaciones entre candidatos, el elector queda en manos de verdaderos especialistas. Malintencionados y parciales, pero conocedores. El público no sólo aprende del acusado, sino también del acusador, por la forma en que acusa. Si miente o acusa de más, la mentira lo exhibe, lo desnuda, se vuelve en su contra. De modo que las campañas negativas son esenciales al conocimiento durante una competencia electoral. Ahora bien, hay una diferencia radical entre acusar a alguien de cínico o torpe y acusarlo de ser narco o ladrón. En obsequio de la transparencia pública y de la rendición de cuentas cabal de los candidatos habría que subir la exigencia para quien acusa a otro de delincuente. Quien acusa a otro de ser narco o ser ladrón debería acompañar su dicho con una denuncia penal, pues ésta sería la única conducta responsable: no sólo advertir de la criminalidad del imputado, sino tratar de ponerlo en manos de la justicia. Quien en cambio acusa a su adversario de ser cínico o torpe, está sólo en una esgrima de prestigios, sugiriendo con su acusación que él es menos cínico o menos torpe que su adversario. La ley electoral ha prohibido todo, sin embargo, bajo el absurdo argumento de que las “campañas negativas” degradan la política. La política tiene un lado impresentable que nadie puede degradar, del mismo modo que nadie puede exagerar la violencia de la guerra (Milenio)

José Woldenberg. Mujeres y derechos. 1.”Apresan a 23 mujeres en Baja California por abortar”. Ése era el título de una nota publicada en Reforma el 19 de marzo de 2011. Esas mujeres se encontraban recluidas en las cárceles de Ensenada, Tijuana y Mexicali. Nueve están bajo proceso sin derecho a fianza y 14 ya fueron sentenciadas. Según organizaciones feministas que se manifestaron frente a las oficinas de la representación del estado de Baja California en el Distrito Federal existen casos de abortos espontáneos que están siendo penalizados como si se tratara de “homicidios en razón de parentesco”. Como el año pasado en Guanajuato, a las mujeres no se les juzga siquiera por abortar, sino como asesinas de un presunto hijo ya nacido. Ponen como ejemplo un caso digno de atención: Lesly Karina Díaz Zamora tenía 19 años, con 27 semanas de gestación sufrió un aborto natural, su familia la llevó al hospital en Mexicali, y fue denunciada por los propios “servidores públicos del sector salud” ante el Ministerio Público. Hoy está sentenciada a 23 años de prisión. ¿Merecen las mujeres procesadas y sentenciadas ese castigo? ¿Puede obligarse a una mujer a tener un hijo no deseado? ¿No sería mejor desplegar amplias campañas de educación y poner a la mano de quienes lo desearan los más diversos métodos anticonceptivos? ¿Y no sería prudente, como en el Distrito Federal, ayudar con asistencia médica a las mujeres que decidieran interrumpir su embarazo durante las primeras semanas de gestación? Las mujeres no deben ser tratadas como incubadoras mecánicas contra su voluntad. 2. El gobernador del estado de Jalisco envió al Congreso del estado una iniciativa para reformar los Códigos civil y penal locales. Su objetivo: que las mujeres deban pedir permiso a sus esposos antes de someterse a un proceso de esterilización. También los hombres tienen que recabar el consentimiento de sus mujeres antes de proceder a efectuarse una vasectomía. Pero como lo señaló un médico de Jalisco, se realiza una vasectomía por cada 50 salpingoclasias (las famosas “ligaduras de trompas”). Además, los médicos que realicen esa intervención sin el consentimiento del cónyuge cometerán -según el proyecto del gobernador- el “delito de esterilidad provocada”, que se perseguirá por querella (La Jornada, 19-03-11). La misma nota señala que las pretendidas reformas atentan contra la letra de la Constitución que en su artículo 4 establece que: “El varón y la mujer son iguales ante la ley… Toda persona tiene derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y el espaciamiento de sus hijos”. No parece existir razón para la duda: se trata de cada persona, es decir, de cada individuo, y nadie tiene derecho a coartarle ese derecho. ¿Es necesario repetir que una mujer que no desee tener hijos o que ya no quiera tener más posee el derecho -al igual que el hombre- a recibir atención médica para esterilizarse? ¿Se requiere una vez más repetir que ni la Iglesia, ni el Estado, ni la comunidad, ni los vecinos, ni el esposo o esposa pueden imponerle lo contrario? ¿Será que resulta imprescindible reiterar que las mujeres son sujetos de derechos? 3. La Cámara de Diputados aprobó por una mayoría apabullante reformas a la Ley para Prevenir y Sancionar la Trata de Personas. La trata de personas y las bandas organizadas y los individuos que explotan la prostitución infantil deben ser perseguidos y penalizados. Sobre ello existe un muy amplio consenso. Pero la reforma mencionada es para castigar a quien contrate o venda publicidad (es decir, a cualquier medio de comunicación), y no distingue con claridad el ejercicio de la prostitución y los delitos antes mencionados. No se necesita tener dos dedos de frente para especular que la acción de los diputados es una reacción ante la campaña que desató Televisa en contra de los anuncios de servicios de prostitución en los periódicos. Y el problema es que al no distinguir entre prostitución y trata de personas, la legislación puede convertirse en un auténtico bumerang. Leo que “en la exposición de motivos se explica que los anuncios publicitarios de prostitución constituyen una forma de promoción, difusión y facilitación de la actuación de las redes del crimen organizado. Por lo anterior, se afirma que estos medios publicitarios fomentan la práctica del delito de trata de personas, la explotación sexual, los trabajos y servicios forzados…” (www.Grupotransición.com.mx 21-03-11). ¿Se pretende erradicar y penalizar la prostitución? Entiendo que no. Hasta hoy no es un delito. ¿Entonces no resulta mejor que la misma se desarrolle con garantías para quienes la ejercen -y para los usuarios- y no en las catacumbas? ¿No son los anuncios una forma de sacar esa actividad a la luz pública? ¿Establecer una correlación absoluta y necesaria entre publicidad y trata de personas no es una falacia y no resultará contraproducente? Como puede verse, en distintos campos las mujeres no requieren tutela, sino garantías para ejercer sus derechos, sus libertades. (Reforma)

Casa Blanca / Violencia

Carlos Ramírez. Obama a FCH: Casa Blanca dice.  El último berrinche de Pascual. El raspón del presidente Barack Obama al presidente Felipe Calderón por la “frustración” mexicana en la lucha contra el narco revela cuando menos tres cosas en la relación bilateral: 1) La presión de la comunidad diplomática, de inteligencia y de seguridad nacional sobre Obama para evitar la percepción de que México reventó a un embajador estadounidense. El comentario de Obama impuso los intereses hegemónicos de EU. 2) La decisión de la Casa Blanca de seguir viendo a México como un subordinado y no como un socio. Luego de elogiar no hace mucho la valentía de Calderón, Obama rebajó la lucha contra el narco a un asunto de malos humores. 3) El informe privado que envió Pascual a la Casa Blanca acreditando las presiones de Calderón a aspectos de la vida íntima del embajador autorrenunciado pero sobre todo porque su renuncia afectó la calidad diplomática de Pascual. Si el incidente demostró que los estadounidenses también son delicados jarritos de Tlaquepaque que se rompen a la primera sacudida y que Obama tiene sus momentos de malos humores, asimismo dejó claro que en la Casa Blanca existen dos vertientes para la toma de decisiones: la personal de Obama y la del aparato de poder de la comunidad política y de seguridad nacional. No sería nada nuevo. En 1979 el presidente Carter se reunió en México con el presidente López Portillo para hablar en torno al petróleo. En las conversaciones privadas Carter aceptó las exigencias mexicanas. Pero en su discurso oficial del día siguiente se echó para atrás. López Portillo le reclamó en la comida de despedida que lo hubiera “dejado colgado de la brocha” con el oleoducto; Carter le respondió que él estaba de acuerdo con México pero “Casa Blanca dice”, y Casa Blanca dijo que los intereses estratégicos de EU estaban por encima de los criterios personales del presidente estadounidense. Si hace poco Obama había apoyado a Calderón por la lucha contra el narco y había avalado el avance en la liquidación de los cárteles, la afirmación sobre la “cierta frustración” de Calderón por el “fortalecimiento” de las bandas de narcos se localiza en el espacio político y geoestratégico de “Casa Blanca dice”. El embajador Pascual hizo llegar a Washington su versión de los hechos que llevaron a su renuncia y, como es obvio, culpó a México de las presiones a asuntos de vida personal. Pascual trata de salvar su calidad diplomática provocando ataques de la Casa Blanca al presidente de México. El trasfondo del sobresalto en las relaciones EU-México por el caso del embajador Carlos Pascual no tiene que ver con el saldo mexicano en la lucha contra el narcotráfico y la pasividad -con visos de complicidad- de EU contra los vendedores de droga al menudeo en las principales ciudades estadounidenses sino que se asiste a la redefinición de las relaciones diplomáticas: la Casa Blanca insiste en ver a México a un subordinado como en los tiempos priistas y el México de la alternancia quiere que lo vean como un socio en condición de par. La Casa Blanca decidió acuerpar al embajador Carlos Pascual, a pesar de haber fallado en sus reportes diplomáticos, como quedó exhibido en los cables difundidos por Wikileaks. Pero también hay que considerar el hecho de que Obama encara al presidente Calderón para mandar el mensaje de que el caso mexicano fue especial y que EU no permitirá que los mandatarios de los países exhibidos por Wikileaks vayan a comenzar a pedir la sustitución de los embajadores estadounidenses por bocones. Lo malo para Obama es que utilizó el estilo Bush para proteger a su fracasado embajador Pascual. Pero dejó en claro que la estructura de toma de decisiones estratégicas en la relación bilateral ya no funcionará a nivel personal sino que estará determinada por el aparato de poder de la Casa Blanca y sus intereses de dominación imperial. Lo lamentable es que Obama y la Casa Blanca ignoren el saldo real -no el manipulado para complacer a Pascual- de la lucha contra el narcotráfico en México. De acuerdo con información oficial de la Presidencia mexicana, 21 de los 37 capos más buscados han sido detenidos o muertos en acción, descabezando la estructura básica de los cárteles. La violencia criminal ha sido la respuesta de las mafias ante la ofensiva y el papel destacado del Ejército Mexicano en la lucha contra el crimen organizado, a pesar de las insidias del embajador Pascual y sus frustrados intentos de meter a México al ejército estadounidense y al Departamento de Defensa y a la mezquindad de la Casa Blanca en los fondos regateados del Plan Mérida. Datos de la Secretaría de la Defensa Nacional de México, de diciembre de 2006 a marzo de 2011, son contundentes del saldo real de la lucha contra el narco, que desmienten los informes de Pascual a Obama: 30 mil 600 delincuentes detenidos, casi 80 mil armas -procedentes de EU- decomisadas, casi 3 mil toneladas de mariguana destruidas, casi 20 toneladas de cocaína capturadas, 13.5 millones de pastillas psicotrópicas recogidas, 3 mil 100 pistas clandestinas de aterrizaje destruidas, 457 laboratorios clandestinos cerrados. Detrás de la queja de Obama se localiza el enojo del embajador Pascual por las críticas de Calderón, el fracaso en EU de la Operación Rápido y Furioso que permitió el ingreso de miles de armas a México, la caída de Pascual por las revelaciones de Wikileaks, las críticas a Pascual en medios mexicanos que irritaron en Washington, el fracaso de la relación bilateral EU-México, el enojo de la Casa Blanca por el control de cárteles mexicanos del mercado al menudeo en las principales ciudades de EU, la falta de resultados concretos de la estrategia estadounidense contra las drogas y las evidencias de corrupción en la frontera pero del lado norteamericano por el contrabando de droga que se distribuye por carreteras y ferrocarril desde Texas. (Financiero)

Ciro Gómez Leyva. Bienvenido el acuerdo informativo contra la violencia. No me gustan los acuerdos entre grupos de periodistas: desnaturalizan la competencia noticiosa. No creo en otro código de ética que el compromiso con los fundamentos del periodismo: registrar bien la información, procesarla bien y presentarla bien. Para mí, en ese ciclo comienza y termina la responsabilidad de un periodista con su sociedad. Me duele, además, pararme al lado de quienes nos robaron un canal de televisión y de quienes han sido mezquinos cuando la desventura se ha posado sobre compañeros de MILENIO. Pero no puedo oponerme al espíritu del Acuerdo para la Cobertura Informativa de la Violencia, que se firma esta mañana en el Museo de Antropología. No me interesa el número de medios que lo suscriban y comprendo a quienes por necesidad de identidad en el mercado no lo hagan. Eso es anecdótico. Lo esencial será asumir lo que se firme. Así lo haremos en MILENIO. Tuvimos oportunidad de revisar y opinar sobre el texto. Desde luego se mantuvieron frases que hubiéramos preferido se matizaran, adjetivos e interpretaciones de más. Por supuesto que el 90 y tantos por ciento del contenido lo aplicamos desde hace tiempo, en especial desde los secuestros en la Comarca Lagunera de julio pasado, propulsores en buena medida de este esfuerzo. Bienvenido un acuerdo que parte de la premisa de “permitir a los informadores continuar con su trabajo y no dejar que el terror vaya cancelando plazas informativas”; que “respeta la independencia editorial de cada medio”; que nos fuerza a revisar el manejo de ciertas imágenes de los criminales (nadie ha arriesgado y se ha arriesgado más en este punto que MILENIO Televisión, ¿alguna duda?); que nos apremia a mejorar los protocolos internos para proteger a los reporteros. Sería obsceno oponerse. (Milenio)

José Cárdenas. Ni silencio ni plomo. Hoy nace el Acuerdo para la Cobertura Informativa de la Violencia (ACIV). Es un intento de respuesta desde los medios —empresas y periodistas— a las interrogantes que plantea  ejercer el periodismo y el derecho a la libre expresión en un entorno de violencia criminal y de alto riesgo. Por su formato, el ACIV corresponde con más precisión a un Manifiesto. Es lógico. No se sabe aún con claridad cuáles puedan ser sus efectos jurídicos. El tiempo dirá. Por lo pronto, el Acuerdo es una presentación ordenada sobre un tema acuciante. Convoca a dueños de medios de comunicación, académicos, organizaciones privadas y periodistas de todo el país. Muchos de estos últimos ejercen nuestro oficio en ciudades y regiones donde se concentra lo peor de la narcoamenaza: la que pretende llevar a los informadores a la censura. O lo que es peor, empujarlos a la autocensura. Silencio o plomo. El acuerdo propone analizar criterios editoriales, no imponerlos. Condenar al crimen. No propagar el terror. No convertir a los informadores en propagandistas involuntarios de la delincuencia organizada. Consignar los excesos frecuentes del Estado. No prejuzgar culpabilidades. Proteger la identidad de las víctimas y menores de edad. Alentar la cultura de la denuncia y la participación ciudadana. Proteger a los periodistas en situación de riesgo. Solidarizarse ante cualquier amenaza o acción contra los informadores.  Es un decálogo profesional. Será aplaudido por unos. Satanizado por otros: los que siempre están en contra de todo y a favor de nada; aquellos que creen que la suspicacia es la madre de la audacia. Por quienes aseguran que el acuerdo esconde una nueva ley mordaza. ¿Avanzará hacia su  implantación progresiva en el día con día de los medios? Ya se verá. De entrada, es un poderoso y notable llamado de atención pública hacia un problema que tiende a agravarse. Es un primer paso. Había que darlo. *****MONJE LOCO. El acta de nacimiento de Enrique Peña Nieto dice: nació niño vivo. Guarda bajo la manga un par de ases. Lo sacará el domingo para matar a un par de jotos. Ya se sabe… Ya se supo. (Excélsior)

Parto/ Edomex

Ricardo Alemán. El parto. La metáfora no es una exageración. Hoy el PRI del Estado de México se aproxima al parto. Esa madre amorosa que en más de siete décadas ha sido el partido tricolor —amorosa para los que se han beneficiado de ella, claro—, ya experimenta dolores de parto. Contracciones que anuncian la buena nueva: el alumbramiento del candidato al gobierno mexiquense. Por eso, y en prevención de un aborto, un nacimiento prematuro o un sietemesino, los parteros del PRI han hecho arreglos con  el fin de que el nacimiento del candidato tricolor a relevar a Enrique Peña se produzca la mañana y/o al mediodía del domingo venidero: el 27 de marzo. Y según el santoral, la criatura debía llevar por nombre Ruperto, habrá visto la primera luz “el día mundial del teatro”, y la frase célebre del día de su natalicio sería: “Ante cualquier diferencia, el remedio es la paciencia”. Y, en efecto, el PRI del Estado de México —y el de todo el país— deberá tener mucha paciencia. ¿Por qué? Porque las diferencias por el nacimiento del candidato al gobierno mexiquense serán muchas. Dicen los parteros del PRI en esa entidad que el primero de los embriones que empuja su salida —de una gestación múltiple, de cinco productos— muestra una genética emparentada con los rumbos de Ecatepec. Sin embargo, el ultrasonido político permite ver que muy cerca palea el derecho de convertirse en primogénito un embrión cuya genética es totalmente distinta: identificada con Huixquilucan. En pocas palabras, que hoy —a horas del alumbramiento— aventaja el candidato de Ecatepec, Eruviel Ávila, por sobre el de Huixquilucan, Alfredo del Mazo. Sin embargo, la mañana del domingo sabremos con certeza cuál de los dos se convertirá en el candidato del PRI. Y a reserva de que la naturaleza propia de ese partido haga su trabajo —el dedazo, pues—, vale tratar de explicar las razones que convirtieron a Eruviel y a Del Mazo en punteros. Alfredo del Mazo —tercero de una dinastía en donde su abuelo y su padre han sido gobernadores mexiquenses— es hoy el puntero en las encuestas. La más reciente medición lo coloca por arriba de los cuatro precandidatos, y con un punto de diferencia sobre Eruviel Ávila. Resulta que en cualquier otro momento —cuando la competencia no significara un proceso de alto riesgo para el PRI—, sin duda que Alfredo del Mazo sería el candidato natural. Sin embargo, y a pesar de que Del Mazo lleva en sus alforjas todos los beneficios y las bondades de una dinastía que nació con el poderoso Grupo Atlacomulco, lo cierto es que hoy, más que nunca, el PRI requiere no sólo un ganador natural, sino de lo más cercano al fenómeno Peña Nieto. Es decir, un político capaz de conectar con los de abajo, los de clase media y los de arriba; bajar al nivel del piso, “ser parte de la gente”, para arrastrar el voto desde los estratos más bajos, hasta las clases medias. Y las características de un político como ése son, precisamente, las fortalezas del alcalde de Ecatepec. Vale recordar que Ávila ya desplazó al PAN y al PRD como candidato para el municipio de Ecatepec. Se enfrentó en seria desventaja a los gobiernos y los aspirantes azules y a los amarillos, y en los dos casos ganó. Pero, además, hoy mismo, Eruviel Ávila gobierna el municipio más poblado del país, tiene a su favor la mayor reserva de votos en el estado y, por si fuera poco, un potencial mayor de crecimiento que sus compañeros de partido y competidores. ¿Por qué parece ser el candidato más competitivo? La razón es elemental. Cualquiera que sea el resultado de la consulta que el  27 llevarán a cabo el PAN y el PRD en el Estado de México, lo cierto es que el candidato del PRI al gobierno mexiquense deberá enfrentar una dura prueba que le pondrán los sectores pobres y populares del Edomex —del campo y la ciudad—, sobre todo porque en el caso de un sector de la llamada izquierda no enfrentará a un candidato al gobierno estatal, sino a un candidato presidencial. Sí, el candidato del PRI al gobierno mexiquense enfrentará al aspirante presidencial llamado Andrés Manuel López Obrador —que será la mano que mecerá la cuna de la candidatura de Alejandro Encinas—, quien hará su campaña a partir de un ejército de pobres y desposeídos. Dice el refranero popular; “Para que la cuña apriete, debe ser del mismo palo”. Y esa madera es la del alcalde de Ecatepec. Por eso, no es casual que  AMLO intentó convencer a Ávila para que desertara del PRI y se convirtiera en el candidato de la llamada izquierda. Al tiempo. (Excélsior)

o    Jesús Sánchez. Por vía de mientras, esta semana es de definiciones para el Estado de México. 1) El domingo 27 queda resuelta la candidatura del PRI mexiquense y sólo restan tres prospectos fuertes: Eruviel Ávila Villegas, Alfredo del Mazo Maza y Ernesto Nemer. 2) Que se sepa, los panistas han señalado que Del Mazo es el que está en el ánimo de Enrique Peña. 3) Pero también entre los panistas descartan que tuvieran intenciones de piratearse a Ávila Villegas, aunque lo ven como un fuerte generador de votos, pero muy lejos de querer ser abanderado del PRD, y menos del PAN. 4) Pero sorpréndase, Ernesto Nemer es visto por los panistas con buenos ojos, incluso para que pudiera representarlos. 5) Pero los panistas ya perdieron la esperanza de pepenarse a un priista. 6) En el PAN, el único con posibilidades reales de avanzar en la candidatura es Luis Felipe Bravo Mena. Incluso dicen que si hay alianza con el PRD, pues también iría de abanderado. 7) Aunque el senador Ulises Ramírez tiene estructura en la entidad, no es bien visto en Los Pinos. Y lástima, Margarito. El caso de José Luis Durán, de harta cercanía con Santiago Creel, es aparte, pero no implicaría obstáculo para la decisión del CEN albiazul. 8) Para los aliancistas, el problema es que no tienen candidato común. 9) Y cada vez ven más lejos que Juan Ramón de la Fuente aparezca como el kinder-sorpresa. 10) Alejandro Encinas solicitará licencia a la Cámara de Diputados para registrar su candidatura. Dice Dolores Padierna que será el candidato del PRD. ¿T’ons? 11) Como sea, si la alianza les sale que “no”, le echarán la culpa al PRI. Y hasta es posible que la anulen. 12) Por lo pronto, el Estado de México es la prueba del ácido para las tres nuevas dirigencias partidistas, la de Humberto Moreira, la de Gustavo Madero y la de Zambrano-Padierna. 13) Pero mientras son peras o son manzanas, no se pierda de vista que ayer miércoles se formalizó la otra alianza, la integrada por PRI, PVEM y Panal. El principal soporte de este proceso también tiene aroma de mujer: Elba Esther Gordillo. ¿Qué no? (Financiero)

Anuncios

Acerca de Imagen Política

Somos un grupo de profesionales de la comunicación, que hemos conjuntado nuestra capacidad y experiencia en las áreas del periodismo escrito, radiofónico y de análisis político, que nos permite ser la firma más exitosa de: consultores políticos, de comunicación, estrategias de mercadotecnia y cabildeo.
Esta entrada fue publicada en Síntesis Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s