UN ANUARIO ‘SÓLO’ PARA MILLONES DE AFICIONADOS

UN ANUARIO ‘SÓLO’ PARA MILLONES DE AFICIONADOS

Es muy pobre la tradición de los anuarios en México. Con excepción del Almanaque Mundial (57 ediciones), el Anuario La Jornada (12 ediciones), el de la revista Vértigo y alguno otro (confesamos desconocer si aún se publica Todo México, y el Almanaque Mexicano es muy irregular), es poca la oferta para quienes gustan, a la antigüita, de tener la memoria impresa de lo sucedido cada año, tal vez porque ahora se puede hallar casi todo en Internet.

Con más razón, es difícil encontrar anuarios temáticos, con excepción del Calendario del más antiguo Galván, que se edita desde el siglo XIX.

Por eso tiene gran mérito, aunque “sólo” para esos muchos millones de mexicanos aficionados al automovilismo deportivo, la publicación, aquí, de Scudería. Anuario temporada 2010 Fórmula Uno, pues obras de este tipo, que son comunes en otros países, a México sólo llegan ocasionalmente y hay que encargarlas a España. Aquí, desde que los hizo –si la memoria no falla- la Editorial Top, no habíamos vuelto a tenerlos.

Escrito y editado por Carlos Eduardo Jalife Villalón, secretario general de la Scudería Hermanos Rodríguez (SHRAC), este libro tiene pretensiones que rebasan las de un anuario, tanto en su contenido como en su presentación física, que es de gran formato, pasta dura, fino papel y magnífico diseño coordinado por Arturo Fregoso. Para coleccionistas y aficionados de verdad.

En lugar de portadilla inicia con la imagen -comentada- a plana completa de una peligrosa maniobra de Michael Shumacher (en su año de regreso a la F1) contra su ex escudero Rubens Barrichello durante el Gran Premio de Hungría, y cierra con “la del estribo”: el rostro de un Fernando Alonso derrotado en su búsqueda del tricampeonato.

En sus 240 páginas el anuario incluye una crónica de la pretemporada, las reseñas de los 19 grandes premios de Fórmula Uno en 2010, con gran riqueza de datos y detalles, fotografías -cientos de ellas en toda la obra-, las gráficas vuelta por vuelta (lap chart) y tablas de resultados, así como un análisis de los equipos, sus plantas de poder y pilotos, y la presentación de quienes, a juicio del consejo editorial, fueron los 10 mejores pilotos del año.

Hay un humor fino, a veces críptico, en muchos pies de foto. La ‘presentación’ está a cargo de Héctor Alonso Rebaque, quien corrió F1 hace tres décadas. Una página está dedicada a Juan Pablo Ramírez, el único mexicano en F1 en 2010 como ingeniero del equipo Lotus. Y se reseña la entrega a Carlos Jalife, del premio al Libro del Año en Estados Unidos, por su obra The brothers Rodríguez.

Dos secciones más del anuario llaman también la atención. Una es la de ‘opinión’, donde los 12 integrantes del Proyecto de Rescate Histórico del Automovilismo Mexicano dan sus expertos puntos de vista sobre la temporada de F1. “No hay -escribió Jalife en su ‘carta editorial’- una docena mejor en México y quizás sólo nos falta MT…” (¿Marco Tolama? Porque no son las iniciales de Rodolfo Sánchez Noya). ¿La docena?: Joaquín ‘Jo’ Ramírez, Carlos Jalife ‘Cajal’, Héctor Rebaque, César Tiberio Jiménez, Carlos Slim Domit, Luis Gabriel Calderón, los gemelos Carlos y Omar Jalife Ruz, Manuel ‘Chacho’ Medina, Rafael Bolaños Cacho, Eduardo León Camargo y Ramón Osorio Jourdain.

La otra sección se refiere a los pilotos mexicanos en categorías internacionales durante 2010. Así, glosa las temporadas de GP2 y GP3 donde corrieron Sergio ‘Checo’ Pérez (en F1 desde 2011) y Esteban Gutiérrez respectivamente -fueron subcampeón y campeón-, y otras de prototipos, sport, monoplazas, etcétera, donde participaron Memo Rojas, Luis ‘Chapulín’ Díaz, Ricardo González, Adrián Fernández y varios más.

La obra cierra en grande con semblanzas de los cuatro pilotos mexicanos en F1 desde hace medio siglo hasta hace 30 años: Ricardo y Pedro Rodríguez, Moisés Solana y Héctor Rebaque, pero sin olvidarse en las páginas previas de la Carrera Panamericana 2010, la serie Nascar México, las 200 victorias (su “bicentenario”) alcanzadas por la Escudería Telmex desde su formación en 2002, y la ‘clasificación de pilotos mexicanos’ que lleva a cabo la SHRAC a partir de 1997.

El anuario parece inagotable; también hay una sección de estadísticas que ayudan a entender quién es quién realmente, y por qué, en la F1, y algunas otras informaciones que se van literalmente descubriendo, por lo que un índice -inclusive uno onomástico- hubiera ayudado mucho a la consulta según el interés de cada lector. El anuario de 2011 deberá ser más atractivo aún, con el tapatío ‘Checo’ Pérez ya en la Fórmula Uno.

Anuncios

Acerca de Imagen Política

Somos un grupo de profesionales de la comunicación, que hemos conjuntado nuestra capacidad y experiencia en las áreas del periodismo escrito, radiofónico y de análisis político, que nos permite ser la firma más exitosa de: consultores políticos, de comunicación, estrategias de mercadotecnia y cabildeo.
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s