SENADO NUEVO CON UNA REPÚBLICA ENVEJECIDA

SENADO NUEVO CON UNA REPÚBLICA ENVEJECIDA

En el más apegado uso de inaugurar obras a medio terminar o funcionando en parte, el nuevo edificio de la Cámara de Senadores fue escenario de la cruda realidad que vive la República: ausencia presidencial, falta de diálogo y acuerdos, degradación política, económica y social, y un pueblo que se informa de muy poco y se interesa aún de menos.

 Motivo de orgullo y celebración para el país el contar con nuevas instalaciones para la representación política de la República, para los partidos fue ocasión de “posicionamiento” y búsqueda de audiencia. El centro de los discursos de la inauguración del nuevo Senado de la República, fueron los yerros y el fracaso en más de un programa del actual gobierno panista, empezando con la guerra al crimen organizado y el narcotráfico.

 La obra se inauguró con retraso respecto de la programación original y de la que algunos medios de comunicación se convirtieron en auténticos supervisores y auditores, lo que poco importa sobre todo para el rescate histórico.

 Lo que más se destacó fue la negativa del presidente Calderón de asistir a la inauguración.

 No obstante que su construcción duró muchos meses y se invirtieron muchos millones de pesos, al final, el presidente Felipe Calderón se excusó de asistir porque recibió la invitación cuando ya tenía su agenda comprometida. En el Senado, hubo comentarios de que su inasistencia es la mejor prueba de que, al jefe del Ejecutivo,  la representación legal y formal del pacto federal le merece esa desatención.

 Lo menos que se dijo de la ausencia presidencial es: “el se lo pierde, porque allí esta lo más destacado de la política, la economía y la sociedad”.

 Para la historia, el registro de la ausencia del Jefe de uno de los Poderes de la Unión es significativo. Delegó su representación en el secretario de Gobernación, Francisco Blake, cuyo papel tanto como jefe de gabinete, como responsable de los asuntos políticos, se ha desdibujado.

Resaltó más la inasistencia del Presidente de la República, porque allí estuvieron los gobernadores Ivonne Ortega Pacheco de Yucatán; del Estado de México, Enrique Peña Nieto; el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard; Marco Antonio Adame, de Morelos; quien no siente lo duro sino lo tupido en su estado; Mario López Valdés, de Sinaloa; Rodrigo Medina de la Cruz, de Nuevo León; Rafael Moreno Valle, de Puebla; Mariano González Zarur, de Tlaxcala; César Duarte Jáquez, de Chihuahua; Roberto Borge Angulo, de Quintana Roo; Egidio Torre Cantú, de Tamaulipas; Jorge Herrera Caldera, de Durango y Fernando Ortega Bernés, de Campeche, entre otros.

 También, estuvieron los diputados Josefina Vázquez Mota, Coordinadora de la Fracción  del PAN, quien ya dejó claro que se mantendrá a la cabeza de los diputados; Jorge Carlos Ramírez Marín, Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara Baja y Francisco Rojas, coordinador de la diputación priista.

Hubo otros miembros del gabinete calderonista que estuvieron presentes, como fue el caso de los  secretarios José Antonio Meade, de Comunicaciones y Transportes; Bruno Ferrari, de Economía; Abelardo Escobar, de la Reforma Agraria, a quien algunos senadores ni conocían, a pesar de que ya han pasado 4 años y medio de la actual administración.

Los consejeros de la Judicatura Federal: César Jáuregui y Jorge Moreno Collado y los empresarios: Roberto González Barrera, Héctor Slim, Ramiro Garza, Tristán Canales, Presidente de la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión, el rector de la UNAM, José Narro y los ex senadores Enrique Jackson y Diego Fernández de Ceballos, iniciadores del proyecto de la construcción de la nueva sede del Senado.

El coordinador de los senadores de Convergencia, Dante Delgado, dijo que “no hay espacios para celebración alguna”, ante una realidad social agobiada por la inseguridad, el desempleo, la marginación, la violación de derechos humanos y la falta de certidumbre en el futuro no es correcto ni ético que el Ejecutivo Federal gaste más de 18 mil millones de pesos en una espotización absurda para justificar una acción de gobierno que ha defraudado al pueblo, tampoco es correcto ni ético que los gobernadores gasten más de 40 mil millones de pesos en hacer lo mismo”.

Arturo Escobar, coordinador de los senadores del Partido Verde, lamentó “que en esta espléndida ocasión no tuviéramos la posibilidad de tener aquí al Jefe del Estado Mexicano, y a los Tres Poderes de la Unión, para que juntos diéramos la cara ante los acontecimientos que vive nuestro país…”

El líder del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación, Rafael Ochoa, representante del Partido Nueva Alianza  pidió a sus compañeros a abandonar el diálogo de sordos, el caos de las palabras huecas y pasemos al orden de las prioridades y al terreno de las concreciones.

El senador Francisco Labastida Ochoa, dijo que “somos hoy una nación de profundos contrastes con una profunda insatisfacción colectiva y un gran deseo de cambio, somos la economía número 15 en el entorno internacional, pero hasta hace poco más de 10 años ocupábamos el noveno lugar, nos rezagamos en el concierto mundial, estamos marcados por la desigualdad social…

Nuestra distribución del ingreso es cada día peor. La violencia crece incontrolablemente, el número de muertos ligados al crimen organizado fue más de cuatro veces superior en el 2010 que en el 2007. Hay una enorme, vergonzosa, inaceptable impunidad.

Millones de jóvenes no tienen empleo ni tampoco acceso a la educación. La calidad de la educación básica es la última entre todos los países de la OCDE.

La cruda realidad.

Pero Manlio Fabio Beltrones, el presidente actual del Senado abrió una posibilidad cuando dijo que este nuevo recinto, entonces, simboliza la aspiración y la capacidad de construir mediante el diálogo, plural, respetuoso e incluyente, un nuevo régimen a la medida de los mexicanos del siglo XXI.

Hay si, un nuevo edificio para el Senado en República deteriorada, sin rumbo, envejecida y en un grave estado de violencia.

—0—

Anuncios

Acerca de Imagen Política

Somos un grupo de profesionales de la comunicación, que hemos conjuntado nuestra capacidad y experiencia en las áreas del periodismo escrito, radiofónico y de análisis político, que nos permite ser la firma más exitosa de: consultores políticos, de comunicación, estrategias de mercadotecnia y cabildeo.
Esta entrada fue publicada en Columnas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s