BUENOS PASOS DEL SENADO

BUENOS PASOS DEL SENADO

Miguel Tirado Rasso

Entre los dimes y diretes a que han dado lugar las diferencias sobre las reformas legislativas que, los partidos políticos, congresos estatales y el Ejecutivo Federal han puesto sobre la mesa de discusión, surgió una tenue luz al final del túnel en el Senado. La posibilidad de lograr acuerdos políticos entre quienes se disputan el poder, no es algo sencillo, ni aún, cuando de salvar al país se trata, pues cada quien lo pretende hacer a su manera y, en esto, no hay muchas coincidencias.

México requiere actualizaciones en el marco jurídico que rige sus relaciones económicas, políticas, laborales y sociales. Sobre esto, existe pleno consenso entre las diversas fuerzas políticas, quienes, al efecto, han elaborado numerosas propuestas de reformas en materia laboral, fiscal y política, por señalar los ejemplos más connotados.

Y si bien, nadie duda de la necesidad de las reformas, ponerse de acuerdo en los contenidos parece una misión imposible en nuestro país. Por eso, saludamos la noticia que nos diera el Senado de la República la semana pasada, en el sentido de que, finalmente, tras más de dos años de negociaciones, las bancadas de los partidos políticos ahí representados, alcanzaron acuerdos en 10  temas sobre un considerable número de iniciativas presentadas hacia una reforma política.

Con este material, las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales, de Reforma del Estado y de Estudios Legislativos  de la Cámara de Senadores elaboraron un predictamen que, todavía con la inconformidad de algunos senadores, habrá de ser sometido a la consideración del pleno en su sesión del próximo lunes 25, para su aprobación, en su caso.

.

El ante proyecto considera la reforma a 14 artículos de nuestra Constitución y adiciones a nueve de ellos, en una propuesta que recoge las iniciativas del Ejecutivo Federal y de distintos partidos políticos, en las que pudieron lograrse acuerdos, para una propuesta de reforma posible, que no necesariamente la deseada.

Y es que el camino para una reforma política es largo, pesado y tortuoso, nunca deja satisfechos a todos, porque siempre quedan  pendientes. Por eso, creemos que aún siendo insuficientes los cambios propuestos, los pasos dados por los senadores son una muy buena señal.

El predictamen considera temas importantes como son la iniciativa ciudadana, la consulta popular y las candidaturas independientes, que abren nuevos espacios de participación a los ciudadanos al permitirles formular propuestas de ley, intervenir en la toma de decisiones sobre temas de relevancia nacional, y contender a cargos de elección popular, federal o local, sin necesidad de tener que pertenecer a un partido político.

Resuelve un delicado tema que es el de la sustitución del Presidente de la República por ausencia absoluta. Así, se establece una sustitución automática a través de los titulares de las Secretarías de Gobernación, de Hacienda o de Relaciones Exteriores, en ese orden, en tanto el Congreso procesa los consensos para la designación del Presidente Interino o Sustituto, según sea que la ausencia ocurra en los primeros dos años o en los últimos cuatro.

Si la ausencia es al inicio del período constitucional, ocupará provisionalmente la Presidencia de la República, el Presidente de la Cámara de Senadores, en tanto el Congreso hace el nombramiento del Presidente Interino.

La reforma propone también la reelección de legisladores: dos consecutivas para los diputados federales o locales, y una para los senadores.

También contempla la iniciativa preferente, que le permite al Ejecutivo Federal presentar, al inicio del período ordinario de sesiones del Congreso, dos propuestas de ley, que aquél deberá aprobar, modificar o rechazar en el término de 30 días, so pena de tenerse por aprobadas, en caso de no hacerlo.

La ratificación, por el Senado, del nombramiento de los comisionados de los órganos reguladores en materia de telecomunicaciones, competencia y energía. La reconducción presupuestal, que propone mantener la vigencia de la ley de ingresos del año anterior, en caso de que al inicio del ejercicio fiscal no se haya aprobado la nueva ley, así como continuar con la vigencia del Presupuesto de Egresos de la Federación del año anterior, en tanto se aprueba la del año que corresponde.

Estos son, en resumen, los principales cambios propuestos por los senadores, y que conforman la reforma política que someterán al acuerdo del pleno, la semana que entra. Todavía le faltará mucho por recorrer, pues en caso de ser aprobada, tendrá que ir a la Cámara de Diputados, en donde los consensos, como hemos visto, son todavía más difíciles.

Correo electrónico: mitirasso@yahoo.com.mx

Anuncios

Acerca de Imagen Política

Somos un grupo de profesionales de la comunicación, que hemos conjuntado nuestra capacidad y experiencia en las áreas del periodismo escrito, radiofónico y de análisis político, que nos permite ser la firma más exitosa de: consultores políticos, de comunicación, estrategias de mercadotecnia y cabildeo.
Esta entrada fue publicada en Columnas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s