Síntesis Política de Imagen Política

Finanzas, Negocios /Energía

  • Efecto S&P se diluye en los mercados accionarios
  • Crédito bancario,  mayor alza en más de 2 años
  • Ganancias de la banca comercial caen 8%: CNVB
  • Reservas suman cifra récord: 124.2 mil mdd
  • Grupo financiero VW se expande fuera de Europa
  • Su Casita ofrece a tenedores intercambiar deuda
  • Por desempleo, retiran de Afore mil 504.9 mdp
  • SCT inició procedimiento de sanción contra Satmex
  • Descarta S&P impacto negativo para Telcel
  • Sube 610% la deuda de IDEAL en derivados
  • Desierta, otra licitación del paquete FARAC II
  • Recolección del PET en el país es aún baja
  • Crece la clase media en América Latina

Seguridad /Justicia / Salud

  • Ejército y Marina abaten a 10 pistoleros en Veracruz
  • Edomex destina 5.2 mdp a afectados en Chalco
  • Legalizado, en DF se han practicado 58 mil abortos
  • Polizetas, protectores oficiales del crimen organizado
 

 

 

 

Gobierno / Partidos / Congreso /  Estados

  • PRI quiere endosar 70 millones de pobres: Félix
  • Lozano no baja la guardia; ofensiva twittera
  • Prisa del PAN por reforma laboral, electorera: PRI
  • Mejor de lo esperado, productividad en Senado
  • David Penchyna, vocero del CEN del PRI
  • Sin 3 consejeros, no se arriesgan comicios: PRD
  • Trife palomea propaganda de Peña Nieto
                                                                    TITULARES DEL DÍA
Financiero Calma en mercados; se diluyó el factor S&P
Economista México y Brasil ponen freno al TLC
Reforma Invocan al Invea para extorsionar
Universal Resarcirán en DF daño a víctimas de plagio
Jornada Al Ejecutivo, manos libres para utilizar a militares
Milenio Caen otros 31 por fosas;  vana 55 arraigados
Excélsior Paga Senado 59.7 millones …. y se inunda
Sol de México Sin reformas laboral y fiscal persistirá el desempleo: CCE
Crónica Creció 400% financiamiento a pequeñas empresas: Maró
La Razón Al secuestrador de Hugo Wallace, 63 años de cárcel
Impacto Diario Regresarán a secuestrados, el pago de rescate

  • El PRI nos quiere endosar los 70 millones de pobres: Félix. El secretario de Desarrollo Social, Heriberto Félix Guerra, no negó ni se descartó como un presidenciable, pero aseguró ser “de suma y de multiplicación, no de resta ni división”, porque apuntó que “está muy claro que las individualidades ganan juegos, pero los equipos, ganan campeonatos. Además, advirtió que “queremos y vamos a ganar en 2012, porque estamos y vamos a seguir jugando en equipo”. En conferencia de prensa, luego de firmar los acuerdos de Coordinación de Desarrollo Social, Espacios Públicos y Hábitat, en el palacio de cantera con el gobernador Marcos Covarrubias, y otorgar apoyos al estado por 500 millones de pesos, que serán destinados a programas sociales, Félix Guerra afirmó que en este momento es secretario de Desarrollo Social en el país, “y cada quien podrá interpretar y juzgar, pero entre mejor hagamos nuestro trabajo, más lo van a señalar los detractores”. Al referirse a las críticas y ataques del PRI, expresó que “ahora resulta que ellos (los priistas) nos quieren endosar los 70 millones de pobres que hay en el país, cuando fueron ellos quienes nos los heredaron. Esa historia no tiene sustento, porque entre más lo mencionan, más nos dan la oportunidad de recordarles que ellos fueron la causa del problema y, ¿quiénes lo estamos solucionando? Por eso, a las pruebas me remito, porque hechos, son amores”. Sobre el llamado que han formulado los priistas a los panistas para “colgar los tenis” (renunciar a los cargos) y entrar de lleno al juego de la sucesión presidencial, el titular de Sedesol comentó que esa convocatoria mejor se la hagan a Humberto Moreira. Advirtió también que “dejados, no somos, y a cada provocación o señalamiento sin sustento, vamos a contestarles”. Heriberto Félix se mostró incrédulo en lo señalado por algunos priistas de que ya no responderán, a lo que indicó que “el que calla otorga”. (Financiero)

 

Vacación

  •  Luis F. Aguilar. Vacación de la política. Las convicciones religiosas personales, que en las celebraciones de Semana Santa y del Domingo de Pascua tienen su referencia fundamental, o el deseo de tomar vacaciones en estos días de primavera tienen como efecto hacer que la política sea olvidada por un rato antes de que el despertador de la próxima semana nos obligue de nuevo a ver nuestros problemas y los interminables espectáculos de barbarie criminal y a preguntarnos cuáles son las acciones a emprender para encontrar una solución aceptable en un tiempo razonable. Lo que muy probablemente ocurrirá en estos días es que la mayor parte de los ciudadanos no se ocupen de la política ni tengan ganas de hacerlo y dediquen su tiempo a asistir a las ceremonias religiosas que orientan y dan significado a sus vidas, o se pongan a leer sus revistas y novelas, a oír su música preferida, a tomar el sol, a nadar, a reunirse con la familia o los amigos, o a turistear por los sitios de su interés. Serán contados los que en estos días, sagrados o de vacaciones, corran desde temprano a comprar los periódicos, enciendan la radio o la televisión, interesados en saber lo que dicen Presidente, políticos, funcionarios, en torno de la seguridad, la reforma laboral, la reforma política, las elecciones en el Estado de México, el conflicto entre las empresas de las telecomunicaciones, la devastación forestal por incendios, y se mueran de ganas por registrar las declaraciones de nuestros próceres políticos, que por cierto son todas previsibles. ¿No anticipa Usted lo que el presidente Calderón dirá frente al problema de cada semana, o el agitador Moreira, o el salvador de la patria López Obrador, o los precandidatos presidenciales que ahora se vuelven rijosos para ganar publicidad o los otros 10 políticos con rating mediático nacional? La distancia de la política en estos días puede servir para hacer un balance realista de sus pros y peros recientes. Antes de empezar la Semana Santa, la política produjo situaciones positivas, pero también nos dejó metidos en la misma circunstancia negativa de los últimos años. El lado luminoso y prometedor de la política reciente ha sido la reforma política que, al parecer, está por aprobarse en el Senado y que contiene algunas innovaciones institucionales (reelección, candidaturas independientes, iniciativa ciudadana, iniciativa preferente…) que podrán facilitar el funcionamiento del gobierno democrático, contribuyendo a limitar el monopolio electoral de los partidos y a deshacer los atascos legislativos en que numerosas iniciativas presidenciales de ley y de presupuesto quedaban atrapadas por el sistemático bloqueo opositor. Para hacer avanzar la productividad social de la democracia es fundamental limitar la actitud facciosa de los partidos, cuyos intereses particularistas y en permanente pulso han impedido reformas y políticas que habrían contribuido a que el país no dejara de crecer y extendiera oportunidades de trabajo y bienestar. Que los senadores hayan promovido reformas que favorecen la funcionalidad social de la democracia aun si limitan el poder de sus partidos y los efectos indeseados de su poder es una iniciativa que merece nuestro reconocimiento ciudadano. Vamos a ver si y cómo ocurre la aprobación del Senado y cuál será la actitud de la Cámara de Diputados ante la reforma. ¿Estamos por avanzar o se repetirá el atasco legislativo? El lado oscuro sigue siendo el desbordamiento del salvajismo contra las personas, inocentes o delincuentes, y la siniestra complicidad de criminales, policías y autoridades locales, no obstante la constante detención de capos y sicarios por los cuerpos coactivos del Estado. La crisis de la seguridad ha provocado que por la hartura, la ira o la desesperación voces notables argumenten en favor de un pacto con el crimen, posición cuestionable. Pero en la lista negra de la política hay otros factores que deben ser anotados. No está probado que haya sido socialmente beneficioso el fracaso de la alianza política, sacrificada en aras de la unidad de las izquierdas, pues ignoramos aún el real proyecto de gobierno de las izquierdas, aun si sabemos que siguen sosteniendo una visión maniquea obsoleta entre estado y mercado, entre capital y trabajo, que pronostica inestabilidad política y regresión económica. Tampoco sabemos si su eventual proyecto será convincente fuera de su círculo de fieles y si podrán ser políticamente vencedores empezando por el Estado de México. A esto hay que añadir la aparición de dos personajes que están llamados a abrumarnos por año y medio, Moreira y López Obrador (seguramente aparecerá un panista dentro de poco), que se han programado a criticar y cuestionar todo, a inculpar de todo a una mafia o a un partido, a traspasar el lenguaje racional, a atacar, a buscar culpables en vez de explicaciones, a hacer que la política retroceda a los comportamientos improductivos de la confrontación, el insulto y la veleidad demagógica. La Pascua y la primavera coinciden en recordarnos que es posible tener esperanzas de vida diversa, incluyendo la vida política. Esperemos que así sea. (Reforma)

Caos

  • Otto Granados. Descifrar el caos. Dicen los expertos que los distintos lenguajes, mitos e historias que una sociedad construye y utiliza para comunicarse entre sí son una de las fórmulas más interesantes —y útiles— para entender algo así como la psique nacional. En este sentido, en el caso de México se ha producido en los últimos años un fenómeno en cierto modo patológico que consiste en que la gente tiende a elaborar relatos personales o familiares que no son coherentes con la realidad del entorno en que vive o por lo menos que no lo son de manera dominante. La consecuencia de esa especie de disonancia cognitiva es que dificulta entender exactamente lo que ocurre en el país porque nuestras creencias y los hechos parecen contradictorios, aunque no lo sean en la práctica ni en todos los aspectos, lo cual debilita la energía colectiva que toda comunidad necesita para salir adelante en circunstancias críticas. Por ejemplo, la información dura de los censos y de estudios serios recientes muestra que en México han crecido, por ejemplo, las clases medias, el poder adquisitivo, el consumo privado, el ingreso per cápita, los años de escolaridad o las familias que tienen vivienda propia, entre otras cosas. La normalidad electoral es razonablemente eficiente y evidente la estabilidad macroeconómica. Sin embargo, el estado de ánimo y la percepción de la sociedad es contrastante con ese panorama y las encuestas muestran que la incertidumbre, la desconfianza, el pesimismo y una autoestima devaluada son hoy sus signos característicos. Es cierto que la inseguridad y la violencia probablemente influyen de manera muy importante en la revisión de todo lo demás que sucede en México y conduce a un escenario donde no nos explicamos exactamente dónde estamos y a dónde vamos. En otras palabras, da la sensación de que hemos perdido el punto de equilibrio de nuestra vida como comunidad —que era más o menos visible en los estudios sobre cultura cívica de los años sesenta cuando se hablaba incluso del “excepcionalismo” mexicano— y como no hay una explicación relativamente racional que introduzca cierto orden en el caos, que descifre la complejidad de la situación presente o que nos ponga un referente contra el cual comparar cómo vamos, por ejemplo, en la estrategia de seguridad, entonces no identificamos qué cosas son las que le dan un sentido de propósito a nuestro papel como integrantes de una colectividad. Tal confusión sugiere, además, otro fenómeno letal: las fuentes y mecanismos de socialización —familia, escuela, iglesias, medios tradicionales o nuevas tecnologías de información y redes sociales— no han logrado darle claridad al mapa de nuestros activos y pasivos ni, mucho menos, construir una narrativa, una historia o un mensaje que sirva de factor de cohesión y de combustible poderoso para animar a una sociedad temerosa y frágil. Lo peor del caso es que, en una coyuntura electoral, tales grados de desorientación suelen llevar a malas decisiones y a mala política. (La Razón)

Mafias / Verde / Reformas

  • Ricardo Alemán. Mafias familiares. Uno de los signos que marcarán la elección del 3 de julio en el Estado de México será la participación de cuatro grupos mafiosos en la contienda para relevar del poder a Enrique Peña Nieto. Se trata de esas groseras empresas familiares que, por años, se han enriquecido a costillas del dinero público, que no rinden cuentas a nadie, que ostentan un poder político y económico demencial y que, por tanto, se venden al mejor postor. ¿Y cuáles son esas mafias familiares? Todos las conocen. Son los partidos Nueva Alianza, Verde Ecologista, Del Trabajo y Convergencia, cuya participación en la contienda mexiquense podría ser clave para ratificar el triunfo, sea del priista Eruviel Ávila, sea del perredista Alejandro Encinas. ¿Pero qué son, qué representan, quién regentea esos negocios familiares? En el caso del Partido Nueva Alianza —genialidad político-electoral que, nos guste o no, muestra la habilidad de la señora Gordillo— se trata de un partido político creado a partir del gremio más numeroso de trabajadores al servicio del Estado: el SNTE, que al mismo tiempo es resabio del viejo control caciquil de los tiempos del viejo PRI. A la dueña de ese feudo, literalmente hablando, todos la conocen: se llama Elba Esther Gordillo. Pero lo verdaderamente interesante del tema es que el Panal, que en 2006 se metió a la cama con los azules, parece que en 2012 estará bajo las sábanas de los tricolores. La verdad es que los cascos ligeros del Panal son parte de su rentabilidad en tanto negocio familiar para esa fabulosa empresa mexicana que es la temporada político-electoral. Es decir, se vende al mejor postor, según la temporada, según el tipo de elección y, claro, según los intereses de la señora Gordillo. Y por último vale recordar —porque muchos lo olvidan— que el SNTE vive del dinero público, que los trabajadores de la educación son servidores públicos y que el Panal recibe prerrogativas del dinero público. Al final asistimos a la creación de uno de esos frankenstein de la política mexicana, que surgen del dinero público y se convierten en empresas privadas y familiares que medran a su antojo sin rendir cuentas a nadie. ¿Qué tal? El Partido Verde es otro caso patético. Sus militantes son un puñado de vividores de la política y del poder; igual de promiscuos que el Panal —porque en la noche están en una cama y amanecen en otra—, y que se han enriquecido de una franquicia pública, que vive del dinero público, que medra con la zanahoria de “lo verde”, pero que no le rinden cuentas a nadie. Estos dos partidos, el Panal y el PVEM, son los aliados del PRI y empujarán a Eruviel Ávila. Pero en la tienda de enfrente no cantan mal las rancheras. Resulta que en apoyo a Alejandro Encinas veremos a la más patética empresa familiar de la industria electoral mexicana. Sí, al Partido del Trabajo, creado por los hermanos Carlos y Raúl Salinas, que toda su vida ha sangrado al erario y que, por increíble que resulte, hoy aparece como el partido estandarte del “México bueno”. A los lopistas les provoca ronchas una alianza PAN-PRD en el Estado de México, pero no les causa “asquito” vivir en la casa que Salinas le puso a los izquierdistas vividores de los años 80. ¿Qué tal de congruentes? El PT de Alberto Anaya ha establecido alianzas con todos; con el PRI, el PAN y el PRD; pero además con el PVEM, Panal y hasta con partidos regionales. ¿Qué quiere decir eso? Algunos dirán que se trata del campeón de la pluralidad, otros justificarán que es el rey de las alianzas y hasta señalarán como una virtud meterse a las sábanas de todos los ejércitos. Lo cierto es que el PT es el ejemplo del oportunismo político. Por eso hoy es el partido preferido del rey del oportunismo, Andrés Manuel López Obrador. Y la lista termina con otro invento no menos cuestionable: el Partido Convergencia, creado por el ultrapriista Dante Delgado, que de manera repentina amaneció convertido en prohombre de la izquierda mexicana, cuando toda su vida vivió del PRI. ¿Qué es Convergencia, cuál es su ideario político, con qué come su doctrina..? Es tal la farsa de su propuesta político electoral, que sus dueños la han resumido en un jingle que dice “¡naranja, naranja!” O sea, podemos decir que Convergencia es un color, una fruta o un estribillo. Y punto. Hoy nadie conoce el resultado de las elecciones en el Estado de México, pero lo cierto es que ya hay ganadores: los vividores de la política, los partidos familiares, verdaderas mafias del poder. Al tiempo (Excélsior)
  • Templo Mayor. ¡VERDE! Así se va a poner Jorge Emilio González Martínez cuando se entere de lo que se está cocinando en el IFE. TAN PRONTO como hoy mismo comenzará a circular en el instituto un dictamen de la Unidad de Fiscalización, en el que se determina imponerle al Partido Verde una multa de ¡250 millones de pesos! UNA SANCIÓN como ésa debe ser dolorosa para cualquier partido, pero más para uno como el PVEM cuyo lema podría ser “la lana es la lana”. EL ORIGEN de esta multa se remonta al año 2009, cuando el actor Raúl Araiza encabezó la campaña publicitaria del partido, llevándolo al grado de lo subliminal pues aparecía en una telenovela vistiendo una playera en la que se leía “Soy verde”. EN EL FONDO, lo que el IFE estaría sancionando sería la llamada “publicidad integrada” que ofrece cierta televisora -¡no digan nombres porque hacen berrinche!- y que tanto gusta a muchos políticos. CONSISTE en la elaboración y transmisión de spots disfrazados de informes de labores junto con “entrevistas” en noticiarios nocturnos, apariciones en programas de revista matutinos y, si se puede, hasta inclusiones en algún partido importante de futbol. O como fue en este caso, en una telenovela en horario AAA. SE PREVÉ que los consejeros del IFE discutirán el tema el próximo 27 de abril, a ver si para entonces se mantienen firmes pese a los cañonazos que, seguramente, les lanzarán desde la pantalla. (Reforma)
  • Leo Zuckermann. Nada de reformas. ¿Se acuerda usted de la propuesta fiscal que presentó la bancada del PRI en el Senado el mes pasado? ¿La que proponía reducir la tasa del Impuesto al Valor Agregado, generalizarlo y dejar una pequeña canasta básica exenta? ¿La que contemplaba otras medidas como disminuir la tasa del Impuesto Sobre la Renta, establecer un “impuesto de control” e instituir un régimen simple de contribución para las personas físicas y morales de menores ingresos? ¿Se acuerda? Si no se acuerda, no se preocupe porque esta reforma está muerta. La mató el gobierno panista y los propios priistas de la Cámara de Diputados. ¿Se acuerda usted de la propuesta de reforma laboral del PRI que se iba a aprobar este mes? ¿La que contemplaba una serie de cambios mínimos? ¿La que no tocaba ni con el pétalo de una rosa a los sindicatos para hacerlos más transparentes y democráticos? ¿La que supuestamente modernizaría un poquito el mundo laboral mexicano? ¿Se acuerda? Pues si no se acuerda, no se preocupe porque esta reforma está congelada. La congelaron los propios priistas hasta nuevo aviso. Estos días nos enteramos de que el Senado piensa revivir la reforma política que ha estado muerta durante todo este sexenio (la que se prometió en 2007, con todo y una “ley convocatoria”, terminó en una reforma electoral para fortalecer los intereses de los partidos políticos). Ahora, de acuerdo a reportes de prensa, el Senado al parecer discutirá ciertas reformas políticas como permitir la reelección inmediata consecutiva en el Poder Legislativo, autorizar las candidaturas independientes, establecer una especie limitada de referéndum, otorgar al Presidente la reconducción presupuestal, establecer un mecanismo claro en caso de que el Presidente falte y ratificar a los principales funcionarios de los órganos reguladores del Estado (Cofeco, Cofetel, CRE) por parte del Senado. Vale la pena destacar que estas reformas implican cambios en la Constitución, por lo que se requiere una mayoría de dos terceras partes del Senado, dos terceras partes de la Cámara de Diputados y la aprobación de la mitad de las legislaturas locales. Es decir, se necesitan muchos votos, lo cual implica un acuerdo de los tres principales partidos: PRI, PAN y PRD. Me sorprendería mucho que esta reforma se aprobara. La verdad no creo que existan las condiciones políticas para que camine. El senador Beltrones propuso las reformas fiscal y política para posicionarse como el político mexicano de las ideas; el que está pensando en los asuntos serios del país; el que está proponiendo las reformas que urgen; el que fija la agenda. Pero, del otro lado de su partido, se encuentra Enrique Peña Nieto con una postura más pragmática desde el punto de vista electoral. La estrategia del gobernador mexiquense, quien controla la bancada priista en la Cámara de Diputados, es no mover nada que pueda poner en peligro la elección en su estado y posteriormente la presidencial. “No hagan olas”, parece ser la consigna de Peña Nieto, el precandidato presidencial más adelantado en las encuestas. Hay quien piensa que esta estrategia de inmovilismo puede costarle votos al PRI el año que entra. Puede ser. Pero también lo contrario puede ser verdad, es decir, que en estos momentos sacar una reforma fiscal, laboral o política conlleva el riesgo de afectar intereses poderosos que bien podrían cobrarle la factura al PRI en las próximas elecciones. Creo que, al final del día, la postura de Peña Nieto se va a imponer en el PRI y, de aquí a que sean las elecciones presidenciales, no habrá reformas legislativas importantes. (Excélsior)

Chalco

  • Miguel Ángel Granados Chapa. Valle de Chalco. Afectados una vez más por inundaciones, vecinos del Valle de Chalco protagonizan, para su mal, un caso paradigmático de lo que son la política y la administración pública cuando usan a la gente pobre en vez de realmente servirla. El domingo en la madrugada, fuertes lluvias (semejantes a las que en la víspera cayeron sobre la Ciudad de México) causaron la rotura del bordo del río de La Compañía. Las aguas negras que eran contenidas por el bordo tuvieron libre flujo y se derramaron sobre las casas de más de 300 familias y llegaron hasta la autopista México-Puebla, cuyo tránsito se interrumpió durante varias horas, hasta que concluyeron las tareas de limpieza necesarias para dejar funcionando normalmente esa concurrida vía. Muchas de las familias dañadas por la inundación dominical padecieron una semejante en febrero del año pasado. Y un número menor, pero no por ello menos importante, habían sufrido estragos semejantes hace ya más de una década, en 2000. En ambos momentos se anunciaron obras que impedirían la repetición del suceso, avisos que como es obvio resultaron contradichos por la realidad. Valle de Chalco nació con mal fario porque fue producto de la rapacidad y no de la planeación urbana en las inmediaciones de la Ciudad de México, necesaria para desfogar la altísima concentración humana y vehicular en el Distrito Federal. El presidente Carlos Salinas practicó la lenidad que ha sido la norma en esos casos con los invasores y defraudadores que venden terrenos en espacios faltos de servicios urbanos. Y después de que cientos de miles de personas se habían asentado en la zona para satisfacer su necesidad de vivienda, sin remediar las carencias urbanas, Salinas propició la conversión de esa comarca en un municipio, donde se aplicaron algunas de las recetas del programa nacional de solidaridad. Ese proyecto no era, como lo decía su propaganda, “una nueva manera de hacer las cosas”. Era más de lo mismo: la explotación política de la pobreza, la creación de un escenario para mostrar resultados conseguidos en forma tan artificiosa que tan pronto como se fue Salinas desaparecieron. Todavía pudieron los lugareños contar con un momento más de distinción, cuando el próximo santo Juan Pablo II los visitó para ilustrar su contacto con los más pobres. Los fraudes así encimados han ido mostrando sus efectos al correr del tiempo. El sobrepoblamiento ha generado una demanda de agua que a su vez condujo a la sobreexplotación de los mantos acuíferos con daño a la textura y densidad del suelo. Entre otras consecuencias de tal alteración ocurrió que el canal de La Compañía, que debía servir como vía para el desagüe empezó a dejar de cumplir su función pues su curso se invirtió. Ello produjo la inundación del año pasado. Entonces se resolvió construir un túnel, en un nivel inferior al alterado canal, para suplir su funcionamiento. La obra, que implica una planta de bombeo, fue inaugurada apenas hace cinco semanas. En su discurso inaugural el presidente Felipe Calderón fue contundente: “estamos haciendo una obra enorme que evitará y terminará con las inundaciones del río de La Compañía en los municipios de Chalco, Valle de Chalco, Ixtapaluca y Solidaridad”. Se percató de inmediato que había incurrido en un error y corrigió al recordar que Valle de Chalco ha recuperado su nombre actual después de que la demagogia priista lo denominó Solidaridad. Calderón insistió en el carácter definitivo de la obra: “Con eso vamos a evitar las inundaciones”. Y recordó, como algo que pertenecía francamente al pasado, que el año anterior había platicado “con la gente de las colonias de El Molino, de San Isidro, de Avándaro, tanto en Ixtapaluca como en Valle de Chalco”. Los colonos de San Isidro han sido dañados dos veces por las inundaciones. Muchos de ellos estaban apenas estrenando mobiliario, pagado con los auxilios del gobierno estatal, que demoraron en llegar. Y ahora de nuevo esos muebles están echados a perder. La fractura del canal fue causada por una suma de factores evitables. Por un lado, se acumuló basura en el cauce del canal, la que tiran los habitantes y la que depositan allí los concesionarios que prestan el servicio de limpia a los ayuntamientos de la comarca, que quieren minimizar sus costos deshaciéndose de los desechos tan pronto como pueden, sin depositarlos en la forma prevista por la ley. El personal de Conagua, que opera el túnel de un mes de vida, debió retirar la basura o abrir las rejillas para que esos desechos no impidieran el ingreso del agua caída en exceso. Así lo reconoció el propio director de la Comisión Nacional del Agua, José Luis Luege. No es banal señalar que una vez más, cuando se ve en el aprieto de hablar sin un guión preparado por sus asesores, el gobernador Enrique Peña Nieto muestra sus limitaciones para articular una frase completa. Y cuando lo consigue, corona su expresión con un verbo hechizo, como taponear, mismo que fue recogido por la versión ofrecida a la prensa por su oficina. Peña Nieto, hay que apreciarlo, estuvo el domingo y el lunes en el teatro de los acontecimientos, ofreció una ayuda de 20 mil pesos a cada familia afectada, y se reunió con miembros del gabinete federal en la Secretaría de Gobernación. El propósito fue formar un grupo de trabajo que coordine las acciones del gobierno estatal y el de la República. Esperemos que ese grupo de trabajo identifique las zonas frágiles en el nuevo túnel y en el viejo canal. Los vallechalquenses merecen seguridad. *******Cajón de Sastre.  Cada día crece la duda y aun la sospecha sobre el papel que el Ejército quiere que Rodrigo Elizalde, apodado El Chemis, desempeñe en la averiguación (que ya no les corresponde, sino al Ministerio Público) sobre el asesinato de Juan Francisco Sicilia y seis personas más. El hecho mismo de que los militares recibieran con toda naturalidad al presunto delincuente, no obstante que fue presumiblemente detenido por una partida de maleantes y, tras torturarlo sin misericordia, lo entregaron a las autoridades, despierta dudas sobre su relato. Ante las autoridades, su testimonio fue desde el principio inconsecuente y sólo ha servido para pretender involucrar a familias ajenas a la vida y la muerte del joven Sicilia, en uno de cuyos domicilios la tropa cometió atropellos que, conocidos públicamente -no sé si denunciados ministerialmente- no han ameritado siquiera una disculpa de los jefes de los abusivos. (Reforma)

Excepción

  • Joaquín López-Dóriga. Ya hay estado de excepción. Ayer le recordaba que en septiembre de 2009, el presidente Felipe Calderón se había pronunciado contra la aplicación del estado de excepción previsto en la Constitución, en alguna o algunas regiones del país donde las garantías fundamentales han sido canceladas por el crimen organizado, que ha hecho valer su propio estado de excepción. En aquellos días, septiembre de 2009, cuando la violencia del crimen organizado crecía, pero aún no alcanzaba los actuales niveles de terror, el secretario de la Defensa Nacional, general Guillermo Galván Galván, apuntaba, en privado, esa posibilidad sin que transitara oficialmente. Correría todo 2010 con su escalada violenta nunca vista: coches bomba y ejecuciones masivas en Ciudad Juárez, los asesinatos de 10 alcaldes y en Tamaulipas de los candidatos José Mario Guajardo (PAN), a la alcaldía de Valle Hermoso, el 13 de mayo, y un mes después, el 28 de junio, el del candidato del PRI a ese gobierno, Rodolfo Torre Cantú; en agosto la masacre de los 72 emigrantes en San Fernando, y en este marzo, la de decenas, quizá centenares, de personas asesinadas y sepultadas en fosas clandestinas. Si eso no es un estado de excepción, ¿qué lo es? El artículo 29 de la Constitución establece las condiciones para decretar la suspensión de garantías en caso de perturbación grave de la paz pública o de cualquier otro que ponga a la sociedad en grave riesgo o conflicto. La pregunta es: ¿no hay en amplias zonas de Tamaulipas y Ciudad Juárez un caso de perturbación grave de la paz pública o cualquier otro que ponga a la sociedad en grave riesgo o conflicto? Este es un tema que sé ha estado en la mesa del presidente Calderón, que es el único que, de acuerdo con los titulares de su gabinete y la aprobación del Congreso, puede decretar por tiempo y zonas limitados la suspensión de garantías. El momento ha llegado, las condiciones están dadas. ¿O habrá que esperar a que empeore? ******Retales. 1. TIANGUIS. Arranca la subasta del tianguis itinerante a ver qué gobierno da más, reedición de la puja por la nueva refinería. Por lo pronto, en estas vacaciones, el presidente Calderón no fue a Acapulco, fue a Cozumel; 2. LABORAL. La cancelación priista de su reforma laboral, firmada en ciego por la bancada panista, confirma cómo lo electoral detiene las decisiones, y el temor a López Obrador, que se opone; y 3. ROMA. Por un momento pensé, lo apunté aquí, que por la fecha, 1 de mayo, el presidente Calderón no iría a Roma a la misa de beatificación de Juan Pablo II a pesar de haber sido invitado oficialmente por la secretaría de Estado. Pero tras su visita a Perú, la próxima semana, viajará a Roma para esa ceremonia de beatificación en el Vaticano. (Milenio)

 

Pelotón / Cannes / Delincuencia

  • Raymundo Riva Palacio. El pelotón de las élites. ¿Alguien lo duda? El presidente Felipe Calderón perdió la guerra contra el narcotráfico, pero en el campo de batalla de la República de las Opiniones. A lo largo de cinco años, los pocos pelotones que vieron con ojos críticos la manera como el gobierno federal se lanzaba a la guerra contra los cárteles de la droga, han visto como su frente de batalla se ha engrosado. Hoy, el consenso presidencial para la guerra es inexistente en las élites, que disparan campañas dirigidas a él que dicen “¡No más sangre!”, “¡Ya basta!”, y “¡Estamos hasta la madre!”. Pero cuidado, porque el mundo de la percepción no es real. El presidente Calderón no está mudo. Respondió, si no en un lenguaje quid pro quo, sí al tú por tú práctico, que los ya bastas deben ser dirigidos a los criminales no al gobierno, provocando un aluvión de críticas en las trincheras de las élites, aún en las viejas aliadas. Intelectuales que sirvieron de cabilderos de su gabinete, pastoreando periodistas, profesionales que se emplearon de asesores en comunicación política y figuras que se alquilaron de ideólogos, abandonaron el barco calderonista, y se acercaron a aquellos que antes denostaban por sus posiciones críticas. Durante meses hubo muy pocos espacios —este incluido—, que planteó que el esquema de propaganda política del gobierno en sus spots sobre la delincuencia organizada, era el equivalente a la apología del delito. El gobierno federal reaccionó hace casi un año, modificando la utilización de averiguaciones previas como parte de sus guiones en los spots, mientras que la masa de la República de las Opiniones comenzó a reparar ello apenas en el segundo semestre del año pasado. Bajo esa línea de pensamiento, hubo críticas generalizadas —incluido también este espacio—, contra la utilización mediática de un narcomenudista, José Jorge Balderas Garza, conocido como el “J.J.”, cuya acción más famosa fue supuestamente haber agredido al futbolista Salvador Cabañas en un bar de celebridades. Balderas Garza fue puesto ante las cámaras de televisión de TV Azteca y Televisa, para que dos de sus conductores estrellas lo entrevistaran. El JJ apareció fresco, bien peinado y bien vestido, aparentando ser más un joven millonario con el suficiente dinero para dedicarse a la buena vida, que un distribuidor de droga del narcotraficante Edgar Valdés Villarreal, La Barbie . Las críticas a lo que muchos —este autor incluido— consideraron un exceso de la propaganda, no tuvieron eco real en el gobierno federal. Una encuesta ordenada por Los Pinos para medir el impacto de esas entrevistas resultó en que el 70% de los mexicanos no la habían procesado igual que en la República de las Opiniones, sino al contrario: mostrarlo, probaba que el Presidente sí va en serio en la lucha contra las drogas y que está dando resultados. La división de criterios sobre la utilización mediática de los criminales a través de spots o entrevistas como las de El JJ refleja también el abismo que separa al presidente Calderón de las élites en la lucha contra la delincuencia organizada. Hay una ausencia de consenso en lo que se identifica como “el círculo rojo” —periodistas, intelectuales y un sector de la sociedad—, pero en las encuestas diarias para medir el pulso de la gente en general, denominada “círculo verde”, el respaldo es terminante. Mientras para la mayoría de las élites la guerra la va perdiendo el gobierno federal, para la sociedad en su conjunto, la va ganando y el apoyo para el presidente Calderón es abrumador. La estrategia mediática ha sido tan persuasiva, que dentro del Ejército, que eran los más reticentes a este tipo de estrategia de comunicación, admiten ahora que la presentación de criminales en las pantallas de televisión sí ayudó a cambiar la opinión de la gente a favor de la lucha contra el narcotráfico. El Presidente ha logrado mediante ese tipo de propaganda, el consenso para gobernar. En este contexto, que haya perdido el consenso de las élites parece algo muy marginal. El pelotón de las élites no ha podido convencer a la mayoría de la gente con sus argumentos que la guerra no lleva a ningún lado, que no existe estrategia y tampoco resultados. La propaganda sostiene, en cambio, niveles de aprobación a la lucha contra las drogas de 7 de cada 10 mexicanos. Habrá quien cuestione las encuestas presidenciales, pero una pública reciente, de Consulta Mitofsky, muestra que la principal preocupación de los mexicanos es la inseguridad pública, mientras que el narcotráfico bajó de 7% de preocupación el año pasado, a 5% en el primer trimestre de este año. Es decir, el discurso machacante del gobierno federal del narcotráfico como un problema federal que a todos concierne, y la seguridad pública como una responsabilidad primaria de gobiernos estatales y municipales, ya penetró en la sociedad. Las élites no han hecho ese deslinde en su crítica, ni construido un argumento persuasivo que explique y vincule ambos tipos de fenómenos para reenfocar el abordaje crítico de la estrategia del Presidente. Por lo pronto, en el campo de batalla de las persuasiones, la guerra por las mentes la va ganando el gobierno federal. (La Razón)
  • Pablo Hiriart. El narco, a Cannes. Desde el gobierno se nos dice que además de violencia y narcotráfico, en el país hay muchas cosas positivas que los medios de comunicación no reflejan y se pide equilibrio en la información. Si así piensan, entonces que nos expliquen en el gobierno por qué financian con 20 millones de pesos a películas que versan sobre narco, crimen y corrupción, que se van al Festival de Cannes. Creo que está bien financiar filmes de calidad como seguramente lo son Miss Bala y Días de Gracia, las películas mexicanas que irán a Cannes, independientemente de su temática. Es asombrosa la incongruencia que hay en el gobierno, al reclamar a los medios por insistir en el tema de la violencia, y por otro lado financiar películas que tienen ese contenido. Sucede que la agenda de seguridad es tan fuerte que opaca cualquier otro tema. ¿Qué hecho noticioso positivo va a competir con las narcofosas de Tamaulipas donde hay más de un centenar de cadáveres? La agenda de seguridad no la pusieron los medios, sino que la puso el gobierno. Y por el peso que tiene avasalla a cualquier otro acontecimiento positivo. El crecimiento económico va a ser muy alto este año. Mucho mayor que el pronosticado por el propio gobierno y los especialistas. Muy bien. Es una nota de primera plana y después nada, porque hay que esperar a que esos resultados se den e impacten en un mejor nivel de vida tangible para la población. Y mientras eso ocurre tenemos decenas de encajuelados, degollados, asesinados, secuestrados y mutilados en el contexto de la guerra contra las drogas. Lo que quiere el gobierno es que eso pase a la página de la nota roja, y eso no se puede. No se puede porque es lo que más está impactando en la calidad de vida en el país. Con estas tasas de criminalidad, crueldad e impudicia asesina, es difícil apreciar a gusto las bondades que sin duda hay a nuestro alcance. Por eso la inseguridad y el crimen también llegan a la pantalla grande. Y con financiamiento del gobierno. Qué bueno que lo haga, pero entretanto nos debe una explicación de por qué se pide una cosa y se financia otra. Si el gobierno insiste en que no se debe sacar al exterior la imagen de un país asediado por el crimen y la violencia, ¿cómo es que aporta 20 millones de pesos para dos películas que van al Festival de Cannes con lo peor de nuestro país? (La Razón)
  • Javier Ibarrola. Delincuencia contra libertad. La delincuencia y la lucha contra la delincuencia nos han hecho perder en gran parte la libertad que nos concede la Constitución. Muchas veces nos preguntamos ¿desde cuándo y por qué llegamos a esta situación? ¿Por qué creció la delincuencia al grado actual? Gran parte de las razones está contenida en la entrevista que en Brasil se hace al delincuente conocido como Marcola, la cual refleja una coincidencia con lo que pasa en nuestro país. Resulta muy interesante para los contactos del Caomir, Centro de Análisis y Opinión de Militares y Marinos Retirados, y para aquellos que quieran obtener respuestas a sus preguntas sobre la situación que estamos sufriendo en México. Expuesto por el general Carmelo Terán, directivo del Caomir, el complemento que se puede dar en nuestro país es la imprevisión y consecuencia, la falta de preparación de las fuerzas de seguridad, incluyendo a las fuerzas armadas, para enfrentar los problemas que ahora tenemos. Hoy, cuando falta un cuarto para las doce pretendemos, apenas y con la oposición de políticos, aprobar leyes que fortalezcan a las instituciones responsables de conducir la lucha contra la delincuencia, que podrían devolvernos gran parte de la libertad que hemos perdido. Por otra parte, el número de cuerpos encontrados en las fosas clandestinas en San Fernando, Tamaulipas (hoy llamado Mataulipas), es la noticia del momento tanto nacional como internacionalmente, pues en ella se exhibe plenamente el grado de inseguridad que vivimos en México, y con ello nos acercamos cada vez más al reconocimiento de la existencia de un Estado fallido, que con frecuencia es negado por las autoridades responsables de la seguridad pública y de la seguridad interior, y de esa manera también nos acercamos más a la situación que otros han planteado, la necesidad de que en defensa de los derechos humanos la ONU tenga una intervención más activa en nuestro país. Por otra parte, la situación de Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila y Chihuahua hace que algunos ya empiecen a pensar en la suspensión de las garantías individuales como facultad del Poder Ejecutivo, aunque existe el obstáculo que represent la falta de leyes que reglamenten la actuación de las fuerzas de seguridad en una situación que no hemos vivido, por lo tanto corresponde a nuestros legisladores la responsabilidad de construir el andamiaje legal en que deben apoyarse dichas fuerzas al participar en una situación de esta naturaleza a fin de que se apeguen al estado de derecho. El general Terán sostiene que se tiene conocimiento de que otro de los efectos colaterales en las operaciones contra la delincuencia organizada es el incremento de militares sujetos a procesos; el proceso de un militar como presunto responsable de un delito se inicia cuando el juez de la causa concede el auto de formal prisión; sin embargo, en muchos de los casos, antes de que esto ocurra, se le ordena desocupar la habitación que les proporciona la fuerza armada, se le suspende el sobrehaber y otros derechos, y al dictársele el auto de formal prisión se le suspende un porcentaje considerable de sus haberes, con lo cual se afecta tremendamente a la familia, es decir, antes de que se le sentencie ya se le está imponiendo una serie de castigos, pero lo más grave es que en caso de resultar absuelto, no se le devuelve todas las percepciones a que tiene derecho; esa situación ha obligado a que actualmente se presenten casos en que están solicitando la protección de la justicia federal ante lo que se considera un abuso de autoridad, los resultados revelarán si la situación planteada está apegada a derecho y de no ser así es posible que se incrementen los amparos entre marinos y militares que hoy se encuentran sujetos a proceso. (Milenio)
Anuncios

Acerca de Imagen Política

Somos un grupo de profesionales de la comunicación, que hemos conjuntado nuestra capacidad y experiencia en las áreas del periodismo escrito, radiofónico y de análisis político, que nos permite ser la firma más exitosa de: consultores políticos, de comunicación, estrategias de mercadotecnia y cabildeo.
Esta entrada fue publicada en Síntesis Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s