MÉXICO SE ACAPULQUIZA

MÉXICO SE ACAPULQUIZA

El puerto de Acapulco se ha convertido en el mejor modelo de lo que vivirá México en los meses y años por venir.

Durante el día helicópteros de la policía federal, con elementos por fuera del fuselaje con uniforme de camuflaje y poderosas armas, sobrevuelan la ciudad, lo que produce la sensación de protección y también de miedo.

Guerrero hace tiempo quedo atrapado en la ingobernabilidad, aunque Acapulco mantenía el orden que obliga la importancia de los intereses de las grandes corporaciones turísticas internacionales y nacionales.

Hoy muchos de esos capitales emigraron a otros países o a otras regiones del país en donde se sienten más seguros, con mayor protección, como en el Caribe mexicano o en la zona de los Cabos, en Baja California Sur.

Acapulco se ha proletarizado, concepto chocante pero que refleja la realidad de empobrecimiento, abandono y envejecimiento creciente.

Durante 50 años Acapulco representó la belleza, el glamur y el orgullo como centro turístico de nivel internacional.

Del 2006 a la fecha coincidió la ineficacia del gobierno municipal representada por el alcalde Manuel Añorve, (quien en buena hora perdió la gubernatura); del estatal con el hoy ex gobernador Zeferino Torreblanca, quien nunca logró la identidad o pertenencia propia de un gobernante; y del federal, representado por Felipe Calderón Hinojosa.

Curiosa coincidencia de mal gobierno porque cada uno de ellos representa a los tres principales partidos en el poder: PRI, PRD y PAN.

Su ineficacia se prueba en que el Centro de Convenciones de Acapulco que fue sede de todo tipo de eventos nacionales e internacionales hoy está abandonado y ya bajo la jurisdicción militar de la Secretaria de Marina.

Su destino es incierto por información insuficiente, pero se presume que se convertirá en centro de capacitación militar, con todo lo que ello implique. A un kilómetro de distancia se encuentra la base militar de Acapulco que muchos empresarios han sonado con privatizar pues se encuentra en las inmediaciones de Las Brisas y forma un protegido recodo marítimo en la bahía de Santa Lucía.

Acapulco se empobreció, se pauperizó y se volvió violento. Que fue primero: la pobreza o la violencia, es la pregunta que ninguno de los gobiernos municipal, estatal o nacional, priísta, perredista o panista se han planteado.

Éste es el problema, que ninguno acude a la búsqueda de las causas de los problemas de ingobernabilidad que hoy se enfrentan.

Lejos de sentirse protegidos, los turistas que ven los sobrevuelos con policías federales encaramados sobre el tren de aterrizaje de los helicópteros, sienten miedo.

Es el reflejo de lo que vive el país.

La Semana Santa, aparte de los motivos religiosos, se caracteriza por la oportunidad que muchas familias tenían de viajar. Muchas lo hacían con limitaciones económicas, con más entusiasmo que dinero para atiborrar las playas.

Acapulco llora la pérdida del tianguis turístico, pero antes ya había perdido mucho: glamur, estilo, tradición, gobernabilidad.

Al país, sin exageración, le pasa algo similar. Perdemos turismo, riqueza, tranquilidad, armonía y así sucesivamente, mientras crecen el desorden, la ilegalidad, la inseguridad, la ingobernabilidad y la violencia.

La acapulquización del país, aunque no nos guste reconocerlo. Ya hasta los springbreakers evitaron venir a reventarse a los puertos mexicanos por la mala fama que ha adquirido el país.

Lo que le pasó a Acapulco con la confluencia de gobernantes priístas, perredistas y panistas en los tres niveles de la burocracia, ya le pasa al país, reconozcámoslo o no, nos guste o nos incomode.


Anuncios

Acerca de Imagen Política

Somos un grupo de profesionales de la comunicación, que hemos conjuntado nuestra capacidad y experiencia en las áreas del periodismo escrito, radiofónico y de análisis político, que nos permite ser la firma más exitosa de: consultores políticos, de comunicación, estrategias de mercadotecnia y cabildeo.
Esta entrada fue publicada en Columnas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s