¿TENEMOS EL DIAGNOSTICO Y ESTRATEGIAS CORRECTAS CONTRA EL CRIMEN ORGANIZADO?

 ¿TENEMOS EL DIAGNOSTICO Y ESTRATEGIAS CORRECTAS CONTRA EL CRIMEN ORGANIZADO?

Por Ernesto Partida Pedroza

 En lo que va del sexenio de Felipe Calderón van más de 40,000 muertos, muchas empresas han cerrado sus puertas, hay  inversiones que se han dejado de hacer  por  la inseguridad en muchos estados,  el turismo ha descendido significativamente, hay miles de casas abandonadas,  los que han tenido los suficientes recursos han emigrado a Estados Unidos y los gobiernos han  mostrado su evidente incapacidad para resolver el problema de la inseguridad.

Un delito muy común es la extorsión, cuando las víctimas se presentan ante la autoridad para denunciar los hechos, estos le contestan a las víctimas, “cierren su negocio o cedan ante sus peticiones”.

En otras palabras, los gobernantes han cedido la plaza, pero siguen ocupando sus puestos y siguen cobrando.

Cada cierto tiempo suceden asesinatos de alto impacto que conmueven a la sociedad entera a tal grado que a partir de esos hechos  se organiza la sociedad civil para protestar, los días, los meses y los años pasan y todo vuelve a la “normalidad”.

El miedo se ha apoderado de un sector importante de la población, a tal grado que la vida nocturna de muchas ciudades  ha desaparecido.

Se han hecho advertencias: “Si no pueden, renuncien”, el tiempo pasa y ni pueden y ni renuncian.

Se critica al presidente ferozmente por la  estrategia, pero nadie propone otra.

Los partidos  de la oposición  (en especial el PRI) y que están en el congreso aprovechan para criticar al presidente en cada oportunidad, pero parece que ser que el poder legislativo le apuesta a que al presidente le vaya mal y de esa manera  volver al poder como los salvadores de la patria.

Los mexicanos padecemos de una  memoria muy  corta, se ha olvidado que los actuales problemas del país se generaron en los 70 años del PRI, y ahora la gran mayoría de la población está pensando en darle una nueva oportunidad a ese mismo PRI, ¿Hasta cuándo aprenderemos de nuestra historia?

Muy seguido nos dicen los priistas que son la mejor opción, de que ellos si saben gobernar, de que han mejorado sus prácticas, pero los estados más violentos son los gobernados por ese partido, ¿Por qué no ponen la muestra en esos estados?

Ningún partido político ofrece una solución integral contra el crimen organizado, simplemente porque no tiene una solución.

Los medios de comunicación, al igual que la sociedad,  critican fuertemente al presidente, pero tampoco estos proponen  algo distinto.

Aquí caben dos preguntas, ¿Se tiene el diagnostico correcto?

¿Se tiene las estrategias correctas?

Cuando se tiene a un enfermo de cáncer y que manifiesta dolor, se comete un grave error si solo se le da analgésicos.

Eso es lo que está haciendo el gobierno, está  atacando los efectos de un grave problema social muy complejo que es la inseguridad.

Está persiguiendo y encarcelando a miles de delincuentes que existen en la sociedad.

Está podando los arboles, cuando debería arrancar los arboles desde su raíz.

El presidente le ha dicho una y otra vez a los criminales, “Ya basta” pero no se acompaña de un entendimiento y de  una serie de acciones que ayuden a resolver el problema de la inseguridad.

Esa voz es como la de un simple ciudadano, no es la voz de un jefe de estado.

Aquí caben otras preguntas:

¿Cómo sería arrancar de raíz en el problema de la inseguridad?

¿Cómo nace y crece el problema de la delincuencia?

¿Cuál es la responsabilidad de nuestros gobernantes ante el nacimiento y crecimiento de la delincuencia?

¿Los delincuentes nacen por  generación espontánea?

¿Cuál es el proceso de formación de los delincuentes?

¿Qué hay en la mente de una persona que se atreve a decapitar a otra persona?

Está bien que el gobierno persiga y encarcele a los delincuentes, pero ¿Qué hace para impedir  que los delincuentes se sigan formando?

¿Cuál es la responsabilidad de los padres de familia de los delincuentes?

¿Qué faltó en las familias para que los hijos se convirtieran en  delincuentes?

¿Cuáles son las carencias que los padres de familia no cubrieron y que llevaron a que sus hijos se convirtieran en delincuentes?

¿Cuál es la responsabilidad de los maestros de la escuela ante  en nacimiento y crecimiento en el número de delincuentes?

Las universidades deben tener centros de investigación en donde supuestamente se deben estudiar los grandes problemas de la sociedad y al mismo tiempo encontrar las soluciones para los mismos, en el caso de México no es así, ¿Por qué se han conformado con solo escribir un manual para defenderse del crimen organizado?

¿Qué les falta para investigar y crear las soluciones para la inseguridad?

¿Cuál es la responsabilidad de los medios de comunicación ante este fenómeno?

 ¿Los contenidos de los medios de comunicación ayudan a solucionar el problema de la delincuencia organizada?

¿Qué tipo de contenidos en los medios nos podrían ayudar a entender el fenómeno de la delincuencia y al mismo tiempo poder hacer algo al respecto?

Ya viene las elecciones federales pare elegir al nuevo presidente de la república, ¿Qué estrategias deben seguir los medios de comunicación para ayudar a elegir a la mejor opción?

¿Cuál es la responsabilidad específica del gobierno ante el problema de la delincuencia?

¿Qué instituciones debe el gobierno fortalecer para prevenir la delincuencia?

 Se le reclama al gobierno que garantice la seguridad de los ciudadanos, ¿Puede el gobierno garantizar algo sobre lo cual no tiene el control?

 ¿Sobre qué si puede tener control?

 ¿Por dónde debe empezar el gobierno para entender y resolver el problema de la delincuencia?

 ¿Por qué ese ejército que el gobierno nos muestra cada 16 de septiembre no ha dado los resultados esperados?

¿En que momento perdemos el poder como ciudadanos?

¿Cómo podemos recuperar ese poder que antes tuvimos?

¿Qué actitud tienen los ciudadanos en los países con alta seguridad?

¿Cuáles son las grandes diferencias entre los ciudadanos entre esos países y el nuestro?

¿Qué tendríamos que hacer nosotros para llegar a tener  los niveles de seguridad como en los países europeos?

Contestar todas estas preguntas nos puede llevar a tener el diagnostico correcto y hacia el diseño de las estrategias correctas.

En estos momentos no se tiene ni una ni la otra, razón por la cual nos encontramos en la situación actual.

Cuando un medico establece el diagnostico correcto de una enfermedad, de inmediato inicia el tratamiento y al mismo tiempo se siente la mejoría en la mayor parte de los casos.

Igual debería ser en el problema de la inseguridad en el país.

El problema es que conforme pasa el tiempo, los síntomas de la inseguridad se agravan, hay más muertos, más desconfianza y más migración.

El problema es tan complejo que no alcanzamos a darnos cuenta de la responsabilidad de cada uno de nosotros los ciudadanos.

La responsabilidad se encuentra diluida entre todos.

Los ciudadanos realmente no somos ciudadanos, en realidad tenemos un comportamiento de súbditos.

En el momento de votar entregamos todo el poder a los políticos sin que nos quedemos con algo de poder.

En el momento en que entregamos todo el poder, en ese mismo momento perdemos nuestro derecho a exigir el cumplimiento por quien votamos.

Todavía a 500 años de la conquista, seguimos teniendo un comportamiento de pueblo conquistado.

Culpar a Estados Unidos, al imperialismo,  al gobierno, a la derecha, a los intereses creados de todo lo que nos pasa es un síntoma de un  pueblo conquistado.

Seguimos usando las palabras de un pueblo conquistado, “usted”, “mande”, “para servirle”, “a sus pies”.

El autoritarismo todavía está presente en todos los ámbitos, en la familia, en la escuela, en la empresa, en el sindicato,  en la iglesia y en el gobierno.

Esto dificulta enormemente el ejercicio de la democracia.

La democracia que vivimos en todos los ámbitos es pura simulación.

La mayor parte de nuestros jefes, disfrazados de líderes, nos prometen hacerse cargo de nuestras vidas y de nuestros problemas y nosotros por mera comodidad lo aceptamos sin darnos cuenta que ahí se inicia nuestra esclavitud de la que después nos quejamos amargamente.

Es así como los gobiernos nos prometen garantizarnos nuestra seguridad y nuestro bienestar, algo imposible si no existen determinadas  condiciones para ello.

El gran problema es que no hemos sido educados para ser verdaderamente democráticos, libres y responsables, sino para ser esclavos.

Nuestra educación está llena de bonitas palabras, pero huecas.

Pocos entienden el significado profundo de las palabras que normalmente usamos en nuestra comunicación diaria.

Somos una generación privilegiada que tenemos todo el conocimiento a nuestro alcance, pero como no nos enseñaron a observar, a pensar, a crear, a discutir,  a dialogar y a debatir, no estamos aprovechando todas las posibilidades de acceder a la grandeza.

Aparentemente estoy revolviendo muchas cosas, pero en realidad todo tiene que ver con un todo.

Estoy hablando de delincuencia, de democracia, de valores y de educación, todo esto tiene que ver con el tema.

Tenemos el problema de inseguridad debido a que hemos ignorado muchos aspectos que son importantes para tener una mejor sociedad.

Hemos omitido luchar por una  educación de calidad, hemos omitido crear las mejores instituciones que puedan satisfacer las carencias de amplios sectores de la sociedad, estas carencias han dado lugar a que los jóvenes se hayan incorporado a las filas del crimen organizado.

Hemos sido incapaces de usar todos nuestros recursos naturales para crear la riqueza del pueblo de México y con ellas crear todos los satisfactores de la población.

Hemos sido incapaces de usar todas las expresiones  artísticas para unir al pueblo bajo un solo objetivo.

Hemos sido incapaces de usar los medios de comunicación de forma adecuada  para enriquecernos todos y con ello terminar con la delincuencia.

¿Se puede combatir la delincuencia de manera distinta a como se hace ahora?

Por supuesto que sí.

La peor lucha que pudo haber escogido el presidente Calderón fue la que enfrentar directamente a los delincuentes.

Desde luego que hay que detener a quienes han delinquido, pero esa no debería ser la lucha esencial.

La lucha esencial debe ser la que realmente una a pueblo entero, es la que pueda hacer solidarios a todos los mexicanos y  en la que todos podamos  participar.

La convocatoria para exterminar a los narcos solo puede estar dirigida a los policías y a  los soldados.

Si la convocatoria hubiera estado dirigida para crear una educación de calidad y con ella crear la riqueza entre todos y para todos los mexicanos, otra cosa hubiera sido.

Todas las luchas deben tener una recompensa como atractivo.

¿Qué recompensa me ofrece ir a la guerra contra los narcos?

En algunos pueblos de la antigüedad se les ofrecía que llegarían al cielo si morían en la batalla, eso  nadie lo creería ahora en México.

En cambio, si convocamos a luchar por la riqueza, podríamos ofrecer que nuestros hijos vivirían en mejores condiciones, así como también los hijos de nuestros hijos.

Si lucháramos por una educación de calidad, tendríamos que hacer un ejercicio de imaginación y contemplar todos los beneficios que obtendríamos de todo ello y es seguro que todos nos entusiasmaríamos si las cosas son bien planteadas.

Por supuesto que todo esto implicaría un cambio profundo de mentalidad, misma que la de hoy nos lo impide.

Para esto se requiere un cambio profundo en la educación y en los medios de comunicación, sin estos cambios es imposible que podamos mejorar como país.

Necesitamos una educación que nos prepare para que realmente podamos ejercer la democracia en todos los ámbitos.

Necesitamos entender lo que significa libertad para que la podamos ejercer.

Para realmente ser libres y democráticos, es indispensable que adquiramos la responsabilidad en todos los espacios.

 Necesitamos despojarnos de la mentalidad de que “papá gobierno” nos debe hacer todo, hay que adoptar la mentalidad de que estamos solos y tomar la responsabilidad de todos los problemas que existen a nuestro alrededor.

Todos los grandes males que  están ahí es porque nosotros mismos los hemos propiciado o hemos participado directamente en ellos.

Hemos tolerado su existencia.

Hemos tolerado su existencia por comodidad o por miedo, creyendo que a mi no me afecta.

Hoy en día muchas personas salen a la calle con miedo a ser secuestrados virtualmente, esas personas son las mismas que se decían “a mi no me afecta”.

Son muchas las obligaciones que hemos dejado de cumplir y ahora sufrimos las consecuencias.

En primer lugar, no estamos dando la educación a nuestros hijos, ésta la estamos delegando a los maestros de la escuela.

Este es el primer punto que tenemos que corregir, algo nada fácil cuando desconocemos el concepto de educación de calidad.

La mayor parte de las personas no pagan sus impuestos, con esta falta es imposible que el gobierno pueda cumplir con todas sus obligaciones.

Muchos empresarios no pagan lo justo a sus trabajadores, situación que tarde o temprano les trae consecuencias.

Lo anterior provoca que los trabajadores solo hagan como que trabajan no produciendo lo que deberían producir.

Al final del día, podemos ver que todos, absolutamente todos tenemos mucho por hacer para llegar a tener un México mejor.

No es suficiente lo que el gobierno hace, de hecho, la obligación del gobierno es la de hacer que todos hagamos el trabajo, no que él  haga todo.

Si realmente queremos un mejor México, necesitamos trabajar en todos los terrenos, empezando por uno mismo.

Cuando votemos por un candidato, no le cedamos todo el poder, es decir, si el político no cumple con sus promesas, deberemos estar listos para exigirle y si no lo hace, deberemos tomar las medidas pertinentes.

Como ciudadanos tenemos muchos roles que deberemos cumplir, entre ellos está la obligación de educar a nuestros hijos de manera adecuada, cumplir con nuestro trabajo de tal manera que se haga de manera profesional para que brinde los servicios a los demás, está también la de exigir que las instituciones cumplan con sus obligaciones, como la educación de  nuestros hijos, está también la de exigir que haya mejores contenidos en los medios de comunicación para generar una mejor sociedad.

El gobierno deberá hacer un pacto con todos los medios de comunicación, no para ocultar información, sino para generar la información que los mexicanos necesitamos para crear la prosperidad entre todos y para todos.

Es indispensable hacer uso de la publicidad  y de todas las ciencias sociales para emitir los mensajes que alienten a crear un mejor país.

Actualmente se cuenta con todas las herramientas para hacerle llegar a toda la población los mensajes que realmente impacten a todo el pueblo de México.

Es necesario que se tomen en cuenta el arte en todas sus manifestaciones, la psicología, la sociología, la antropología, la publicidad y la mercadotecnia para la elaboración de los mensajes de tal manera que impacten a todo el pueblo de México.

No importa que tan mal esté la mentalidad del pueblo mexicano, basta que una sola persona empiece a cambiar su concepción,  que lo comunique a otra, ya serán dos, estas dos la comunicarán a 4 y estos 4 lo comunicarán  a 8 y así sucesivamente, muy pronto la idea llegaría a un medio de comunicación, este medio de comunicación lo puede comunicar a otros medios de comunicación y así muy pronto llegaría a los personajes que toman las decisiones políticas y pronto se puede multiplicar a tal grado que llegue a todo el pueblo de México.

Los anuncios publicitarios nos hablan de que todos somos uno, la realidad es que esas son palaras huecas que no reflejan la realidad.

En estos momentos el gobierno  desorganizado   lucha solo contra el crimen organizado, por debajo de estos dos contendientes está el pueblo desorganizado y por arriba de todos estos elementos están los medios de comunicación que solo nos dan cuenta de lo que sucede en el campo de batalla en el que todos perdemos.

El gobierno usa sus recursos para combatir al crimen organizado y al mismo tiempo descuida todas las funciones que debiera tener con el pueblo y este al verse limitado no le queda opción más que acudir de una u otra forma al crimen organizado.

Esto hace que el monstruo del crimen organizado crezca y el gobierno se haga cada vez más pequeño.

En todos los estados, cada uno de los elementos son de diferentes tamaños, por ejemplo en ciudad Juárez, el gobierno es casi inexistente, al igual que en otras ciudades  del estado de Tamaulipas.

En estas ciudades el crinen organizado ha tomado todo el poder.

En estas ciudades resulta absurdo e inútil protestar  y exigir a las autoridades inexistentes que cumplan con su deber.

De nada sirven las marchas, mítines, protestas y desplegados en los periódicos.

Mucho menos sirven los llamados a los criminales para que dejen de serlo.

Lo único que queda por hacer es que la sociedad desorganizada se organice, que una fuerzas con lo que queda del gobierno y con los medios de comunicación.

La sociedad tiene infinidad de recursos que no ha usado para fortalecerse a sí misma como sociedad.

No se trata de luchar contra el crimen organizado, sino de no alimentarlo con nuestras debilidades.

Tenemos la educación de calidad, la cultura con todas sus manifestaciones artísticas y el deporte, que bien usados pueden dar mucha fuerza a la sociedad.

No usar todos estos elementos es lo que le ha dado mucha fuerza al crimen organizado.

Es indispensable hacer buen uso de los medios de comunicación, no como hasta ahora.

Muy a pesar del acuerdo que se firmo entre la mayor parte de los medios de comunicación para no ser los voceros del crimen organizado, se sigue siéndolo sin que se den cuenta.

Es indispensable poner en la mesa de discusión muchos temas que hoy no se discuten, se dan por discutidos.

Urge echar abajo los viejos paradigmas que nos mantienen paralizados como sociedad.

Urge descubrir los nuevos paradigmas que nos pueden llevar hacia nuevos horizontes.

Muchos podemos aprender de Medellín, Colombia que está saliendo exitosamente del pantano en que se encontraba.

Los medios de comunicación tienen el potencial para ayudar a transformar este país, pero tendrían que tener más imaginación y más coraje para hacerlo.

elsuenomexicano@yahoo.com.mx

www.elsuenomexicano.org

GOBIERNO DESORGANIZADO            CRIMEN ORGANIZADO

SOCIEDAD DESORGANIZADA

 

 

Te lo planteo de otra forma, hay que ayudarle a todos los que han sufrido una perdida que sanen  sus heridas.

Creo que tienes razón, ya no hay nada que discutir.

Hubiera querido llegar a algún acuerdo contigo, no se pudo, el tiempo se encargará de darte a ti a o mi la razón.

Entiendo que lo que te mueve es de alguna manera el amor por los demás, eso es lo valioso de ti, puedo afirmar que a mi también, solo que con visiones diferentes.

Que coseches muchos éxitos en tu vida.

saludos cordiales.

Ernesto Partida Pedroza
— El lun 25-abr-11, Silvia <silwybo@gmail.com> escribió:

De: Silvia <silwybo@gmail.com>

 

Anuncios

Acerca de Imagen Política

Somos un grupo de profesionales de la comunicación, que hemos conjuntado nuestra capacidad y experiencia en las áreas del periodismo escrito, radiofónico y de análisis político, que nos permite ser la firma más exitosa de: consultores políticos, de comunicación, estrategias de mercadotecnia y cabildeo.
Esta entrada fue publicada en Boletines y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s