22 AÑOS DEL PRD

Mayo11de 2011.

22 AÑOS DEL PRD

Miguel Tirado Rasso

Con discreción y sin mostrar el músculo de otros tiempos, el Partido de la Revolución Democrática celebró, el pasado día 5, su cumpleaños número 22, en una ceremonia con ausencias notables y pronunciamientos futuristas. Veintidós años ya, de un gran esfuerzo por tratar de lograr lo que hasta la fecha ha resultado una tarea imposible: la unidad de la izquierda mexicana.

El partido del Sol Azteca ha sumado diversas corrientes a lo largo de estos años, tribus, les llaman, que a pesar de no pocas pugnas internas, bajo liderazgos sólidos como el de Cuauhtemoc Cárdenas o el de Andrés Manuel López Obrador, pudo formar una organización que, sin duda ha sido la más estructurada y la que mejor posicionamiento político ha alcanzado en la historia de las izquierdas de este país. Pero si en dos ocasiones, el PRD estuvo a un paso de alcanzar el máximo poder, esto habría que atribuírselo más a la calidad de sus candidatos, que a su fortaleza interna, porque las fracturas han sido su mal endémico.

Que el partido atraviesa por una difícil etapa, es evidente. Alguna razón tendrían sus dos miembros más connotados, Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador, para no asistir a los festejos de su aniversario. Y aunque sus justificaciones sean totalmente distintas, su ausencia, en estos momentos, envía un mensaje poco favorecedor hacia la unidad de ese instituto.

Y a pesar de los esfuerzos de quienes buscan afanosamente la unidad de su partido, hay heridas que tardarán más tiempo del deseable en sanar, si es que llegan a cicatrizar. Porque, si bien, en el caso de López Obrador, es probable que en atención a su proyecto personal le convenga volver al partido más pronto que tarde; en el caso del Ing. Cárdenas, existe una profunda decepción por el rumbo, estrategias y manejos que le han dado las nuevas dirigencias al partido que él fundó, por lo que parece estar decidido a mantener a una sana distancia con el mismo.

La popularidad del PRD ha decrecido considerablemente. Su posicionamiento político-electoral se ha visto menguado, de ahí la estrategia de sus dirigentes de buscar alianzas con quien pueda ayudarles a cubrir sus cada vez más grandes lagunas  electorales en el territorio nacional. Y si las coaliciones han de ser con quienes históricamente han sido sus acérrimos contrincantes ideológicos y programáticos, no importa, aunque esto provoque nuevas fisuras. El fin justifica los medios. O al menos, así pensaban sus anteriores dirigentes, porque los actuales parecen haber rectificado esa estrategia y no se ve que vayan a continuar por ese rumbo.

En abono de nuevos tiempos para este partido, habría que reconocer que, pese a los nubarrones que ensombrecían el panorama de la sucesión de su dirigencia, hace sólo unas semanas, se concretó el proceso electoral para la renovación de sus dirigentes, sin los escándalos, descalificaciones y rupturas a que nos tenían acostumbrados en estos procesos internos, circunstancia que dejaban en el desconcierto y la desolación a militantes y simpatizantes.

Esta vez, y por el momento, ambiciones e intereses personales y de grupo pudieron ser contenidos y controlados, aceptando los contendientes el resultado de la elección, sin mayores estridencias, y dando lugar a un equilibrio de fuerzas entre sus diferentes grupos, como quizás no se había visto en la historia de este partido.

Porque si algo necesita con urgencia el PRD es unidad. Sus divisiones, enfrentamientos y escándalos lo han perjudicado enormemente, como se puede apreciar en los resultados obtenidos en los diversos procesos electorales de los últimos años.

Pero decíamos que durante esta ceremonia, también hubo pronunciamientos futuristas. Excelente oportunidad para quien ya decidió que es tiempo de lanzar formalmente su candidatura con miras al 2012. Así sin más, el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, aprovechó el foro para reiterar su intención de participar en la contienda por la candidatura para la presidencia de la República, bajo los colores del PRD, y propuso reglas para definir candidato.

Ebrard señaló tiempos y acciones: dos debates en el mes de octubre para que los electores conozcan qué propone cada aspirante, y una consulta en noviembre, cuyo resultado habrá de determinar quien sea el abanderado del partido del Sol Azteca, resolución que deberán acatar quienes participen en la contienda.

La propuesta lanzada comprometió al otro aspirante destapado hace ya muchos años, quien la aceptó públicamente, sin mayor discusión. Al fin de cuentas, Andrés Manuel juega sus tiempos y sus cartas cómo y cuando le convengan, hasta el momento en que siente que las circunstancias no le favorecen y entonces, a su estilo, habrá de mandar al diablo reglas y compromisos para continuar con su muy personal proyecto político.

Así las cosas en el aniversario 22 del Partido de la Revolución Democrática.

Correo electrónico: mitirasso@yahoo.com.mx

Anuncios

Acerca de Imagen Política

Somos un grupo de profesionales de la comunicación, que hemos conjuntado nuestra capacidad y experiencia en las áreas del periodismo escrito, radiofónico y de análisis político, que nos permite ser la firma más exitosa de: consultores políticos, de comunicación, estrategias de mercadotecnia y cabildeo.
Esta entrada fue publicada en Columnas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s