Síntesis Política de Imagen Política

Finanzas, Negocios /Energía

  • Permanente pide congelar precio de gasolinas
  • Atender llamado de la OCDE, sólo con reformas
  • Piden banca de desarrollo fuerte y eficiente
  • Caso Telmex, inmerso en desorden de Cofetel
  • Revoca tribunal freno a licitación 21
  • Aviacsa, sin riesgo de perder concesión
  • Pemex, la empresa que más invierte
  • México avanza 9 lugares en competitividad
  • Megaproyectos, fuera del Programa de Infraestructura
  • Ilegal, 50% de mercancía en tianguis y mercados
  • Informalidad causa pérdidas de 75 mmdd
  • Recomienda la OCDE evaluar gastos fiscales

Seguridad /Justicia / Salud

  • Sellarán frontera con Guatemala y Belice
  • Asesinos de Otilio, a la Corte Militar
  • Canacar: mayor presencia federal en carreteras
  • Llama CCE a pedir cuentas por inseguridad
  • Descarta Chertorivski pagar fármacos caros
 

 

 

 

Gobierno / Partidos / Congreso /  Estados

  • No necesito a líderes a todas horas: Bravo Mena
  • Vendrán tiempos mejores para el país: Calderón
  • Pide PAN eliminar 100 curules plurinominales
  • Luege: ofrece Eruviel planes de Calderón
  • Difieren IPN y FCH por los egresados
  • Desciende Eruviel 2.3% en tres días
  •  
                                                                    TITULARES DEL DÍA
Financiero Omisiones y desaseo dentro de la Cofetel
Economista Tarifas eléctricas apagan industria
Reforma Dilapidan estados recursos federales
Universal Vulnerables a ciberataques, áreas clave
Jornada CCE: sin seguridad no puede crear empleo
Milenio Godoy impidió la certificación de su segundo
Excélsior Sacan cuerpos como cascajo en Durango
Sol de México Pide Congreso al Presidente congelar precio de gasolinas
Crónica Prohíben narcocomdos en antros y cantinas de Sinaloa
La Razón Pifia de Cofetel ayuda a Telmex a entrar a la TV de paga
Impacto Diario La Corte protege a militares

  • Dilapidan estados recursos federales. Pese a recibir cada año más recursos de la Federación, los estados y municipios siguen endeudándose sin freno, gastando sin control y con escasa transparencia. En el primer trimestre del año obtuvieron del Gobierno federal 19 mil 119 millones de pesos más de presupuesto que en el mismo lapso de 2010, y para los especialistas es evidente la dilapidación de fondos. Entre enero y marzo, los estados y los municipios ingresaron 260 mil 215 millones de pesos de la Administración federal, de acuerdo con estadísticas de la Secretaría de Hacienda, frente a los 241 mil millones recibidos en igual periodo del año pasado. Por el rubro de Aportaciones, que comprende dinero etiquetado, recibieron 129 mil 989 millones de pesos, en tanto que por Participaciones obtuvieron en conjunto 130 mil 226 millones de pesos. Estos incrementos son resultado de una mejora en la recaudación fiscal y de la mayor disponibilidad de fondos por el aumento en los ingresos derivados de la venta de petróleo, indicó Hacienda en su más reciente informe trimestral. “(A las entidades) les llega el dinero de golpe y no tienen ningún plan, no tienen nada alternativo, no tienen una cartera de inversión. Entonces, lo mandan a gasto corriente”, indicó Flavia Rodríguez, directora de finanzas públicas de Aregional. Al respecto, Julián Cubero, economista jefe de estudios macroeconómicos de BBVA Research, comentó que los estados deben aprovechar estos recursos adicionales para comenzar a aplicar medidas contracíclicas de la economía y no dirigirlos todos a más gasto. (Reforma)

 

 

Fracaso

  • Sergio Sarmiento.  El fracaso. México sigue siendo un país que crece menos que su potencial económico y que, además, sufre de una enorme pobreza y desigualdad social. De poco ha servido que durante casi un siglo los gobiernos post revolucionarios hayan justificado su existencia con el argumento de que aplicaban políticas sociales progresistas. El último informe económico sobre México de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, la OCDE, el cual fue difundido este pasado 17 de mayo, reitera cuáles han sido las políticas que han generado los fracasos económicos de nuestro país. El gobierno mexicano mantiene una amplia gama de subsidios y tratos fiscales preferenciales con los cuales, supuestamente, busca disminuir la pobreza y la desigualdad. Los resultados, sin embargo, han sido exactamente los opuestos. Lo único que los políticos han logrado es castigar la inversión y el crecimiento, con lo cual han elevado la pobreza y la desigualdad. ¦ Los subsidios y tratos fiscales especiales, como el de la gasolina o la tasa cero del TVA, benefician de forma desproporcionada a los mexicanos de mayores recursos. El camino a un mejor nivel de vida es eliminar estas injustas prácticas. Si realmente los políticos quisieran ayudar a los pobres, tendrían que hacerlo con apoyos directos a los pobres, como los del programa Oportunidades. La OCDE reconoce que México está teniendo una robusta recuperación económica después de la abrupta caída de 2009. Recomienda, sin embargo, la aplicación de políticas anticíclicas más vigorosas y, en particular, que se guarde un porcentaje mayor del ingreso petrolero para usarlo para el gasto público en momentos de bajos precios o de desaceleración económica. Esto es lo que hacen Chile, con sus ingresos cupríferos, y Noruega, con los petroleros. Los economistas de la OCDE recomiendan a México cobrar IVA a los productos que actualmente tienen tasa cero, como alimentos y medicinas, y además eliminar las exenciones a ja educación y los servicios médicos. Estos costosos privilegios fiscales benefician mucho más a las clases pudientes que a los pobres. Los subsidios o tratos preferenciales a bienes o productos de consumo general siempre benefician más a quien más consume, esto es, a los ricos. La OCDE también recomienda a México reevaluar los costos y beneficios de sus numerosos regímenes fiscales especiales. El gobierno mexicano otorga tratos especiales a las maquiladoras, al transporte, a las firmas agropecuarias y a las pequeñas y medianas empresas. Los reglamentos fiscales mexicanos son, en consecuencia, tan complejos que facilitan que las empresas se dediquen a la elusión y la evasión fiscal. El llamado subsidio para el empleo beneficia más a los trabajadores con mayores ingresos. El gobierno mexicano da también un trato fiscal especial a las prestaciones de los trabajadores sindicalizados. Esto ayuda a quienes trabajan para grandes empresas, pero eleva proporcionalmente los impuestos de quienes laboran en empresas pequeñas y medianas y reciben menores sueldos. El informe de la OCDE demuestra que no hay por qué sorprenderse del bajo crecimiento de la economía mexicana o por la pobreza y desigualdad de nuestro país. Los resultados son previsibles dadas las políticas del Estado mexicano que ayudan a los ricos y castigan a los pobres. Estamos simplemente cosechando lo que estamos sembrando. (Reforma)

Sociedad Civil / Migración

  • Héctor Aguilar Camín. Sociedad civil y sociedad incivil. Vuelvo a escuchar en muchas partes la expresión sociedad civil como insignia a la vez de molestia y esperanza ciudadana. No es que la expresión se haya ido alguna vez de nuestro vocabulario desde que fue acuñada en los años 80 como sinónimo de todo aquello que se oponía al PRI-gobierno. Ahora la escucho con el matiz de todo aquello que se opone o quiere erigirse por fuera de la hegemonía o el poder de los partidos políticos y frente a los errores o ineficacias del gobierno. La pregunta que no falta al final de cualquier conferencia sobre la vida pública de México es : “¿Y qué puede hacer la sociedad civil frente a todo esto?”. Los conferencistas pasan aceite para responder algo tangible, pero terminamos casi todos diciendo que la sociedad civil debe organizarse para presionar a los políticos, etcétera. Pocos arriesgan el camino de la verdad y dicen que la sociedad civil mexicana está poco o mal organizada, salvo en el orden de los intereses gremiales, empresariales, religiosos o profesionales, lo que desde otro lado se conoce como “grupos de interés” o de “presión”, si no es que como “poderes fácticos”. Es decir, la parte menos desinteresada, menos limpia o pura de la sociedad civil. De modo que hay implícita la idea de una sociedad civil buena y otra no tanto. Lo cierto es que la sociedad civil mexicana es una entidad confusa como concepto y borrosa como realidad. Es una sucesión desarticulada de causas y personajes que surgen de una sociedad desencantada de sus políticos. Personalmente, la mejor respuesta que he escuchado a la pregunta sobre qué puede hacer la sociedad civil para mejorar el país, se la escuché al experto mexicano en opinión publica, Ulises Beltrán, durante uno de los programas de televisión que conducen Leo Zuckerman y Javier Tello. La sociedad civil, dijo Ulises, puede hacer muchas cosas, organizarse, movilizarse, marchar. Pero sería bueno que empezara por ser efectivamente civil y no estacionarse en doble fila, acudir a la junta de condóminos, pagar impuestos, cumplir la ley. Puede sonar abstracto. Pero al final es la apelación más directa a la conducta de cada quien eso que puede hacerse sin juntarse ni ponerse de acuerdo con nadie. Al día siguiente de que todos y cada uno de los miembros de la sociedad civil cumplan las leyes, el país habrá cumplido una revolución cívica que se cierra en la otra pinza: no sólo cumplir la ley, sino ayudar a que se cumpla. ¿Cómo? No haciendo nada que permita o induzca que otro la viole. Por ejemplo: no comprar pirata, no comprar droga, no. (Milenio)
  • José Woldenberg. Obama y los migrantes.  No especulo sobre su desembocadura, tampoco me detengo en los detalles finos (que es donde suelen encontrarse los verdaderos perfiles de las propuestas) y no repetiré la obviedad de que tiene fines electorales (porque en política democrática casi todo lo tiene), sino en la forma ejemplar de plantear un problema y su eventual solución. Me refiero al discurso del presidente Obama sobre inmigración en El Paso, Texas, del 10 de mayo. Llaman la atención la capacidad de recuperar y recrear una tradición, la disposición para hacerse cargo de las preocupaciones de los otros, la manera de hacer explícitos los beneficios de la propuesta y la vocación para trazar un nuevo horizonte. Y si a ello sumamos la fórmula de hilar eventos particulares con el cuadro general, la pieza resulta enfática y pedagógica. En una época marcada por el chovinismo y las pulsiones nacionalistas más estrechas, Obama retomó una de las tradiciones más fructíferas de Estados Unidos: la de las puertas abiertas a migrantes de todos los rumbos. Empezó haciendo alusión a una ceremonia realizada en una institución de educación superior en Miami, cuyos egresados “tenían raíces en 181 países”. Dijo: “durante la ceremonia desfilaron 181 banderas… Los egresados y familiares con raíces en esos países aplaudieron a cada una de ellas. Así, cuando pasó la bandera de Haití, todos los jóvenes haitianos aplaudieron, y cuando la bandera de Guatemala pasó, los jóvenes de Guatemala aplaudieron. Y cuando la bandera de Ucrania… Pero luego quedó a la vista la última bandera, la bandera estadounidense. Y la sala estalló en aplausos… Los padres, abuelos -o los mismos egresados- provenían de todos los rincones del mundo… Fue el recordatorio de una idea simple… E pluribus, unum. De muchos, uno. Nos definimos como una nación de inmigrantes… Este flujo de inmigrantes ha ayudado a hacer que este país sea más sólido y más próspero… Esa es la promesa de este país: que cualquiera pueda escribir un nuevo capítulo de nuestra historia. No importa de dónde vienes… Eso nos enriquece a todos”. Los inmigrantes entonces aparecen no como un riesgo para el país sino como un aporte, sus oleadas engrandecen a la nación de llegada. Se trata de darle un vuelco radical a la idea de una fortaleza que se defiende de los bárbaros. Obama intentó establecer un basamento para la discusión asentado en la tradición de su país: una sociedad capaz de recibir y ofrecer oportunidades a migrantes de todo el mundo bajo el principio de que la diversidad enriquece. Se trata de cerrarle el paso a la nefasta idea de los migrantes “inasimilables”, extraños, peligrosos. Pero no sólo estableció un marco diferente para el debate sino que se hizo cargo de las preocupaciones de sus adversarios, seguramente porque sus votos resultan necesarios para hacer avanzar la propuesta migratoria, pero también porque expresan inquietudes auténticas. La seguridad es el contraargumento más potente que se ha construido en oposición a una política migratoria abierta, permisiva. Y Obama recordó lo que en ese terreno ha realizado su administración: más agentes en la frontera, vallas, multiplicación de analistas de inteligencia, sobrevuelo de aeronaves no tripuladas, alianza con México en contra de las organizaciones criminales, cien por ciento de inspecciones a la carga ferroviaria. Desde México eso no suena alentador, pero quiero subrayar la vocación para asimilar las objeciones del contrario, como requisito para forjar un pacto inclusivo. El presidente Obama se permitió bromear con relación a las posiciones más extremas: “¿Tal vez dirán que necesitamos un foso circundante? ¿O caimanes? Nunca estarán satisfechos. Y lo comprendo. Así es la política”. Y dado que no hay política que logre adhesiones si no se enuncian sus beneficios, Obama habló de las frágiles condiciones de los migrantes, de tal suerte que su regularización beneficiaría también a la clase media. Dijo: “una manera de darle solidez a la clase media es reformar nuestro sistema de inmigración, de manera que deje de haber una enorme economía clandestina que explota una fuente barata de mano de obra y a la vez hace que los salarios de todos los demás bajen”. Una vuelta de 180 grados al planteamiento de que la solución “a esa competencia desleal” es contener aún más a los migrantes. Así, el nuevo horizonte sería integrar una gran coalición (incluyendo a un buen número de sus adversarios) para “otorgar a los agricultores una manera legal de contratar a los trabajadores… y una vía para que dichos trabajadores puedan obtener estatus legal… respetar a las familias que cumplan con las normas al reunificarlas más rápidamente en vez de dividirlas” y aprobar, ahora sí, la Ley Dream, que consiste en otorgar la nacionalidad a los hijos de migrantes indocumentados que se encuentran en la educación superior o en el Ejército. Alguien dirá, y con razón, que se trata sólo de un discurso. Pero vale la pena recordar que lo primero y más importante que tiene un político es la palabra. (Reforma)

Nayarit  / Fotos

  • Ricardo Alemán. Otra derrota del PRI. Es muy probable que la noche del próximo 3 de julio el PRI pierda un cuarto gobierno estatal en tan sólo 18 meses, luego de que en julio de 2010 fue derrotado en los estados de Oaxaca, Puebla y Sinaloa. Y el cuarto gobierno estatal perdido es el de Nayarit, en donde se cuece un potaje que en el pasado resultó veneno puro para los tricolores. Es decir, que hoy compiten contra el candidato del PRI —Roberto Sandoval Castañeda— dos aspirantes surgidos de las filas del PRD —una de ellas doctorada en el difícil arte del trapecismo político— que al final de cuentas sumarán sus candidaturas y sus votos para vencer al tricolor. Hablamos, por un lado, nada más y nada menos que de Martha Elena García —esposa del ex gobernador Antonio Echevarría—, quien junto con su esposo militó por años en el PAN, luego saltó exitosamente al PRD y hace semanas regresó al partido azul, para convertirse en la candidata opositora que puntea las encuestas. Y en el otro bando, en el partido amarillo, aparece el ex dirigente y líder eterno en su natal Nayarit, Guadalupe Acosta Naranjo, quien trató de imponer su candidatura, lo que provocó que “la señora gobernadora” —como se le conoce a Elena García— brincara al PAN, en donde fue recibida con los brazos abiertos. ¿Por qué los azules le aplaudieron su regreso? Porque podría hacer el milagro de sumar un gobierno estatal más al PAN. Pero vamos a los detalles. A la luz de las más recientes encuestas, cualquiera podría suponer que en la elección para renovar el gobierno de Nayarit —3 de julio próximo—, el candidato del PRI, Roberto Sandoval Castañeda, tiene el triunfo en la bolsa, ya que aventaja con 49% de las preferencias a la candidata del PAN, Martha Elena García, quien tiene 33% de las simpatías, en tanto que el ex presidente del PRD, Acosta Naranjo, va en tercera posición con 17% de la intención del voto. ¿Pero, qué creen? Pues nada, que azules y amarillos reeditarán en Nayarit una historia que les dio muy buenos resultados en Guerrero, en donde uno de los partidos contrincantes del PRI declinó de última hora a favor del otro candidato opositor, con lo que se llevaron la victoria. Es decir, se llevó a cabo una alianza de facto entre el PRD y el PAN, lo que le dio la victoria al más aventajado de los candidatos de esos dos partidos. En el caso de Nayarit, el jefe Chucho, Acosta Naranjo, declinará de sus aspiraciones al gobierno estatal, a la mitad de la carrera, una vez que se haya consolidado la candidatura de su ex compañera de partido y hoy panista, Martha Elena García. El llamado “paso de la muerte” electoral incluye, como es lógico, que Naranjo llame a sus seguidores —en realidad al PRD, PT y Convergencia— a votar por la candidata panista, con el argumento de que la señora García es perredista, pero que para tumbar al PRI, debió saltar al PAN. Todo está listo en el nuevo circo que nos ofrecerán los amarillos y los azules. Están a punto los payasos, los trapecistas, los expertos en el “salto de la muerte electoral”, lo mismo que los domadores de fieras y los engañabobos. Y, en medio del espectáculo, la mayor gracejada será la de hacerle creer al “respetable” que el PAN y el PRD son la mejor propuesta de gobierno, que sus diferencias no le importan a nadie y que lo importante es echar al PRI, para que lleguen gobernadores limpios, impolutos, ejemplares, como el pillo desvergonzado de Ángel Aguirre en Guerrero, quien nunca dijo a sus electores que en la tarjeta “La Cumplidora” incluía el nepotismo a niveles de escándalo. Pero, además de que resulta indefendible el gobierno aliancista de Guerrero, un pequeño detalle podría despertar a los nayaritas. ¿Qué cosa? Casi nada, que la candidata Martha Elena García ya gobernó el estado, cuando su esposo, Antonio Echevarría, era el mandatario formal. Y gobernaron tan mal que regresó el PRI. ¿Ese es el cambio que propone la alianza PAN-PRD en Nayarit? ¿Qué tal?******EN EL CAMINO. El lunes 23 de mayo —a las 13 horas, en el auditorio Flores Magón de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM— se presenta el libro Neopresidencialismo mexicano, Enrique Peña Nieto frente al 2012, del periodista Enrique Olivares. El autor propone el regreso del PRI, con Peña Nieto… Y, a propósito, en tanto Peña Nieto promete no hacer campaña a favor de Eruviel Ávila, resulta que Marcelo Ebrard será el principal promotor de Alejandro Encinas, incluso en horas de trabajo. ¿No es como el mundo al revés? ¡La izquierda mexicana! Fe de erratas: En la columna de ayer aparece: “…el fenómeno electoral y mediático que convirtió a Cárdenas en aspirante presidencial competitivo en julio de 2008…”, por supuesto, debe ser 1988. (Excélsior)
  • Carlos Loret.  Las tres fotos. Las tres fotos. Dime de qué presumes y te diré de qué careces”, reza la sabiduría popular mexicana. En semanas recientes, los partidos políticos mexicanos han intentado proyectar una imagen de unidad interna, cuando la realidad los exhibe divididos en las entrañas por la sucesión de 2012. Foto 1. La “sana convivencia” que intentaron mostrar —sonrisotas todos— los aspirantes panistas a la Presidencia, el 1 de mayo en una reunión con la estructura albiazul. Posaron Santiago Creel y Josefina Vázquez Mota, que aunque punteros en las encuestas del PAN ninguno es predilecto de Felipe Calderón, porque no le son incondicionales. Al lado estaba Emilio González Márquez, representante del ultraconservador Yunque, como si este grupo no estuviera gravemente peleado con los calderonistas representados en la gráfica por Cordero, Lozano, Lujambio y Félix. Se mueven unos contra otros en cuanta posición se dispute, y el poder definitorio del Presidente de México hacia su propio partido se ha visto seriamente disminuido en fechas recientes. Foto 2. Animados por la capacidad histriónica de su dirigente Humberto Moreira, sonrieron —comilona de por medio en el Palm— Enrique Peña Nieto y Manlio Fabio Beltrones como si estuvieran en el mismo barco. Beltrones desde el Senado ha promovido desde cambios a las leyes que dificultan las aspiraciones del gobernador del Estado de México. Peña ha intentado aniquilarlo de la vida política, arrebatándole el control del partido y la bancada de diputados. Foto 3. La más reciente, juntos, como si no se descalificaran moral y políticamente, Cuauhtémoc Cárdenas, Andrés Manuel López Obrador, Marcelo Ebrard y Jesús Zambrano, en el arranque de la campaña de Alejandro Encinas para el Estado de México. Como si Cárdenas no pensara que Obrador es un dictadorzuelo, Ebrard un salinista del viejo PRI y Zambrano un burócrata. Como si Ebrard no pensara que Obrador es un enfermo de poder, Cuauhtémoc un ancestro sin arrastre ni futuro y Zambrano el prototipo del viejo PRD. Como si Zambrano no pensara que Cárdenas es un caudillo frustrado, Ebrard un derrotado y Obrador un loquito. Como si López Obrador no pensara que Cárdenas es un traidor, Ebrard es un traidor y Zambrano es un traidor. Pero todo eso no se ve en las fotos. (Universal)

 

Madero

  • Joaquín López-Dóriga. En dónde estaba Madero. El lunes arrancaron las campañas, 45 días, para el gobierno del Estado de México. Con el primer minuto se hicieron presentes Eruviel Ávila y Alejandro Encinas. Luis Felipe Bravo Mena lo hizo a medias a las 11, en un acto con la sociedad civil, en Zinancatepec, acompañado sólo de Santiago Creel, a quien los coordinadores de la campaña panista le dijeron que no hablara porque era un evento del candidato. Horas más tarde, en Toluca, el PRI organizó su acto de masas cuerpeando a Eruviel Ávila con todos los activos de su partido. Más tarde, en Ecatepec, lo hizo Alejandro Encinas reuniendo a Cuauhtémoc Cárdenas, López Obrador, Ebrard y Zambrano. Bravo Mena iría a su primer masivo en la zona mazahua, en San Felipe del Progreso, a las 4 de la tarde. A las 5 no había llegado, pero sí Josefina Vázquez Mota, la única que ofreció hablar para calentar la reunión y aprovechar el vacío por el retraso. Le dijeron que no, porque era, otra vez, un acto del candidato y para que no se enojara Creel, al que tampoco dejaron hablar por la mañana. La diputada se retiró después de las 5 y Bravo Mena arrancó su campaña solo, fue el único candidato que no estuvo acompañado del presidente y del peso de su partido. Al día siguiente, martes, cuando le preguntaron a Gustavo Madero el por qué de su ausencia, echó una carcajada y dijo que ya habría tiempo de acompañarlo. El miércoles, Madero respondió a la misma pregunta diciendo que había estado atendiendo asuntos de suma gravedad del PAN. Hoy le pudo decir que esos asuntos de suma gravedad se limitaron a la comida quincenal de la Comisión Política de ese partido en las oficinas de la colonia Del Valle, que podía haber pospuesto o, de plano, llevado a los comensales al inicio de campaña de su candidato al gobierno del Estado de México, que por lo visto a Gustavo Madero y al PAN les importa un pito. Ya le contaré mañana.******Retales. 1. RUFFO. Ernesto Ruffo fue el primer gobernador del PAN en ganar una elección, Baja California (1989-95). De ahí seguiría Francisco Barrio, Chihuahua, (1992-98). En su mejor momento, 2004, el PAN gobernaba 10 estados, hoy tiene 6: Baja California y Baja California Sur, Jalisco, Guanajuato, Morelos y Sonora. Perdió Yucatán, Tlaxcala, San Luis Potosí, Querétaro y Aguascalientes; 2. REGRESO. Ruffo se retiró de la política pero está de vuelta: hoy se anunciará su cargo como coordinador de la campaña de Josefina Vázquez Mota, quien ha confirmado que va con todo por la candidatura presidencial del PAN; y 3. CORDERO. Al mismo tiempo, un equipo pesado, cercano a Los Pinos, se ha formado en torno a Ernesto Cordero, el candidato más cercano de Felipe Calderón, quien ha confiado que siendo así, irá con el que vaya arriba en las encuestas. Y en eso ya juega Alonso Lujambio. (Milenio)

DF

  • Carlos Ramírez.  Edomex: importa más DF y 2012. Factor Cárdenas vs factor Peña. El inicio de la campaña perredista en el Estado de México sirvió para fijar la atención política en cuatro puntos ajenos al asunto mexiquense: 1) El renovado liderazgo indiscutible de Cuauhtémoc Cárdenas ya no como figura moral sino como elemento de unidad política de un PRD fracturado en tribus, sin elementos de unidad política y varias veces a la orilla del abismo. Cárdenas dio una carambola de tres bandas; hacia el interior del DF, en la presidencial de 2012 y en las capitalinas de 2012. 2) La preocupación del PRD sobre el futuro electoral del Distrito Federal, donde Marcelo Ebrard dilapidó el capital político del perredismo cardenista y lopezobradorista y donde existe el factor Peña Nieto como posible derrota en la elección de jefe de gobierno en 2012 por la (ir)responsabilidad política, mediática y personalista de Ebrard. 3) La elección de gobernador mexiquense servirá de catalizador para definir la candidatura del PRD al 2012; el más preocupado es Ebrard, por lo que prácticamente ya abandonó la jefatura de gobierno del DF y está dedicado a colgarse de Alejandro Encinas -el candidato que impuso López Obrador- para tratar de acumular algunos puntos en las encuestas. 4) La elección mexiquense legalizó el modelo de impunidad lopezobradorista del PRD y con ello dejó entrever el estilo abusivo de gobernar -si es que gana las elecciones- de Encinas; legalmente Encinas no calificaba para candidato por el problema de residencia en el DF, enseñó su credencial de elector pero la movió en el aire para evitar que las cámaras la grabaran para saber si era patito, le apostó a la impugnación para de ahí escandalizar y ganar un par de puntos en las encuestas. Pero en el fondo Encinas mostró su desprecio a la ley y se evidenció como un Juanito de López Obrador. Así, la candidatura de Encinas fue legal porque nadie la impugnó pero ilegítima porque hace dos años era del DF. Asimismo, el arranque de las campañas ofreció una radiografía de los partidos políticos. 1) El PRI no escogió al mejor candidato sino al que garantizaba que no hubiera división a favor del perredismo que trataba de cachar no al mejor exponente del perredismo sino al que pudiera desfondar al tricolor. El candidato Eruviel Ávila se convirtió en el Juanito de Peña Nieto. Y el gobernador mexiquense sacrificó a los mexiquenses con un candidato del jurásico priista que impidiera una abolladura en su carrera por la Presidencia de la República. 2) El PRD mostró a sus dos liderazgos fuertes -Cárdenas y López Obrador- pero sin ofrecer garantías de que esa unidad durará hasta 2012. El factor de ruptura del PRD lo representa el colado de Ebrard, quien quiere enfilarse como el primer candidato presidencial salinista del PRD. Por fuerza política, la nominación de 2012 le correspondería a López Obrador, sobre todo por el saldo electoral de 2006. Ebrard será incapaz de aglutinar la base social del tabasqueño. 3) El PAN no pudo ocultar su debilidad como partido. La ausencia de la dirección nacional del partido en el arranque de la campaña de Luis Felipe Bravo Mena mandó el mensaje de que al PAN ya no le interesa el Estado de México, ni siquiera para bajarle votos a Peña Nieto. El senador Gustavo Madero quedó sin brújula y la secretaria general Cecilia Romero se anda escondiendo del desastre en que tomó y empeoró en el instituto Nacional de Migración, donde el gobierno federal tiene que aguantar críticas no para ocultar el problema sino para no fincarle responsabilidades administrativas a la exdirectora. De las tendencias electorales en el Estado de México, las primeras encuestas revelan algunos indicios para las proyecciones: 1) Aunque en lo público se haya distanciado, el gobernador Peña Nieto sabe que el resultado local tendrá efectos en la candidatura presidencial. Por eso todo el aparato de poder del gobierno mexiquense opera para un Eruviel Ávila manejado desde el Ejecutivo local. En un par de semanas Ávila quedará como una figura decorativa, aunque con el dato adicional de que los asesores llegados del PRI nacional no conocen los comportamientos de los mexiquenses. La intervención del PRI nacional en la elección estatal ha causado ya estragos en la coordinación de la campaña, sobre todo por la debilidad del candidato priista a gobernador y su dependencia absoluta del gobernador Peña Nieto. 2) Una encuesta de la empresa Prospecta Consulting registra algunos indicios detrás de las cifras obvias de ventaja para el priista 2.5 a uno: un porcentaje de indecisos de arriba de 17 por ciento, un porcentaje de participación electoral de 50 por ciento y un repunte del candidato perredista Encinas. En Oaxaca y Puebla el PRI no sólo garantizó su base electoral sino que aumentó un poco los votos, pero la oposición llevó más votantes a las urnas. Asimismo, probablemente un tercio de la votación del PRI es flotante y depende de la política social de dinero regalado en efectivo o en servicios que el PRD ha comenzado no sólo a garantizar sino a incrementar y con ello a jalar simpatizantes priistas. 3) Las cifras revelan tres hechos: el PRI tiene garantizada su base electoral, pero como revelan cifras anteriores bajó su participación electoral de 70 por ciento a 20 por ciento en los votos con respecto a la lista nominal de electores porque no ha sabido atraer el voto de los jóvenes; el PRD puede ser el factor de realineamiento electoral de votantes hasta ahora ajenos a la participación, lo que señala que una participación electoral arriba de 55 por ciento -posible si López Obrador agita a las comunidades- pondría al PRI en problemas; y el PAN -sin dirección nacional- ya entendió que una clave para el reacomodo electoral contra el PRI se localiza en la recuperación del llamado corredor azul de la zona conurbada. En el Estado de México comenzó la elección presidencial de 2012. (Financiero)

Corrupción

  • Leo Zuckermann. De la corrupción en México. Muchos de los trámites gubernamentales están diseñados para fomentar la corrupción. Doy un ejemplo. En el Distrito Federal, si usted conduce un automóvil que está a nombre de una empresa y su coche se lo lleva la grúa al corralón, pues sólo el representante legal de la empresa puede ir a sacar el vehículo del depósito llevando, para tal efecto, la escritura de la persona moral y la factura original del vehículo. El conductor tiene que saber esto porque, si ingenuamente se presenta en el corralón, no podrá sacar el auto mientras no vaya el representante legal de la empresa. ¿Por qué la autoridad no puede entregarle el coche al que trae la llave en la mano? ¿Por qué existe este trámite tortuoso? Perdón, pero no puede haber otra explicación más que la necesidad de la autoridad de generar actos de corrupción para enriquecer a los funcionarios policiacos y sus políticos protectores. Sería tan sencillo cambiar este procedimiento. Simplemente que le den el coche al que traiga las llaves y firme una carta responsiva. Incluso, si quieren, a esta persona que le saquen una foto digital. O, si quieren, que cuando una empresa compre un vehículo dé una lista de posibles conductores que puedan sacar ese auto de los corralones, lista que podría estar impresa en la tarjeta de circulación. En fin, ideas hay muchas. El tema es que, en México, a pesar de ya contar con gobiernos democráticamente elegidos, seguimos teniendo altos índices de corrupción y, muchos de ellos, se deben a la impunidad que tienen las autoridades para diseñar trámites que sólo fomentan la “mordida”. En este sentido, la semana pasada, Transparencia Mexicana publicó la quinta medición del Índice Nacional de Corrupción y de Buen Gobierno. Se trata de un magnífico estudio para medir cuántos actos de corrupción se realizan al año en México. El Índice no mide la gran corrupción gubernamental en licitaciones públicas, contratos multimillonarios o robo descarado de recursos públicos. El Índice mide la corrupción cotidiana que vivimos los ciudadanos en 35 trámites comunes, como que nos entreguen nuestra correspondencia, nos recojan la basura, nos conecten la luz, nos verifiquen nuestro vehículo, nos reciban de urgencia en un hospital público, nos den una constancia escolar o que podamos pagar el predial, una multa o sacar nuestro coche del corralón. A continuación cito los principales resultados de este estudio en 35 trámites basado en una encuesta en más de 15 mil hogares de toda la República: • En 2010 se identificaron 200 millones de actos de corrupción en el uso de servicios públicos provistos por autoridades federales, estatales, municipales, así como concesiones y servicios administrados por particulares. En 2007 fueron 197 millones de actos. • En 2010, una “mordida” costó a los hogares mexicanos un promedio de 165 pesos. En 2007 el promedio fue de 138 pesos. • En 2010, para acceder o facilitar los 35 trámites y servicios públicos medidos se destinaron más de 32 mil millones de pesos en “mordidas”. En 2007 este costo ascendió a 27 mil millones de pesos. • 16 entidades federativas redujeron su frecuencia de corrupción respecto a 2007; en las otras 16 entidades del país el índice se mantuvo sin cambios o se incrementó. • De los 35 trámites, 14 redujeron sus niveles de corrupción y 21 empeoraron. De acuerdo con el estudio, los hogares mexicanos gastan un promedio de 14% de sus ingresos en actos de corrupción. Pero, para los hogares más pobres, los que tienen un ingreso de hasta un salario mínimo, el impacto es mayor: representa hasta 33% de sus ingresos. Es decir, la corrupción es uno de los impuestos más regresivos que existen: le cuesta más a los que menos tienen. Un horror por donde se vea. (Excélsior)

Gobernadores / Eugenio / Salazar

  • Templo Mayor.  Que nadie se sorprenda si en los 42 días que le quedan a la campaña electoral en el Estado de México, de pronto se anuncia la aprehensión de un ex gobernador priista. Seguramente será casualidad que la captura de un importante cuadro tricolor se dé, justamente, en medio del proceso electoral que más le importa al PRI este año. Según esto el expediente sobre presuntos vínculos con la delincuencia organizada de cierto ex mandatario se ha venido armando con paciencia en el último año. Y ya está listo. Por lo que cuentan al interior del Gobierno Federal, sólo falta decidir cuándo dar el golpe electoral, ¡perdón!, el golpe judicial. Quién sabe si esto tenga algo que ver con el hecho de que varios ex gobernadores priistas están buscando cobijo en la dirigencia nacional de su partido, al lado de Humberto Moreira. Los que ya encontraron refugio son el tamaulipeco Eugenio Hernández y el hidalguense Miguel Osorio Chong. Falta ver si le abren las puertas al veracruzano Fidel Herrera, al poblano Mario Marín, al quintanarroense Félix González Canto, al oaxaqueño Ulises Ruiz y en una de esas hasta al nuevoleonés Natividad González Paras. (Reforma)
  • Miguel A. Granados Chapa. Eugenio Hernández. Eugenio Hernández, gobernador de Tamaulipas hasta el fin del año pasado, ha sido uno de los peores responsables del Poder Ejecutivo en esa entidad, lo que ya es decir. Y, medido con sus contemporáneos, contaría asimismo entre los peores gobernadores de la generación elegida en 2004. Y mire usted que en ella figuran Ulises Ruiz, Mario Marín, Fidel Herrera, Ismael Hernández, Jesús Aguilar Padilla, José Reyes Baeza. Y sin embargo, Eugenio Hernández ha sido gratificado por su partido. Será secretario técnico del Consejo Político Nacional. Los ciudadanos comunes y corrientes encontramos difícil explicar esa grave contradicción. En vez de premiar a un gobernante que entrega malas cuentas, un partido auténticamente preocupado por el bienestar general debería no digo que iniciar un juicio político en su contra, algo que ni sus opositores hacen (por negligencia o por temor), sino al menos depositarlo en la sima del olvido. O si se quiere una metáfora menos solemne, imponerles la regla de que el que ya bailó, que se siente. Un partido que tomara a pecho sus principios, además, se apartaría de un gobernante que fue desleal, pues en la elección presidencial de 2006 dirigió su poder electoral a favorecer a un adversario y no a su propio candidato, según fue público y notorio. Y medible con estadísticas electorales. Pero Hernández no se sentará ni será abominado como se hace con los traidores. Al contrario, será una figura eminente en el equipo de otro ex gobernador -este elegido en 2005- Humberto Moreira, que en materia de seguridad (la pública callejera, y la industrial en la región carbonífera) no tuvo nada bueno que dejar a sus gobernados. Así, una primera explicación, al nombramiento de Hernández, es la simpatía de su amigo Moreira, la similitud de sus situaciones, su identidad de intereses. Sería una explicación goethiana, es decir relacionada con las afinidades electivas. Una explicación apta para el momento en que se produce su incorporación al equipo de Moreira es su reconocida aptitud para la manipulación electoral, lo que permitió que Tamaulipas ganara el título de estado más priista de la República. El galardón se lo otorgó Consulta Mitofsky al examinar la evolución del voto priista, que en sexenios anteriores al de Hernández había caído hasta debajo del 50 por ciento. En 2006 la elección presidencial mostró un descenso todavía más pronunciado, pues Roberto Madrazo sólo obtuvo el 27.4 por ciento de los votos. Pero ése no fue fracaso de Hernández, sino un éxito, una demostración de su fuerza. Tuvo capacidad para dirigir el sufragio priista hacia el PAN y por eso Felipe Calderón ganó ese estado. Hernández se había comprometido a obrar en tal dirección en acuerdos con Elba Esther Gordillo y con el secretario de Comunicaciones de Fox, Pedro Cerisola. Pero en el manejo de sus propias elecciones, Hernández se mostró más priista que cualquiera. De las 43 alcaldías en disputa en la elección de 2007, su partido ganó 34, y Acción Nacional solo 8 (y una solitaria el PRD). Su dominio fue más patente en la elección legislativa. Aplastó a la oposición en los 19 distritos electorales locales, “carro completo” al modo antiguo. El PAN y el PRD tuvieron acceso a la Cámara de Diputados sólo por la vía de la representación proporcional: ocho y dos legisladores, respectivamente. Se creería que las condiciones electorales cambiarían radicalmente en los años recientes, en la medida en que creció la delincuencia y fue haciéndose notoria la incapacidad de las autoridades de todo nivel para frenar a las bandas criminales que, enfrentadas entre sí o haciendo cada una de ellas sus afrentosos negocios por su lado, minaron la institucionalidad local. Pero no fue así. El PRI ganó la gubernatura con un porcentaje de votos (61.58) aun mayor que el obtenido seis años atrás por Hernández mismo (58.9). Y eso que el candidato vencedor sólo pudo hacer campaña durante 48 horas, o menos. En los antecedentes de ese hecho radica otra eventual explicación al nombramiento de Hernández. Tiene que ver con el derecho penal, no con el electoral. Hace casi 11 meses, el 28 de junio del año pasado, fue muerto a balazos, a pesar del blindaje de su vehículo y la protección de su escolta, el candidato al gobierno Rodolfo Torre Cantú. Durante los seis meses en que todavía permaneció en el cargo, Hernández nada hizo porque se averiguara la causa y los causantes del crimen, que hoy sigue sin ser resuelto, no obstante que el gobernador elegido en vez del finado es su propio hermano, Egidio Torre Cantú. Si ni siquiera pudo mostrar interés y eficacia en un caso escandaloso (por el nivel político de la víctima) y cercano al partido oficial (basta recordar la indignación expresada entonces por la presidenta priista Beatriz Paredes), menos hizo el ahora secretario técnico del Consejo Político Nacional a favor de sus gobernados. Me pregunto si el arropamiento a Hernández por Moreira obedece a su eficacia para convertir a Tamaulipas en el infierno que hoy viven los habitantes de esa entidad, vivan en grandes ciudades o en pequeños villorrios, o los pasajeros que transitan por sus caminos. El Ejército se ha hecho cargo de la seguridad pública. Y llegó para quedarse. Anteayer la legislatura local dio entrada a la solicitud del gobierno a ceder a la Defensa Nacional un predio de 40 hectáreas (primero de tres comprometidos), destinados a cuarteles. Ése es el modo en que el gobierno federal enfrenta la vulnerabilidad institucional local, que es la herencia de Hernández. (Reforma)
  • Pablo Hiriart. Salazar Mendiguchía, a cuentas.  Los diputados federales y locales del PRI por el estado de Chiapas hicieron público un documento en el que demandan a la PGR y a la Procuraduría de esa entidad aplicar la ley contra el ex gobernador Pablo Salazar Mendiguchía como resultado de las auditorías realizadas. Desconozco si es verdad que hubo actos graves de corrupción con el dinero para la reconstrucción de una zona del estado que padeció la embestida del huracán Stan. De eso se le acusa y sobre la materia hay auditorías ya concluidas. En lo que no hay ninguna duda, porque me consta, es que el gobierno de Salazar persiguió hasta la muerte al director del diario Cuarto Poder, Conrado de la Cruz. El diario más importante de Chiapas, dirigido por Conrado de la Cruz, fue víctima del acoso judicial del gobierno por mantener una actitud crítica, o al menos no servil hacia el entonces mandatario. A Conrado de la Cruz lo acusaron de lavado de dinero. Le quitaron propiedades. En torno al periódico establecieron un cerco policial. Columnistas de Cuarto Poder fueron encarcelados y luego liberados por falta de méritos. Y Conrado de la Cruz, un periodista de edad avanzada, debió huir a Miami para evitar la cárcel. Como no pudo detener al padre, el gobierno de Salazar encarceló al hijo con un argumento totalmente falso: le fincaron el delito de robo de vehículos. Ya en la cárcel, Conrado (hijo) fue sometido a todo tipo de vejaciones. Él tenía problemas de adicciones, pero en el penal lo saturaron de drogas. Hasta en la comida le ponían drogas, narran personas que recibían los reportes del joven detenido. En el penal fue abusado sexualmente de manera sistemática, con la complicidad de las autoridades carcelarias. A Conrado de la Cruz le hablaban a Miami para decirle que esa noche su hijo sería violado nuevamente, y así ocurría. Tres años y siete meses pasó el joven en la prisión. Al periodista se le paró el corazón y murió en el exilio. El hijo salió de la cárcel dos meses después de la muerte de su padre. Ya no pudieron verse. Unas cuantas semanas más adelante también murió Conrado hijo. Todo eso ocurrió en “plena democracia”, ahora, en el Siglo XXI. Esta semana se pidió que el gobierno de Chiapas actúe contra Salazar Mendiguchía por supuestos desvíos de recursos originalmente destinados a las víctimas del huracán Stan. Eso que lo resuelvan los auditores y los abogados que seguramente tendrá Pablo Salazar. Pero los crímenes cometidos contra libertades básicas, como es la expresión, ahí siguen pendientes. Lo que no quiere decir que se hayan olvidado. (La Razón)

Corte / Seguridad

  • Jorge Fernández. La justicia amarga de la Corte. La decisión de la Suprema Corte de Justicia sobre el caso de la dueña del colegio San Felipe de la ciudad de Oaxaca, Magdalena García Soto, de dejarla en libertad por no haber los elementos suficientes para acreditar su colaboración en que un niño de esa escuela privada fuera violado en repetidas ocasiones por dos hombres, entre ellos, su marido, generará múltiples repercusiones, sobre todo en esa entidad. Con una votación de ocho contra tres, el Pleno de la Corte, luego de dos días de debate, llegó a la conclusión de que no existieron elementos probatorios suficientes para sentenciar a García Soto, directiva del Instituto San Felipe, por el delito de violación equiparada, al colaborar con los responsables para que el abuso sexual en contra del menor se llevara a cabo en varias ocasiones. La maestra había sido sentenciada a seis años de prisión por el Tribunal Superior del Estado de Oaxaca y era la única persona que se encontraba detenida por este caso, ya que los dos hombres que consumaron el delito cuando el menor contaba con cuatro años de edad, uno de ellos esposo de la maestra, se encuentran prófugos. La mayoría de los ministros de la Corte (ocho contra tres) consideró que las declaraciones del menor, víctima del abuso sexual, así como las pruebas sicológicas que se le realizaron, no son suficientes para comprobar que varias veces la maestra lo separó del grupo de niños durante el recreo, para llevarlo a un salón donde los esperaban su esposo, Gabriel Constantino García, y Salvador Pérez Ramírez, para consumar las violaciones. Se ordenó la libertad inmediata de la mujer detenida. El caso es grave porque, primero, hubo protección a los acusados, por parte de autoridades judiciales locales que dilataron la investigación del caso y permitieron la fuga de los dos principales acusados. Luego se insistió en que el Ministerio Público local alteró incluso las declaraciones del niño que acusó a los dos violadores por sus nombres (trabajan en la misma institución), además, se arrancó la primera hoja de la averiguación previa para que no constara el nombre de los agresores, se les dio aviso y se registraron múltiples irregularidades en el proceso, incluso la remodelación de las instalaciones del Instituto donde fueron cometidas las violaciones. En el cuerpo de la averiguación previa, el menor señala como sus presuntos violadores a su maestro de computación, Adán Salvador Pérez Ramírez (maestro Chava, lo identifica el niño), y a Hugo Gabriel Constantino García, apoyados, decía en su declaración, por su maestra de grupo, Magdalena García Soto. Según los elementos aportados por el menor en la denuncia, su maestra (Malena, dice el niño) lo entregaba, presionándolo, a su maestro de computación, quien lo conducía al salón de gimnasia, ubicado en el tercer piso del centro educativo. En ese lugar, Adán Salvador y Constantino García lo amordazaban y le ataban las manos para ultrajarlo sexualmente. Mientras lo hacían usaban una cámara, declaró el niño. Una vez presentada la denuncia en 2007, la madre del menor requirió, a través de la agencia del Ministerio Público, a la directora del Instituto San Felipe, Yolanda León Ramírez, que le mostrara la relación y las fotografías de los maestros de preescolar, pero ésta se negó a entregarlas. También lo pidió a la dirección general del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, y tampoco obtuvo respuesta. ¿Por qué tanta protección? Porque los dueños del Instituto San Felipe cuentan con un equipo de abogados influyentes que bloquearon las investigaciones. Son Jorge Eduardo Franco Jiménez, ex senador, y su hija, Georgina Franco Vargas. Su hijo Jorge Franco era entonces secretario de Gobierno del estado de Oaxaca. El abogado Franco Jiménez llegó al exceso de decir en una carta pública que la acusación se sostenía en la búsqueda de un conflicto político similar al que mantuvo la APPO en el estado en el año 2006. Paradójicamente, la Sección 22 del sindicato de maestros terminó oponiéndose también al proceso de los dos principales inculpados, por la buena relación que tenía con sus dirigentes la dueña del Instituto. No tengo elementos para juzgar la responsabilidad o no de la señora García Soto en el brutal crimen que cometieron su marido y un maestro del Instituto San Felipe. Pero no sería la primera vez que abogados supuestamente prestigiosos, que se las dan de muy conservadores y que han trabajado ellos o sus familiares en el sistema político y el de justicia, terminan defendiendo a pederastas y haciendo su fortuna con esos casos. Es detestable. La Corte ha decidido dejar en libertad a la señora García Soto no porque piense que no hubo delito, sino porque no se acreditó fehacientemente el mismo. Puede ser que sea así. Lo inevitable es el amargo sabor de boca, el sentimiento de impunidad, y el hecho, duro, de que los dos principales responsables siguen en libertad. (Excélsior)
  • Carlos Marín. Seguridad: no son, pero se hacen. Con la balconeada que les puso Juan Miguel Alcántara Soria a los gobiernos estatales en el tema de la certificación del control de confianza de sus altos mandos, las solicitudes para que se apliquen las evaluaciones ya llegan en cascada al Sistema Nacional de Seguridad Pública. Habrá quien suponga y acierte que se trata de un golpeteo político del gobierno de Felipe Calderón a los gobiernos del PRI y el PRD. Pero la exhibición a la vergüenza pública tiene, sin duda, un resultado positivo: los gobiernos de todos colores y sabores andan patinando para ponerse al corriente con los compromisos que contrajeron ¡desde hace más de tres años! en el Acuerdo Nacional por la Seguridad. No sorprende que gobernadores, procuradores, jefes de policías y presidentes municipales ni siquiera se inmuten cuando se les echan en cara los subejercicios de más de 50 por ciento de los recursos que reciben para combatir el crimen. Lo que aterra es la desfachatez con que más de la mitad de los responsables de garantizar la seguridad de la población se hayan hecho tan pendejos. (Milenio)
Anuncios

Acerca de Imagen Política

Somos un grupo de profesionales de la comunicación, que hemos conjuntado nuestra capacidad y experiencia en las áreas del periodismo escrito, radiofónico y de análisis político, que nos permite ser la firma más exitosa de: consultores políticos, de comunicación, estrategias de mercadotecnia y cabildeo.
Esta entrada fue publicada en Síntesis Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s