Síntesis Política de Imagen Política

Finanzas, Negocios /Energía

  • Lagarde entra en carrera hacia dirección del FMI
  • Agustín, el más indicado para el cargo: Gil Díaz
  • Histórica entrada de inversión de cartera
  • Más de 2 mil 800 Sofom no reguladas ni registradas
  • Su Casita amplía el plazo de su oferta de canje
  • Sector hipotecario tendrá recuperación desigual
  • Calderón a cableros:  promoverá competencia
  • Pemex  encontró gas en aguas profundas
  • Productores de arroz, en peligro de quiebra
  • Cupo de importación de 150 mil toneladas de azúcar

Seguridad /Justicia / Salud

  • Cae homicida del hijo de Javier Sicilia
  • Enfrentamiento deja 28 muertos en Nayarit
  • Matan a mando en Chihuahua; ayer, 65 ejecutados
 

 

 

 

Gobierno / Partidos / Congreso /  Estados

  • Desconoce PRI a Lozano como interlocutor
  • Maniobra política por reforma laboral: Lozano
  • Pide Moreira a FCH no usar PGR contra el PRI
  • Bravo y Encinas firman pacto de gobernabilidad
  • Juicio político contra García Luna, pide PRD
  • Negocian candidatura común en Michoacán
  • Ofrece Cué mejorar oferta a Sección 22

                                                                    TITULARES DEL DÍA
Financiero Sube 20% la captación tributaria en 4 años
Economista Mala difusión impide a México crecer más
Reforma Une Michoacán a PRI-PAN-PRD
Universal Lanzan en PAN bloqueo Cordero
Jornada García Luna, “amigable perdedor”, evalúa EU
Milenio Reconoce Sicilia a la PF de García Luna por captura
Excélsior Desatan terror en casinos de NL
Sol de México Estudian PRI, PAN y PRD posible candidatura común en Michoacán
Crónica Cae el presunto asesino del hijo de Javier Sicilia
La Razón Ascensos a maestros, atados a sus resultados
Impacto Diario Michoacanazo de PRI, PAN y PRD

  • Une Michoacán a PRI-PAN-PRD. Los dirigentes nacionales del PRI, el PAN y el PRD acordaron ayer explorar la posibilidad de postular un candidato común en las elecciones para renovar la Gubernatura de Michoacán y fijarle una agenda de Gobierno. En un encuentro realizado ayer por la tarde en la Ciudad de México, Humberto Moreira, del PRI; Gustavo Madero, del PAN, y Jesús Zambrano, del PRD, pactaron seis puntos alrededor de los comicios. El Gobernador Leonel Godoy participó en el encuentro y pidió a los dirigentes defender la realización de las elecciones. Al respecto, los líderes ratificaron su decisión de realizar un proceso electoral ejemplar el 13 de noviembre próximo. Además, acordaron construir una agenda común que ayude al desarrollo del Estado de Michoacán a efecto de que, independientemente del resultado de la elección, esta plataforma se haga realidad. “La posibilidad de una candidatura común de todos los partidos políticos, queda sujeta a revisión y valoración de los partidos con estricto apego a las normas jurídicas”, señala el acuerdo, el cual fue difundido por separado por Madero y Zambrano. Godoy, a su vez, se comprometió a convocar a los presidentes estatales de los partidos la próxima semana para dialogar sobre los acuerdos suscritos a nivel nacional. Moreira, Madero y Zambrano volverán a reunirse el próximo martes para revisar los avances de sus consultas. Zambrano afirmó en entrevista que la violencia por el crimen organizado que vive el Estado de Michoacán no fue el factor que motivó a los dirigentes de los partidos a buscar una candidatura común, sino una solicitud de la sociedad civil. (Reforma)

 

Presente

  • José Woldenberg. El presente. Inicio con una frase excesiva: no somos capaces, como sociedad y como, sociedad política, de actuar para remodelar nuestro presente, porque estamos cruzados por dos aspiraciones impertinentes: el ansia de reconstruir un pasado que se esfumó, o la apuesta por un porvenir sin las ataduras del pasado. Ambos proyectos, si es que así se les puede llamar, obstruyen, con su bruma, lo que hoy es posible y deseable. El rasgo más característico del México de hoy -en términos políticos- es que ninguna fuerza puede hacer y deshacer por sí sola. Una .pluralidad equilibrada habita los órganos de representación y es la característica más relevante del largo, venturoso y anticlimático proceso democratizador. Esa realidad es del tamaño de una catedral, pero se nubla en aras de fantasías inasibles. No es difícil detectar en los humores públicos una cierta añoranza por el pasado, que como todos los ensueños tiende a pintar con tonalidades dulces lo que acontecía hace algunas décadas. Existe un resorte nostálgico casi inercial en no pocas franjas de la población “Todo tiempo pasado fue mejor” expresa no sólo en nuestro país el desencanto con el presente imperfecto (que nunca dejará de serlo). Y siempre se podrán encontrar ejemplos para ilustrar esa melancolía: ante la ola criminal, el orden y la tranquilidad; de cara al crecimiento de la informalidad, el incremento sostenido del trabajo asalariado; frente al empantanamiento de diferentes iniciativas en el Legislativo, la rapidez de su procesamiento mecánico. No se trata de mentiras sino de medias verdades aderezadas por la nostalgia Si añoramos el pasado, entonces el futuro debe parecerse a los tiempos idos. Quienes en materia política creen que el pasado es recuperable, que es un modelo para el futuro, que vale la pena repetir sus partituras, evocan el orden (vertical), la Presidencia poderosa (omnipotente), las mayorías legislativas preconstruidas (y alineadas), y ven en el presente caos, debilidad, empantanamiento, morosidad. Proponen entonces la reintroducción de cláusulas de gobernabilidad en el Congreso (o alguna fórmula similar), para que si ningún partido obtiene la mayoría de todas maneras la ley se la otorgue a uno. Se trata de que quien gane no tenga onerosos contrapesos, pueda gobernar sin obstáculos, cuente con los atributos para reconstruir la política de ayer en las condiciones del presente No pueden pensar el futuro sino como una vuelta al pasado. Para quienes creen que el futuro puede ser producto de un quiebre radical, de una hora cero de la historia, que reclama una refundación de la República (o algo por el estilo), que sueñan que pueden desprenderse del pasado como si de un fardo se tratara, la salida no se encuentra en dar una vuelta en “u”, sino en un salto mágico, sin día ni ruta, a una realidad venturosa despojada de las taras del presente La propuesta es un inédito marco sin las contrahechuras de nuestra historia ni los déficits del presente Una fuga hacia adelante, incapaz de hacerse cargo de la novedad del pluralismo equilibrado, y por ello mismo imposibilitada para asimilar las auténticas limitaciones que impone el presente. Leo en uno de los prólogos que Octavio Paz escribió para la recopilación de su obra: “el futuro no existe. Más exactamente es una invención del presente. La misión de los hombres, a un tiempo condena y salvación, consiste en inventarlo cada día Algunas generaciones no se atrevieron y repitieron mecánicamente los gestos del pasado, hasta petrificarse; otras, más cercanas, poseídas por los demonios del cambio y del odio a su pasado, convirtieron el futuro en un ídolo monstruoso… Pero la invención del futuro no implica la destrucción del pasado. Ahora sabemos que nunca muere del todo y que es vengativo: a veces resucita en forma de pasiones espantables y obsesiones inicuas” (Por las sendas de la memoria, FCE, México, 2011, p. 28). Paz reflexionaba “sobre el fin de la tradición de la ruptura y de los mitos gemelos que la alimentaron: el futuro y la revolución”, pero me recuerda las tensiones que generan dos grandes constelaciones sociales y políticas que incapaces de hacerse cargo del presente se anclan, una, en el pasado y, la otra, en una nebulosa apuesta hacia el futuro. En efecto, el futuro sólo puede construirse desde el presente, dice también Perogrullo. Un presente marcado por una pluralidad política equilibrada, con pulsiones y programas no sólo distintos sino enfrentados, por lo cual se requieren operaciones de acercamiento, inclusivas, capaces de construir mayoría (no de decretarla), aptas para hacer política en medio de un escenario donde conviven y se reproducen voces, intereses, propuestas, sensibilidades diversas. Ni exorcistas ni magos reclama el presente, sino coaliciones estables, permanentes, que sólo pueden ser fruto de la negociación y el acuerdo. Porque no será conjurando a la pluralidad o imaginando un futuro político con una sociedad idílica como lograremos aquí y ahora atender nuestros rezagos. Más nos vale pensar en nuestro presente, porque el pasado se fue y el futuro depende del ahora. (Reforma)

Redes Sociales

  • Jorge Castañeda. Redes sociales. Como se sabe las redes sociales cobran una creciente importancia en la política y la comunicación: para evitar alcoholímetros, difundir rumores y provocar minicrisis en ciudades. México llega tarde a las redes, como llegó tarde al internet, pero tiene una gran ventaja en Facebook y Twitter con relación a internet el país brincó de la ausencia de líneas fijas a la era del celular, lo que dejó a muchos hogares sin la posibilidad de un fácil acceso a internet, pero en cambio le dio a millones de ciudadanos el fácil acceso las redes sociales. La explosión de participantes en las redes hace que la pasión y la novedad generen enorme entusiasmo; aunque mucha gente con limitada experiencia de comunicación, diálogo y debate participe. Relato dos experiencias en las redes. La primera con el “fuego sobre el senado”, invocando a la vieja frase de Mao que desató la revolución cultural en 1965 “fuego sobre el Cuartel General”. Esta campaña en Twitter tuvo por propósito inundar a los senadores en los días previos a la aprobación de la reforma política para que procediera Ninguno de los que participamos en este esfuerzo nos hacemos la ilusión de que gracias a ello se aprobó la reforma, pero sin duda contribuyó. Al igual insistimos con los diputados, quizás con menor éxito, pero pudiendo aglutinar en tomo al propósito a algunos de los seguidores que tengo. Sin embargo, noté lo siguiente. Los twitteros pueden dividirse en tres categorías. La gran mayoría son gente de buena fe y en general apolítica, que reproduce en Twitter el sentido común mexicano: ingenioso, pícaro, inmensamente ignorante y plagado de lugares comunes. El segundo segmenta es gente cuya fe, buena o mala, es difícil de discernir, son más activistas, empeñosos, y más desparpajados; disponen de mayor información política, económica, social, internacional; tienen un mayor nivel educativo y opinan sobre distintos acontecimientos de manera más o menos sofisticada, ilustrada y siempre pertinente. Luego hay el pequeño grupo de locos, al que podríamos agrupar bajo el rubro de los integrantes del sendero del Peje, es decir, los ultra izquierdosos partidarios de AMLO, La Jornada, Castro y Chávez, que en el fondo son los mismos que agredieron a Labastida en la UNAM y a Bravo Mena en la FES Acatlán. La segunda experiencia tuvo que ver con estos últimos. A partir de mi exasperación con sus calumnias, en particular con un supuesto acto de corrupción mío de hace más de 10 años cuando estaba en el gobierno -cosa que no acepto nunca, aunque acepte todas las demás calumnias, porque esas son gajes del oficio-, se desató una respuesta virulenta y, efectivamente, mal hablada contra este pequeño grupo de talibanes del pejismo en Twitter. Comprobé que ellos son muy pocos -entre mis casi 40 mil seguidores, no pasarán de 30 o 40, y funcionan en automático. El sector intermedio, el primero al que me referí antes, enfrenta serias dificultades para distinguir lo pertinente de lo que no lo es. Gente con simpatía por lo que estaba diciendo ala vez se indignaba por errores de dedo míos, y también lo hacían antes cuando las personas que me ayudan en la oficina eran quienes respondían a los tweets. Da la casualidad que nunca aprendí mecanografía -sigo escribiendo en la computadora con dos dedos- y además tengo la desgracia, para alguien tan vanidoso como yo, de contar con manos agredidas por dedos cortos y gordos, lo cual hace que lo que escribo con teclado esté plagado de “dedos”. La gente fue incapaz de discernir entre lo importante, a saber, la necesidad de ponerle un alto a las turbas pejistas o “abajo insultantes”, como los llamó Aguilar Camín, y lo inconsecuente, si mis errores de dedo se traducían en errores disque de ortografía. Tampoco fue capaz de discernir entre las leperadas mías dirigidas a las turbas, pero siempre evitando cualquier recurso invocando a terceros, homofóbico, o socialmente despectivo, cosa que obviamente las turbas no hacen. Las redes sociales tienen un gran futuro en México, pero ese futuro no ha llegado. (Reforma)

Banxico / Borras / FMI

  • Joaquín López-Dóriga. Lo de Carstens. Anoche, mis compañeros de Tercer Grado se expresaron en forma unánime contra mi planteamiento de que prefiero a Agustín Carstens de gobernador del Banco de México que de director-gerente del Fondo Monetario Internacional. En el programa que conduce el doctor Leopoldo Gómez ratifiqué lo apuntado ayer en este espacio bajo el título de “¿Dónde nos sirve más Carstens?”, sobre todo a partir de su falla de origen, no es europeo, esa regla no escrita, pero inflexible, establecida cuando las potencias se repartieron el mundo, que también se repartieron las instituciones: el FMI para Europa y el Banco Mundial para Estados Unidos, norma de exclusión y división que han aplicado y respetado a rajatabla. Y no es que no vea en Carstens las prendas para ser el número 1 del Fondo Monetario, cuando ya fue el número 2, la posición más alta para un no europeo; al contrario, le veo tantas cualidades y resultados que son los que me confirman que lo prefiero aquí al frente de Banco de México que en Washington al frente del FMI. Carstens es el más entusiasmado con este proyecto, lanzado por el presidente Felipe Calderón, operado por Ernesto Cordero como gobernador ante el FMI y por él mismo, y envió una carta de 11 páginas a los miembros de su Junta de Gobernadores y Directorio Ejecutivo en la que les ratifica su deseo de ocupar la vacante que dejó el psicópata de Dominique Strauss-Kahn, y en el que apela a la necesidad de que el relevo esté sujeto a un proceso transparente y equitativo que reafirme la legitimidad, cohesión y efectividad del fondo, y enseguida presenta una relación de sus experiencias, habilidades, conocimientos y visión de los problemas del mundo y de la institución. Repito, cuando uno lee su récord, al menos yo, me confirma que Carstens es el mejor candidato para seguir siendo gobernador del Banco de México, un elemento de estabilidad y certidumbre, sobre todo para un proceso electoral conflictivo y una transición de gobierno que se adelanta complicada y con un tercer secretario de Hacienda, como se adelanta. *****Retales. 1. LOBBY. Ernesto Cordero está en París convocado por la OCDE, que dirige el mexicano José Ángel Gurría, recién electo para otro periodo al frente de la organización. La visita coincidió con la nominación de su colega francesa, Christine Lagarde, a la dirección del Fondo y él promoviendo a Carstens; 2. PROYECTO. No ha sido una sino varias las veces que Ernesto Cordero se ha reunido con los pesos pesados, medios y livianos del PAN en pos de su candidatura presidencial. Un ex vocero presidencial, Max Cortázar, está con él; y 3. SIGUE. Josefina Vázquez Mota sumó a Carlos Medina para su campaña, como antes lo había hecho con Ernesto Ruffo. ¿Quién es su próximo fichaje? (Milenio)
  • Sergio Sarmiento. Como al Borras. Nadie duda de los méritos de Agustín Carstens para ser director gerente del Fondo Monetario Internacional. Pero cuál es el sentido o la prisa de postularlo cuando apenas se hizo cargo del Banco de México en enero de 2010 y las posibilidades de que se le escoja son virtualmente nulas. Quizá sea injusto que Estados Unidos y los países europeos se hayan repartido desde 1945 el control del Banco Mundial y el FMI. Pero ésta es la realidad. Llegará algún momento en que un japonés, un chino, un latinoamericano o un africano sea director gerente del FMI o presidente del Banco Mundial, pero no parece que esto vaya a ocurrir ahora. Para ser director gerente del FMI se requiere un mínimo de 85 por ciento de los votos de la Junta de Gobierno. Los votos no se asignan uno por país sino en razón de la aportación de capital de cada uno de los miembros. Así, Estados Unidos, con 17.75 por ciento de los votos, tiene un virtual veto sobre las decisiones importantes del Fondo, incluida la designación del director gerente Los países europeos cuentan, en conjunto, con alrededor del 32 por ciento. Sin un acuerdo entre Europa y Estados Unidos, no es posible nombrar ni al director gerente del FMI ni al presidente del Banco Mundial. Y no se ve claro que ninguno quiera abandonar sus privilegios, ni que el resto de los países busquen salir de estas instituciones para crear las propias, las cuales tendrían que capitalizar. Ayer Christine Lagarde, la ministra de finanzas de Francia, abogada y no economista, formalizó su candidatura a la dirección del FMI. Al contrario de Carstens, a quien el gobierno de México lanzó “como al Borras”, la francesa ha hecho todo el trabajo previo para asegurar que su candidatura tenga posibilidades de prosperar. Lagarde no sólo tiene el lógico respaldo del gobierno conservador de Sarkozy, sino que ha buscado congraciarse también con la izquierda francesa. Ella misma fue ministra de Comercio en el gobierno del primer ministro socialista Dominique de Villepin, pero fue cuestionada por aceptar el cargo de ministra de finanzas bajo el presidente Sarkozy. En una conferencia de prensa ayer con motivo de su postulación, Lagarde alabó el papel del socialista Dominique Strauss-Kahn como director gerente del Fondo. Lagarde ha logrado no sólo el apoyo de las dos principales fuerzas políticas de Francia, sino también de la mayoría de los gobiernos europeos, incluyendo los de Alemania, el Reino Unido y los Países Bajos. También ha conseguido el aparente respaldo de China, que como la mayor potencia emergente del mundo sería crucial para cambiar el actual sistema de elección del director gerente del FMI. El periodo de postulaciones, que comenzó ayer, concluirá el 10 de junio. Se espera que antes del 30 de junio se nombre al nuevo director o directora. Lagarde ha anunciado que realizará una gira internacional para hablar con representantes de los principales gobiernos. Ya ha tenido una conversación telefónica con Cordero y ha dado la bienvenida a la “competencia”. Hasta este momento sólo se han presentado las candidaturas de Carstens y de Lagarde. La abrumadora favorita es ella. Ahora bien, en el caso de México, cabe preguntarse: ¿qué necesidad? ¿Qué importa si Carstens es el mejor economista del mundo? Si ya el gobierno de Felipe Calderón decidió utilizar a Carstens para quitar a Guillermo Ortiz del Banco de México, ¿para qué tratar de sacarlo del país 17 meses después? Y si la idea es deshacerse de Carstens, ¿por qué mandarlo a una batalla que no tiene posibilidades de ganar? *****MEDALLA DE GENARO. Cuando el secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, acepta una condecoración extranjera sin permiso del Congreso, está demostrando su desprecio a la ley. La sanción es la pérdida de la nacionalidad, pero nadie se atreve a aplicarla Una vez más se reitera que en México los funcionarios están exentos de cumplir la ley. (Reforma)

PRD-Peña

  • Carlos Loret.  El PRD de Peña Nieto. Hasta ahorita, el más eficaz de los aliados de Peña Nieto en sus aspiraciones presidenciales ha sido el perredista López Obrador, quien dinamitó la verdadera amenaza para el triunfo del PRI mexiquense al bloquear, siguiendo lógicamente sus propios intereses políticos (un éxito aliancista hubiera sido un tremendo triunfo para Marcelo Ebrard), la coalición PAN-PRD. El apoyo de López Obrador a Peña es involuntario, de carambola. Sin embargo, hay otros cuadros –históricamente identificados con la izquierda y el PRD, pero defenestrados o despreciados por este partido- que se han incorporado al equipo de campaña del priísta y son “cabeza de playa” para el asalto tricolor al principal bastión amarillo: el Distrito Federal. El grupo político que gobernó y controlo durante 12 años la delegación Iztapalapa (la más importante de la capital del país), encabezado por los hermanos Rene Arce y Víctor Hugo Círigo y la ex diputada Ruth Zavaleta, rompió finalmente con el lopezobradorismo y Los Chuchos, y se salió del PRD en diciembre pasado. Ellos lideran, incluso sin partido que los respalde, una fuerza de votos calculada por las encuestas en 15%. Hoy son los principales organizadores del proyecto para resucitar al PRI en el DF, con la perspectiva de crear su propio partido socialdemócrata bajo un eventual gobierno tricolor. Incluso se perfilan las candidaturas de Zavaleta a la delegación Venustiano Carranza (que ya gobernó) y de Círigo a Iztapalapa (también segunda vez). Zavaleta ya trabajó con el PRI en Guerrero durante la campaña de Manuel Añorve y se le pudo ver al lado del gobernador mexiquense y su esposa en por lo menos dos mítines en Acapulco. Se añade al cuadro la ex delegada por el PRD en Álvaro Obregón, Leticia Robles, quien se pasó oficialmente al PRI y es actualmente diputada en la ALDF. Con esas fuerzas ex perredistas, que tienen presencia en las delegaciones del oriente del DF más la capacidad de penetración del candidato Eruviel Ávila (que es de esa zona) en los municipios mexiquenses colindantes, la fuerza que va acumulando Peña Nieto en la metrópoli pone de nervios al PRD. Si a ello se añade la división entre Ebrard y López Obrador, el PRI es competitivo para recuperar la ciudad de México. El todavía gobernador mexiquense ha atraído también a las prominentes ex perredistas Rosario Robles y Patricia Olamendi, quienes junto con Zavaleta trabajan en su grupo pro mujeres “Las Insurgentes”. Han estado cerca de Peña Nieto en los foros que ha organizado a favor de la mujer, se han fotografiado con el y la ex vicecanciller fue la única oradora en el más reciente, en febrero pasado. El ex gobernador mexiquense César Camacho es quien ha aterrizado la relación del peñismo con los desencantados del PRD, a los cuales pretenden engarzar con algunos viejos priístas de la capital para Ir por la joya de la corona amarilla. ****** Saciamorbos. En algún lugar de la selva dé Santa Fe se reunieron Moreira, Madero y Zambrano anoche. Acordaron que sí habrá elecciones en Michoacán y hacer un pacto por la entidad. Cuadros despreciados por el PRD son “cabeza de playa” para el asalto tricolor al DF. (Universal)

 

Educación

  •  Pablo Hiriart.  Es una locura, un escándalo. Lo que ocurre con la educación en el país es lisa y llanamente una locura. La sección sindical de un estado completo quiere conducir toda la política educativa de la entidad, más la procuración de justicia cuando se trata de sus agremiados y vetar nombramientos de miembros del gabinete. En Michoacán, Puebla, Morelos y Baja California Sur, los maestros hacen paros porque rechazan la aplicación de la prueba ENLACE, porque dicen sus dirigentes que ese examen mide “cuánto han aprendido a ser neoliberales”. Y en los medios de comunicación, en la opinión pública y en la clase política en general hay una fría recepción al tema, tanto de la prueba como de la no aplicación de prueba. Que los maestros de Oaxaca dejen colgados a un millón 300 mil niños y acampen en el centro de la capital estatal en demanda de compromisos demenciales, ya no nos produce sorpresa. Pero, eso sí, se exige que el país sea más justo y que haya igualdad de oportunidades para todos. ¿Cómo va a disminuir la desigualdad? ¿De qué nube nos va a llegar la equidad? ¿Vendrá de algún decreto expedido por el siguiente Mesías sexenal? Imposible mejorar las condiciones de vida de la población si no tienen un piso de conocimientos mínimo. Y entre los encargados de proporcionar esa base de conocimientos, hay quienes se niegan a evaluar porque la prueba ENLACE sólo mide “los conocimientos que los alumnos adquieren del sistema de competencias mercantiles”. Resulta grotesco que se pretenda dar a las matemáticas o a la lectura una connotación ideológica destinada a fomentar el sometimiento. El sometimiento se incuba en la ignorancia, y eso es lo que propician maestros que se niegan a dar clases. Y ante ese desparpajo, el Estado, el erario, los contribuyentes pues, les tienen que pagar 500 días de salario al año aunque sólo trabajen 110. El debate en el país se entrampa en tonterías, y se soslaya el verdadero cataclismo: el educativo. El gobierno, empeñado en cargarle la culpa de la inseguridad a los gobernadores. Los diputados, enfrascados en la discusión por una medalla que le dio al secretario García Luna el gobierno de Colombia. Y en los medios de comunicación se soslaya, en buena medida, lo que ocurre con millones de niños que están siendo condenados, aquí y ahora, a la pobreza de por vida. Es una locura. Ante nuestros ojos se gesta la destrucción de cualquier aproximación a un país más justo. Y eso, a diferencia de la inseguridad, es absolutamente irreversible. (La Razón)

Izquierdas

  • Héctor Aguilar Camín. Izquierdas. No podía faltar la izquierda mexicana celebrando el triunfo del PP en las elecciones españolas. Al fin ganó la verdadera derecha, dicen, sobre la derecha disfrazada de izquierda. Las izquierdas de España reclaman también: en el pecado neoliberal Zapatero ha llevado la penitencia socialista. Le ha faltado imaginación para responder a la crisis con un genuino programa socialdemócrata. Por eso lo han abandonado los que protestan en la calle y los votantes de izquierda. Los socialistas españoles perdieron dos de cada diez votantes, y casi toda la España municipal y autonómica. He aquí una derrota histórica, se dice, por falta de imaginación y congruencia socialistas. Sin duda. Pero podría argumentarse también lo contrario, a saber: que el gobierno socialista perdió mucho tiempo huyendo de la crisis y luego poniendo mucho dinero en una política contracíclica, keynesiana, para tratar de conservar los derechos sociales de los españoles y darle la vuelta al desastre. Al final, la profundidad de la crisis lo obligó al ajuste del que huía, con precios más caros. No se han inventado todavía recetas para crisis fiscales que no sea apretarse el cinturón y pagar de más por lo que se gastó de más. Se puede administrar el pago de mejor o peor manera y repartir mejor los daños entre pobres y ricos. Las izquierdas españolas reprochan a Zapatero haber hecho mal ambas cosas. Seguramente tienen razón. Lo mejor hubiera sido salirle al paso rápido al pago de la deuda, pagar lo menos posible y que pagaran más los responsables y menos la gente. El hecho duro subsiste: hay que pagar, no hay forma de salirse de las reglas de pago, no hay receta ni de izquierdas ni de derechas para escurrir el bulto. El voto de las izquierdas contra el PSOE parece esbozar algo no deseado por esos votantes: un cambio de hegemonía electoral a favor del PP. Hechas todas las cuentas, en las urnas y en las calles, puede decirse que el PP no ganó respecto de sí mismo. Su triunfo aplastante se debe a lo que perdieron por su propio voto las izquierdas. Para el PSOE, recobrar los casi 10 puntos que ha perdido en esta elección podría ser cosa de una década. Lo celebrarán sin duda los izquierdistas mexicanos, contentos con las derechas sin disfraz en el poder, pero no sé si lo celebrarán mucho los votantes de izquierdas de allá. Por lo menos, eso sí, estaremos claros: las políticas conservadoras de derecha que exige la crisis las tomará un gobierno de derechas, mientras las izquierdas se dedican a reprocharlo todo desde las filas innegociables de la oposición. (Milenio)

Campaña / UNAM / Gorilas

  • Leo Zuckermann.  Hacer campaña en la UNAM. ¿Por qué los panistas no han aprendido que es una pésima idea ir a hacer proselitismo en la Universidad Nacional Autónoma de México? Cuando me enteré de la noticia, inmediatamente me pregunté por qué los panistas no han aprendido que es una pésima idea ir a hacer campañas políticas a la UNAM. Me refiero, desde luego, a lo sucedido el martes. El candidato de Acción Nacional a la gubernatura del Estado de México acudió a la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán, perteneciente a la UNAM, a dar una ponencia sobre sus propuestas de campaña. Al salir, un grupo “de aproximadamente 30 personas se acercó a él con gritos, empujones y empellones. Luis Felipe Bravo Mena tuvo que ser resguardado por sus elementos de seguridad, quienes armaron una valla para evitar el contacto o alguna agresión hacia la integridad del candidato […] En el trayecto del auditorio hacia su vehículo los estudiantes le gritaban fascista, yunque[…] El candidato no sufrió ninguna agresión y solamente patearon su camioneta y le arrojaron una botella a su salida”. Esto de acuerdo con El Universal. La Jornada reporta que el problema comenzó cuando el candidato estaba dando su ponencia. “Al menos cien estudiantes” gritaron “¡Fuera Bravo de la UNAM!” De acuerdo con esta versión, “el panista salió por la puerta trasera del auditorio, donde lo esperaban más de 100 universitarios, periodistas y parte de su equipo. Un grupo de jóvenes lo insultó, otros golpearon el vehículo con las manos, algunos más le escupieron y le arrojaron piedras”. En fin, que no le fue bien. Lo cual me recuerda cuando, en mayo de 1997, el entonces candidato del PAN a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal, Carlos Castillo Peraza, acudió a la UNAM (creo que a la Facultad de Economía) a hacer campaña. Durante más de una hora trató de hablar en medio de una generalizada rechifla por parte de los “universitarios”. Si mal no recuerdo, al salir, alguien incluso le lanzó unos huevos. El hecho es que, desde entonces, los panistas, que todavía no gobernaban el país, deberían haber aprendido que no son bienvenidos en la UNAM. Por el contrario, se exponen, como Castillo Peraza y Bravo Mena, a salir corriendo en medio de insultos y escupitajos. No deberían ir a la UNAM, y punto. Para los panistas hay poco que ganar y mucho que perder con ese público. No van a ganar cuantiosos votos, pero sí van a conseguir una imagen en los noticieros que poco les conviene: la del candidato abucheado y zarandeado. Tampoco los priistas pueden acercarse a la UNAM. Hace poco, el senador Francisco Labastida tuvo que retirarse de Ciudad Universitaria en las mismas condiciones sin siquiera poder hablar. Y es que la UNAM al parecer se ha convertido en una especie de territorio exclusivo de la izquierda. Los políticos de esta tendencia sí son bien recibidos. Lo cual, desde luego, es un hecho lamentable porque toda universidad debe ser un espacio abierto y plural donde se debatan las ideas con respeto y civilidad. Sobre el suceso de Bravo Mena, la UNAM sacó un boletín que dice: “1. Los recintos universitarios son espacios académicos para la deliberación informada de las ideas y los principios. 2. La Universidad Nacional promueve los valores que a lo largo de su historia le han dado identidad: tolerancia, pluralidad, diálogo, solidaridad y respeto al debate. 3. Por ello, la UNAM rechaza las muestras de intransigencia y violencia en cualquiera de sus manifestaciones, porque contravienen la esencia universitaria, y exhorta a su comunidad a conducirse con respeto a la libertad de expresión”. Muy bien. Sin embargo, como dije cuando ocurrió lo de Labastida, creo que el rector Narro, a quien tanto le gusta hablar de muchos temas, debería enviar un mensaje claro y contundente en contra de la intolerancia que existe en la UNAM. ¿O qué tiene que pasar para que el líder de la comunidad universitaria se pronuncie sobre este asunto? Por lo pronto, a ver si los panistas ahora sí aprenden que no tienen nada que ganar y sí mucho que perder al ir a una universidad donde no hay condiciones para debatir de manera civilizada (Excélsior)
  • Ricardo Alemán. Benditos gorilas. Seguramente está feliz el candidato azul al gobierno mexiquense, Luis Felipe Bravo Mena, ya que gracias a los gorilas que lo han agredido en las últimas horas, no sólo detuvo su caída en las encuestas, sino que marca lo que puede ser una recuperación. Bueno, al panista le resultó tan positiva la embestida de los gorilas universitarios y de los sindicalistas, que el equipo de campaña de Alejandro Encinas llamó a los grupos sociales de todo el Estado de México y del país, a detener las agresiones lanzadas contra Bravo Mena. No vaya a ser que, en una de ésas, lo convierten en mártir y empiece una recuperación que podría poner en riesgo el segundo lugar alcanzado por Encinas. Pero más allá del “daño colateral” positivo que parecen tener las agresiones lanzadas por gorilas universitarios y del extinto SME contra Bravo Mena, lo cierto es que asistimos a intolerables actos de violencia propios de una democracia bananera, en donde ninguna autoridad es capaz de sancionar a los responsables de actos de barbarie que lastiman a la niña democracia mexicana. ¿En qué clase de democracia vivimos, para que grupos de gorilas que se dicen universitarios —unos— e integrantes de un sindicato —los otros—, lancen agresiones impunes al candidato a un puesto de elección popular? ¿Qué clase de elecciones tenemos, en donde no se castiga a nadie por ese tipo de agresiones, y en donde los responsables quedan impunes? ¿Qué clase de árbitro electoral tenemos —que es de los más caros del mundo— que no tiene facultades siquiera para sancionar a quienes agreden, insultan, ofenden, golpean y escupen a un candidato a puesto de elección popular? Lo cierto es que vemos que grupos radicales de la llamada izquierda mexicana —emparentados con AMLO y otras yerbas de ese jardín del edén—, hoy hacen el papel que ayer realizaban los golpeadores y gorilas de tiempos de la hegemonía del PRI, cuando los candidatos de la izquierda o la derecha de los años 60 y 70 iniciaron su participación en la política partidista y, sobre todo, en los procesos electorales. En esas décadas, los gorilas del PRI impedían —igualito que hoy los gorilas de la dizque izquierda— que los candidatos del PAN, del PCM, del PSUM, del PMS y otras tendencias, realizaran campañas electorales en las calles y plazas públicas. Abucheaban a los candidatos, los golpeaban, cortaban la luz para los mítines, quitaban la propaganda, golpeaban a los activistas y, en el extremo, la policía llevaba a prisión a aquellos ilusos que se atrevían a volantear por un candidato opositor. Hoy, esas facciones de la dizque izquierda mexicana —que se amparan en la UNAM y en la mafia sindical del SME— se lanzan contra un candidato de la derecha, en una estrategia por demás idiota. ¿Por qué es una estrategia idiota? Elemental, porque si lo que buscan es el desprestigio de Bravo Mena, si lo que pretenden es hacerle daño a su campaña; si lo que intentan es una venganza político-electoral, en realidad lo único que están consiguiendo es convertir a Bravo Mena en víctima de lo más reprobable de la llamada izquierda mexicana, lo que —por si hiciera falta—, desprestigia a Alejandro Encinas y a su mecenas, Andrés Manuel López Obrador. ¿O no es cierto que los grupos de la radical dizque izquierda universitaria —verdaderos fascistas de izquierda—, y los mafiosos del SME, son aliados de AMLO? Pero resulta de párvulos y de elemental sentido común —lo que no se les da a los gorilas universitarios y menos a los del SME—, que al someter a una violencia sistemática a Bravo Mena, en realidad le están haciendo la campaña a un candidato destinado a no subir de 15% de las preferencias. En pocas palabras, lo convierten en víctima y elevan la popularidad del prototipo del político de la ultraderecha. Le hacen un favor invaluable a uno de los jefes nacionales de El Yunque. Y todo, claro, por el odio irracional. Pero lo más grave es que estamos ante el ensayo general de la contienda presidencial de 2012. Y obliga la pregunta. ¿Quiénes harán el papel de gorilas en ese 2012; y a quién le harán la campaña? Benditos gorilas. Al tiempo. ******EN EL CAMINO. Y ya en el tema, resultan de pana ajena las enfermizas muestras de odio, venganza y fobia expresadas contra el titular de Seguridad Pública, Genaro García Luna. Grotesco, digno de una democracia de picapiedra y bananera a la que pertenecen no pocos políticos mexicanos, el hecho de regatearle una condecoración internacional. Y sí, con esos bueyes nos tocó arar. ¿O no? (Excélsior)

 

Sicilia / Radilla /  Gasto

  • Ciro Gómez Leyva. Sicilia-García Luna, un poco de poesía al fin. Dos meses después del asesinato de los siete de Morelos y dos semanas después de que Javier Sicilia pidiera en la plaza la cabeza de Genaro García Luna, Julio Hernández, abogado del poeta, nos dice con pulcritud y honestidad intelectual: —Como coadyuvantes de la investigación estamos satisfechos hasta el momento. La PGR ha hecho un estupendo trabajo en la integración de la averiguación previa. Se ha agotado buena parte del material probatorio, se han tomado pruebas científicas. Eso nos hace estar muy satisfechos, muy tranquilos en este caso. Por fin, un poco de música, de poesía en las palabras. Se entiende. En la mañana, la Policía Federal, la de Genaro García Luna, presentó a El Negro Radilla y a El Jabón Luquín Delgado, supuestos responsables de ese crimen que desató una gran movilización social de hartazgo. Ochenta policías les cayeron encima en Coatzacoalcos, Veracruz, donde se escondían. —Estuve en la mañana con la procuradora Marisela Morales para expresarle nuestro reconocimiento por el trabajo que en coordinación con la Policía Federal están haciendo —revela el abogado Hernández. —¿Reconocimiento también a García Luna? —Por estos hechos concretos, por supuesto. No puede uno dejar de reconocer que se han hecho estas detenciones. El abogado trata de meter los hechos en dimensión, pide no sorprenderse porque las autoridades están haciendo lo que tienen que hacer: capturar criminales. —Esa debería ser la norma, no debería causarnos sorpresa que se cumpla la ley. Pues, sí, pero con permiso de Alberti, este miércoles, aunque no estaba la fuente, la fuente siempre sonaba, y el agua que no corría, volvió para darnos un poco de agua (Milenio)
  • Jorge Fernández. El Negro Radilla, Sicilia y la mezquindad. Mientras en la Comisión Permanente, con una mezquindad política realmente digna de mención, se enfrascaban en debatir sobre si el secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, podía o no conservar el reconocimiento que le otorgó el presidente de Colombia, Juan Manual Santos, por su labor en la lucha regional contra el narcotráfico, la Policía Federal detenía en Coatzacoalcos, en Veracruz, al líder del cártel del Pacífico Sur (CPS) en Morelos, Julio de Jesús El Negro Radilla, responsable de decenas (si no es que centenares) de asesinatos perpetrados por ese grupo, entre ellos el del hijo del escritor Javier Sicilia. Y, mientras tanto, Sicilia se indignaba por la decisión del Ejecutivo federal de enviar más fuerzas de seguridad a Ciudad Juárez. Es una demostración, declaró, de que “no se escucha a la sociedad civil” y que esa medida “obstaculiza el diálogo” (¿qué diálogo?, ¿con quién, con los asesinos de su hijo?), mientras que el gobierno de Estados Unidos decidía enviar como embajador a México a un notorio diplomático de carrera, que es actualmente el embajador adjunto en Afganistán y uno de los principales expertos de la diplomacia estadunidense en terrorismo y crimen organizado, incluidas sus variantes del financiamiento al terrorismo y el lavado de dinero, el embajador Earl Anthony Wayne. El Negro Radilla se ha significado por ser uno de los más crueles sicarios del narcotráfico, pero además se dio a conocer por la utilización de niños y adolescentes como operadores y sicarios, por ejemplo, el ahora famoso Ponchis. La información que se ha divulgado confirma que el asesinato de Sicilia y otras seis personas se debió a que la organización de Radilla tenía conflictos con dos de las víctimas que eran parte de ese grupo de amigos. Lo cierto es que se fue desarticulando esa red que hoy ha quedado descabezada, lo mismo que el grupo rival del CPS, encabezado por Miguel Ángel Cedillo González, La Pica, que respondía al liderazgo de Édgar Valdés Villareal, La Barbie. Los dos líderes y sus principales operadores están detenidos. La ola de violencia que se vive en Morelos se debió precisamente a ese enfrentamiento entre ambos grupos desde la muerte de Arturo Beltrán Leyva en diciembre de 2009. Su hermano Héctor y La Barbie se enfrentaron por el control de los restos de la organización y tanto en Morelos como en Guerrero esa lucha fue brutal, con decenas de muertes, muchas por ajustes de cuentas, algunas de personas ajenas a ese conflicto. Pero precisamente el progresivo desmantelamiento de ambos grupos, la caída de sus jefes, sicarios y operadores, ha permitido, por una parte, comprobar que los grandes cárteles sí pueden ser desarticulados; que en la medida en que eso sucede se da un recrudecimiento de actos violentos cada vez más crueles y que ello no marca el poderío de esas organizaciones sino su decadencia, al mismo tiempo que exhibe el nivel de penetración y corrupción que sufren la mayoría de las fuerzas de seguridad locales. Y, por eso mismo, se debe profundizar ese proceso de desarticulación. Cuando personajes como Sicilia hablan de diálogo (otra vez, ¿con quién?) y de retirar a las fuerzas de seguridad, sobre todo al Ejército o a la Policía Federal, de esa lucha, como lo está demandando  ahora también la Sección 22 del magisterio oaxaqueño, en realidad lo que se pide, consciente o inconscientemente, es abandonar ese proceso de desarticulación de las grandes organizaciones y, sobre todo, de las dependientes de ellas que están asolando algunos estados del país. Llama profundamente la atención que no se termine de comprender que, mientras la Permanente en el Congreso preparó todo para generar un conflicto con el tema de la medalla de García Luna (recibió la petición de la autorización días antes, pero simplemente decidió no analizarla y dejar el tema para días posteriores a la entrega del reconocimiento), no se digne ese Congreso a sacar adelante nada de la amplia agenda de seguridad que sigue guardada en la congeladora legislativa, con comisiones que trabajan un día sí y muchos no, y que aparentemente han decidido dejar esos dictámenes para mucho más adelante, seguramente para después del 3 de julio, como mínimo. Importan el golpeteo político y los caprichos partidarios que sirven para alguna foto, pero la verdadera agenda de seguridad quedará para otro momento, independientemente de que personajes como El Negro Radilla al fin estén tras las rejas y hombres como al general de División Jorge Juárez Loera lo asesinen sin que nadie en la clase política se quiera dar por enterado. (Excélsior)
  •  Julián Andrade. Lo que se gasta en los soldados.  Los gastos militares en América Latina han aumentado con los años. Los países que más invierten en sus fuerzas armadas son Brasil y Colombia. Los colombianos destinan el 3.7 por ciento del PIB a sus fuerzas armadas y los brasileños 3.5 por ciento. Si se analiza el gasto por el tamaño de la economía, México y Guatemala son las naciones que menos gastan en sus fuerzas armadas, de acuerdo con datos del Stockholm International Peace Research Institute. México apenas destina un 0.5 por ciento del PIB, lo que representa unos 4 mil 800 millones, frente a los 28 mil millones de Brasil o los 9 mil millones de dólares que desembolsan en Colombia. Los números no dejan de ser interesantes, y confirman que la labor estratégica del Ejército mexicano en tareas de seguridad no se ha reflejado de modo contundente en los presupuestos. Es probable que esto tenga que variar en el futuro, porque las labores operativas y de traslado de tropas requieren de presupuestos, aunque en algunas ocasiones estas medidas estén respaldadas por las autoridades locales. En Colombia es distinto, porque desde hace ya algunos años existe una política de seguridad que implica un papel cotidiano del ejército para combatir al crimen y Brasil tiene una apuesta regional que lo coloca como uno de los liderazgos emergentes más interesantes. En México tendremos que avanzar también en una inversión distinta para nuestras fuerzas armadas. Las tareas que realizan, más allá de las de coyuntura, son muy importantes para el país porque tienen que ver con uno de los pilares fundamentales del Estado. Pensar que el gasto militar sólo representa un espíritu guerrero es un error, ya que lo que implica es un mejoramiento de las condiciones de trabajo y de vida de quienes decidieron hacer su vida en los cuarteles. Una de las quejas de los militares que realizan labores en zonas de alta violencia tiene que ver, justamente, con la disparidad de los salarios entre soldados y fuerzas policiales federales. Es evidente que una de las tareas pendientes del Estado mexicano es con quienes realizan tareas de seguridad. Luis de la Barreda ya ha señalado con claridad, en estas mismas páginas, las dificultades que tendremos, para experimentar una mejoría, mientras no exista una política salarial digna para los policías de todos los niveles. Es imposible el lograr estándares de seguridad adecuados mientras se mantengan sueldos raquíticos y penosos. El rearme ético que se requiere pasa, por necesidad, por la creación de condiciones que hagan de la carrera policial una aspiración legítima de los ciudadanos, y no un trabajo para quienes ya no encontraron otra forma de subsistir. Con los militares la deuda es aún mayor, porque con recursos bastante modestos están metidos en uno de los embrollos más complejos de la historia moderna (La Razón).
Anuncios

Acerca de Imagen Política

Somos un grupo de profesionales de la comunicación, que hemos conjuntado nuestra capacidad y experiencia en las áreas del periodismo escrito, radiofónico y de análisis político, que nos permite ser la firma más exitosa de: consultores políticos, de comunicación, estrategias de mercadotecnia y cabildeo.
Esta entrada fue publicada en Síntesis Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s