Síntesis Política de Imagen Política

Finanzas, Negocios /Energía

  • UE, FMI y BCE aprueban dar a Grecia 12 mil mde
  • Wall Street ligó 5 semanas con pérdidas
  • Sistema bancario en México, sobrerregulado: PwC
  • CNBV: alerta sobre sector de ahorro y crédito popular
  • Inseguridad afecta corresponsales de Bansefi
  • En riesgo, realización del Tianguis Turístico 2012
  • Inseguridad afecta recuperación económica: CEESP
  • 55 mil exigen pago de subcuenta de vivienda:  Infonavit
  • Crece 5.5% confianza del consumidor en mayo

 

Seguridad /Justicia / Salud

  • Hasta 40% de alteración de recetas médicas
  • Nunca había visto esas armas: Hank
  • Cumplen o se van, advierte Sicilia
  

 

 

Gobierno / Partidos / Congreso /  Estados

  • Hank: ni “cacería de brujas” ni político: Cordero
  • Descarta Eruviel impacto negativo en su campaña
  • Registra Cocoa Calderón fórmula por Michoacán
  • Panistas relanzan campaña de Bravo Mena
  • Encinas asegura que será gobernador
  • Congela gobierno 44 reformas aprobadas

 

                                                                    TITULARES DEL DÍA
Financiero Señales de debilidad económica en EU
Economista Ser verde, no es moda, es negocio
Reforma Espanta violencia a gente y recursos
Universal Goza alta burocracia prestaciones de lujo
Jornada Las armas fueron sembradas en mi casa: Hank Rhon
Milenio Nunca había visto ni reconozco las armas: Hank Rho
Excélsior Hank no reconocer arsenal incautado
Sol de México Clase Política, ciega y sorda,  afirma Sicilia
Crónica Hank Rhon acusa que le sembraron las arma
La Razón Ladrón solitario, autor de 8 de 17 bancazos en DF
Impacto Diario
  • PRI acusa terrorismo político. Humberto Moreira Valdés exigió al gobierno federal pruebas contundentes contra Jorge Hank Rhon y poner fin al “terrorismo político”. En Tamaulipas, el líder nacional del PRI dijo que su partido demanda que se cumpla la ley, y que pare el terrorismo político y la rumorología. En tanto, los gobernadores del Estado de México, Chihuahua y Campeche, Enrique Peña, César Duarte y Fernando Ortega, solicitaron a las autoridades conducir el proceso contra Hank con estricto apego a derecho. En Nayarit, Peña Nieto dijo que espera que las autoridades que realizan la investigación actúen con apego a la ley. Agregó que el PRI siempre ha estado en favor del cumplimiento estricto de la ley, pero también ha señalado que éste no debe ser con sesgo o algún interés que vaya más allá de ese único propósito. Duarte dijo en Tultitlán, Estado de México, que si el gobierno federal no se conduce con legalidad dañará a la democracia. El gobernador de Campeche, Fernando Ortega, confió en que el caso no sea el inicio de una “guerra sucia” con miras electorales en el Estado de México, pues la política contemporánea demanda mucha consistencia a todos los partidos. El presidente del Senado y coordinador del PRI, Manlio Fabio Beltrones, advirtió que la vida institucional no puede transcurrir bajo amenazas de orden judicial e incertidumbre sobre los criterios que norman las decisiones públicas. Hizo un llamado a frenar lo que llamó “la dinámica de deterioro institucional” y atender los asuntos públicos con el debido apego al marco legal y el interés general. El llamado de Beltrones fue a “esmerarnos” en los asuntos públicos y cuidar las formas y el lenguaje políticos. (Universal)

 

 

Frenesí

  • Jesús Silva Herzog. Frenesí discursivo. Un frenesí discursivo ha atrapado al Presidente. Al parecer, tiene muchas cosas que decir que nunca se había atrevido a contamos. Siente que el tiempo se le escapa y aprovecha cada oportunidad para sincerarse. Se ha convencido de que debe romper sus ataduras y hablar con todo el énfasis del volumen y el arrojo. Ya no se le puede escuchar tranquilamente, oyendo a un hombre que defiende sus posiciones. Escucharlo es ser asaltado por una serie de atrevimientos que sorprenden ¿Es cierto que acaba de decir eso el Presidente? ¿No fue una parodia eso que acabo de escuchar? ¿Se pudo haber atrevido a soltar esa frase? Sí: en sus discursos recientes aparece un político desconocido, un político que, al parecer, se había ocultado durante muchos años. Felipe Calderón fue un político sensato. No era un estridente: hablaba con cuidado y conectaba con el sentido común. Se esforzaba por contrastar con su antecesor y medía sus palabras. Ya no. Calderón es hoy un orador destartalado, tan vehemente como impulsivo. Esta semana nos ha regalado dos discursos extraordinarios -y alarmantes. El primero que me gustaría comentar fue con motivo de una gran idea del gobierno federal. Inventar un día para honrar al policía. Confieso que me parecen absurdas esas jornadas de celebración que atiborran el calendario. Día de la enfermera, el contador, el abogado, la abuela, el cartero, el compadre, el petrolero, el plomero. No dudaría que a México corresponda el honor de tener más días dedicados a algo o a alguien. Como tenemos pocas fiestas y como el Presidente pierde poco tiempo felicitando a todo mundo por su día, se le ocurrió dedicarle el 2 de junio a los policías. Reconozco que hay mucho que hacer para dignificar una labor necesaria y mal acreditada. Supongo que al gobierno le corresponde intentar mejorar su imagen pública Bien: los policías tienen ya su día oficial. Al Presidente, por supuesto, correspondió pronunciar el discurso central. ¿Alguien lo oyó? Es un discurso verdaderamente inverosímil -y preocupante. Todos aceptarán que en un discurso de cumpleaños corresponde elogiar al de la fiesta: subrayar sus méritos y recordar alguna anécdota que lo enaltezca. Pero decir que el compadre es el verdadero padre de la patria nos hace dudar de la salud mental del orador. ¿Qué tal un Presidente que describe la actividad policiaca como “sublime”? Sublime. Sí, sublime. No que sea una profesión digna, valiosa, honorable, fundamental para la vida de una sociedad. Lo que dice el Presidente es que la actividad policiaca es sublime Pero el Presidente da otro paso. Al país le dice que los policías deben convertirse en sacerdotes cívicos. ¿Sacerdotes cívicos? Sí, como se oye Los policías ejercen un verdadero sacerdocio cívico, dijo el Presidente ¡Sacerdotes del civismo! Un par de días antes, el Presidente se volvía a reunir con la dirigente del sindicato de maestros. La dirigente no tiene los apremios del presidente Calderón porque su cargo no está próximo a vencerse: es dirigente vitalicia. Sólo muerta dejará la dirigencia del inmenso sindicato. La ocasión del discurso fue un evento importante que ameritaría un análisis cuidadoso: la celebración de un acuerdo para la evaluación universal de docentes y directivos de las escuelas primarias. Insisto: el acuerdo es relevante y quisiera comentarlo con cierto detalle próximamente Lo que me gustaría registrar en este momento es la manera en que el Presidente panista legitima el corporativismo que durante tanto tiempo su partido señaló como el gran símbolo de la autocracia priista El presidente Calderón no solamente sale a defender el acuerdo celebrado con el sindicato sino a celebrar el pacto corporativo heredado y a legitimarlo políticamente. Parece que Felipe Calderón se identificara a tal punto con la mala prensa de la dirigente magisterial que siente la necesidad de salir en defensa Como en las épocas doradas del corporativismo priista, Felipe Calderón subrayó el carácter histórico del pacto: no somos aliados de coyuntura, dijo. En esos mismos términos lo defendieron los priistas durante décadas: ésta es una alianza histórica en beneficio de la nación. Lo más notable es que el Presidente panista no solamente deja a un lado los cuestionamientos democráticos que tradicionalmente ha hecho su partido al caciquismo sindical, sino que se presta para concederle legitimidad democrática como la auténtica expresión de la voluntad de los maestros. Se trata de un sindicato representativo, dice el Presidente, como si no hubiera un caudal de evidencias que revelen la distancia entre maestros y dirigencia sindical. La abrumadora mayoría de los maestros es representada por el SNTE. Difícil reconocer el perfil del Presidente tras estos embates retóricos. De pronto aparece como un fascista que asigna a las fuerzas represivas una función mística; de pronto como un echeverrista celebrando la alianza histórica del gobierno con el movimiento obrero organizado. ¿No dicen nada los panistas? (Reforma)

Gabino

  • Pablo Hiriart. La decisión de Gabino. En materia educativa Oaxaca es un caso perdido. Desde que el PRI entregó el control de las instituciones educativas del estado al sindicato, los maestros han chantajeado a expensas del presente y del futuro de los niños oaxaqueños. Los integrantes de la sección 22 levantaron la huelga pero se tomaron toda la semana de vacaciones para que se les baje el enojo. En los días de asueto que se otorgaron los maestros en pleno periodo de exámenes, realizaron plantones y bloqueos, a pesar de que ya habían dado por finalizada su huelga. Si ya no había motivo para la huelga puesto que la levantaron, ¿por qué mantuvieron bloqueadas las oficinas públicas? Nomás, nomás, decía el personaje de Héctor Suárez, que bien podría ser un maestro de la sección 22. Dentro de los resolutivos alcanzados por los 800 en la asamblea que determinó concluir el paro, está “utilizar gratuitamente el transporte urbano de pasajeros”, en protesta por “las políticas de las empresas camioneras”. No impartieron clases a pesar de que ya no había huelga, pero sí cobraron. Y acordaron no pagar el pasaje al subir a un camión urbano porque así lo acordaron en asamblea. El problema con los maestros oaxaqueños fue resuelto a billetazos. Ninguna diferencia a como se hacía en sexenios anteriores. Gabino Cué, gobernador por la alianza PAN-PRD, tendrá que tomar una decisión difícil: seguir como rehén del chantaje magisterial, o poner un alto definitivo a quienes le hacen un daño irreversible a la niñez de su estado. La primera vía es la que siempre siguió el PRI: tapar el problema de manera provisional para evitar brotes de ingobernabilidad. En esa lógica fue que cedió al sindicato de maestros el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, donde la sección 22 nombra a los 21 funcionarios más importantes de esa dependencia, salvo al titular del ramo. Eso ocurrió desde el lejano gobierno de Heladio Ramírez López, en 1986. Con ese acuerdo, el sindicato de maestros decide promociones, becas, contrataciones, etcétera. Y en virtud de ese acuerdo el sindicato decide también qué Ministerio Público lleva los casos en que sus agremiados estén involucrados. Justicia a la carta. Por si faltara, no vaya a ser, el sindicato tiene un representante en la Procuraduría de Justicia estatal. El gobernador y autoridades federales tendrán que decidir, pronto, entre dejar a los niños en manos de ese tipo de profesores o dar un vuelco radical al problema educativo en su estado. Ninguna de las dos alternativas es fácil. Y no es sólo cuestión de voluntad política (La Razón)

PVEM / Espino

  • Enrique Aranda. Bye, Niño Verde, bye. En octubre de 2009, el Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE) validó los nuevos estatutos del Partido Verde Ecologista de México que, aprobados un mes antes por su Asamblea Nacional, prevén reemplazar la figura de presidente del Comité Ejecutivo Nacional actual, por la de un secretario general y un secretario ejecutivo que, conjuntamente, asumirían la dirección del partido. Veinte meses después de la aprobación de tales modificaciones estatutarias, poco o nada ha sucedido en tal sentido aun cuando, en las últimas semanas, ha cobrado fuerza la especie de que, antes que concluya agosto, el (previsto, pero aún no constituido) Consejo Político elegirá a quienes —de derecho, más que de hecho— remplazarán al siempre polémico Jorge Emilio González Martínez (a) El Niño Verde que, en la práctica, “dirige” al cada vez más tricolor PVEM desde Cancún, donde reside desde hace ya un buen número de meses. Ello, además del explícito reconocimiento de la tarea cumplida por ambos y su presumible proyección a futuro, alentó versiones según las cuales, en la fecha prevista, el actual secretario de Organización y senador Arturo Escobar y Vega podría ser llamado a asumir como primer titular de la Secretaría General, en tanto que el también senador Manuel Velasco Coello podría serlo a ocupar la Secretaría Ejecutiva… de paso hacia su postulación como candidato de una eventual alianza PVEM-PRI a la gubernatura de Chiapas. Vale decir que, en el supuesto de que los cambios se den como se especula, o con otros actores incluso, ello no implicará modificación alguna en lo que “al control por parte de la familia González Torres se refiere…”, toda vez que tanto el emblemático jefe del clan y primer dirigente del Verde, Jorge, como El Niño Verde y una decena más de “los históricos”, seguirán dirigiendo… vía su integración al Consejo Político que, en los hechos, será la instancia non de dirección, encargada de implementar las decisiones de la Asamblea Nacional. Al tiempo (Excélsior)

Culpas / Golpazo

  • Raymundo Rivapalacio. Las (viejas) culpas del PRI. El PRI cayó en la gran trampa del presidente Felipe Calderón. Durante meses Calderón y su gobierno mantienen la línea discursiva de que un regreso al PRI es un retroceso para la nación. En el pasado, dice, no se combatía al narcotráfico, sino se toleraba; se negociaba, sugiere, no se le enfrentaba. Si quieren eso, sostiene, votar por el PRI en la próxima elección presidencial es el camino más corto a la regresión. Calderón ha logrado llevar al PRI a su terreno, al imponer sus términos, cuando menos hasta ahora, para 2012: la elección será un plebiscito, pero no sobre el gobierno en turno –como suele ser-, sino sobre los pasados gobiernos del PRI. Calderón y su gobierno hicieron rounds de sombra, pero casi han noqueado al PRI. Para poder integrar el Comité Ejecutivo Nacional, sus líderes hicieron una consulta informal a la PGR sobre si tenían expedientes sobre delincuencia organizada de dos ex gobernadores que quería nombrar el dirigente Humberto Moreira, y cuando les respondieron que por un asunto de fama pública –nunca les dijeron si había o no investigaciones en curso- no era una buena idea, congelaron los nombramientos. Desde el propio PRI empezaron las declaraciones que el gobierno quería vincularlos con el narcotráfico, con lo cual fortalecieron el discurso presidencial y entraron a su juego. La detención el sábado del político y empresario Jorge Hank Rhon en Tijuana, es otra muestra de lo nerviosos y desubicados que se encuentran en el PRI. A Hank Rhon lo detuvieron junto con 10 personas porque en su casa encontraron un arsenal que incluía 88 armas –unas 44 de ellas prohibidas por la ley y de uso reglamentario del Ejército-, más de nueve mil cartuchos, 70 cargadores y una granada de gas tóxico. Moreira declaró a bote pronto en San Luis Potosí, que era una “cacería de brujas”, y políticos que trabajan para el gobernador Enrique Peña Nieto, alimentaron el imaginario colectivo al vincular la detención con el narcotráfico y defender el arsenal con armas prohibidas con un propósito de “autodefensa”. La detención de Hank Rhon golpeó al PRI por debajo de la línea de flotación. Es hijo del profesor Carlos Hank González, uno de los hombres más poderosos que haya producido el Grupo Atlacomulco, al cual también pertenece el puntero en las elecciones presidenciales, Peña Nieto. También es muy cercano al ex gobernador Arturo Montiel, que perdió la candidatura presidencial hace seis años por presunto enriquecimiento inexplicable, y su familia está emparentada con el dueño de Banorte, Roberto González Barrera, el banquero más cercano al PRI. Es decir, la detención de Hank Rhon, aunque en Tijuana, fue enlazada directamente con el estado de México y contextualizada en las elecciones presidenciales. En varias tribunas se habló de la profecía autorrealizable –tanto hablaban que habría un golpe contra un priísta relacionado al narcotráfico, que se cumplió-, o que fue un arresto muy conveniente, en términos electorales. Desde el sábado se llegó a decir que fue una trampa, y el propio Moreira sugirió que le habían plantado las armas. Pero el operativo que llevó a la detención no parece ser un ejercicio de ciencia espacial. Tres de sus empleados portaban visiblemente sus armas en lugares públicos y alguien –la denuncia ciudadana que no es inusual en Tijuana- lo reportó al Ejército. Los detenidos dieron la dirección donde habían sacado las armas, que resultó la casa de Hank Rhon. Su vocero, Francisco Ramírez, dijo que todas las armas estaban registradas –ni él, ni la esposa del político-empresario negaron que fueran suyas-, aunque nadie, ni él, ni los autores del alegato de armas para “autodefensa”, explican el porqué de las armas prohibidas. La Sedena informó a la prensa el sábado sobre el tipo de armamento que se había encontrado en la casa, incluidas las de alto poder y de uso reglamentario del Ejército. La ley es precisa. El artículo 9 de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos establece que se pueden tener pistolas de funcionamiento automático de calibre no superior a los .380mm, con excepción de pistolas .38 súper y .38 comando. Asimismo se permiten revólveres en calibres no superiores al .38 especial, con la excepción del calibre .357, que corresponde a la mortífera Magnum. En la casa de Hank Rhon se encontró, sin embargo, otro tipo de armas de alto poder. Había un número indeterminado de AK-47, los famosos “cuernos de chivo” que se compran relativamente fácil en Estados Unidos, y R-15, que son arma reglamentaria del Ejército, que no se puede comprar en Estados Unidos –las Fuerzas Armadas de ese país no lo utilizan-, y que normalmente son compradas en el mercado negro mexicano. Si se elimina el ruido y se ven los hechos, el arresto de Hank Rhon y otras 10 personas tiene sustento legal. En las próximas 48 horas se determinará con precisión el grado de responsabilidad de cada uno de ellos, y si se encuentra al priísta presunto responsable, entrará el proceso en otro nivel de litigio. Moreira, después de su declaración intempestiva en la capital potosina, dijo que esperarían a tener más información. Pero fue demasiado tarde para la histeria en el PRI. Plantear que el arresto de Hank Rhon busca alterar el desarrollo de las elecciones presidenciales, a más de un año que se den, es desconocer por completo cómo funciona la opinión pública y el electorado, que olvida pronto cuando los hechos son aislados. De igual manera, si no produce el caso evidencias sólidas de corrupción e ilegalidad con el estado de México, no afectará salvo quizás marginalmente, el comportamiento del electorado mexiquense en un mes. Quien estableció inmediatamente la conexión entre el PRI mexiquense y la delincuencia organizada no fue el gobierno, sino el PRI. Fueron los priístas los que ubicaron el arresto en la lógica de la política electoral. Nadie más. Desde el sábado dijeron que con esto comenzaba la “guerra sucia”. Nada es imposible, pero en este momento, objetivamente hablando, no se ve como un escenario real. El caso de Hank Rhon no tiene esquinas oscuras. Es por posesión de armas ilegales y la tenencia de un mayor número de las armas permitidas por persona. Al PRI se le asoman tanto las culpas, que hasta parece sospechoso. Justo, en los terrenos a donde los lleva Calderón y su gobierno. (La Razón)
  • Ciro Gómez Leyva ¿Este es el golpazo contra Peña Nieto y Eruviel? Si hay una relación difícil de probar hoy día es la de la familia Hank Rhon con el mítico Grupo Atlacomulco. Carlos Hank Rhon, el hijo bueno del profesor Carlos Hank González, quiso ser candidato del PRI al gobierno del Estado de México en 2005. Pero el Grupo Atlacomulco se le cruzó en el camino, organizó una enredosa competencia y se la jugó con un joven desconocido, pero más prometedor: Enrique Peña Nieto. Carlos carece desde entonces de peso político, si es que alguna vez lo tuvo. Jorge Hank Rhon, el hijo malo, el de los casinos y los guaruras, el que “todos saben que mandó matar a un periodista”, el impresentable presidente municipal de Tijuana, el derrotado candidato al gobierno de Baja California, es el último priista con el que se quisiera asociar la élite de Toluca. Que lo defiendan de oficio Humberto Moreira, por amistad Emilio Gamboa y uno que otro desorientado tricolor. Que lo defiendan sus abogados, no el equipo del hombre que está a cuatro domingos de arrasar en la elección local y a cinco de comenzar, con una sustanciosa ventaja, la carrera de un año por la Presidencia de la República. Sería un sinsentido, y un grave error, asumir la defensa política de uno de los personajes con peor imagen pública en el país. De ahí la pregunta de si la detención de Jorge Hank Rhon es el golpazo del gobierno federal y el PAN para, por lo pronto, cerrar números en el Estado de México. Enrique y Eruviel deben haber descorchado una botella de champaña el sábado en la noche. La tolvanera del caso Jorge Hank Rhon disipa otro “golpazo” en junio. Y, por tanto, amarra el triunfo del 3 de julio. (Milenio)

Hank

  • Leo Zuckermann. Una lectura política del arresto de Hank. ¿Por qué el gobierno federal arrestó a Jorge Hank Rhon precisamente ahora? Respuesta para ingenuos: porque recibió una denuncia ciudadana de que había armas exclusivas para el uso de las Fuerzas Armadas en su domicilio. Respuesta para alguien más astuto: porque estamos a un mes de la elección de gobernador en el Estado de México, a 13 meses de la presidencial y a 25 de las locales en Baja California. El arresto de Hank tiene repercusiones en cada uno de estos comicios. Comencemos por el Edomex. De acuerdo a las encuestas, el candidato del PRI a la gubernatura va en caballo de hacienda para ganar. En la encuesta diaria que realiza GCE, Eruviel Ávila goza de una amplia ventaja. Actualmente tiene 53% de las intenciones de voto. Muy atrás están Alejandro Encinas, el candidato de la izquierda, con 20% de las preferencias, y Luis Felipe Bravo Mena, del PAN, con 15 por ciento. Hasta el sábado, antes de la detención de Hank, los panistas corrían el riesgo de quedar en tercer lugar en la entidad más poblada del país. Y eso, supongo, no le gustaba nada al principal operador electoral del PAN que es el presidente Calderón. El apellido Hank sin duda nos remite al Estado de México. El padre de Jorge, el legendario profesor Carlos Hank González, fue una figura prominente de la política mexiquense. Durante muchos lustros ejerció el liderazgo del Grupo Atlacomulco al que pertenece el gobernador Enrique Peña Nieto. La estatua del profe Hank prolifera en aquel estado. Pero para muchos también es el personaje que ejemplifica el modelo del priista mexiquense: buenos para la operación política, mejores para los negocios. El apellido Hank dispara la imagen de ese priismo que, por un lado, tenía gran capacidad de procesar los conflictos sociales pero, por el otro, se basaba en la corrupción y el compadrazgo; de los grandes negocios al amparo del poder político. Al arrestar en este preciso momento al hijo del profe, supongo que los panistas le apuestan a que los mexiquenses se acuerden de esa manera de gobernar. Que eso le reste puntos al candidato priista y se los sume al del PAN. Pero aquí encontrarán tres problemas. Primero, Eruviel Ávila no es miembro del Grupo Atlacomulco, aunque de las primeras cosas que hizo como candidato fue ir a esa ciudad a rendir pleitesía. Segundo, los mexiquenses no necesitan que les recuerden cómo son los políticos del PRI porque lo viven a diario y lo toleran. Tercero, Hank Rhon ya es más bajacaliforniano que mexiquense. Prácticamente toda su vida adulta ha vivido en Tijuana. En este sentido, los mexiquenses quizá sientan muy lejano al hijo del profe. Salvo por un detalle que me llama la atención. Después del arresto, el delegado del PRI en el Edomex, Miguel Osorio, dijo: “Quiero ser muy enfático y contundente en este punto, no hay absolutamente ni un peso, ni un centavo del señor Jorge Hank Rhon en la campaña de Eruviel Ávila, y esto es exactamente lo que nos preocupa, que empiecen a vincular un hecho de carácter estrictamente judicial con la política electoral”. ¿A qué se debe esta declaración? ¿Saben algo los priistas? ¿Se están curando en salud? ¿Vendrán revelaciones de dinero de Hank en la campaña del PRI? Eso, me parece, podría ser un golpe importante para Ávila en el Edomex. En cuanto a las implicaciones del arresto de Hank para la elección presidencial, es evidente que el Presidente está mandando la señal de que no se tentará el corazón para remontar la gran ventaja que tienen el PRI y Peña Nieto en las encuestas. Aquí lo hemos dicho y lo repetimos: Felipe Calderón es un operador electoral a quien no le gusta perder en las urnas. Hará todo lo posible por evitar traspasarle la banda presidencial a un priista. Recordemos que es el político que le ganó al que hace cinco años parecía invencible —López Obrador— con una estrategia que él mismo denominó de “Haiga sido como haiga sido”. Y si ahora hay que meter a la cárcel a algunos priistas, aunque sea por portación ilegal de armas, pues lo va a hacer. El mensaje es claro: señores del PRI, pónganse a temblar, sobre todo aquellos que tienen cola que les pisen. No por nada el dirigente nacional del PRI, Humberto Moreira, aseguró que su partido no permitirá una “cacería de brujas, acto represivo o intimidación”. Pero no será fácil para el PRI salirse por la tangente de la detención de uno de sus militantes distinguidos: el hijo del profe, ex presidente municipal de Tijuana y ex candidato del PRI a la gubernatura de Baja California. La realidad es que Jorge Hank es el epítome del político priista que se sospecha coludido con el crimen organizado, ese que combate con ahínco el gobierno panista. Las conjeturas de su vinculación con el narcotráfico son muy viejas, aunque nunca se le ha podido comprobar nada. Hank Rhon incluso ha inspirado al personaje de la popular serie televisiva estadunidense Weeds: el jefe de la mafia mexicana (protagonizado por Demián Bichir) que también es alcalde de Tijuana y candidato a gobernador. En fin, que esta detención podría ser la primera de una serie para demostrar que el PAN va en serio en contra del crimen organizado incluido el arresto de políticos prominentes. El problema es si el gobierno podrá probar no sólo que Hank tenía 88 armas de manera ilegal sino que era parte de la delincuencia organizada. Porque si todo este sainete termina como el michoacanazo, donde el gobierno arrestó a políticos que luego salieron libres sin una disculpa, pues el asunto podría convertirse en un tiro por la culata para los panistas. Así lo prevé el diputado priista Carlos Flores Rico, estratega electoral que ha trabajado en las campañas de Hank: “Es una crónica anunciada: los ‘exitosos golpes’ del Presidente no duran más de dos días, siempre se caen en el juzgado, más cuando se basan en la mala fe y el resentimiento ideológico. Al tiempo”. Finalmente, en esta historia no puede perderse de vista Baja California: el primer estado en el que el PRI perdió una elección de gobernador en 1989. Desde entonces es gobernada por el PAN y se ha convertido en uno de sus bastiones principales. Sin embargo, el año pasado al PAN le fue como en feria. Perdió todo. Presidencias municipales y diputaciones locales. El PRI le pasó encima. Es evidente que el tricolor va al alza en ese estado y que en la próxima elección podría ganar la gubernatura. Supongo que los panistas, desde ahora, quieren proteger su bastión. La detención de Hank también puede verse como parte de ese esfuerzo. Máxime cuando uno de los posibles candidatos del PAN a la gubernatura de Baja California en 2013 es el secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora. (Excélsior)
  • Carlos Ramírez. Hank: entonces el Lobo llegó. PRI: ¿quién sigue? ¿Bours? 1) Justo cuando el PRI parecía comenzar a respirar con tranquilidad porque la revelación de presuntos expedientes judiciales en su contra se habían cebado por la socialización priista del tema, el Ejército y la Policía Federal arrestaron al empresario apostador y político Jorge Hank Rhon en Tijuana, la tierra del secretario de Gobernación, José Francisco Blake, y el suceso abrió el expediente de la criminalización de la política priista. 2) En el viejo estilo priista de pesos y contrapesos, la estrategia de respuesta emergente priista fue la de politizar el asunto pero sin atender la biografía de abuso de poder de Hank Rhon. El político y empresario de las apuestas, dice el razonamiento priista, debe ser liberado no por su biografía que lo involucra en ilícitos sino porque forma parte de la judicialización de la política. Con estos argumentos, el PRI se ha convertido en protector de políticos priistas con señalamientos y expedientes judiciales. Esto se llama, como antes, la impunidad y complicidad del poder. 3) El PRI, como siempre, fue atrapado en bailongos y no en la urgencia de limpiar el rostro priista con estrategias políticas hacia la sociedad. La dirigencia priista se conformó con airear el dato de que podría haber persecuciones judiciales no contra inocentes sino como una forma de criminalizar la política, desprestigiar al tricolor ante los electores y bajarle votos en el Estado de México y en la presidencial del año próximo. Lo malo para el PRI ha sido que la lista de presuntos investigados está cargada de evidencias y responsabilidades. Por eso el CEN del PRI se iba a convertir en un espacio de fuero político para exgobernadores señalados por presuntas vinculaciones con el crimen organizado. 4) El PRI cometió el mismo error del PRD con el caso del político Julio César Godoy, protegido por los perredistas Alejandro Encinas y Guadalupe Acosta Naranjo para que ingresara clandestinamente al Palacio Legislativo, protestara como diputado y se blindara con el fuero político. Pero las autoridades presentaron pruebas contundentes de las vinculaciones de Godoy con el cártel de La Familia y los propios perredistas tuvieron que votar por el desafuero que ellos construyeron. Hoy Godoy sigue protegido por su primo hermano el gobernador perredista de Michoacán, Leonel Godoy, Encinas es candidato del PRD al gobierno del Estado de México y Naranjo es candidato a gobernador en Nayarit. 5) El caso de Jorge Hank Rhon está plagado de indagaciones. Hace poco el gobierno de Estados Unidos le retiró la visa por razones de seguridad. Y Hank Rhon tiene en su haber el caso del asesinato del periodista Héctor El Gato Félix, abatido en abril de 1988 por el jefe de escoltas y compadre de Hank Rhon. Las razones del asesinato fueron las severas y constantes críticas de El Gato Félix al político y empresario de las apuestas en el semanario Zeta del cual era codirector. El jefe de escoltas de Hank Rhon, Antonio Vera Palestina, fue encarcelado y está a punto de cumplir su condena de 25 años. Sin embargo, la indagatoria judicial se agotó en el asesino material pero no en el autor intelectual. El hijo de Vera Palestina es jefe de seguridad de Hank Rhon. 6) El arresto de Hank Rhon pareció un golpe quirúrgico: señalado por EU, indefendible, vinculado al asesinato de El Gato Félix, miembro de unas de las familias de más alcurnia del Estado de México y con señalamientos de que el narco aumentó en Tijuana durante su gestión como presidente municipal. Asimismo, Hank Rhon estaba vinculado a la campaña del candidato mexiquense del PRI, aunque como es obvio los priistas mexiquenses sean los primeros en tirar el lastre, además de vinculado a importantes familias empresariales. 7) Jorge Hank Rhon ha aparecido en el centro de varios escándalos. En 1995 fue atrapado en el aeropuerto con 17 maletas conteniendo lo que se llamó contrabando de pieles de ocelote y artículos exóticas. El asunto no llegó a mayores, salvo unas horas en el reclusorio y el escarnio político en México; el escritor Carlos Monsiváis dijo por el contrabando de pieles exóticas y regalos baratos que Hank Rhon debió de haber sido acusado de nacotraficante. 8) En el ambiente priista existe la preocupación por los expedientes negros contra militantes del tricolor involucrados en irregularidades judiciales. La estructura de liderazgo priista ha comenzado a proteger sobre todo a exgobernadores recientes con cargos ejecutivos. Pero la liebre saltó por otro lado. Aunque en el ambiente judicial se tiene la certeza de que el siguiente caso será el del exgobernador priista Eduardo Robinson Bours por acusaciones del auge del narco durante su gestión y las acusaciones en su contra por el incendio en una bodega del gobierno estatal adjunta a la guardería ABC de Hermosillo. Y también comienzan a filtrarse datos contra el exgobernador de Durango Ismael Hernández. Y algunos otros más. 9) El problema con Hank Rhon es más profundo de lo que se supone. En EU hay varias investigaciones judiciales abiertas -o cuando menos aún no cerradas- cuyas pistas llevan a la familia. Hasta ahora nada se les ha probado. Y cuando menos Carlos Hank Rhon ha hecho negocios en EU sin obstáculos judiciales. Sin embargo, el caso de Jorge es diferente. Lo de las armas podría ser apenas la punta de iceberg de indagaciones en curso. 10) La queja del PRI sobre el uso político de casos judiciales regresa al partido a su propio pasado y su propia historia. Y hay casos emblemáticos: cuando La Quina fue arrestado en enero de 1989 para fortalecer el poder del presidente Carlos Salinas y quitar de en medio a una fuerza progresista para sus reformas conservadoras, con la fabricación de pruebas. Por eso el PRI carece de autoridad moral para hacer insinuaciones políticas de sucesos de seguridad. Si lo mejor que puede hacer el PRI es limpiar los establos, todo indica que podrá más la complicidad política aunque siga mostrando el rostro de un partido cargado de pasivos de seguridad.  (Financiero)
  • Jorge Fernández. El impresentable Hank, ¿política o justicia? Decía Edmund Burke que “para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada”. Es verdad, pero todo se complica cuando, además, a la hora de la acción de los buenos las cosas no están claras en sus intenciones ni en sus fines. Comencemos por el principio: Jorge Hank Rhon me parece un personaje público indefendible, como persona, con sus excentricidades (desde el tequila con pene de burro hasta las fiestas con sus tigres matando caballos) y misoginia (“el animal que más me gusta es la mujer”); como empresario, dedicado a sacar adelante un emporio del juego que comenzó con bases legalmente endebles y que, cuando fue presionado por los medios, como ocurrió con el semanario Zeta, él o los suyos recurrieron al asesinato; como político, porque fue un alcalde de Tijuana populista cuya policía estaba involucrada con el crimen organizado hasta el cuello. Impresentable en todos los sentidos. La detención que sufrió en la madrugada del sábado se podría haber producido muchos años atrás. Su jefe de custodios, Antonio Vera Palestina, está preso por haber asesinado al entonces director de Zeta, Héctor El Gato Félix Miranda. El hijo de Vera Palestina siguió trabajando siempre con Hank en su equipo de seguridad y el ex alcalde visita con frecuencia en la cárcel al hombre que se decía que había asesinado al periodista por órdenes de su jefe. El operativo del sábado en la madrugada deja muchas interrogantes abiertas. La primera es por qué se actuó siguiendo un delito en flagrancia y sin una orden de cateo. La segunda es la participación directa de tropas del Ejército Mexicano. La tercera es el delito en sí. Todo el mundo sabía que la casa que sería cateada era la de Hank Rhon; la participación militar implica que es, en el mejor sentido de la palabra, una acción de Estado; y todo el mundo sabía que la vida de la familia Hank Rhon en Tijuana estaba rodeada de armas, custodios, esquemas de seguridad que trascendían y mucho las normas legales. Si efectivamente había en su domicilio más de 80 armas, la mitad de ellas largas, más de nueve mil balas y no existía registro de las mismas (recordemos que la única instancia pública que tiene un control exhaustivo de las armas registradas es la Secretaría de la Defensa), es evidente que Hank Rhon estaba cometiendo un delito y que como tal debe ser sancionado. Lo que deja un extraño sabor de boca es el momento. El apellido Hank tiene demasiada historia en el Estado de México y está indisolublemente ligado con el grupo Atlacomulco. Si bien el resto de la familia Hank está formada por personas y empresarios absolutamente respetables, como su hermano Carlos, el caso de Jorge siempre ha sido utilizado como una suerte de oveja negra para demostrar mecanismos reales o supuestos de corrupción creados en torno al poder. Y la detención se da exactamente a un mes de las elecciones mexiquenses. Hay dos lecturas que condicionan el tema. Una es que se asegura que esa detención es también una reacción a la de Martín Orozco, el ex alcalde de Aguascalientes y ex candidato en ese estado, de parte del gobierno del priista Carlos Lozano. La segunda, sin desmentir la primera, es que, asumiendo que en términos de imagen pública, la figura de Jorge Hank Rhon es indefendible, una sobrerreacción del PRI en su defensa terminaría siendo más contraproducente para ese partido que la misma detención del ex alcalde. Pero, además, por las relaciones cruzadas entre el priismo, la detención de Jorge Hank pega en el Estado de México, en Enrique Peña y en Eruviel Ávila, pero también en la corriente de Manlio Fabio Beltrones, por la estrecha relación que mantenía (dicen que en los últimos meses se distanciaron) el senador Jorge Castro Trenti (uno de los principales operadores de Manlio en el Senado) con  Hank Rhon. Por eso, el priismo nacional ha actuado con cierta prudencia hasta ahora. No creo que Jorge Hank haya sido ni remotamente un alcalde excepcional, como lo dijo Humberto Moreira, ni siquiera me queda claro que estemos en una etapa de inicio de cacería de brujas, según lo han dicho otros priistas, pero sí se puede argumentar que se está partidizando la seguridad, como lo mencionó Peña. En el priismo tenían la convicción de que era inminente la acción penal contra un ex gobernador, y se insistía en que sería contra Arturo Montiel. Nada se puede descartar, pero el objetivo fue otro. El problema para el priismo es que, si se empeña en defender a un tipo como Jorge Hank, se le podrá señalar por su complicidad con un personaje impresentable y, si no lo hace, deja la puerta abierta para otros procedimientos y se leería como una muestra de debilidad. Para el gobierno, el golpe dado puede ser bien asimilado por sectores de la opinión pública, pero no deja de percibirse como una acción en la que la política tuvo más peso que la justicia. La pregunta de por qué ahora y no antes, resulta inevitable (Excélsior)

Sicilia / Policía

  • José Luis Reyna. Sicilia, su movimiento y el gobierno. La nueva marcha, encabezada por Javier Sicilia, irrumpirá el próximo 10 de junio en Ciudad Juárez, donde tendrá lugar la firma de un Pacto Ciudadano por la Paz con Justicia y Dignidad. Se escogió esta localidad por su carácter emblemático: lugar en el que el poder del Estado ha sido rebasado, la impunidad impera y la muerte no tiene ganas de irse. Los signatarios serán diversas organizaciones ciudadanas. Se trata de una demanda para atenuar el clima de violencia e impunidad en la que se encuentra el país; una exigencia para corregir el rumbo que ha tomado la violencia. Una petición para hacer valer la justicia. Esta marcha hará un largo recorrido: de Cuernavaca a Ciudad Juárez. Es la primera marcha nacional contemporánea y, es muy probable, movilizará a un número sin precedente de ciudadanos. La demanda es simple y, a la vez, compleja: exige justicia para las víctimas de la violencia ante un aparato judicial y estatal que se ha vuelto inoperante, ante el embate de la delincuencia organizada. Este movimiento ciudadano enfrenta un reto: mantenerse vivo. La pregunta que uno puede hacerse es: ¿y después de Ciudad Juárez, qué? No es fácil diseñar una estrategia que lo mantenga al frente y en lo alto de un segmento ciudadano harto de la inoperancia del gobierno y de la ineptitud de la autoridad toda, de tantos que han sido lastimados, de una o de otra forma, este conflicto parece no tener fin y el desafío correspondiente es encontrar una conclusión que no recaiga sólo en el uso de la fuerza del Estado. Tiene una fortaleza: el movimiento, desde que emergió ha mantenido una independencia de las estructuras gubernamentales. Esa independencia es un activo que lo puede catapultar a alturas insospechadas, sobre todo por la coyuntura política en que nos encontramos: la víspera de un cambio presidencial en medio de un ambiente político crispado. Este movimiento ha puesto en evidencia que la estrategia gubernamental de combatir a la delincuencia organizada ha salido tan costosa sin haber obtenido resultados favorables. No se ha reducido la violencia, los grupos criminales se han multiplicado pese al impresionante despliegue militar que se ha empleado; de acuerdo con una reciente encuesta hecha por la consultora Mitofsky, 58 por ciento de la población entrevistada percibe que esta guerra, o como quiera llamársele, la va ganando la delincuencia organizada. El sexenio de Calderón ha entrado en la recta final. El Estado luce frágil. De alguna manera la ciudadanía, con su participación contra la inseguridad que nos envuelve a todos, tiene como fin evitar la confrontación con la autoridad sin cejar en una demanda que recae en la esfera del Estado: la salvaguarda de la sociedad. Al día de hoy se tienen más de 40 mil muertos, más los que se acumulan cada día. Es alarmante conocer, de acuerdo con Mitofsky, que 29 por ciento de los entrevistados afirme que ellos o alguna persona cercana haya sido víctima de un delito durante el último trimestre de este año. Y que, si se regionaliza la cifra, en el norte del país (24 por ciento) uno de cada cuatro conoció a alguien que murió en esta guerra que se libra en nuestro territorio. Además, 83 por ciento de la población entrevistada estima que la inseguridad es peor que en 2009. ¿Son datos que desprestigian al país? ¿O son datos que no se pueden pasar por alto para hacer el diagnóstico correcto del problema? Se está gestando una protesta masiva contra el desempeño gubernamental, contra los partidos políticos y, a la vez, se está poniendo en evidencia que la ciudadanía cree más en las fuerzas armadas, sin duda parte del Estado, más que en el gobierno mismo. No es fortuito que casi la mitad de la población desapruebe el desempeño de Calderón (49 por ciento). Es la primera vez, durante este sexenio, que la aprobación disminuye a menos de la mitad. De acuerdo con Mitofsky, este nivel ha caído 12 puntos porcentuales en un año, lo que insinúa un síntoma de preocupación en la conducción gubernamental. El problema que el país padece no es sólo del gobierno. Tampoco es del movimiento que encabeza Sicilia y lo cristaliza con una caravana de cientos de kilómetros. Es de todos. Está en juego el futuro del país. La inseguridad, de acuerdo con el Banco de México, es un factor que puede limitar el desempeño de la economía en los próximos meses. Tres de cada 10 grupos de consultoría, nacionales y extranjeros, consideran la inseguridad como un obstáculo al crecimiento económico (El Universal, 2/VI/11). Pese a que el secretario y suspirante presidencial Cordero pone en duda ese dato al afirmar que la recuperación del país no se está desacelerando por la violencia, el hecho es que la inseguridad se expande como un cáncer y no se tiene una cura que pueda detenerlo. Tampoco es gratuito, y alude de paso a Cordero también, que de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Evaluación de la Política y Desarrollo Social (Coneval), entre el primer trimestre de 2005 y el primero de este año se haya incrementado en casi 17 por ciento la población a la que no le alcanza su ingreso laboral para comprar la canasta alimentaria básica. La recta final del sexenio vive los retos más fuertes de la administración gubernamental. Hay un ambiente político enrarecido en un contexto de contrastes: el gobierno federal, en menos de 10 días, ha hecho gala de su poderío militar (el 21 de mayo en Ciudad Juárez, el 1 de junio en Guaymas y el 2 de junio, día del Policía, en Iztapalapa). Calderón, además, ha obsequiado un reconocimiento ilimitado a su secretario de Seguridad Pública. En cambio, el movimiento de Sicilia se maneja en el polo opuesto: una caravana por la paz y la justicia. El silencio que hilvana a todos. Sin duda que hay un abismo en las estrategias de Sicilia, el líder social, y Calderón, el jefe del Ejecutivo. (Milenio)
  • Sergio Sarmiento.  Policía educada. No es vergonzoso, pero sí triste, que el campo de trabajo abierto para los mexicanos sea él de policía. “La Policía… un verdadero sacerdocio cívico de quienes están incluso arriesgando la vida al servicio de los demás”. Felipe Calderón En otros países del mundo es muy normal que los agentes de policía, especialmente los que realizan labores de investigación y combate al crimen organizado, tengan estudios universitarios. El que en México esto resulte controvertido nos dice mucho acerca del debate político en nuestro país. El pasado 2 de junio, Día del Policía, el presidente Felipe Calderón hizo un llamado a los universitarios a unirse a la Policía Federal para iniciar una carrera en el combate al crimen organizado y a convertir esta carrera en un “sacerdocio cívico”. Es imposible aislar esta petición de la decisión del rector de la Universidad Nacional, el doctor José Narro Robles, quien se negó a firmar un acuerdo con las autoridades federales para el reclutamiento de policías. “Nosotros hemos decidido simplemente decir gracias a este tipo de situaciones”, dijo el 23 de mayo. En principio no hay nada de malo en que los estudiantes o graduados universitarios se unan a las policías. Si queremos tener mejores cuerpos de policía, es indispensable que éstos recluten personal con mayor nivel de instrucción. Nadie en Estados Unidos o el Reino Unido se preocupa de que el FBI o Scotland Yard contraten a universitarios.” Por el contrario, mucho sorprendería que tuvieran agentes sin ese nivel de educación Tampoco en México debería sorprender que la Policía Federal y otras instituciones de seguridad o procuración y administración de justicia recluten a universitarios. La reacción del doctor Narro parecería producto de su animadversión al gobierno panista. El rector tiene derecho, por supuesto, a sus ideas políticas, aunque es una lástima que arrastre a la UNAM y pretenda cerrar las puertas a los universitarios a una opción de empleo honesto y legítimo. Y la verdad es que los graduados de la UNAM y de otras universidades sí necesitan empleos. Gracias a una política de subsidios indiscriminados a las universidades públicas, éstas han graduado en las últimas décadas a decenas de miles de jóvenes en carreras como ciencias de la comunicación, derecho, administración de empresas y otras en que las oportunidades de trabajo son virtualmente nulas y los salarios alcanzan niveles muy bajos. Los niveles de desempleo de los graduados universitarios en México son en muchos casos superiores a los de quienes no tienen educación superior y sus ingresos son menores. El trabajo policial es uno de los campos en que se han abierto más oportunidades de empleo en los últimos años. El gasto público aumentó 40 por ciento entre 2006 y 2010, pero el de la Secretaría de Seguridad Pública se elevó 184 por ciento al pasar de 11,878 millones de pesos en 2006 a 33,735 millones en 2010 (Presupuesto de Egresos 2011). Mucho de ese dinero se ha utilizado para contratar a nuevos policías. Aun cuando no debería haber ninguna vergüenza en los graduados universitarios por ocupar cargos en la Policía Federal, no deja de ser un triste comentario sobre el México contemporáneo que uno de los pocos campos de trabajo que se están abriendo a los jóvenes es el de policía El problema no es la dignidad de la ocupación sino el hecho de que la labor policial no añade nada a la competitividad de nuestro país y no nos hará más prósperos. Mientras otros países del mundo están creciendo a pasos acelerados y están preparando ingenieros y técnicos para ganar terreno en la economía globalizada, nosotros estamos preparando policías para luchar en una guerra que no tenemos posibilidad de ganar. (Reforma)
Anuncios

Acerca de Imagen Política

Somos un grupo de profesionales de la comunicación, que hemos conjuntado nuestra capacidad y experiencia en las áreas del periodismo escrito, radiofónico y de análisis político, que nos permite ser la firma más exitosa de: consultores políticos, de comunicación, estrategias de mercadotecnia y cabildeo.
Esta entrada fue publicada en Síntesis Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s