Síntesis Política de Imagen Política

Finanzas, Negocios /Energía

  • Wall Street pone fin a 6 semanas de pérdidas
  • Proponen eliminar algunos subsidios al consumo
  • Disposición de revisar toda sugerencia: Cordero
  • FMI mejora su pronóstico de crecimiento para México
  • Octubre, primera fase de operación del banco de Base
  • FEMSA extenderá café Blak en el país
  • Soriana reducirá a la mitad meta de ventas
  • México tiene potencial en energía eólica
  • Aumenta conectividad aérea de México: Sectur
  • Mazda invertirá 500 mdd en Salamanca

Seguridad /Justicia / Salud

  • 14 cuerpos atados, con tiro de gracia en Michoacán
  • Conago-1 deja 3 mil 705 detenidos en seis días
  • NL: homicidios van 877 en lo que va del año
  • México urge a definir futuro del Protocolo de Kioto
 

 

 

 

Gobierno / Partidos / Congreso /  Estados

  • Molesta a PRI que PAN caliente motores: Madero
  • Ante el IFE, alistan denuncias contra suspirantes
  • Habrá leyes, pero sin improvisaciones: Rojas
  • Faltan dictámenes: Vázquez Mota
  • Alistan en el Panal relevo de Kahwagi
  • Reclaman en Edomex publicar gastos electorales

                                                                    TITULARES DEL DÍA
Financiero Sería catastrófica una moratoria: Grecia
Economista Pemex opaca a IP en tributos
Reforma Crecen fraudes a Pemex
Universal En 4 años, 40 mil mexicanos piden asilo
Jornada Emigraron 93 mil mdd en capitales mexicanos con Calderón
Milenio Exhibe Conago 1 opacidad en las policías estatales
Excélsior El narco introduce 17 mmdd desde EU
Sol de México Deja el operativo Conago, 3,705 detenidos: Ebrard
Crónica Fox ve ganador al PRI en Edomex y en 2012
La Razón Acusan mal manejo sucesorio en el PAN
Impacto Presionan a Corte en caso Hank Rhon

  • El narco introduce 17 mmdd desde EU.  Los cárteles mexicanos de la droga introducen cada año a México al menos 17 mil 200 millones de dólares provenientes de Estados Unidos, reveló el Departamento de Justicia. Tal cantidad es ligeramente inferior a los 19 mil millones de dólares que, de acuerdo con la Secretaría de Economía, México recibió en 2010 por concepto de inversión extranjera directa. En la más reciente Evaluación Nacional de la Amenaza de las Drogas, divulgada por el Centro Nacional de Inteligencia sobre Narcóticos (NDIC, por sus siglas en inglés), del Departamento de Justicia de Estados Unidos, se establece que las organizaciones ligadas al tráfico de drogas de México y Colombia lavan entre 18 mil y 39 mil millones de dólares al año. No obstante, la firma estadunidense No Money Launderingva más allá, al estimar que el lavado de capital en un país fluctúa entre 2 y 5 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB). En el caso de México, pronos tica que al ser una economía con un elevado grado de corrupción y trasiego de drogas, el fenómeno llega a 5 por ciento, es decir, alrededor de 45 mil millones de dólares en dinero sucio al año. Ante la vulnerabilidad del país debido al blanqueo de dinero, la Secretaria de Hacienda ha decidido reducir la exportación de dólares y poner especial atención alas compras de viviendas, automóviles, yates, buques y avionetas, blancos favoritos del crimen organizado para infiltrar el diñe ro ilegal ala economía mexicana. Dinero/Página 8 45 MIL millones de dólares se lavan en México, calculan en EU. (Milenio)

 

 

 

Elba / Educación

  • Raymundo Riva Palacio. 2012: El factor Elba. El gobernador Enrique Peña Nieto; el líder del PRI, Humberto Moreira, y el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, tienen un activo político en camino de hundirse. La maestra Elba Esther Gordillo, que ha jugado sus cartas electorales en contra del PAN y su viejo aliado Felipe Calderón, está en un punto de definición. Si mantiene sus apuestas electorales por el rumbo en que las ha planteado, es posible —y lo han visto ya dentro de los mandos dirigentes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación— que proceda un quinazo. En 1989, a 41 días de haber asumido la Presidencia, Carlos Salinas ordenó la detención de Joaquín Hernández Galicia, La Quina, con quien tenía un agravio —financió un libro donde lo señalaban como autor material de un asesinato cuando tenía cuatro años— y le representaba un problema para su proyecto –el viejo corporativismo sindical que obstaculizaba su modelo económico—, por lo que en una sola mañana descabezó a toda la vieja dirigencia del sindicato petrolero. En 2011, a un año de la elección presidencial, Calderón tiene un agravio con la maestra —el apoyo abierto al principal adversario de su partido en los comicios del próximo año—, y una necesidad estratégica —quitarle apoyo de campo a cualquier candidato contra el PAN—. La alianza que forjaron en 2006 durante la campaña presidencial —los operadores fueron Juan Camilo Mouriño, por Calderón, y Fernando González, subsecretario de Educación, y Miguel Ángel Jiménez, consejero político en la embajada de México ante el Reino Unido, hoy cercano al secretario de Hacienda, Ernesto Cordero—, está quebrada. Gordillo, quien fue colocada al frente del magisterio oficial por Salinas —con quien tiene rota su relación desde hace más de tres años—, jugó hábilmente sus cartas políticas durante más de 20 años, moviéndose entre las cúpulas del PRI, y en la negociación con los presidentes Vicente Fox y Calderón. Su activo es poner a la disposición de candidatos un ejército de maestros que sirven para dos cosas fundamentales: proselitismo con padres de familia y, sobre todo, vigilancia en cada una de las casillas electorales. La alianza con Calderón siempre fue cuestionada por su entorno —su esposa, Margarita Zavala, una opositora a ese pacto— por costosa. La Subsecretaría de Educación, la dirección del ISSSTE, la Lotería Nacional y la jefatura del Sistema Nacional de Seguridad eran el pago por el respaldo. Todo eso se acabó. El presidente Calderón le quitó primero el Sistema Nacional de Seguridad y más adelante el ISSSTE, donde la maestra había colocado a quien se ha convertido en su Caballo de Troya, Miguel Ángel Yunes. La salida de Yunes de la dependencia para contender por la gubernatura de Veracruz, fue también el punto de inflexión de la alianza de 2006, que ya daba trompicones, y en diciembre, cuando se definía la nueva dirección en la paraestatal, Gordillo tuvo un encuentro muy difícil con el Presidente. Calderón le planteó abiertamente que había llegado el momento de “construir” su retiro como líder magisterial, para tener una “salida digna”. Exactamente ¿qué significó eso? ¿Salida indigna sería un retiro por la fuerza? ¿Una expulsión? Calderón, de acuerdo con la reconstrucción de la crónica de este conflicto aún soterrado, le planteó en ese momento la alianza electoral para los comicios de este año. Gordillo, a quien no le había gustado la sugerencia del retiro voluntario de la presidencia vitalicia del SNTE, le dijo que ya tenía “compromisos”. O sea, no. La fluidez de la relación se interrumpió. Cuando salió el tema de la dirección del ISSSTE, que pensaba etiquetado a ella, el Presidente la mandó con el secretario de Gobernación, José Francisco Blake, con lo que modificó bruscamente el trato que habían mantenido a lo largo del sexenio. Cuando lo vio, Blake rechazó por completo la propuesta de González. Ni siquiera se prestó a discutirlo. En cambio, cuestionó los apoyos electorales de Gordillo, quien trató de refutarlo sin éxito. Blake le sacó todos los estados donde el año pasado había establecido pactos con el PRI, y las alianzas forjadas este año con Peña Nieto, Moreira y Ebrard. Gordillo salió lista para la pelea, pero Yunes, a quien maltrataba en privado por considerarlo un traidor, se volvió una pieza clave contra ella. Yunes —que cuando buscó la gubernatura de Veracruz se topó con cuadrillas de maestros que trabajaron a favor del PRI— comenzó a aportar la información interna sobre la maestra que más daño le puede hacer. En todo este año el golpeteo contra ella ha sido sistemático, y los esfuerzos por neutralizarlo han sido vanos. Las auditorías internas en su contra sobre irregularidades administrativas están congeladas en la Secretaría de la Función Pública. El choque es frontal, y la habilidad e inteligencia de Gordillo no son suficientes para enfrentar al Presidente con posibilidades de algún éxito. Lo debe saber, pues ha sido inusualmente cariñosa con él en los últimos actos públicos en los que se han presentado, y a los que ha venido a México —de San Diego, donde vive—, pese a una recaída en su salud. El cálculo político sobre un posible quinazo en su contra es lo que quizás aún no tiene bien medido la maestra. Y puede equivocarse. Los negativos de Gordillo en la opinión pública se encuentran entre los más grandes de la clase política. A diferencia de otros políticos con altos negativos, en el caso de la maestra no hay amplios sectores de la población que la respalden y le sirvan de contrapeso. Es decir, en términos de opinión pública, la caída de Gordillo podría ser tan fácil de manejar, políticamente hablando, como la de Hernández Galicia, y los réditos para el Presidente, como en su momento para Salinas, significativos. Gordillo también ha perdido consenso en el SNTE y ha crecido la disidencia, lo que la hace vulnerable en el núcleo duro de su poder. En la dinámica en la que avanza su relación con Calderón, la manera como la están presionando no es para neutralizarla, sino para someterla. La maestra es hábil y pragmática, y en su necesidad biológica de poder cabe la idea de que se subordine al Presidente y juegue contra aquellos con quien se “comprometió”. En el contexto de 2012, Peña Nieto, Moreira y Ebrard, que cuentan con ella para enfrentar los procesos electorales del próximo año, sufrirían la pérdida de una aliada estratégica. Ninguno de ellos sabe aún los problemas crecientes de la maestra con Los Pinos, y el punto final a lo que muchos consideran, impunidad política. Claro, en un acto audaz, la maestra podría apostar todo y jugar contra el Presidente, por primera vez en su vida. (La Razón)
  • Otto Granados. La educación y los improvisados. ¿Por qué la generación de conocimiento más o menos riguroso parece influir poco en las políticas públicas mexicanas dejando vacíos que, de pronto, parecen llenar los improvisados? En educación, por ejemplo, desde que los padres fundadores de la investigación especializada, con Pablo Latapí a la cabeza, monopolizaron esta vaquita académica, no había titular de la SEP (y, de vez en cuando, el SNTE) que no los contratara para hacer estudios y ofrecer asesorías o los convocara a dar su opinión en cuanto foro, congreso o seminario se organizara sobre los grandes problemas educativos. El elenco era siempre el mismo, se decían casi las mismas cosas e incluso se integró un llamado “consejo nacional de especialistas” como cuerpo asesor de la SEP. La literatura académica y las secciones o suplementos en diarios y revistas dedicados al tema se multiplicaron. Se hicieron colecciones editoriales monumentales dedicadas a los asuntos pedagógicos de moda; se lanzaron observatorios para monitorear avances o retrocesos; las palabras “educación” o “calidad de la educación en México” llenaron Google con unos 17 millones de entradas (casi tantas como alumnos de preescolar y primaria en el país) y los programas de investigación y posgrado en educación proliferaron como hongos. Tan sólo el Consejo Mexicano de Investigación Educativa, por citar un caso, agrupa 345 investigadores, de los que 96% tiene un posgrado en el área y es su principal concentración, pertenecientes a 64 instituciones públicas y privadas de 29 estados del país. Todo eso suena, en principio, muy bien. La formación de capital humano de alto nivel y calidad para la investigación educativa, con contadas excepciones, ha sido notable. Pero hay algo que llama la atención: ¿cuál es la relación, si hay alguna, que existe entre la contribución de esa masa crítica y los malos resultados que exhibe el país en educación? O, dicho con más propiedad: ¿porqué las aportaciones de muchos de estos investigadores han tenido escasa influencia e impacto en la gestión de la política educativa? Más allá de una respuesta justa, esa disonancia entre la producción de conocimiento especializado y la política pública, en este y otros campos, parece sin embargo estar generando una distorsión adicional: la temática educativa se ha vuelto un recurso para el lucro mediático y la rentabilidad política. Grupos o personas cuyo espacio natural de acción eran hasta hace poco las revistas del corazón, las secciones de sociales de los diarios, las obras pías y el circuito de los cocteles del DF, ahora se presentan como “autoridad” en la materia y opinan, califican y dictaminan acerca de una situación educativa que no conocen, haciendo entonces mucho más confusas la discusión y la vertebración de una estrategia para una reforma educativa efectiva y, peor aún, creando incentivos para que los políticos vean en la educación un tema chic y no lo que realmente es: un instrumento muy potente de crecimiento y una urgencia para el país. La crisis educativa es demasiado seria como para dejarla en manos de improvisados (La Razón)

Grilla

  • Pablo Hiriart. Pura grilla, cero política. El exhorto para que la Comisión Permanente convoque a un periodo extraordinario de sesiones y el sí de los legisladores a esa invitación son una tomadura de pelo, al menos por ahora. Se entiende el interés del Presidente por sacar adelante reformas y leyes pendientes que se encuentran en el Legislativo. Pero el empujón presidencial, para que sea eficaz, debió darse a la Secretaría de Gobernación, y no al Congreso. Si lo que se quiere es llegar a acuerdos que se traduzcan en leyes, entonces lo que procede es armar el diálogo y amarrar acuerdos desde la Secretaría de Gobernación. Y si lo que se desea es picotear al PRI por “no sacar las reformas que México necesita”, la convocatoria que se hizo, en el vacío, puede funcionar. Sirve para aumentar el acoso y seguir la guerra que intenta poner al gobierno como una víctima del partido mayoritario en el Congreso que “todo lo congela”. Para pelearse y para ahondar en la polarización, un llamado como el que se hizo va de maravilla. De un lado voy y te acuso en la Universidad de Stanford de criminal, represor, orangután de la cultura, censor y autocrático, y aquí en México te exijo que convoques a un periodo extraordinario de sesiones que ni siquiera hemos conversado. En el gobierno federal existe una dependencia que se llama Secretaría de Gobernación, y es la encargada del desarrollo político y del diálogo con los poderes. Ésa es la instancia encargada de gestionar los acuerdos para que salgan los proyectos que el Ejecutivo necesita darle celeridad. Para la realización del periodo extraordinario de sesiones el secretario Blake no se ha reunido ni una sola vez con los coordinadores parlamentarios ni con los presidentes de los partidos. Entonces, ¿cómo? ¿Cuántas reuniones ha habido en Gobernación para acordar fecha de dictamen de la reforma laboral, por ejemplo? Ninguna. ¿Cuántas veces ha convocado el secretario Blake a los coordinadores de las fracciones en el Congreso para amarrar los puntos de coincidencia en la reforma política? Ninguna. Para el nombramiento de los tres consejeros del IFE que faltan, ¿ha mediado, disuadido el secretario de Gobernación, como es su obligación? Para nada. Por lo visto, de lo que se trata es de armar camorra y echarle la culpa a alguien de algo. Eso sí, al secretario de Gobernación se le vio muy activo en las reuniones con el SME, en Bucareli, que concluyeron con la toma de nota a favor del señor Esparza. También promovió las negociaciones con el PRD que dieron como resultado la introducción clandestina (tolerada) del diputado Godoy Toscano. Y mientras se le señala como el impulsor del fracasado operativo Hank allá en su tierra, Tijuana, el secretario Blake da vuelta a la hoja y le deja el problema, y el descrédito, al Ejército. (La Razón)

Encinas / Edomex

  • Ciro Gómez Leyva. ¿Por qué dejaron morir solo a Encinas? La página oficial del gobierno legítimo lo decía todo ayer en la tarde. El evento destacado seguía siendo el mitin de Andrés Manuel López Obrador en Los Ángeles, California… del domingo 12 de junio. En la del PRD nada indicaba la gravedad de la elección de gobernador en el Estado de México… dentro de 13 días. En la del candidato Alejandro Encinas se resaltaba la gira de ayer por el simbólico Atlacomulco. Para hoy se marca un desayuno con colonos de Satélite y una conferencia en la Universidad Autónoma Metropolitana Iztapalapa. Cero. López Obrador, que recorrió por su cuenta el Estado de México hace meses y anunció que estaría codo a codo con Encinas, sólo lo acompañó en el primer mitin, aquel de Ecatepec el 16 de mayo, el de la foto con Cuauhtémoc Cárdenas y Marcelo Ebrard. A diferencia de Oaxaca y Guerrero, Ebrard tampoco ha regresado. De Los Chuchos, ni sus luces. La presencia del lopezobradorismo perredista (Padierna, Fernández Noroña et al) parece limitarse a cubrir el expediente. De ahí la pregunta, ¿por qué dejaron morir solo a Encinas? Aun si en estos días se vuelcan para apoyarlo (cosa que quizá ocurra el fin de semana), la campaña 2011 quedará marcada por el abandono al candidato al que tanto aclamaron, unos y otros. Habrá explicaciones y justificaciones. Creo que el vacío tuvo que ver con la aciaga frase de que las derrotas son huérfanas. López Obrador, Ebrard, Los Chuchos, no quisieron arrimarse a un candidato que comenzó la campaña con 30 puntos de desventaja en las encuestas y sigue 30 puntos abajo. Dirán que perdió Encinas, no ellos. Qué jodidos fueron. Con Encinas y con lo queda del PRD mexiquense. (Milenio)
  • Ricardo Alemán. ¡Al ladrón..!, ¡al ladrón..! Ya nadie duda de que el próximo 3 de julio el candidato del PRI, Eruviel Ávila, se alzará con un triunfo aplastante sobre Alejandro Encinas y Luis Felipe Bravo Mena. Sin embargo —y a pesar de que la victoria del candidato del PRI podría superar en 30% de votos a los aspirantes del PRD y el PAN—, la gran duda es lo que veremos la misma noche de ese 3 de julio, cuando se haga público el triunfo de Eruviel Ávila. Es decir, que muchos creen que, al confirmar lo que hoy todos saben —la derrota aplastante de amarillos y azules—, los aspirantes Encinas y Bravo Mena intentarán, desde el mismo 3 de julio de 2011, la demolición de la elección presidencial de 2012. ¿De qué estamos hablando? De una de las perversidades políticas más acabadas; que en el Edomex empezará la reedición de la experiencia de julio de 2006; que si no le da el triunfo a la izquierda, veremos la descalificación de toda la elección. Por si tienen dudas, vamos por partes. Resulta que todavía hoy —a dos semanas de los comicios del 3 de julio—, pocos saben, a ciencia cierta, la razón por la que Andrés Manuel López Obrador hizo todo por reventar la alianza PAN-PRD en el Estado de México. Está claro que es impensable que AMLO haya creído que su candidato, Alejandro Encinas, fuera capaz de derrotar a Eruviel Ávila. Aun así, buena parte de las llamadas izquierdas se han empeñado en construir un grosero engaño colectivo: que Encinas podía ganar una elección que técnicamente tiene perdida, pues ya va 30 puntos porcentuales debajo del puntero. Por eso la interrogante. ¿Qué hay detrás de una estrategia electoral —como la mexiquense— en donde la derrota del candidato de las izquierdas parece destinada a un espectacular triunfo mediático y político? Y es que, por increíble que parezca, resulta que la democracia mexicana es tan virtuosa que puede arrojar victorias notables aun a partir de derrotas aplastantes. ¿Por qué?  Porque en el Estado de México de 2011 veremos el nacimiento de la mayor bandera electoral para combatir al PRI en 2012. Es decir, que a partir del resultado electoral mexiquense —que ratificará una victoria apabullante del tricolor—, la izquierda de AMLO y la derecha de Calderón enarbolarán el triunfo del PRI como el mejor ejemplo de las prácticas electorales que —en opinión de la derecha y la izquierda— no puede seguir ocurriendo en México. Pero el verdadero creador de la ingeniosa estrategia de reventar la elección de julio de 2012, desde julio de 2011, se llama Andrés Manuel López Obrador. Lo cierto es que —en el fondo— muy poco le importó a AMLO el triunfo de Alejandro Encinas. En realidad lo que importa al tabasqueño es troquelar en la conciencia colectiva la imagen de una elección —la mexiquense— donde “la mafia” política de Salinas, Peña Nieto y otras yerbas le arrebató el poder al pueblo bueno. Pueblo que, claro, representa AMLO. Y si tienen dudas, basta con revisar el discurso diario de Alejandro Encinas quien, por ejemplo, ayer domingo ratificó que lo suyo es el 2012. Dijo, “si el PRI sigue con las viejas prácticas electorales de la elección mexiquense, va a dividir a la sociedad en 2012”. Pero además, para uno de los más profundos conocedores de la clase política y de los procesos electorales mexicanos, Luis Carlos Ugalde, la noche del 3 de julio de 2011 veremos a Alejandro Encinas gritando a los cuatro vientos: “¡Fraude..!, ¡fraude..!, ¡fraude..!” Una suerte del mítico “¡al ladrón..!, ¡al ladrón..!, ¡al ladrón..!” Y a partir de esa elección y de esa bandera, la campaña presidencial de la izquierda y la derecha se podría convertir en una suerte de reedición de julio de 2006. ¿Por qué? Como ya dijimos, porque más allá de simpáticas paradojas sobre el lodazal lanzado contra la elección de 2006, resulta que a partir de julio de 2011 la bandera electoral contra el PRI en dirección a julio de 2012 podría ser, precisamente, el resultado de la aplastante victoria del PRI en el Estado de México. En pocas palabras, que el PRI podría estar cavando su tumba rumbo a la elección presidencial, en tanto la derecha y la izquierda estarían dinamitando lo que queda —en cuanto a credibilidad, confianza, legalidad y equidad— de los órganos electorales, locales y federales. Al tiempo. ******EN EL CAMINO. Por cierto, en el IFE dieron marcha atrás a la espinosa controversia sobre réplica. Sin embargo, vienen otros reglamentos aún peores, que hacen ver al árbitro electoral como actor político (Excélsior)

Lógica

  • José Luis Reyna. Sin lógica de gobierno. En un tono inusualmente belicoso, hace unos días Felipe Calderón acusó al “antiguo régimen” de autócrata y responsable de masacres estudiantiles y desaparición de opositores. Lo hizo en un foro que le proporcionó la Universidad de Stanford, una de las instituciones de mayor prestigio académico en el mundo. Fue un discurso que, en vez de exaltar la educación como la llave del éxito personal y nacional, lo desvió para denostar a sus adversarios políticos. ¿Cuántos graduados, de la generación 2011 de esa institución académica, habrán entendido el mensaje rabioso de Calderón? Muy pocos, porque la señal no era para ellos. Sus palabras fueron duras; pero más que todo imprudentes: fuera de contexto. Habría sido más prudente pronunciarlas desde Los Pinos o en la misma sede de su partido. Al final de cuentas da lo mismo. El Presidente prefirió, sin embargo, irse a la yugular de su opositor principal, que es el PRI, en el extranjero. No es la primera vez que lo hace. Calderón parte del supuesto de que las críticas hechas desde afuera son más leves. Ejemplos sobran al respecto. Es su falta de lógica de gobierno y es su enojo autoritario ante la crítica, justificada por cierto, por su cuestionado gobierno. Sin el apoyo del PRI, Calderón no habría asumido la presidencia de la nación en 2006. Sin duda tiene (no tenía) una deuda enorme con ese partido, y ahora la paga con reproches y pretextos que se desprenden de la coyuntura sombría en la que se encuentra el país. Dejando a un lado, por el momento, los miles que han caído en esta ilógica guerra que padecemos, otro indicador revela lo mal que estamos: la percepción de la situación económica de la población, en comparación con Brasil y Argentina, es deplorable. Mientras que 52 por ciento de los brasileños consideran que la economía de su país va por buen camino y 46 por ciento de los argentinos piensan lo mismo, en México sólo 25 por ciento comparte esa apreciación. Valga anotar que en 2007, 42 por ciento de los mexicanos creían que la economía iba en el rumbo correcto (MILENIO Diario, 15/VI/11, p.18). Calderón ruega una vez sí y la otra también para que todos hablemos bien de México. ¿Habló el Presidente bien del país en Stanford? No. Entonces que no se queje de aquellos que criticamos la circunstancia de nuestro país. Criticar no es necesariamente hablar mal. Ejercemos una crítica contra un gobierno timorato e intolerante. Calderón calificó la historia del viejo régimen, la del PRI, cómo funesta y, por implicación graciosa, dedujo que la parte amable de nuestro acontecer nacional empezó con los panistas. ¿Con Fox y con él? Con el pasar del tiempo se hablará de la historia política mexicana igual que siempre: el priismo tuvo su Tlatelolco trágico, en 1968. El calderonismo tendrá en su bitácora una guerra trágica también que, al día de hoy, suma más de 40 mil muertos. Los caídos del 68, pese a que fueron menos, duelen tanto como los de este sexenio. Al final es lo mismo: no superamos, pese a la democracia efímera que hemos ganado, la violencia, el conflicto y la barbarie. La masacre sigue. Nuestro horizonte es limitado. Calderón es tan autoritario como sus antecesores, incluyendo los priistas, y olvida, en consecuencia, lo que afirma. El pasado 15 de junio, a primera hora de la mañana, solicitó al Congreso un periodo extraordinario de sesiones para abordar los pendientes de los últimos cuatro y medio años de su mandato: las reformas política y laboral, y la designación de los tres consejeros del Instituto Federal Electoral (IFE), tarea pendiente de los legisladores desde el año pasado, entre otras cosas. Ahora pide que se ponga en marcha una especie de movimiento legislativo que justifique su inacción durante más de cuatro años y que justifique, además, su ineficacia gubernamental, su falta de lógica. Como siempre, fuera de lugar, atrasado en el tiempo. Éste se le termina y si el Congreso no aprueba la solicitud presidencial, entonces el responsable de la falta de reformas no será el jefe del Ejecutivo; será el Congreso. En una frase que resulta casi suicida espetó que “los mexicanos no están completamente satisfechos con el funcionamiento de las instituciones políticas y se percibe una enorme brecha entre las necesidades de los gobernados y la actuación de los gobernantes, representantes populares y políticos”. Calderón, en la misma arenga, sostuvo que el objetivo es “otorgar más poder al ciudadano”. Se deslinda de una problemática nacional y estructural que él generó y que ahora la desplaza a los otros actores el sistema político. Si el sistema fuera un barco naufragando, es probable que hubiera utilizado la exclamación “sálvese quien pueda”. El Presidente no tardó en recibir respuesta. Un legislador del PRI, coordinador de los diputados de ese partido por Oaxaca, lo expuso con claridad: “No somos sus empleados” (El Universal, 16/V/11). Añadió: “No entiendo como el Presidente de la República urge a la Cámara de Diputados a sesionar, urge a los legisladores a aprobar sus leyes, cuando a él no le urge acabar con la violencia de este país”. Ésta sigue en ascenso tal como lo comprueban, entre otros, los actos bárbaros en Nuevo León la semana pasada y el sábado pasado. Con el transcurrir del tiempo puede comprobarse que el Ejecutivo entra más en contradicciones ante las escasas posibilidades que tiene de cambiar “el estado de cosas” y ante el desastre que va a heredar a su sucesor, independientemente del color que provenga. Con el paso del tiempo puede constatarse también que los cambios propuestos, necesarios por cierto pero nunca negociados, serán difíciles de lograr. El Presidente se metió con el PRI que, pese a todo, era su mejor aliado, su sostén. Lo vilipendió de varias formas y ahora le lanza un SOS para que lo salven de la catástrofe que se avecina: la disminución del panismo que el propio Calderón encabeza y el renacimiento del PRI pese a sus corruptelas. Preocupa, sin embargo, la ilógica forma de gobernar: del Presidente y sus empleados y de éstos hasta el Presidente. (Milenio)

Pregunta

  • Juan Enríquez Cabot. La pregunta…  La pregunta no es si hay errores, no es tampoco si Hank es culpable. La pregunta es hasta dónde llega el poder de esta familia y qué harán. La pregunta no es tanto si Hank Jr. es inocente, o no, en la última, la penúltima y la antepenúltima acusación.  Eso es materia de abogados y cortes. Y al fin y al cabo, como dice mi cuate El Anacondo, pos si no es personal, mi camal. Pero ya que se abrió el tema Hank al público en general, caray, pues se abren tantas y tantas preguntas tan interesantes y una que es realmente de fondo… Aparentemente no es la primera vez que el nombre Hank aparece en la prensa. A lo largo de las últimas décadas una y otra vez aparece de vez en cuando este notorio apellido. En los 1980 Scherer y Proceso lo balconearon con fotos de tremenda casa en Connecticut reforzando la pregunta que se hacían una y otra vez diversos mortales: ¿Caray, de dónde sacó tanta lana este modesto maestro rural? Pero claro, no era necesario viajar tan lejos. Bastaba visitar la casa del Profe en Santiago Tianguistengo para sentirse en minipalacio de Versalles. Ahí podía uno tomar un vinito que hoy costaría unos $80,000 por botella, observando hermosas ovejas pastorear sobre kilómetros de céspedes que parecían campo de golf (En comparación a esto el Partenón que construyó ex jefe de la policía Arturo Durazo, en Zihuatanejo, y por el cual fue encarcelado, era mera choza de guaruras). Fue tal el exceso, la brutalidad de la afrenta al público, que el susodicho y sus propiedades se volvieron parte central de campaña presidencial. De la Madrid, El Flamígero, prometió, pregonó, participó que habría tremenda y rauda Renovación Moral. Estos discursos, esta promesa, llevaban nombre y apellido. Pero… por algún motivo, por alguna razón, lo que le ocurrió a La Quina nunca ocurrió con Hank. No bastó exponer, documentar, fotografiar, publicar, maldecir… por lo cual queda en el aire la pregunta: ¿Órale, pos qué pasó? Aquí valdría la pena suplicarle a Emilio Gamboa, otrora secretario particular de MMH, que se tomara unos minutos para ilustramos el porqué del cambio de enfoque y opinión. La opinión de este notable es especialmente importante dado que no sólo protegió a esta familia un solo sexenio. Después de que de nuevo el flamante candidato del PRI, Carlos Salinas, prometió limpiar, eliminar, depurar, enterar las andanzas de los Hank… pues su secretario de Comunicaciones y Transportes, el mismísimo Mr. Gamboa, no solamente no limitó sino promovió los intereses de la familia en empresitas tan poco estratégicas, para el transporte de todo tipo de bienes, como la aerolínea TAESA. Luego el Inspector Zedillo, después de darse color que quien había recomendado a Raulito con Citibank fue un Hank, mandó arrestar a Hank Jr. Cuando llegó cual Nao de China repleto de especies en extinción a la aduana Acto seguido, para variar, el Presidente dobló las manitas y de nuevo no, pos usted disculpe, joven, ¿no se le ofrece alguna otra concesión?… Y luego, en la siguiente campaña, pos qué creen, según Sam Dillon, también fue Gamboa quien defendió a Hank Jr. ante la embestida de Francisco Labastida. Y, curiosamente, acto seguido el candidote Labastida acabó en tremendo abrazo con Hank papá al mismísimo día siguiente (todo para documentar su lema de campaña “Que el poder sirva a la gente”). Fox tampoco se salvó. Fue Hank Jr. quien nos explicó, a nosotros los ignorantes, en contundente entrevista de prensa en enero del 2007, que el motivo por el cual se extendió tanto el narco en Tijuana y en México se debió a Vicente Fox y que éste debería ser investigado. En este sexenio, Gamboa “El Fiel” pronunció flamígero discurso a horas del arresto de Hank Jr. donde acusó al gobierno de una embestida para asegurar: “que los malosos del PRI no regresarán”. Fantástica, perfecta y puntual descripción de lo que han prometido una y otra vez sus jefes desde 1982, pero que por algún motivo no se ha concretado. Por lo cual de nuevo queda la pregunta en el aire… caray, ¿pos por qué no? La respuesta claro, no es sólo, ni siquiera primordialmente, Gamboa La respuesta es que la red de intereses que tejió originalmente quien empezó en 1952 como encargado de la “Junta de Mejoramiento Moral, Cívico, y Material” en el Estado de México ha ido creciendo, enraizándose, cobijándose, ampliándose. De otra manera es inexplicable que empresas de transporte, de banca, la alcaldía clave en la frontera de Estados Unidos y los casinos sigan sexenio tras sexenio, régimen tras régimen, en manos de una familia que Frontline describió en 1999 http://www. pbs.org/wgbh/pages/frontline/shows/ drugs/special/nankfam.html Vivimos hoy en el marco de un México cada vez más violento y penetrado por la corrupción del narco, el secuestro, la violencia e impunidad. Aparentemente nadie, salvo Calderón, el Ejército y uno que otro masiosare, quieren enfrentar en serio la corrupción Presidente tras Presidente han prometido que van a detener a esta familia. Presidente tras Presidente han reculado. Hank ha demostrado bastantes más vidas que El Gato Félix. Luego entonces la pregunta real, la de fondo, no es si se equivocaron, o no, Marisela Morales y Felipe Calderón, la pregunta es por qué, desde 1952, ha crecido y crecido el poder de un grupo político al grado que Presidente tras Presidente han demostrado que no pueden, no tienen el poder, la malicia, la habilidad para detener a esta familia y a su grupo de beneficiarios, socios, compinches y asalariados. La pregunta de fondo, la realmente relevante, es si el poder de este grupo llega hoy a tal grado que no sólo veta, detiene, neutraliza y revira la voluntad de todo Presidente sino que de plano elimina intermediarios y colocará a su grupo compacto, a La Familia ampliada, la del PRI/Estado de México, en la Presidencia. (Reforma)

 

Verdad / Niños

  • Héctor Aguilar Camín. Verdad y justicia. Coincido con quienes en estos días han vuelto a señalar el hoyo negro de la procuración de justicia como el mayor de la vida pública mexicana. El escándalo de la detención ilegal del ex alcalde de Tijuana Jorge Hank Rhon ha vuelto a poner los reflectores en el desastre del sistema acusatorio mexicano y su incapacidad fundamental, nos recuerda Ana Laura Magaloni, de producir verdad, es decir: de establecer lo que efectivamente pasó, y castigarlo o absolverlo. Nuestra catástrofe judicial tiene dos caras. Por un lado, resuelve un porcentaje muy pequeño de los delitos que se cometen. La cifra que yo he aprendido y repito es que en México se castigan sólo cinco de cada 100 delitos. Es una desproporción monstruosa, la piedra de toque del gigantesco edificio de nuestra impunidad. La otra cara es que los delitos que sí se castigan están sujetos a tal cantidad de violaciones de garantías que casi sin excepción podrían declararse improcedentes, como fabricaciones o manejos arbitrarios de la autoridad. En cuanto la celebridad de un caso lleva a rastrear la calidad del proceso acusatorio, entramos en un pozo de opacidad cuyo fondo es la atribución previa de culpabilidad, no de inocencia, y cuyos métodos comprobatorios incluyen con frecuencia alarmante falta de garantías y defensa de los acusados, inducción e invención de testigos, y tortura. Prácticamente no hay sentencias absolutorias en el sistema penal mexicano: el que cae en la trituradora es triturado por ella. Defenderse. La justicia mexicana nunca se equivoca —salvo ante quien tiene poder y puede defenderse. Es de una ineficacia absoluta en el número de crímenes que castiga y de una infalibilidad papal en la condena de todo que entra por sus expedientes. Quien se asoma por primera vez al modus operandi de la fábrica judicial mexicana sale con los pelos de punta. Yo tuve mi propia experiencia en la averiguación del proceso de los asesinos de Acteal. En su columna de este sábado en MILENIO, Carlos Puig hizo el recuento de la tienda de horrores de la PGR, con sus 22 procuradores en 20 años. Héctor de Mauleón acaba de terminar su propio relato del expediente de Florence Cassez, que la revista Nexos publicará en su número de julio. En todos los casos se regresa al punto de Magaloni: el mexicano no es un sistema de justicia capaz de averiguar y establecer la verdad. Su arte, siniestro y sistemático, es fabricar culpables, lo sean o no, porque ni aun cuando acierta en la detención del culpable deja de equivocarse y abusar de él violando sus derechos. (Milenio)
  • Jorge Fernández. Los niños sicarios. El responsable de la masacre de unos 70 migrantes, en su mayoría centroamericanos, que aparecieron en una fosa común en el municipio de San Fernando, en Tamaulipas, acaba de ser detenido y tiene 22 años. Este joven ordenó el secuestro de varios autobuses en los que viajaban los migrantes, los detuvo, los torturó para saber si tenían alguna relación con un grupo rival y finalmente ordenó que los mataran. También fue detenido uno de los responsables del asesinato de dos de los custodios del gobernador Rodrigo Medina: es un joven de 18 años. Los integrantes del equipo SWAT de Nuevo León fueron levantados por policías del municipio de Zuazua, entregados a los sicarios que los torturaron y asesinaron para dejarle un mensaje al gobernador. También la semana pasada, hubo un durísimo enfrentamiento en la frontera entre Jalisco y Zacatecas. Sicarios que se trasladaban en varias camionetas se enfrentaron con fuerzas federales durante horas y diez de ellos murieron y varios fueron detenidos, entre ellos seis jovencitas de entre 16 y 21 años que reconocieron ser sicarias y compañeras sexuales de los integrantes del grupo delictivo. Cobraban por ello mil 200 pesos quincenales. Esos fueron los casos de la semana pasada. Antes estuvieron las historias del Ponchis y los niños sicarios de Morelos, o las jovencitas, casi niñas, con las que se relacionaba Jesús El Negro Radilla, jefe del mismo grupo en el que participaba el Ponchis, que servían como compañeras sexuales, sicarias, o para abandonar cuerpos mutilados en las calles; o las de los miles de integrantes de las pandillas de Los Aztecas o Los Artistas Asesinos, enfrentados brutalmente en toda la zona de la frontera de Ciudad Juárez. Las historias son innumerables, pero lo cierto es que cada vez los sicarios de los grupos criminales son más jóvenes, cada vez son más crueles con sus víctimas, cada vez el dinero tiene menos que ver con su participación en esos grupos criminales. No hay nada más preocupante en términos sociales que ese fenómeno que ha terminado involucrando en forma directa a miles de niños y adolescentes en la delincuencia organizada, ya no como en el pasado siendo camellos (transportistas) o consumidores y distribuidores, sino cada vez más como sicarios y por cantidades ínfimas de dinero. Las jovencitas detenidas en Jalisco cobraban mil 500 pesos quincenales; los miembros del cártel del Pacífico Sur poco más de tres mil pesos, lo mismo que un integrante de Los Aztecas o Los Artistas Asesinos. El dinero ya no es el motor de esa incorporación. Es una mezcla de ansias de poder, de legitimación, y termina siendo, aunque suene terrible y demuestre la magnitud del desafío social que estamos enfrentando, ya aspiracional para algunos jóvenes es ser sicario, participar en los capítulos más crueles y violentos de la delincuencia organizada. Por supuesto que todo ello tiene relación con las insuficiencias que existen a la hora de ofrecer trabajo y estudio a millones de jóvenes en el país, pero también por un deterioro de todo el entorno familiar en el que crecen esos jóvenes que los deja, o ellos así lo perciben, sin alternativas. Si la falta de estudio o trabajo es determinante, el consumo de drogas y alcohol, que está comenzando a edades tan tempranos como entre los 10 y 11 años, es el detonante de este fenómeno. Se ha dicho, incluso lo plantean algunos de quienes participan en las marcha que encabezó Javier Sicilia, pero también personajes políticos de altísimo nivel, que debe haber un regreso a los códigos, una suerte de pacto con los grupos criminales que impida los actuales niveles de violencia. Olvidan algo fundamental: esos códigos, entre los grupos criminales, se han perdido desde hace mucho tiempo. Si en alguna época no se involucraba a mujeres o jóvenes de tan temprana edad en este negocio, menos aún en labores de sicariato, eso hoy es una norma, sobre todo cuando las bajas son tan aceleradas que no se puede ni se quiere formar nuevos elementos. Todos son desechables. Hoy, pasar de robar espejos de carro a convertirse en secuestrador o sicario, lleva apenas unas semanas o a veces días en la pirámide delincuencial. Las visiones que propugnan un pacto o un código  con esos grupos, olvidan que el momento ya pasó y que la violencia se ha convertido en un código que incluso ya trasciende a los grupos criminales y a quienes aparecen como sus jefes. Tiene su propia dinámica. La estrategia de seguridad puede estar sujeta, sin duda, a ajustes y cambios. Pero se requiere un esfuerzo nacional adicional, diferente, que tenga verdadera visión de futuro, para atender a una generación que está verdaderamente en peligro y que quizás en un porcentaje, lamentablemente alto, ya perdimos. Pero también para adoptar medidas hacia la próxima generación, los chavos que ahora están terminando la primaria y se encuentran en el umbral de ese infierno, para que no terminen cayendo en él. El secreto es obvio: educación y trabajo. (Excélsior)

Conago

  • Carlos Ramírez. Conago: Operativo Ebrard-2012. Raterillos, no crimen organizado. Gracias al cargo de presidente en turno de la Conferencia Nacional de Gobernadores, Marcelo Ebrard tuvo sus 15 minutos de gloria: una exposición nacional mediática en televisión durante siete días para reportar los magros resultados del operativo nacional de seguridad; eso sí, el jefe de gobierno del DF aumentó su presencia en la República. De ahí que la Conago haya puesto el Operativo Nacional en charola de plata a Marcelo Ebrard sólo para ayudarlo a posicionarse mediáticamente cerca de López Obrador en la competencia por la candidatura presidencial del PRD. La Conago se prestó ingenuamente a una estrategia electoral de Ebrard, porque al final de cuentas el operativo fue un fracaso en materia de seguridad. Pero Ebrard ganó en dos puntos: la pantalla de televisión una semana para informar del arresto del algunos raterillos y apropiarse de la bandera de la seguridad pública para meterla como tema de su campaña presidencial. Así, el Operativo Nacional Ebrard-2012 de la Conago eludió entrarle de lleno a los tres problemas más serios de la inseguridad: la articulación de las policías estatales y municipales con las bandas delincuenciales, la integración de la delincuencia en un verdadero crimen organizado y los cárteles de la droga como el asunto social número uno. Y a ello se debe agregar la existencia de una violencia social en comunidades urbanas-rurales donde existe la justicia por propia mano ante la incapacidad de las fuerzas de seguridad estatales. La complicidad policías-delincuentes fue marginada, a pesar de ser el conflicto más grave. En Nuevo León, por ejemplo, la IV región militar de la Secretaría de la Defensa Nacional logró detener -en la semana del Operativo Ebrard-2012 de la Conago- a una de las bandas colaterales más importantes del cártel de Los Zetas: los vendedores ambulantes, quienes ya no eran activo de grupos políticos sino que formaban parte de la estructura de Los Zetas. En el Operativo Ebrard-2012 de la Conago en el DF, nada hizo la policía para revisar a los vendedores ambulantes ante la sospecha de pertenecer ya a cárteles y de todos modos formar un cártel por sí mismo por el uso de sus puestos para vender mercancía robada, inclusive con la percepción de que los ambulantes están cometiendo delitos criminales; en el DF, los ambulantes son intocables. El Operativo Ebrard-2012 en el DF nada hizo contra las bandas de robo de autos, contra los ambulantes que venden artículos robados, contra vendedores al menudeo de droga; eso sí, se vieron abusivamente policías con armas largas subirse a microbuses a imponer su fuerza, pero sin pensar que en un conflicto en el estrecho espacio del micro pudo desatar una tragedia. Asimismo, Ebrard detuvo a algunos raterillos de Tepito pero sin atreverse a meterse de lleno contra el cártel de Tepito. Y nada, pero absolutamente nada, hizo para limpiar el Dodge City de la delincuencia capitalina que representa Iztapalapa. Ebrard aparecía en las imágenes por televisión como si fuera el Sheriff Nacional atendiendo gente, dando órdenes, tratando de venderse como el policía alternativo al operativo de las fuerzas federales de seguridad que sí han desarticulado a las bandas criminales serias, las que matan, las que controlan, no los raterillos que Ebrard quiso vender como los capos de barriada. El segundo día del operativo el Ejército detuvo a toda la policía municipal del municipio de Zuazua, en Nuevo León, por estar al servicio de Los Zetas, esos polis que estaban en el Operativo Ebrard-2012. Y en Monterrey los policías estatales en el operativo se dedicaron a asaltar a ciudadanos con el pretexto de revisar si eran narcos o tenían armas. La tomadura de pelo del Operativo Nacional Ebrard-2012 de la Conago debiera avergonzar a los gobernadores porque el problema de seguridad no está en las calles con los raterillos sino en el poder de los cárteles para corromper a las policías estatales y municipales. El problema de la inseguridad en el DF se localiza ya en el tráfico de drogas para trasiego, venta y sobre todo consumo al menudeo; y se trata, aunque las autoridades se nieguen a aceptarlo, de un asunto de fuero común, es decir, de las autoridades capitalinas. Y el Operativo Ebrard-2012 no atrapó ya no se diga a una banda de narcomenudistas, sino a algún narcomenudista despistado; ni a uno. La intención oficial del Operativo Nacional Ebrard-2012 de la Conago tenía la intención de desplazar la estrategia federal de lucha contra la inseguridad; sin embargo, ese operativo de la Conago eludió a la delincuencia vinculada al narcotráfico, aunque la penetración de los cárteles en las plazas estatales y municipales sólo pudo lograrse por la complicidad o miedo de las policías y funcionarios de esos niveles. Por lo demás, el saldo de detenidos en el Operativo Ebrard-2012 de la Conago ofrece cifras sin comprobar de raterillos detenidos, alguna pistola decomisada y cualquier orden de aprehensión sin ejercer. Es decir, se trata de delitos de responsabilidad directa y cotidiana de las autoridades estatales; por tanto, el número de detenidos por el operativo prueba sencillamente la incapacidad de las policías para cumplir cotidianamente con su función de proteger a la sociedad, debido a que se trataba de violaciones típicas de la ley. ¿Por qué los gobernantes de la Conago no hicieron antes operativos similares? Sólo cuando inventaron un operativo con efectos mediáticos decidieron los gobernadores, y de manera sobresaliente el jefe de gobierno del DF, cumplir con su obligación primera: defender a la ciudadanía de los delincuentes; es decir, sólo cuando existe una capitalización mediática los gobernantes estatales se desperezaron de su pasividad para hacer su tarea fundamental. Luego de cuatro y medio años de jefe de gobierno, en los que la inseguridad subió 30 por ciento en el DF, Ebrard decidió ahora sí combatir a la delincuencia. De ahí que los gobernadores de la República tienen mucho que explicar hoy que presenten la evaluación del Operativo Nacional Ebrard-2012 y responder a dos preguntas: ¿por qué hasta ahora? y ¿por qué tan paupérrimos resultados? (Financiero)
  • Rafael Cardona. La desgracia de Monterrey. Yo no tuve tiempo de conocer a Alfonso Reyes. El gran maestro murió cuando yo tenía nueve años. Me duele el Monterrey de la gente laboriosa y estudiosa. Me duelen los herederos de José Alvarado y me afligen las atribuciones de mis amigos y sus hijos. Me preocupan Hugo, Myrna; Félix, Bertha y Renata. Y no hago la lista más larga nomás por prudencia. Me llena de pesar recibir este correo en mi computadora. Tanto como para repetirlo. Recomendaciones se llama. 1.- Salir de tu casa al trabajo y de regreso en diferentes horarios y tomar diferentes rutas. 2.- No acercarse a ninguna camioneta tipo “Van” o de las famosas mama-móviles como las Honda y Toyota. 3.- Transitar por las avenidas más concurridas y con mayor tráfico posible. 4.- Es de suma importancia que tu casa tenga una sola puerta de entrada y ésta deberá ser fuerte, de manera que aguante balazos en la chapa o golpes que la puedan derribar, ya que están entrando en las noches en las casas y se llevan a parte de la familia si no es que a toda la familia y ésta la ubican al azar en las colonias, por el tipo de casa y carros. 5.- NO transitar en la calle después de las 9.00 de la noche. 6.- No llevar ropa ostentosa, ni relojes ni alguna forma que puedas hacer ver que tengas alguna posibilidad económica. 7.- NO aceptar nada que no conoces , ni ayuda, ni amigos, nada, si ves situación de riesgo antes de salir de tu casa, no salir así sean trabajos o escuelas, primero está tu seguridad que todo lo demás. 8.- Tener un plan de acción en caso de secuestro de algún familiar, se recomienda que al momento que suceda el resto de la familia salga de manera inmediata del país y sólo un miembro se quede a negociar. 9.- Tener a la mano y, si es posible, memorizar el teléfono de la marina y el ejército, NUNCA dar aviso a la policía estatal, ministerial o municipal ya que la mayoría está de alguna forma involucrada. 10.-No traer carros último modelo y/o el carro muy limpio ya que llama la atención. 11.- Borra de tu celular los nombres con apellidos, ponlos con apodos o alguna forma que recuerdes quiénes son, sobre todo los de tus familiares directos. 12.- No traer tu credencial de elector en la cartera o licencia de conducir, de ser posible tener tu IFE y Licencia de manejar con direcciones diferentes en la que vives. 13.- No traer más de una tarjeta de crédito o débito en tu cartera. 14.- Por ninguna razón deberás tener recibos de agua, luz, gas o estados de cuenta de banco o centros comerciales en tu carro. 15.-Si eres casado, quítate tu anillo de matrimonio, esto ayuda a proteger a tu familia directa, esposa (o) e hijos. 16.- NUNCA ir a un Seven eleven u Oxxo después de las 9 de la noche, de ser posible NO ir a estas tiendas de conveniencia en ningún horario. 17.- Hacer tu supermercado lo más exacto posible para que NO vayas a tiendas de conveniencia. 18.- Revisar qué tipo de relaciones o amistades tienen tus familiares directos y amigos muy cercanos, es importante que si sospechas de que alguno está en algo no correcto deseches esa amistad y si es familiar, verlo lo menos posible. 19.- Comer lo menos posible en restaurantes. 20.- NO ir al aeropuerto en las madrugadas o en las noches, se recomienda que se tomen vuelos de salida de Monterrey después de las 9.00 a.m. y llegadas antes de las 7.30 p.m., esto para el verano, y en el invierno, vuelos de salida después de las 10.00 a.m. y llegadas antes de las 6.30 p.m. Por desgracia esto vale para el resto del país. (Crónica)
Anuncios

Acerca de Imagen Política

Somos un grupo de profesionales de la comunicación, que hemos conjuntado nuestra capacidad y experiencia en las áreas del periodismo escrito, radiofónico y de análisis político, que nos permite ser la firma más exitosa de: consultores políticos, de comunicación, estrategias de mercadotecnia y cabildeo.
Esta entrada fue publicada en Síntesis Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s