INCONFORMES INDIGNADOS

INCONFORMES INDIGNADOS

Por Teresa Gurza

            La televisión nos ha traído en vivo en meses recientes, las manifestaciones que inconformes e indignados por diversas causas han hecho en varias ciudades del mundo; y Chile no es la excepción.

            En estas últimas semanas en la capital chilena y en los principales centros de población, han hecho marchas quienes se sienten víctimas del gobierno, de la política, del modelo económico, de la discriminación educativa y social, y de la tienda La Polar que los impulsó a comprar y comprar hasta que no pudieron pagar, para después repactarlos con sumas muchas veces superiores a la deuda original.

            Marchas contra las represas que se pretende instalar en la preciosa región sureña de Aysén; marchas de trabajadores que piden mejoras laborales.

            Marchas de damnificados por el terremoto de febrero de 2010, y que a un año y medio de ocurrido y con el crudo invierno austral encima, no han visto resueltos sus problemas de vivienda.

            Marchas de profesionales frustrados por no encontrar empleo en los ramos en que se graduaron.

            Y sobre todo, marchas de niños y jóvenes que demandan educación de mejor calidad, cambios legales que terminen con el lucro en escuelas y universidades, y mayores recursos públicos para mejorar las instalaciones de muchas escuelas y para poder estudiar sin endeudarse de por vida.

Exigen que el Estado recupere su rol en la educación pública, perdido en la dictadura pinochetista, y retome la administración de los colegios públicos y mixtos donde con aporte oficial estudian cerca del 90 por ciento de los escolares de primaria y secundaria; gratuidad de una tarjeta para el transporte público, y que la educación universitaria sea sin costo, como lo fue hasta la década de los 70.

En Chile hay actualmente alrededor de un millón de universitarios, un 80 por ciento de los cuales va a instituciones privadas fundadas durante la dictadura.

Pero como son caras y no son muchas las familias que pueden pagarlas, el Estado presta dinero a muy altos intereses a quienes desean estudiar pero no tienen recursos para hacerlo, lo que los lleva a una deuda de la que les es muy difícil salir.

Además, al aparecer en los sistemas como deudores pierden todo crédito y se les dificulta conseguir trabajo.

Estas movilizaciones estudiantiles han alcanzado en Santiago, la capital chilena, entre 70 y 80 mil participantes; suma inmensa si se tiene en cuenta que la población del país entero no pasa de 17 millones.

            Han sido marchas festivas llenas de originalidad y alegría, pero también de rabia; han adquirido fuerza y entusiasmo crecientes y a ellas se han integrado alumnos de colegios privados, profesores y hasta rectores de algunas de las más importantes universidades.

            Lo malo es que siempre han terminado con carabineros heridos o golpeados, material escolar destrozado, comercios saqueados y muchachos detenidos.

            Y es que, al amparo de la movilización escolar, encapuchados que nadie reconoce como estudiantes, se dedican a romper lo que encuentran.

            En el descontento casi general que se advierte hoy en Chile, tiene que ver la desigualdad patente en la sociedad; y también, de alguna forma, el que los cambios culturales del último tiempo han sido impresionantes y han llevado a que, valores en los que se creía y certezas que se tenían, hayan ido en retroceso.

Según encuestas,  la confianza y el prestigio de las instituciones están poco menos que en el suelo.

En parte por los numerosos casos de pedofilia sacerdotal denunciados, y por la actuación que al respecto ha tenido la jerarquía, el 77 por ciento de los encuestados piensa que ha bajado el prestigio de la antes influyente Iglesia Católica.

El 55 por ciento confía muy poco en el Poder Judicial.

Y el presidente Sebastián Piñera tiene apenas el 36 por ciento de aprobación ciudadana, el menor respaldo desde que llegó al poder en marzo del año pasado.

XXXXXXXXXXXXXXXXXX

FIN DEL ARTÍCULO.  650 PALABRAS.

Anuncios

Acerca de Imagen Política

Somos un grupo de profesionales de la comunicación, que hemos conjuntado nuestra capacidad y experiencia en las áreas del periodismo escrito, radiofónico y de análisis político, que nos permite ser la firma más exitosa de: consultores políticos, de comunicación, estrategias de mercadotecnia y cabildeo.
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s