NARRATIVA DE UNA VICTORIA Y DOS DERROTAS

NARRATIVA DE UNA VICTORIA Y DOS DERROTAS

César Camacho

Al entrar en su fase final las campañas proselitistas de los candidatos a ocupar la gubernatura del Estado de México, comienza a escribirse la narrativa de una victoria y dos derrotas. La primera que será confirmación del liderazgo consolidado por un destacado ejercicio de gobierno y la elección de un candidato de origen popular y reconocidas capacidades profesionales; las segundas, marcadas por el desprestigio de sus políticos y la incompetencia de sus políticas, respectivamente.

La coalición “Unidospor ti” se prepara para una jornada electoral que le permita convertir en votos la enorme ventaja que ha sacado a sus competidores en todos los terrenos, lo mismo en las preferencias que reportan las encuestas, que en el número de asistentes a actos proselitistas, y en la cantidad de seguidores en redes sociales. Para ello cuenta con una estructura de militantes y simpatizantes que la representarán en el cien por ciento de las casillas que se instalarán el domingo; mientras que los otros partidos gastan sus menguadas energías tratando de generar desconfianza en una elección que ven perdida, para la que no fueron capaces de convencer al suficiente número de seguidores, y por ello no llegaron ni al 60 por ciento de sus representantes generales y de casilla para el día de la elección.

Por cuanto a Acción Nacional se refiere, llama la atención que los secretarios de Hacienda y Crédito Público, de Educación y del Trabajo, del Gobierno Federal, hayan desplegado actividades proselitistas que, si acaso llamaron la atención, fue por polémicas o vulgares con las que, más allá de que -como muchos opinan- hayan descuidado sus obligaciones, sin duda debilitaron los puentes políticos con los gobernadores de los estados y otros actores de la política nacional, tan necesarios para la construcción de acuerdos.   Por su parte, y no importándole que apenas el 8 de mayo, al solicitar el registro de su candidatura, Alejandro Encinas afirmó confiar “siempre en la imparcialidad, profesionalismo y responsabilidad que ha de caracterizar a la autoridad electoral responsable de conducir una contienda equitativa, democrática y justa en el estado”, ahora amaga con desconocer la voluntad mayoritaria de los mexiquenses si, como todo indica, ésta no le favorece; al contrario de lo que un demócrata haría, ha forzado interpretaciones legales para tratar de descalificar a sus adversarios y ataca a la autoridad electoral.

Claramente, Luis Felipe Bravo y Alejandro Encinas se enfilan a la derrota y para ello, han comenzado a escribir su versión justificadora. A los ciudadanos mexiquenses queda cumplir su deber cívico de votar, hacerlo en un clima de festejo democrático, y aprestarse a trabajar muy fuerte.

Anuncios

Acerca de Imagen Política

Somos un grupo de profesionales de la comunicación, que hemos conjuntado nuestra capacidad y experiencia en las áreas del periodismo escrito, radiofónico y de análisis político, que nos permite ser la firma más exitosa de: consultores políticos, de comunicación, estrategias de mercadotecnia y cabildeo.
Esta entrada fue publicada en Columnas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s