Síntesis Política de Imagen Política

Finanzas, Negocios /Energía

  • Turbulencias si EU cae en default, aun si es parcial: Fed
  • Nafinsa prepara fondo  para emprendedores
  • Financiera Rural busca reducir tasas de interés
  • Bancos intensificarán competencia hipotecaria
  • BanRegio y Visa lanzan tarjeta para Mipymes
  • Semestre favorable para la industria automotriz
  • Invierten relación medicinas genéricas y patentes
  • Superávit comercial de 6 mil 270 mdd con EU
  • CFC inicia investigación en telecomunicaciones
  • Alista Telmex paquetes de 20 megas
  • Reforma energética implicó más burocracia
  • Inversión productiva aumenta 7.1% anual en abril

 

Seguridad /Justicia / Salud

  • En Juárez existen 950 pandillas
  • Declaran desastre en Veracruz

 

 

 

 

Gobierno / Partidos / Congreso /  Estados

  • Elba sin permiso para saquear:  Calderón
  • Nada obliga a aspirantes a renunciar:  Madero
  • Vázquez Mota tampoco se baja
  • Entrega PAN padrón de militantes activos
  • Creel:  que Calderón no desempareje la cancha
  • No habrá madruguetes en PRI: Jiménez Macías

                                                                    TITULARES DEL DÍA
Financiero Degradan calificación de Irlanda a bono “basura”
Economista Automotriz, estrella del sector industrial
Reforma Venden robado joyerías del centro
Universal Paga la SSP 118 mdp por serie de tv
Jornada SCJN: militares a tribunales civiles, si violan garantías
Milenio A juicio civil, los militares que violen derechos
Excélsior La Corte reduce el fuero militar
Sol de México Tribunales civiles podrán juzgar a militares. SCJN
Crónica Acota la Corte el fuero militar
La Razón Sin baños ni luz, 33 mil escuelas
Impacto A tribunales civiles, militares que violen derechos

  • Paga la SSP 118 mdp por serie de tv. La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) pagó a Televisa por la producción de 13 capítulos de El Equipo, 118 millones 116 mil 880 pesos. De acuerdo con el contrato entregado por la Secretaría de Seguridad Pública, obtenido a través de la Ley Federal de Transparencia, la dependencia pidió a Televisa realizar una serie desde junio de 2010, fecha en que la SSP federal que encabeza Genaro García Luna, ya tenía los recursos autorizados a través de la partida 3701 y con la autorización del Comité de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios de la secretaría citada. La SSP aprobó desde mayo de 2010 la elaboración de este serie dentro del marco de la campaña denominada “Policía Federal Héroes Anónimos”. De acuerdo con datos proporcionados por la SSP, la filmación duró aproximadamente tres meses y se realizó en las instalaciones de la dependencia. El contrato OM/DGRMSG/AD/022/ 2010, que consta de 23 cuartillas, denominado “Servicios de Preproducción, Producción, Postproducción y Difusión en Televisión Abierta con Cobertura Nacional de la Campaña Contingente Denominada ‘Policía Federal Héroes Anónimos’”, cuenta con las firmas, por parte de la Secretaría de Seguridad Pública, de María Luisa Olivas, directora general de Prevención del Delito y Participación Ciudadana; Alejandro Sosa Arciniega, director general de Recursos Materiales y Servicios Generales, y Verónica Peñuñuri Herrera, directora general de Comunicación Social. Televisa, beneficiaria del contrato a través de la adjudicación directa, no cobró por la transmisión de la serie por considerarla “material educativo”. “La realización y difusión de la serie se realizará sin ánimo de lucro directo o indirecto para la secretaría, por ser de utilidad pública su difusión, en razón de ser material educativo de relevancia nacional y con temática de trascendencia actual”, señala el contrato. (Universal)

 

 

 

 

 

Elecciones / Ejecuciones

  • Luis F. Aguilar. Elecciones y ejecuciones. Saltamos de un extremo al otro, del horror a la esperanza, de la maldad al optimismo. No habíamos dejado de horrorizamos por los casi cien connacionales que fueron asesinados brutalmente el fin de semana pasado, cuando registramos que la atención de gran parte de la sociedad está ya capturada por el tema de las elecciones presidenciales. Veíamos muertos y martirizados, que nos airaban e inquietaban, al mismo tiempo que analistas y ciudadanos se ocupaban ya en quiénes serían los candidatos de los partidos y conocer sus virtudes, debilidades y posibilidades. Pasamos de la masacre deprimente, que exhibe la impotencia y la limitación de los políticos, al interés por elegir políticos a los que atribuimos crédula o fundadamente la capacidad de sacarnos del infierno de la inseguridad. La coexistencia social entre las ejecuciones y las elecciones, entre incivilidad y política, entre masacre y democracia perturba y alarma No es ni lógica ni apreciable su prolongada coexistencia. Surge entonces incontenible la cuestión sobre el sentido y la eficacia directiva del gobierno democrático. La probabilidad de que las elecciones vayan a ser impedidas, alteradas o forzadas por la intimidación de las organizaciones criminales constituye un problema serio e inminente, pero el real problema mayor consiste en que los gobernantes elegidos no dispongan de las capacidades para abatir a las organizaciones criminales y que su gobierno se condene a ser patéticamente ineficaz a pesar de sus buenas intenciones. Una democracia que no ponga fin a la masacre se vuelve problema. Para muchos, la avalancha criminal, a pesar del uso de la fuerza del Estado, deja en claro que la democracia no sirve para mucho y menos si se reduce solo a elegir gobernantes sin establecer las condiciones para que el gobierno opere y sea efectivo socialmente. Para otros muchos, la avalancha criminal muestra que si no hubiera democracia, si no tuviéramos gobiernos elegidos y legítimos, respaldados por el reconocimiento social de su legitimidad, la delincuencia, la infracción y el crimen ya nos tendrían dominados, sometidos y condenados a una vida social miserable. Unos piensan que el asunto del crimen, la inseguridad y la violencia se resuelve si se tienen las políticas o estrategias apropiadas: es un asunto de políticas públicas. Otros piensan más ominosamente que la naturaleza de la democracia sirve para resolver ciertos problemas y está negada para resolver otros, como el de la violencia e inseguridad social, por lo que se trata de un asunto mayor de régimen político y hasta de Estado. En su opinión la democracia funciona solo si hay normalidad social, regularidad institucional, supremacía de la ley, civilidad y efectividad disuasiva de la coacción frente a infractores potenciales o actuales. No funciona en cambio en situaciones de anomia y criminalidad generalizada, de inefectividad disuasiva de la coacción. Dicho más tremendistamente, funciona si el Estado existe, si es efectivo su ordenamiento y efectiva su coacción física, en tanto la democracia no es más que una forma de gobernar el Estado. La cuestión de la seguridad pública es ya cuestión de Estado más que de políticas y de política, aun si no hemos llegado a la conclusión de que el Estado mexicano está agonizando, exhausto, en proceso de descomposición, a pesar de sus notorias limitaciones en el aseguramiento de vidas, libertades y propiedades. Hay Estado todavía, seguimos siendo una asociación en forma de Estado y el Estado es el continente dentro del cual es posible realizar y se realiza la actividad política de los poderes públicos, partidos, IFE, organizaciones cívicas, medios de opinión pública Nuestra democracia puede operar porque el Estado es una realidad vigente, a pesar de sus restricciones institucionales y operativas. La existencia del Estado hace posible que los interesados puedan competir por su dirección y hace posible que los gobernantes sean legalmente elegidos y no impuestos por las armas criminales. No es de menospreciar que las elecciones federales del año entrante llamen la atención, levanten el ánimo y nos hagan entender que la calamidad actual no es destino. Pero hay que menospreciar el electorerismo, ese defecto congénito de nuestra transición democrática que jamás prestó atención a los requerimientos del proceso de gobernar de los elegidos y que ha debilitado a tal punto la operación del gobierno democrático que lo vemos ocupado en reconquistar el poder territorial del Estado, en reordenar su unidad estructural y operativa ante la fragmentación del poder público y su embotamiento frente a los poderes fácticos y, peor aún, frente a la amenaza de los grupos criminales. Se regresa en estos días a hablar de “reforma política”. Ojalá la reforma contemple las condiciones para resolver las limitaciones del gobernar más que las elecciones de los gobernantes y se plantee a partir del riesgo de la anomia social creciente y de la ingobernabilidad probable que barrería a la democracia y no desde los deseos menores de alternancia de los que se mueren por el poder. (Reforma)

IFE

  • Héctor Aguilar Camín. Atenta provocación. ¿Qué hacer con el IFE? Es posible que el IFE haya llegado a un punto de deterioro que amerita remedios mayores. Es un instituto que ha perdido prestigio y, con él, credibilidad. Es, como nunca, una extensión de la partidocracia, que le impuso un contralor, se lo repartió por cuotas y lo mantiene sin tres consejeros, ilegalmente, porque no se ha puesto de acuerdo sobre qué partidos deben nombrarlos. Esta sola desvergonzada partidización bastaría para dudar de la imparcialidad y de la independencia de los consejeros, es decir, del espíritu fundador del IFE. Los partidos no sólo han hecho reo al IFE de sus cuotas, también le han impuesto tareas enormes, en esencia imposibles. Por ejemplo, pautar las campañas de los partidos en los medios y vigilar su cumplimiento. Con esto han hecho prácticamente interminables las zonas de posible fricción, inconformidad y queja de los propios partidos sobre el IFE. Otra manera de tenerlo a su merced. Los partidos han puesto también al IFE a legislar lo que ellos no quieren legislar. Por ejemplo, para acortar los tiempos de subir nuevos spots a los medios, lo que ha provocado una molestia radical en la industria de la radio y la televisión y vuelto al IFE blanco de sus ataques. El resultado es un IFE desprestigiado, errático, aislado y bajo fuego desde los partidos y desde los medios. No sé para qué puede servirle a la democracia un árbitro tan intervenido, sin crédito entre los jugadores y con los medios en contra calentando al estadio. Y no ha empezado la tormenta, no ha empezado el verdadero jaloneo de los partidos y de los medios rumbo a la elección de 2012. No sé, con la tormenta en el horizonte, si una embarcación tan desgastada como el IFE, va a ser parte de la solución o es parte del problema. Medios y partidos políticos libran en el IFE una guerra que empezó en la reforma de 2008, de la que los consejeros y el presidente de la institución no sólo no han sabido librarse, sino han multiplicado con su imprudente reglamentismo. Creo que los consejeros deberían preguntarse seriamente si no han llegado a su límite crítico, si la verdadera manera de salvar el barco no es hundirlo, reconociendo su fragilidad y convocando a la nación a una emergencia antes de que llegue la tormenta verdadera. ¿Cómo? Renunciando todos, negándose a la simulación de independencia y eficacia en que están, actuando por una vez como consejeros efectivamente independientes y levantando el costo de los partidos políticos y del gobierno por haber manipulado el IFE a tal extremo. ¿Demasiada crisis? Puede ser. Pero quizá apenas la necesaria para que el país pueda plantearse sustraer a las maniobras de los partidos y de los medios una institución que pertenece a los ciudadanos, pues es la garante de la imparcialidad en las urnas. El IFE requiere una gran sacudida para dar paso a la compostura mayor que necesita. (Milenio)

Destapes

  • Joaquín López-Dóriga. Destapes del PAN para el mundo. Santiago Creel se unió a Emilio González y a Josefina Vázquez Mota en el destape de Enrique Peña Nieto como candidato presidencial del PRI, y de Andrés Manuel López Obrador de una alianza de izquierda, aunque el senador, hoy con licencia, dejó un espacio para Marcelo Ebrard en el PRD, pero no para una alianza con el PAN del que, aseguró, él será su abanderado presidencial en las elecciones del año que viene. Creel coincidió así con un sentir generalizado en su partido y en Los Pinos, donde ven a los dos mencionados como candidatos de PRI e izquierda, aún cuando formalmente ninguno de ellos se haya pronunciado no obstante la larga campaña y propaganda de uno y otro, marcadamente de López Obrador a partir de su movimiento Morena, desde el que una y otra vez ha dicho que participará en el proceso electoral de 2012 y que volverá a ganar. El hecho es que el panorama en PRI y PRD se aprecia mucho más claro, por no decir definido, que en el PAN, donde hay siete aspirantes buscando la candidatura. Cuatro del gabinete presidencial: Ernesto Cordero, Alonso Lujambio, Javier Lozano y Heriberto Félix; dos del Congreso, Creel y Vázquez Mota, y el gobernador González de Jalisco. Creel obtendrá hoy su licencia al cargo de senador, dijo, para lanzarse de lleno a la precampaña, pero también para presionar a que los demás aspirantes dejen sus cargos, en lo que no veo a nadie dispuesto. Su estrategia es sencilla y tiene lógica: la reciente derrota del PAN en el Estado de México se debe a que arrancó tarde y venía de un derrota en 2009 no procesada debidamente, lo que tiene que corregirse para no ser apabullados otra vez en la presidencial. La decisión de Creel parece no haber influido en los tiempos del PAN ni los de sus contendientes. Pero le dio algo de espacio y presencia que había perdido. *******Retales. 1. BURLA. Al iniciarse los trabajos de la Estela del Bicentenario se dio el contrato a GUTSA, constructora suspendida por la Función Pública al cobrar en la Autopista del Sol lo que no había hecho. Cuando denuncié el hecho quitaron su letrero del Paseo de la Reforma y, ahora se sabe, siguió como si nada. Lo que es una burla; 2. RELEVO. Como le he informado, a la renuncia de Ernesto Cordero, José Antonio Meade dejará la secretaría de Energía para convertirse en el tercer secretario de Hacienda de este gobierno. Ya fue subsecretario de esa dependencia y encargado de la negociación de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos. ¿Quién lo sucederá en Energía? ¿Habrá un tercer director de la CFE?; y 3. VISITA. El presidente Calderón participará en la asamblea general de la ONU, en septiembre en Nueva York. Ante el pleno hablará de dos de sus temas: medio ambiente y crimen organizado como una responsabilidad más que regional, global.. (Milenio)

Josefina

  • Ciro Gómez Leyva. Bien Josefina, excelente Creel. Una semana después del aplastamiento electoral en el Estado de México, dos panistas que quieren ser candidatos a la Presidencia de la República, los dos punteros en las encuestas, se sacuden los temores y dan firmes señales de vida. Creo que ambos lo hicieron muy bien. Santiago Creel mejor que Josefina Vázquez Mota. No me detengo en el probable acierto o desacierto estratégico de renunciar a la senaduría, ni en la arenga a sus compañeros-rivales para que lo imiten. Lo notable del discurso de Creel fue el sentido común. Haber puesto en el eje la necesidad de mover al partido, sacarlo del marasmo, calentarlo, entusiasmarlo, prepararlo para lo que viene. Si entendí, la esencia de la propuesta de Creel es aceitar una máquina oxidada, desmotivada, para que cuando él, o quien sea, la tripule, pueda alcanzar la velocidad requerida para competir. Excelente. Y muy bien Josefina al aclararnos que pronto hará lo mismo. Qué tan pronto, le pregunté. Respondió que el 27 de julio estará el dictamen para las reformas a la Ley de Seguridad Nacional y el 6 de agosto para la reforma laboral. Desahogados esos dos momentos dejará la curul y la coordinación de los diputados panistas para jugarse su resto. Sin descalificaciones, sin insultos. Creel fue incluso más adelante al proponer una ronda de debates entre todos los precandidatos, que culmine con una encuesta para dejar a dos en el juego. Lo dijimos aquí al día siguiente de los comicios mexiquenses: ganó la lógica. No hubo sorpresas, sino sorprendidos. Parece que Creel y Josefina así lo entienden también. Que sin lógica, sin inteligencia, no van a ganar nada de nada de nada de nada. (Milenio)
  • Carlos Ramírez.   PAN 2012: el factor Josefina. El mensaje de las encuestas. Si la política cada día es más imagen mediática que ideas o proyectos, los perfiles de 2012 están enviando ya algunos mensajes: al posicionamiento televisivo del priista Enrique Peña Nieto podría estarle saliendo su contraparte en el ascenso político de la diputada panista Josefina Vázquez Mota. La última encuesta de Consulta Mitofsky, de Roy Campos, ofrece algunos datos para el análisis político: sin precampaña abierta, con escasa exposición pública, en medio de la parafernalia priista de Peña Nieto y los escándalos perredistas de López Obrador y Marcelo Ebrard, la panista Vázquez Mota duplicó su presencia en el ambiente político de enero a junio y rebasó al activismo del senador panista Santiago Creel Miranda. El dato no es menor porque deja ver algunas señales surgidas “desde Pinos” -como se refieren en el lenguaje político a la casa presidencial, ya sin el artículo “Los” en plural- para dejarle campo abierto a la diputada. Mediáticamente Vázquez Mota ofrece una imagen fresca, ajena a la estridencia, muy femenina y el mercado político responde con encuestas positivas. En círculos políticos se tomó la licencia de Creel al Senado para su precampaña como una respuesta al posicionamiento creciente de Vázquez Mota. El candidato (casi-semi) oficial Ernesto Cordero, que ha recibido espacios públicos y cargadas de apoyo, bajó incluso un punto su reconocimiento en la encuesta de Consulta y Alonso Lujambio permaneció igual, los dos con cifras de alrededor de 7 por ciento contra el 33.4 por ciento de Vázquez Mota. En tanto, el agitado secretario del Trabajo, Javier Lozano, no ha logrado obtener respuesta mediática a su twittercampaña y apenas subió de 1.0 por ciento a 1.6 por ciento. Lo interesante de la encuesta de Consulta no es el afianzamiento de Peña Nieto en la tendencia de los votos, sino los datos del sondeo que perfilan un reposicionamiento de los posibles adversarios del priista. Y ahí de nueva cuenta Vázquez Mota manda datos significativos: 15 por ciento contra 18 por ciento de López Obrador, pero ella casi sin exposición mediática y el tabasqueño con sus estridencias, sobreexposición en medios y acarreos cotidianos. Y con Marcelo Ebrard, Vázquez Mota perfila casi un empate técnico -16.7 por ciento del gobernante capitalino contra 15.4 por ciento de la diputada panista-, quitándole un copete de votos a Peña Nieto, a pesar de que el perredista usa recursos del gobierno del DF para posicionarse. En el juego de escenarios entre varias ternas de aspirantes de los tres partidos, Vázquez Mota sale arriba de Creel. El mercado político, por ahora, envía algunas señales reactivas, con una elección alejada en el tiempo. Si se revisan las lecciones de la elección mexiquense, el candidato estatal del PRI mantuvo su ventaja porque los candidatos del PAN y del PRD no lograron motivar al electorado desde antes de su nominación. De ahí que el salto de Vázquez Mota en la encuesta de Consulta tenga un mensaje en cuanto a la motivación de los encuestados sobre una personalidad política con hasta ahora poca exposición en medios. Los análisis de las cifras de la encuesta registran también otros detalles interesantes. A nivel nacional la posición adelantada de Enrique Peña Nieto es personal -es decir, producto de exposición en medios- y baja diez puntos el PRI como partido político. Ello quiere decir que la ventaja del gobernador mexiquense puede reducirse si el PRI se le sigue convirtiendo en un lastre, aunque el tricolor ya aprendió la lección y suele ir en alianza con otro partido para diluir el escudo del PRI en las boletas; pero otras encuestas comienzan a registrar el efecto negativo del anuncio de Humberto Moreira y del propio Peña Nieto de una alianza con Elba Esther Gordillo, la repudiada dirigente magisterial. El ambiente político está ofreciendo un panorama bastante apretado para el PAN en 2012. Las opciones del presidente Calderón son tres: su candidato, un candidato que le pueda ganar el proceso interno o una candidatura sorpresa para dar una mayor pelea al adelantado candidato del PRI. Calderón tiene experiencia en el manejo de estos tres escenarios porque hace seis años se le impuso al presidente Fox en la elección interna y pudo remontar una ventaja casi igual a la de hoy que tenía entonces Andrés Manuel López Obrador. Y si hace seis años le funcionó al PAN el mensaje de que “López Obrador es un peligro para México”, en 2012 requerirá de otro argumento político para acortar la ventaja tricolor. Aunque Creel ha hecho una tarea agotadora para mantener altas sus expectativas, el dato del salto de Vázquez Mota sin trabajo político es un elemento para el análisis panista de las posibilidades. Para algunos expertos en imagen política, a Vázquez Mota le estaría ayudando a su posicionamiento su perfil femenino como un elemento sorpresa y su imagen de tranquilidad en un ambiente político crispado y polarizado, sobre todo en una crisis económica y social que ha fortalecido a la mujer como pieza fundamental en las familias. Las primeras encuestas de imagen, posicionamiento social y tendencias tempranas del voto están aportándole al PAN algunos elementos de viabilidad para sus precandidatos. Ciertamente Ernesto Cordero y Alonso Lujambio -las dos cartas fuertes del gabinete- aún no han comenzado una campaña formal y su posición en el gabinete no ayuda. Sin embargo, los datos de las últimas elecciones estatales han dejado indicios del perfil de los competidores que está atendiendo el electorado. En las actuales circunstancias será muy difícil imponer un candidato panista sin atender a las encuestas. El gran dilema del PAN radica en saber si va a escoger como candidato al que impongan las élites o al que tenga una mejor imagen en el electorado. Y la principal preocupación en el PRI radica en que una mujer sea candidata panista. (Financiero)

Programa / PRI

  • Jorge Fernández. Otra vez, el programa o el candidato. Luego de los contundentes triunfos del domingo 3 de julio, el PRI sabe que tiene muy buenas perspectivas de cara a los comicios de 2012, pero por experiencia propia también sabe que en este tramo de 12 meses muchas cosas se pueden derrumbar, algunas candidaturas caerse y que la utilización del tiempo y del espacio es fundamental para lograr sus objetivos. Hace 12 y seis años, el PRI estaba en estos mismos meses muy bien posicionado para ganar las elecciones presidenciales de 2000 y de 2006, y ambas terminaron con derrotas. Las divisiones y rupturas fueron decisivas para esos malos resultados. En 2000, el costo del proceso interno, de la confrontación entre Francisco Labastida y Roberto Madrazo, fue altísimo y, si bien es verdad que los errores en la campaña catalizaron la derrota, la confrontación interna fue tan dura que quedaron al descubierto las debilidades de la candidatura de Labastida (en los hechos, Fox explotó los golpes que ya había dado Madrazo). En 2006, el PRI realizó la peor elección de su historia. La división fue múltiple: primero, entre Madrazo y Elba Esther Gordillo; luego, entre Madrazo y lo que se denominó el Tucom, que cometió el error de lanzar la precandidatura de Arturo Montiel, que fue demolida, desde el propio priismo, en unas pocas horas, lo que propició, a su vez, que muchos gobernadores, en la disyuntiva de optar por López Obrador o por Calderón, prefirieran apoyar al candidato blanquiazul. El resultado fue un desastre para el priismo. Ahora las cosas parecen distintas: el PRI da la impresión de tener bien definidos sus objetivos, con un precandidato bien posicionado en Enrique Peña Nieto, pero su mayor enemigo sigue siendo interno. En apenas diez días, desde las elecciones del Estado de México y los de Coahuila y Nayarit, tres temas de disputa interna han hecho aparición: primero,el de las alianzas, donde vuelven a hacerse bolas con el capítulo Elba Esther Gordillo, pues más que por la conveniencia o no de hacer acuerdos con todo lo que ella representa, lo que parece estar presente son los rencores mutuos. El PRI debería, en ésta y en otras hipotéticas alianzas, mirar más hacia el futuro que hacia el pasado, si quiere mantener su ventaja. Gordillo, el SNTE y Nueva Alianza (como el Partido Verde, por otra parte) son actores políticos concretos, con una fuerza medible, y deben ser evaluados, para bien o para mal, como tales, y de allí sacar conclusiones, y eso se aplica a cualquiera de los partidos y candidatos. La segunda causa de conflicto en el priismo es la forma de designar al candidato. Luego de las elecciones, en una reunión con priistas afines, se comenzó a algo más que deslizar la idea de tener desde ahora un candidato único en Peña Nieto. Ese mismo día, Manlio Fabio Beltrones declaró que regresar al dedazo era anacrónico y una señal de rezago, no de renovación. En buena medida tiene razón, pero el PRI tampoco puede darse el lujo de repetir la confrontación Labastida-Madrazo. El propio Beltrones le puso un margen al tema: establezcamos, nos dijo en entrevista con la Tercera Emisión de Imagen: el programa sobre el que se basará la candidatura para que la ruta de gobierno quede definida y sobre ella puede haber candidatura de unidad. En otras palabras, establezcamos una negociación previa, antes de designar un candidato que en los hechos ya está ahí, pero que alejaría las sorpresas en un hipotético gobierno. El tercer punto, relacionado íntimamente con el anterior, es el de las reformas que se pueden avanzar en estos meses. No es una novedad que hay diferencias en varios aspectos de la reforma política entre el Senado y los diputados, que muchos interpretan como entre Peña Nieto y Beltrones. Ya Humberto Moreira ha dicho que están listos para ir, pasadas las elecciones estatales, a la negociación de las reformas pendientes, pero todavía no parece haber claridad sobre los tiempos y la extensión de las mismas. Por lo pronto, las reformas que pudieran haber servido para mejorar el escenario electoral no se han hecho y no se podrán realizar, por lo menos para los comicios de 2012. Entonces quedan ahí la política (quizá la que más implicaciones tiene para el proceso interno del PRI), la laboral y la de seguridad nacional, que mostrarán hacia dónde se propone ir el PRI en el futuro. En última instancia, vuelve a estar sobre la mesa la misma disyuntiva que se le ha presentado al tricolor desde hace décadas: el programa o el candidato, aquel viejo conflicto que ya dividió a Jesús Reyes Heroles, en esa época presidente del PRI, y al entonces mandatario Luis Echeverría, en tiempos tan lejanos como 1975. Desde entonces, casi siempre se impuso la opción de elegir primero al candidato. Y siempre esas decisiones generaron conflictos internos, con López Portillo, con De la Madrid, con Salinas, con Colosio (y luego con Zedillo), con Labastida y con Madrazo. El PRI debe decidir si quiere cambiar la historia. (Excélsior)
  • Pablo Hiriart. El PRI, pichicato y cicatero. El miedo del PRI a la reforma política es injustificable. Porque hay muchas posibilidades de que lleguen a Los Pinos en diciembre del próximo año, en ese partido hay una tendencia a “no moverle”. Sí, no moverle porque el actual esquema favorece las decisiones unipersonales y sin transparencia del Ejecutivo en áreas de control. El Presidente decide a quién le da concesiones de televisión y a quién no, a quién le echa la PGR encima y a quién no. La reforma política que impulsó Beltrones en el Senado blinda al país de tentaciones clientelares del actual gobierno y del que viene el próximo año. En muchos casos la reforma se queda corta, pues no da autonomía a la PGR, aunque sí otorga autonomía a los órganos reguladores, como la Cofetel (Comisión Federal de Telecomunicaciones). No puede seguir siendo que el gobierno en turno premie con un canal de televisión o una estación de radio al grupo de su simpatía. Da risa oír argumentos como que tal o cual precandidato presidencial tiene en su bolsa a una televisora porque invierte en ella mucha publicidad. El gobierno en turno es el que tiene la sartén por el mango porque si las televisoras se portan bien tiene la capacidad de inhibirles la competencia y si se portan mal les puede poner a un competidor de tonelaje. La Cofetel cuenta con un grado de autonomía técnica, pero es el gobierno el que nombra a los comisionados y éstos han sido subordinados del secretario de Comunicaciones y Transportes. ¿Cuál autonomía? No hay tal. Ahí manda el Ejecutivo con toda la discrecionalidad del caso. El PRI tiene que entender que ésta es su oportunidad para mostrarse renovado. ¿Cómo? Haciendo una reforma política para el país y no para un grupo. Resulta bochornoso el argumento de algunos priistas de que las cosas deben seguir como están en los órganos reguladores porque los van a manejar ellos a partir de diciembre de 2012. Las candidaturas independientes, que van en el paquete de reforma política que envió el Senado, tienen la virtud de abrir espacios institucionales al descontento hacia los partidos y representantes populares. La animadversión que existe contra los políticos en general, debe tomarse con sensibilidad y no con la paranoia que asalta a algunos priistas en el Congreso. El PRI debe asumir que hay un descontento real de buena parte de la población (las encuestas ponen a los políticos peor catalogados que los policías) y perder el miedo a despresurizar el sistema político con la apertura de espacios. Ya lo hizo antes, ¿a qué le teme ahora? La reelección es un tema discutible para quienes ocupen puestos ejecutivos (alcaldes, gobernadores, Presidente), pero irrelevante en el caso del Legislativo. ¿También le tienen miedo? El PRI no ha sido magnánimo en la victoria del domingo tres. Tal vez porque no piensa serlo si gana en 2012. (La Razón)

Morena

  • Leo Zuckermann. ¿Y qué pasó con Morena? Número de votos que sacó Yeidckol Polevnsky, candidata del PRD y el PT, en la elección de gobernador del Estado de México hace seis años: 918 mil 347. Número de votos que sacó Alejandro Encinas, candidato del PRD, el PT y Convergencia, en la misma elección este año: 966 mil 627. Incremento para la izquierda entre una elección y otra: 48 mil 280 votos. Sin embargo, debido a que este año hubo una votación total mayor, los partidos izquierdistas perdieron un poco de presencia en términos relativos en el Edomex: mientras que Polevnsky capturó 24% de la votación total en 2005, Encinas alcanzó 21% en 2011. ¿No se suponía que el movimiento que ha organizado López Obrador estos años iba a apoyar a Encinas en su intento por ganar la gubernatura? Ciertamente estaba difícil que pudieran vencer a la poderosa maquinaria priista del Estado de México. Pero se esperaba que, de ser cierto lo que viene presumiendo AMLO, el candidato de la izquierda recibiera muchos más votos que hace seis años. Simple y sencillamente, no fue así. En el perfil sobre AMLO que escribe Jorge Zepeda en el libro Los Suspirantes 2012, cuenta que el tabasqueño, después de perder la elección de 2006 y protestar el resultado, comenzó a formar en todo el país “una gran base social independiente de los partidos, pero con estructura orgánica y cohesión programática”. Este año bautizó a dicha organización con el nombre de Morena (Movimiento de Regeneración Nacional). El objetivo es organizar una especie de pirámide igual a la que tienen algunas empresas de ventas directas como Avon o Amway. Pretenden afiliar a cinco millones de personas, llamados “protagonistas del cambio verdadero”. La idea es que cada una de estas personas lleve “a otras cuatro personas a las urnas, para un total de 20 millones de votantes”. Así piensan ganar las elecciones de 2012. Para marzo de este año, “los organizadores aseguraban contar con casi un millón de los cinco requeridos y afirmaban que en la mayoría de las entidades el movimiento tiene más credencializados que el número de personas que milita en los partidos. Un programa sofisticado, llamado Sicapcv (Sistema Nacional de Protagonistas del Cambio Verdadero), permite ver en cualquier teléfono móvil las metas y el avance de la inscripción de esta enorme base de datos, persona por persona, municipio por municipio”. Suena bien. Por lo menos en el papel. Pero yo me pregunto: ¿y qué pasó con esta estructura de movilización territorial el 3 de julio en el Estado de México? ¿Dónde quedó Morena? Los números no mienten: al parecer, la organización lopezobradorista no funcionó. Si hubiera funcionado, pues Encinas hubiera tenido muchos más votos absolutos y relativos que Polevnsky hace seis años. A menos, desde luego, que se argumente que, de no haber sido por Morena, la izquierda se hubiera desplomado aún más. El tema es que quedó en entredicho la realidad y eficacia de Morena. ¿De verdad cuenta AMLO con un “ejército” de un millón de ciudadanos afiliados? ¿Llegará a la meta de cinco? ¿Movilizará cada una de estas personas a cuatro más para lograr 20 millones en las elecciones de 2012? ¿O todo esto es un faroleo más de López Obrador para presumir que él si tiene una amplia “base social”? Cuando entrevisté a Zepeda, me dijo que lo de Morena va para largo. Que si no funciona en 2012, pues seguirán afiliando para llegar con más fuerza a 2018. AMLO mismo afirma “que es muy importante seguir trabajando paciente e intensamente en la organización de un movimiento amplio, plural, incluyente, donde participan militantes del PRD, PT y Convergencia, pero sobre todo muchos ciudadanos sin partido. Ellos han aceptado que sólo el pueblo puede salvar al pueblo, que sólo el pueblo organizado puede salvar a la nación”. Muy bien. Pero, por lo pronto, en el Estado de México, Morena demostró que todavía no tiene el músculo electoral suficiente para incrementar de manera considerable la votación por los candidatos de la izquierda. (Excélsior)

Gordillo / Gobernadores

  • Ricardo Alemán. El fin de Gordillo. Nuevamente —en entrevista periodística— Felipe Calderón volvió al tema de la presunta corrupción en el ISSSTE, denunciada por la profesora Elba Esther Gordillo y rechazada por el ex director del Instituto, Miguel Ángel Yunes Linares. Lo interesante es que, en esta ocasión y a pregunta concreta, Calderón no sólo ratificó que existió una alianza con “la profesora” —pacto que según él era para mejorar la calidad educativa—, sino que fue más allá al rechazar de manera clara, directa y contundente que no, que la alianza no significó “una carta de impunidad”, y menos “licencia para saquear al ISSSTE”. ¿Cómo debemos entender que el Presidente no sólo regrese al tema de la presunta corrupción de la señora Gordillo, sino que rechace, de manera categórica y tajante, que otorgara licencia para robar? Queda claro que Felipe Calderón pudo omitir la pregunta, obviar la respuesta; pudo darle vuelta o de plano respaldar a la señora Gordillo. Pero no, en esta ocasión el Presidente pareció dirigir con toda claridad su crítica a los supuestos cochupos y presuntas transas en torno a la señora Gordillo, al ratificar que nunca entregó carta de impunidad y menos licencia para saquear. Pero resulta aún más interesante que Calderón no haya desdeñado la acusación de Miguel Ángel Yunes —de que la profesora Gordillo pidió al director del ISSSTE 20 millones de pesos para financiar al Panal—, sino que el Presidente pareció otorgar carta de naturalización a esa grave acusación, ya que sólo pudo negar que la señora Gordillo pidió su “diezmo” al director del ISSSTE. Sin embargo, prefirió negar que el acuerdo con la señora Gordillo haya sido para saquear a las instituciones. Por eso, la pregunta obliga. ¿Por qué razón, Felipe Calderón dio por buena la versión de Yunes Linares? Es evidente que el ex director del ISSSTE, el señor Yunes, cuenta con todo el aval de la casa presidencial en su guerra contra la señora Gordillo. Está claro que desde la casa presidencial pudo salir la instrucción para que la Secretaría de la Función Pública —la otrora Contraloría— respondiera al Congreso, en tiempo récord, que no existía irregularidad alguna en el ISSSTE. Y es un hecho que existe una guerra declarada entre el presidente Calderón y la señora Gordillo. Ahora, lo interesante será saber el destino de esa disputa. ¿En qué va a terminar una pelea política, con tintes de venganza de ambas partes, sobre todo ante la sucesión presidencial? Hoy pocos tienen claro dónde terminará el apoyo político-electoral de la señora Gordillo en la carrera por la sucesión presidencial. Pero lo que hoy todos saben —especialmente en la casa presidencial— es que al único partido con el que no se aliaría la señora Gordillo en 2012 es el PAN. ¿Por qué? Porque la lideresa del magisterio sólo va con los ganadores. Y, claro, sus cercanos no le dan al PAN posibilidades de repetir en el gobierno, a partir de diciembre de 2012. Pero también es cierto que, por esa misma razón, en Los Pinos pocos guardan un milímetro de respeto hacia la lideresa del magisterio y dueña de esa grosera empresa familiar que es el Partido Nueva Alianza. Más bien, en esa casa no ven mal el fin de la señora Gordillo al frente del más poderoso sindicato de América Latina. ¿Pero sería capaz el presidente Calderón de tumbar a la señora Gordillo? Hay quienes dicen que sí. Y, más aún, no son pocos los que apuestan a que si bien La Maestra —como le dicen en forma cortesana— no reeditará su alianza con el PAN y menos con el que resulte el candidato presidencial azul, también es cierto que un golpe político maestro podría voltear las cosas y hacer que, gracias a doña Elba Esther, el PAN haga el “milagro” de volver a ganar la elección presidencial. ¿Y cuál es la estrategia secreta? Muy fácil: tumbar a la señora Gordillo. Todos saben que doña Elba Esther es símbolo de corrupción sindical; el ejemplo más grande en América Latina de lo que es un sindicato transa, corrupto, que frena la razón de ser de su gremio: la educación, y que no le rinde cuentas a nadie. Bueno, pues resulta que, si Calderón tumba a la señora Gordillo, su gobierno, su partido y hasta su candidato a la Presidencia, habrán dado un paso gigantesco en la ruta para mantener el poder. ¿Cómo hacerlo? Ese es motivo de otra entrega. Por lo pronto hoy todos saben que la señora Gordillo —la abeja reina— vive los momentos de mayor debilidad en su panal. ¿Por qué? Porque no tiene aliados. Al tiempo. (Excélsior)
  • Denise Maerker.  Elba Esther o la ilusión del atajo. A quien no le gustaría cambiar al país y dejar ¿ una huella indeleble en la historia sin tener que pasar por el engorroso trámite de convencer a los demás de la pertinencia de sus ideas, sin militancias agotadoras y campañas extenuantes? Imaginemos que bastara con seducir a una sola persona para que se hiciera realidad nuestra visión de lo que el país necesita. ¡Qué tentador! Imaginemos que la ambición de una vida —ser presidente o ser gobernador o manejar una secretaría de Estado— esté finalmente al alcance de la mano gracias a que una sola persona está convencida de que somos los indicados y los más capaces. Así ha tentado y seducido Elba Esther, durante décadas, a hombres y mujeres reconocidos por su inteligencia o simplemente movidos por la ambición. Elba es el atajo. ¿Quieres ser gobernador, pero no tienes el apoyo de tu partido? Elba te apoya porque piensa que eres el mejor y te va a hacer gobernador. ¿Quieres transformar la educación del país, a eso le has dedicado la mayor parte de tu vida y eres un especialista prestigiado? Elba, para tu sorpresa, se muestra convencida de que tienes toda la razón y te propone hacerlo juntos. Y lo piensas: la lucha para hacerlo desde afuera es agotadora e incierta, tú sabes lo que hay que hacer, Elba te escucha y con su poder y desde la cúpula sindical todo sería más fácil. ¡Ya agarraste el atajo! Muchos lo han hecho: Olac Fuentes, Alfonso Zarate, Gabriel Díaz, Miguel Ángel Yunes, Roberto Campa, Tomás Ruiz, Emilio Zebadúa. La lista es larga y se puede consultar en el libro de Ricardo Raphael Los socios de Elba Esther. Como nunca antes, Jorge G. Castañeda narra el mecanismo de la seducción, del atajo y de su inutilidad en un reciente articulo sobre su relación con Elba Esther: “Amiga, sindicalista, aliada y adversaria”. Castañeda también se fue con la ilusión del atajo: sin ser miembro de un partido, sin haber sido diputado o cercano colaborador ni de Fox ni de Calderón, buscó en los últimos dos sexenios ser secretario de Educación. ¿Cuál era su carta? Su amistad y cercanía con Elba Esther. ¿Y por qué secretario de Educación? Porque Castañeda ve a Elba como “el único punto de apoyo de la palanca en el que un Arquímedes educativo podría apoyarse para transformar la espantosa mediocridad de la educación en México”. ¡Y Castañeda soñaba con ser ese Arquímedes educativo! También quiso ser candidato independiente en la presidencial del 2006, no cargar con los vicios de los partidos, pero perdió la batalla en tribunales y en lugar de seguir luchando para que se modificara la ley se prefirió candidato por el Panal. Castañeda no ha sido ni secretario de Educación ni candidato a la presidencia porque el atajo nunca funcionó y Elba Esther siempre optó por lo que mejor convenía a sus intereses. Le falló a él y a Miguel Ángel Yunes, que ha soñado toda su vida con ser gobernador de Veracruz, y a muchos otros. A Fox no le consiguió su tan ansiada reforma fiscal y según los datos y análisis más confiables a Calderón tampoco le dio los votos que lo hicieron presidente y por los que tan caro ha pagado, (ver Javier Aparicio, La directiva Elba y el 2006.) Claro que Elba Esther ha repartido premios menores: si Martha Sahagún quería una guía para padres sin pasar por los filtros.de la Secretaría de Educación, Elba Esther se encargaba de que llegaran directamente a manos de los maestros; si el sueño es ocupar un cargo público, se puede lograr; ¿un buen negocio?, no debe ser difícil; ¿una diputación local o federal?, sin problema. Pero lo grande, lo trascendente y lo que importa es simplemente imposible. Y es que Elba Esther no puede ser el atajo para que el sindicato se democratice ni para que los maestros ganen según su capacidad y se les premie según su desempeño porque el cimiento de su poder yace en que no sea así y la condición de su supervivencia es que nunca llegue a ser de otra manera. . Pero la ambición suele ser tan persuasiva y la ilusión de trascender tan tentadora que 30 años de ejemplos de carreras y reputaciones destrozadas quizá no sean suficientes para acabar con la seducción del atajo. (Universal)
  • Carlos Marín. A los gobernadores, la gran papa caliente. Las fuerzas armadas están obligadas a acatar, ojalá con el mejor de los ánimos, la resolución de la Suprema Corte de Justicia para que los militares señalados como probables violadores de los derechos humanos sean procesados en tribunales civiles y nunca más en los del fuero castrense. Para los militares de tierra, mar y aire no representa mayor problema obedecer a uno de los tres Poderes de la Unión (el Judicial). ¿Quiénes deben estar muy preocupados? Los gobernadores de casi todas las entidades federativas, por carecer de los elementos humanos, económicos, formativos y materiales que se requieren para enfrentar a la delincuencia organizada. No deberán ocurrir más acciones que pongan a los soldados, ahora, en riesgo de ser consignados ante jueces del fuero civil (con el militar no sucedía), como por ejemplo cateos cuando consideran que se cometen delitos en flagrancia, lo cual garantiza que no se repitan casos tan bochornosos como el de Jorge Hank… pero tampoco similares al del fin de semana reciente, en que una partida militar consiguió en Monterrey la liberación de 20 secuestrados. ¡Chíngale! (Milenio)

Colateral

  •  Raymundo Riva Palacio. Facundo Cabral, un daño colateral. El asesinato de Facundo Cabral el fin de semana pasado en Guatemala despertó nuevamente las alertas por el avance del crimen organizado trasnacional. No fue un acto de solidaridad ante un caso de muy alto impacto en América Latina lo que llevó de inmediato al gobierno de Estados Unidos a ofrecer su absoluta colaboración en las investigaciones del atentado, sino el creciente temor de que la guerra entre los cárteles de la droga en México se extienda a Centroamérica. Esa región ha sido vista en los últimos meses en Washington como el nuevo terreno de expansión de los cárteles mexicanos ante la debilidad institucional de sus gobiernos y los bajos costos para encontrar protección. Las organizaciones criminales han penetrado estructuras políticas, empresariales y policiales en la zona, que en el último año dejó de ser un territorio controlado exclusivamente por Los Zetas, y empezar a ser disputado por el Cártel del Pacífico, que ya tiene presencia en América Latina y el Caribe. La muerte de Cabral puso el foco en Guatemala, pero la alarma fue prendida desde principios de año por el presidente Álvaro Colom, quien decretó estado de sitio en la zona de la Alta Verapaz, en el norte del país, que roza en algunos puntos con la frontera mexicana. Altos funcionarios guatemaltecos reconocen en privado que están totalmente desbordados por la violencia y que existen zonas de esa nación en poder de los criminales. Los Zetas, que eran la preocupación de Colom, parecen enfrentar una incipiente competencia por la plaza, como sucede con la muerte de Cabral. Los Zetas empezaron a llegar a finales de 2007 y 2008 a Centroamérica con el propósito estratégico de buscar fuentes de abastecimiento de drogas, tras la embestida lanzada por las fuerzas federales mexicanas que los tuvo a ellos y sus viejos socios del Cártel del Golfo en el umbral de la desaparición como cártel. Sin droga que vender, Los Zetas se desdoblaron en delitos del fueron común —secuestros, extorsión, piratería, protección y prostitución— mientras recuperaban liquidez para pagar a sus sicarios y ampliaban sus territorios criminales. Su cabeza de playa fue Daniel Pérez Rojas, fundador de Los Zetas y que fue escolta del ex jefe del Cártel del Golfo Osiel Cárdenas, quien reclutó a ex militares de élite como brazo armado de la organización tamaulipeca. Pérez Rojas, apodado El Cachetes, fue detenido en abril de 2008 tras un enfrentamiento entre narcotraficantes tres semanas antes en un balneario al este de Guatemala donde murieron 11 personas. El Cachetes era un nombre que se había quedado en la memoria hasta este fin de semana, cuando su nombre volvió a salir en las investigaciones sobre el crimen de Cabral. La primera hipótesis sobre el atentado donde murió Cabral es que Pérez Rojas, quien se encuentra preso en Guatemala, ordenó la muerte de Henry Fariña, el empresario nicaragüense que contrato al artista argentino para dar conciertos en esa nación. Cabral, en este contexto, estuvo en el peor lugar posible cuando se decidió la muerte de Fariña, cuyo vehículo fue atacado el sábado cuando lo llevaba al aeropuerto. El objetivo, según los investigadores, era Fariña , quien sobrevivió al atentado, no Cabral, que resultó un daño colateral de esta expansión de la guerra de los cárteles mexicanos. Fariña, quien usualmente no hace negocios en Guatemala, es sujeto de una investigación de la DEA como presunto lavador de dinero del Cártel del Pacífico, que encabezan Ismael El Mayo Zambada, José El Azul Esparragosa y Joaquín El Chapo Guzmán. Guatemala no había sido un centro de confrontación del Pacífico con Los Zetas, aunque desde hace casi 10 años los sinaloenses han operado en forma discreta en ese país, donde compraron a militares por 50 mil dólares para que los dejaran aterrizar aviones con cocaína procedente de Colombia e internarla en México. También fue el primer refugió de Guzmán cuando escapó de un atentado a mediados de los 90 en Guadalajara, donde murió el cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo. Aunque Los Zetas habían impuesto un reino de terror en Guatemala en los últimos meses, no se conocían antecedentes de que empezaran a actuar en contra de sus adversarios mexicanos, como sugiere la principal línea de investigación en el asesinato de Cabral. De ser correcta la presunción, el Cártel del Pacífico estaría ampliando su presencia en el norte de Centroamérica, en una acción de pinzas para quedarse, junto con los colombianos, con todas las operaciones en el Hemisferio Occidental. El Cártel del Pacífico tiene operaciones en Cuba, República Dominicana, Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, además de haber establecido una ruta de tráfico hacia África Occidental, para abastecer junto con los colombianos el mercado europeo. En Centroamérica tienen operaciones en Panamá y Nicaragua, pero Honduras y Guatemala se había mantenido como territorio zeta, en colaboración con las maras salvadoreñas. El Salvador es un país gozne, pues las dos organizaciones criminales mexicanas trabajan estrechamente con el llamado Cártel de Texis, que operan el trasiego de cocaína en el corredor que conecta con Honduras, con la complicidad de empresarios, ganaderos, policías, alcaldes y diputados. Los Zetas trabajan con Roberto Herrera, un abogado apodado El Burro, y el Pacífico con el alcalde de Texistepeque, Armando Portillo, de acuerdo con investigaciones policiales que han sido reveladas por la prensa salvadoreña. La alarma que provocó la intervención inmediata del gobierno de Estados Unidos es aparente consecuencia de una serie de informes críticos en los últimos meses del Senado, y la Oficina de la Contraloría, el órgano fiscalizador del Capitolio, donde subrayaran el creciente peligro de la expansión de los cárteles mexicanos en Centroamérica y la urgente necesidad de instrumentar estrategias policiales como lo ha hecho en México. Aunque violenta en sí mismo, Guatemala no había mostrado la contaminación mexicana de la lucha que se vive con y entre los cárteles de la droga. El asesinato de Facundo Cabral mostró una nueva realidad y una diferente faceta de una guerra que no se contiene dentro de las fronteras mexicanas, donde Washington parece listo a actuar directa e inmediatamente.  (La Razón)
Anuncios

Acerca de Imagen Política

Somos un grupo de profesionales de la comunicación, que hemos conjuntado nuestra capacidad y experiencia en las áreas del periodismo escrito, radiofónico y de análisis político, que nos permite ser la firma más exitosa de: consultores políticos, de comunicación, estrategias de mercadotecnia y cabildeo.
Esta entrada fue publicada en Síntesis Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s