Síntesis Política de Imagen Política

Finanzas, Negocios /Energía

  • EU evitará suspensión de pagos: Geithner
  • HSBC lanza tarjeta prepagada recargable en dólares
  • Regasificadora  iniciará operaciones en noviembre
  • En la recta final, propuestas para el Tianguis Turístico
  • Robert Zoellick insta a EU a revivir acuerdo de Doha
  • Tensas negociaciones para ratificar el TLC con Perú
  • Calderón:  al Senado a avalar el acuerdo comercial
  • Invierten mil 350 mdp en seguridad portuaria
  • Acusan sometimiento de CFC en multa a Telcel
  • Grupo Elektra revierte sus pérdidas trimestrales

 

Seguridad /Justicia / Salud

  • México, sin plan de seguridad nacional: Sedena
  • Delincuencia, EPR y terrorismo, amenazas:  Cisen
  • Pide Beltrones evitar desgaste del Ejército
 

 

 

 

Gobierno / Partidos / Congreso /  Estados

  • Primero el proyecto, luego el candidato: PRI
  • PAN sin abanderado competitivo: Parametría
  • PRI va por gobierno de Morelos: Gamboa
  • En octubre, convocatoria para  candidato: PAN
  • Culpan a Hacienda por deudas estatales
  • Lanza PRI ‘gallo’, pero en febrero

                                                                    TITULARES DEL DÍA
Financiero Persiste panorama catastrófico para EU
Economista El oro rebasa los US1,600 por onza
Reforma Espanta violencia al pasaje
Universal Pacta PAN acortar los tiempos y lista
Jornada Cisen: narco, pobreza y descontento juvenil, entre los peligros
Milenio El PAN sin prisa para elegir candidato
Excélsior El fuero no es un privilegio: Ejército
Sol de México Alianza, sólo por consulta ciudadana: PRI /
Crónica Alista el PRI “gran bloque” para negociar gasto 2012
La Razón Sin vigilar, 97% de delincuentes preliberados
Impacto El PRI eliminará la SSP y la PGR sería fiscalía

 

  • Pacta PAN acortar los tiempos y lista. El dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, y seis de los siete aspirantes a la candidatura presidencial acordaron ayer apurar el proceso de selección y reducir a un máximo de tres el número de contendientes. Los panistas convinieron también en integrar un grupo de trabajo (dos representantes por aspirante), el cual presentará a más tardar en 10 días la propuesta para depurar la lista de precandidatos y acortar los tiempos. Al final de la reunión, Gustavo Madero afirmó que un número amplio de participantes, como hay en este momento, no abona a tener una fortaleza competitiva en el partido. Cuando hay menos aspirantes se concentran más los apoyos y permite más competitividad, destacó, pero aclaró que tampoco pueden obligar a nadie a declinar. Adelantó que la depuración de presidenciables se hará en los próximos meses “o semanas”, pero será una decisión que se analizará con un método que todavía no está consensuado. Madero dio a conocer que se mantendrá la mesa de diálogo, con el fin de cuidar el proceso y la unidad. Dijo que la Comisión Nacional de Elecciones del PAN definirá en octubre el método de elección del candidato a la Presidencia de la República. Reunión: Lozano, Creel, Vázquez Mota, Madero, Lujambio, González y Cordero estuvieron presentes; no asistió Heriberto Félix dijo que “por problemas de agenda”.  (Universal)

Pobres  / escándalo

  •  Sergio Sarmiento. Pobres y ricos.  Podría parecer una buena noticia: la desigualdad en México tuvo un descenso importante, de 4.6 por ciento, entre 2008 y 2010. La Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) del 2010, que el INEGI dio a conocer este pasado viernes, 15 de julio, señala efectivamente que el índice de Gini -el cual se utiliza a nivel internacional para medir la desigualdad y que define el 1 como la concentración absoluta del ingreso y el 0 como la igualdad perfecta- bajó de 0.456 a 0.435 en apenas dos años. Antes de echar las campanas al vuelo, sin embargo, hay que apuntar que la misma encuesta señala que en ese periodo hubo también una reducción de 6.8 por ciento en el ingreso corriente total trimestral de las familias de nuestro país. ¿Por qué entonces bajó la desigualdad? Porque los más ricos sufrieron las peores caídas. Estos hallazgos de la ENIGH vienen a desmentir una vez más la idea tan común de que pobreza y desigualdad son fenómenos iguales o por lo menos paralelos. La China de hoy es mucho más desigual que la de los años setenta, bajo el gobierno de Mao Zedong, pero también es mucho menos pobre. Si la igualdad es el objetivo de la política social, ésta se puede conseguir con políticas que reduzcan el ingreso de todos, pero más el de los ricos. Al final, sin embargo, todos estaríamos en peor situación. Si el ingreso total cayó 6.8 por ciento, el ingreso promedio de las familias mexicanas lo hizo todavía más: 12.3 por ciento. Sin embargo, el 10 por ciento más pobre de los hogares sufrió una caída promedio relativamente moderada, de 7.6 por ciento, ya que sus ingresos pasaron de 6,668 a 6,163 pesos al trimestre. En contraste, el decil más rico tuvo un descenso drástico de 17.86 por ciento, dado que sus ingresos pasaron de 144,065 a 118,425 pesos trimestrales. La baja relativamente moderada en los ingresos de los hogares más pobres no es producto de que se hayan sostenido con mayor firmeza sus ingresos monetarios. No hubo más empleos ni mayores salarios para repartir. Lo que ocurrió fue que quienes menos tienen recibieron más transferencias, la mayor parte de ellas gubernamentales, lo cual les permitió limitar la caída de sus ingresos. Ya en el 2010 el decil más pobre de la población mexicana obtenía el 40.3 por ciento de sus ingresos de transferencias y sólo el 35.7 por ciento de remuneraciones por trabajo subordinado, el 16.5 por ciento por trabajo independiente y el 6 por ciento por otros trabajos. No sorprende que el 10 por ciento de los hogares más ricos haya recibido un porcentaje mucho mayor de su ingreso, 67.2 por ciento, de remuneraciones por trabajo subordinado. Lo que inquieta al revisar las cifras de la ENIGH, empero, es ver que estas familias, las más ricas del país, obtienen también el 12.6 por ciento de su ingreso por transferencias. Aunque el porcentaje es menor, la cantidad resulta mucho mayor que la de los más pobres. El monto trimestral que recibe por transferencias el 10 por ciento más pobre de la población es de 2,483.69 pesos por trimestre. El 10 por ciento más rico obtiene, mientras tanto, 14,921.93. La ENIGH nos muestra muchas cosas. Una de ellas es que la igualdad sirve de poco cuando es producto de una caída de los ingresos de todos, como ocurrió en México entre 2008 y 2010. Nos señala también que, a pesar de que las transferencias han ayudado mucho a los más pobres de nuestro país, son siete veces más generosas con los más ricos.******Quemar mota. Dicen que la marihuana del plantío de 120 hectáreas descubierto en San Quintín, Ensenada, Baja California, tenía un valor de mercado de más de 1,800 millones de pesos. La destrucción y quema de los arbustos requirió del trabajo de 472 soldados y una fuerte emisión de negro humo contaminante a la atmósfera. Lo peor de todo es que el único resultado será dejar un mayor mercado libre para la marihuana que se produce en California.  (Reforma)
  • Carlos Loret. El escándalo de la próxima semana. Va a ser el 29 de julio. Siete de los más respetados académicos de este país que se han dedicado al análisis de los ingresos anunciarán que entre 2008 y 2010 más personas en México viven en pobreza debido a la crisis en Estados Unidos. Serán los datos oficiales porque ellos conforman el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), encabezado por Gonzalo Hernández Licona. El primer dato llamativo será el previsible crecimiento de la pobreza, segundo consecutivo en el sexenio si consideramos que el aumento internacional en los precios de los alimentos hizo que seis millones de mexicanos se sumaran a la miseria entre 2006 y 2008. El segundo dato será de reparto de responsabilidades, pues, por primera vez en la historia, se divulgarán las cifras de pobreza por estados, una joya de información en tiempos electorales. Revelarán que en 2008-2010 la crisis pegó a las entidades fronterizas y, en general, a aquellas que tienen más relación con Estados Unidos y están más insertadas en la economía globalizada. Fue una crisis urbana. Se notará que en Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Michoacán, Veracruz, Puebla, Campeche, Hidalgo, Jalisco y Nayarit no se movió la proporción de personas que no ganan ni para comer. En cambio, en Nuevo León, Baja California, Baja Sur, Sonora, Tamaulipas y Nuevo León (en menor medida el DF y Edomex) fue dramático el aumento de habitantes a quienes no les alcanza ni para lo básico. También, por primera vez, se medirá la pobreza comparando no sólo el ingreso de las familias (tradicional parámetro para definir quién es pobre), sino también siete derechos sociales: educación, salud, seguridad social, vivienda, servicios básicos, alimentación y cohesión social. La población será dividida en cinco rubros: estará en “pobreza extrema” aquel mexicano que no tenga más de tres derechos y su ingreso esté por debajo del mínimo para comprar una canasta básica; estará en “pobreza” quien adolezca de uno de los derechos y su ingreso sí le alcance para comer, pero para nada más; vivirá en “bienestar económico” quien tenga dinero suficiente y derechos plenos. En medio hay dos nuevas clasificaciones: “vulnerables por carencia social” son quienes tienen un ingreso que les es suficiente, pero que no tienen completos sus derechos sociales, por ejemplo, un trabajador freelance que gana 40 mil pesos al mes pero que no tiene seguro y que, aunque con ese dinero vive muy bien, si llega a enfrentar una enfermedad se puede ir a la ruina; con ese ingreso no se puede considerar pobre, pero sí vulnerable porque está desprotegido frente a choques externos. “Vulnerables por ingreso” son aquellos que tienen todos sus derechos pero su ingreso les alcanza sólo para sobrevivir, por ejemplo, un jefe de familia que desde la crisis apenas le alcanza para lo justo y está a punto de dejar de pagar su seguro médico o sacar a su hijo de la universidad para que se ponga a trabajar. **Saciamorbos. Gobernadores del PRI se repartieron el domingo distritos de Michoacán y delegaciones del DF para “operarlas“. (Universal)

 

Ebrard

  • Federico Reyes Heroles. Ebrard. Miles entonan Los amorosos de Sabines. Es uno de esos días cálidos y luminosos. El escenario es el recién rejuvenecido Monumento a la Revolución. En lugar de olor a mausoleo, hoy unas fuentes juguetonas acompañan a los visitantes. El cambio es radical. Pero no es el único acontecimiento de esa índole. Alrededor de 65 mil personas participaron en la edición 45 del “Ciclotón Familiar”, una especie de expropiación momentánea de las calles. Se invierten los papeles cotidianos, el expulsado es el automóvil y los privilegiados los viandantes y los ciclistas. Pero hay más, por qué no cerrar las calles del Centro Histórico en una de las bellas noches primaverales para permitir que los habitantes de esta gran ciudad se apropien del espacio desde su ángulo. Hay sensibilidad. Se podría decir que se trata de medidas populistas encaminadas a ganar el aplauso rápido sin entrarle a los problemas de fondo. Pero no ha sido así. La misma administración ha encarado asuntos muy poco vistosos pero urgentes, como el drenaje, acción pospuesta durante años a pesar del brutal riesgo para cientos de miles de habitantes. Hay otras, Tepito. Por supuesto que el “Barrio Bravo” sigue allí, pero la autoridad ha recuperado presencia; hoy hay un acotamiento a las actividades ilegales que es un avance. Y si de impopulares se trata qué decir el Alcoholímetro, una política pública que, además de salvar muchas vidas, ha modificado hábitos. Son muchas las acciones importantes en la gran ciudad. Ebrard regresó la construcción del Metro, lenta y cara, pero a la larga la mejor solución. Se continuó con el Metrobús que es un éxito y que facilita la vida a muchos miles de habitantes. Se dio continuidad al Circuito Interior, arteria que permaneció incompleta durante décadas. Además de puentes y túneles, el gobierno capitalino ha introducido el concreto hidráulico, caro pero también lo mejor en el largo plazo. Constituyentes es otro. La recuperación del Centro Histórico continúa con un plan bien concebido. Con todos los dimes y diretes las normas para fumadores hoy se aplican. Se ha atacado la trata y la prostitución ilegal como en el caso de La Pasarela en La Merced. Con toda la discusión que implica pero se está dando continuidad al Segundo Piso incluso con polémicas fuertes como en la llamada Supervía, obra imprescindible a decir de los urbanistas. Lentamente las salidas y entradas a la capital, que eran grandes nudos, se irán despejando. Las acciones coordinadas de la policía capitalina le han recuperado credibilidad. Manuel Mondragón es un jefe creíble y se siente. Lo mismo el procurador Mancera que ha demostrado que el desprestigio ancestral de su institución se puede revertir. Delgado, ahora en Educación, es otra carta valiosa. Sin ser exhaustivo se puede decir que el equipo ha estado a la altura. Ni en tarifas de agua, ni en prediales han sido blandos, lo cual habla de una visión de largo plazo para mantener en orden las finanzas de la Ciudad. El mantenimiento de la ciudad sigue siendo un punto flaco, basta con ver el deterioro de obras relativamente recientes. Otro las marchas que paralizan la vida en ocasiones de cientos de miles de ciudadanos siguen siendo una pesadilla, en particular las del SME. Pero en general la actitud del gobierno capitalino es hoy mucho más profesional. Y no sólo es la actitud, también ha habido asuntos de principios como brindar apoyo a las minorías -el reconocimiento legal de parejas del mismo sexo- o la reglamentación de la muerte asistida o el siempre controvertido aborto que hoy en la capital tiene cauce legal en respeto a la decisión de la mujer. La capital en estas cuestiones se ha convertido en referente que introduce aire fresco respecto al resto del país donde algunos buscan reglamentar la minifalda o los escotes. En mi opinión Marcelo Ebrard ha sido un muy buen jefe de Gobierno, no exento de pifias como la norma 29. Pero a pesar de todo hoy la capital es un mejor sitio para vivir. Sus antecesores le dejaron un paquete muy difícil: la carga política y las mafias incrustadas en todas partes. También heredó una polarización que le ha complicado la existencia. Ha hecho política. La relación con Calderón es hoy civilizada pero sin olvidar diferencias. Su participación en Conago ha sido importante. El reciente operativo fue un paso relevante. Ebrard heredó también una ciudad donde muchos habitantes no cruzaban palabra con sus vecinos como consecuencia de la elección del 2006. Hoy el ambiente político es distinto. Por los resultados Ebrard debería continuar en la vida pública. Pero AMLO va a estar en la boleta presidencial como sea, con o sin el PRD. A pesar de ser una excelente carta, Ebrard difícilmente cruzará las marejadas internas. Ojalá me equivoque. Qué desperdicio para el país. Por lo pronto lamento que no exista la reelección, Ebrard hubiera obtenido mi voto para otro periodo. (Reforma)

Calderón  / PAN

  • Joaquín López-Dóriga. Es el PAN o es el Presidente. Este fin de semana la cúpula del PAN se encerró en un conclave del que no salió humo azul. Durante dos días, los liderazgos panistas, encabezados por el Presidente de la República, que acudió bajo la forma de invitado especial, que no de palo, se encerraron para hacer una revisión de daños, no sé si control, pero sí recuento, espero que riguroso, de su situación electoral tras la debacle del Estado de México, que tiene como antecedente las municipales de esa entidad y ya ni se diga las federales de 2009, revisión que hicieron en plena batalla interna por la candidatura presidencial de su partido, lance en el que se enfrentan siete aspirantes. Desde afuera, la competencia más que de precandidatos, parece ser de liderazgos: por un lado el Presidente de la República y, por otro, el PAN. En el primer bloque, el de Los Pinos, aparece como su favorito, lo sea o no, Ernesto Cordero, seguido de Alonso Lujambio. Javier Lozano y Heriberto Félix han quedado ya en el camino. En el frente del PAN, Josefina Vázquez Mota ha emparejado a Santiago Creel, ella dice que rebasado, cuando en realidad en lo que él la aventaja ampliamente es en los negativos, donde sólo López Obrador lo supera. Y en El Yunque no hay otro que el gobernador jalisciense Emilio M. González, quien ha dicho que no cuenten con él hasta noviembre, el final de los Juegos Panamericanos. El punto, ahora, es el método: cómo sacar un candidato de unidad entre Cordero, Lujambio, Vázquez Mota, Creel y González, en un proceso que no deje muertos ni derrotados y que el ganador se pueda alzar como el candidato del Presidente y del PAN, lo que hoy parece imposible, polarizadas las posiciones: o es candidato del PAN o es de Los Pinos. Pero si quieren tener un candidato competitivo en 2012 tiene que ser de ambos, de todo el panismo. ¿O es que la derecha también se va a partir como la izquierda? Eso nadie se los agradecería más que el PRI y su candidato presidencial. *****Retales. 1. QUITE. Humberto Moreira ha cambiado ante el presidente Calderón. Ayer le pregunté sobre su participación en el cónclave del PAN, y dijo que estaba en su derecho como panista; 2. PARALELISMO. En Marcelo Ebrard veo el camino ya recorrido por Manuel Camacho en 1993, convencido que estaba de ser el candidato presidencial de Carlos Salinas, cuando siempre lo fue Luis Donaldo Colosio. Hoy Marcelo confía en que López Obrador lo dejará pasar si gana las encuestas cuando todavía no está claro si las aceptará. Lo único definido es que AMLO estará en la boleta de 2012 sí o sí; y 3. HUMALA. El presidente electo de Perú, Ollanta Humala, vino a México en un vuelo comercial acompañado con una comitiva de dos personas: la jefa de prensa de su partido y secretario. Anoche voló a La Habana en otro vuelo comercial. (Milenio)
  • Ciro Gómez Leyva. Tendrían que quedar dos: Josefina y Creel. Javier Lozano ha sido un buen secretario del Trabajo: ordenado, resuelto. Heriberto Félix, un buen secretario de Desarrollo Social: atento, rápido y, al parecer, eficaz. Los males de la Secretaría de Educación Pública no pueden ser acreditados a Alonso Lujambio; por el contrario, parece que donde ha metido mano, las cosas comienzan a cambiar para mejor. Y no hay indicadores que señalen una mala gestión de Ernesto Cordero en Hacienda. Emilio González está bien evaluado por los jaliscienses y puede presumir su gestión en una entidad grande y compleja. De otra forma, no hubiera comido ayer en Polanco. Son cinco buenos, quizá muy buenos funcionarios, servidores públicos. El problema no está en su falta de virtud o compromiso, sino en la circunstancia y los tiempos. Al PAN se le hizo tarde. No hay racionalidad que permita pensar, con seriedad, que con las nuevas reglas y plazos pasarán del tres por ciento que marcan en las encuestas, a los veintes, casi treintas, que traen Josefina Vázquez Mota y Santiago Creel. Mal hacen los panistas en seguirse mirando en el espejo de Felipe Calderón 2006: eran otras circunstancias, otros tiempos. La imagen más realista a observar tendría que ser la reciente elección en el Estado de México. ¿Creerán que arrancando desde el sótano, como Luis Felipe Bravo Mena, con una breve precampaña y una campaña de 90 días, alcanzarán a subir al penthouse de Enrique Peña Nieto? No sé si sean las mejores personas, los mejores políticos, los más confiables, leales. Pero ya es tarde y los números marcan que Josefina y Creel son los únicos que tienen cierto empaque para dar la pelea. Cosa de tiempos y circunstancia. Y de realismo. (Milenio)

Manlio / Enrique

  • José Cárdenas. Manlio y Enrique: aunque se vistan de seda… De vez en cuando comen juntos y hasta se toman la foto. Entonces, se les ve sonrientes y “unidos”. Pero la realidad es otra. Enrique Peña Nieto y Manlio Fabio Beltrones cada vez encuentran menos espacios para no confrontarse. Los mandarriazos han ido envueltos, hasta ahora, en guante de seda. Han sido sutiles fintas. Expresión civilizada de sus diferencias. Es parte del contexto en el que el líder del PRI, Humberto Moreira, se afana en mantener el orden en las filas de ese partido. Inventa y distribuye, a diestra y siniestra, tareas de partido, para apaciguar los ánimos y apagar la estridencia, peligroso anticipo del descontento, la fisura, el rompimiento o algo peor. La del domingo fue la tercera reunión de altos cuadros priistas, con los gobernadores que trabajan preparando el proceso para definir al candidato presidencial. Otra reunión anunció ayer el alumbramiento del Programa México 2012-2018, la “hoja de ruta” que anuncia el ritual. En septiembre, un renovado Consejo Político Nacional entrará en acción. En noviembre, ese órgano convocará al registro de aspirantes a la candidatura presidencial, anunciará las alianzas con otros partidos y, a más tardar en febrero, definirá el ansiado nombre de su gallo (porque en el PRI no hay gallinas), mediante reunión de mil 200 delegados. Formalidad y ceremonia van de la mano a la vieja usanza. El senador Beltrones insiste: “Antes que decidir con quién, urge saber y explicar qué queremos y para qué”. Moreira le toma la palabra. Vienen los debates. Hay que hacer “tiempo”. Francisco Rojas y los diputados del PRI pusieron trabas a las reformas propuestas por don Beltrone y aprobadas por el Senado. Los diputados mexiquenses aplazaron toda decisión legislativa hasta después de las elecciones del 3 de julio. Pasada la aduana electoral, las fricciones hacen subir de nuevo la temperatura. ¿Cómo evitar la competencia de Beltrones, uno de los políticos más sagaces, maduros y experimentados de los últimos 25 años? ¿Cómo ponerle peros doctrinarios, estratégicos o de procedimiento a un gobernador ubicado, según las encuestas, en la estratósfera de la aceptación pública? Beltrones y Peña Nieto, Peña Nieto y Beltrones, son las dos mitades de la misma naranja. No hay más “gajos”. Moreira tendrá que seguir haciendo filigrana, evitar malentendidos, resquebrajamientos o señales de ruptura entre los punteros y sus grupos. De paso, podrá sacar a retozar al bromista que también es: ¿Y hay o habrá cargada?, le preguntan. “Sólo una. La gran cargada de todos para construir el programa”. O cuando insiste: “Pactaríamos con Elba Esther Gordillo si apoya el proyecto del PRI”. Su simpatía por la presidenta vitalicia del SNTE es inocultable, pero, ¿apoyarán otros priistas el proyecto más exitoso de La Maestra, a saber, el fortalecimiento de ella misma? ¿Irán con ella “al baile presidencial” aunque apoye al PAN en Michoacán? ¿Pues no que Elba Esther es un lastre? *****MONJE LOCO. ¿Qué pasa cuando a los malos les va retebién y quedan libres por falta de pruebas? Fácil. Se convierten en adalides políticos, en víctimas y testigos del “uso faccioso” de la justicia. Eso dicen. Al caerse la acusación por delincuencia organizada y delitos contra la salud, Gregorio Greg Sánchez pisa la calle tras pasarse 15 meses “a la sombra”. Pero lo vuelven a arraigar. Le buscan, le buscan, a ver si le encuentran. Más que fortaleza, la procuradora Marisela Morales vuelve a exhibir la debilidad de la PGR heredada de sus antecesores Eduardo Medina-Mora y Arturo Chávez Chávez. Ya se sabe, ya se supo.  . (Excélsior)

IFE

  • Ricardo Alemán. En brazos de Calderón. Del pequeño número de ciudadanos atentos a la locuaz reforma que se inventaron los “sacerdotes” del IFE, buena parte sabe que se trata de crear reglamentos para regular el derecho de réplica, las quejas y denuncias de los partidos, además de obligar a los medios electrónicos —televisión y radio— a realizar milagros para difundir gratuitamente 40 millones de spots. Eso sin contar, claro, el cambio de sus casi 40 mil variantes. Está claro que ese puñado de mexicanos ya entendió esa parte del complejo universo electoral. Pero lo que no queda claro siquiera para esos pocos entendidos, es la razón de la esquizofrenia que parece atacar a los “sacerdotes” del IFE. Es decir, que aún hoy nadie tiene respuesta a las preguntas fundamentales. ¿Por qué y para qué sirven los cambios que promovieron? Lo primero que deben entender los ciudadanos atentos a la locuaz reforma es que —desde hace por lo menos una década— la disputa por el derecho de réplica se resolvió sin mayores complicaciones, por medio de la autorregulación de los medios, a través de los códigos de ética. El tema es de tal complejidad que, incluso, no le entraron los diputados y sus partidos. Pero eso sí, pretende ser resuelto —y legislado— por un puñado de aprendices de brujo que se creen “sacerdotes” de la “moderna” democracia electoral mexicana. Bueno, para empezar, debía ser actualizada la Ley de Imprenta, que es anterior a la misma Constitución. De ese tamaño es el asunto en el que se metieron los locuaces “sacerdotes” del Instituto Electoral. Todo eso, claro, sin contar con el descontón que le dio al IFE el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, cuya presidenta aclaró que nunca le ordenó al IFE reglamentar el derecho de réplica. En pocas palabras, queda claro que los “sacerdotes” del templo electoral se inventaron el cuento de que el llamado “Trife” avaló al IFE para legislar sobre réplica. Cuento que, incluso, se tragaron reputados especialistas del tema. Ahora bien, si ya sabemos que en materia de réplica todo fue una farsa monumental, lo que sigue es la pregunta elemental. ¿Por qué los “sacerdotes” del IFE intentan tomarle el pelo a los ciudadanos? La respuesta puede sorprender a muchos, pero los hechos la ratifican. Los barones de la cosa electoral se aventaron esa gran farsa porque, en el fondo, decidieron echarse a los brazos del interés electoral del gobierno de Felipe Calderón. Es decir, que en la contienda presidencial de 2012, el árbitro de la contienda en realidad jugará a favor de uno de los equipos: del PAN. ¿Y cómo lo van a conseguir? Elemental, a través de la grosera reglamentitis que inventaron “sacerdotes” del templo electoral, como Leonardo Valdés, Alfredo Figueroa y Benito Nacif. Y si existen dudas, todos en el IFE conocen la estrecha relación del PAN y de Felipe Calderón, con los señores Valdés, Figueroa y Nacif. ¿Por qué no explican esos “sacerdotes” todo lo que pactan en sus encuentros con Felipe Calderón? La siguiente pregunta también es obligada. ¿Por qué cambiar las reglas y los plazos para pautar los spots electorales en radio y televisión, si el método empleado hasta la anterior elección resultó eficiente 97 por ciento. ¿A poco no resulta esquizofrénico que, si una regla tiene una efectividad de 97%, se eche abajo y se invente una nueva, con altas posibilidades de que no se cumpla? ¿Qué hay detrás de esa maniobra? Está claro que los “sacerdotes” del IFE intentan crear un terreno fértil para la llamada guerra sucia: buscan condiciones para el lodazal en la contienda, y el escenario para que la guadaña de la sanción esté siempre sobre la cabeza de las industrias de la radio y la televisión. Y si no fuera suficiente, también cambiaron las reglas en materia de quejas y denuncias. ¿Y eso qué quiere decir? Que con las nuevas reglas que se inventaron, tanto partidos como candidatos tendrán lista la guadaña para callar, sancionar y penalizar a medios y periodistas que, en opinión de los partidos, se pasen de la raya. Pero no todo parece perdido. En realidad, al final del cochinero se puede ver una luz de esperanza. Está claro que el PAN y el PRD tienen bajo control al IFE, y sometidos a Valdés, Figueroa y Nacif. ¿Pero qué creen? Resulta que el PRI tiene el control del Tribunal Electoral. ¿Y eso qué quiere decir? En efecto, que luego de que la industria de la radio y la televisión impugnó los reglamentos aprobados por el IFE, viene la intervención del TEPJF. ¿Y qué creen? Sí, el “Trife” echará abajo el cochinero del IFE. Al tiempo. (Excélsior)

Crisis

  • Ricardo Monreal. La crisis que viene. La duda no es si habrá otra crisis económica, sino cuándo y de qué magnitud. De los cinco motores que mueven la economía mundial (EU, la eurozona, Chinindia, Asia Pacífico y las economías emergentes), los dos primeros están en problemas, Japón en atonía, China sobrecalentado y los países emergentes con problemas de despegue y sostenimiento. Cada vez está más claro que los rescates gubernamentales en EU y Europa instrumentados hace apenas dos años han resultado insuficientes o ineficaces en su doble propósito de salvar sectores completos de la economía, por un lado, y echar a andar el motor del crecimiento, por el otro. El crecimiento en EU y Europa ha sido pobre (1.7% del PIB, cuando se esperaba de 4 a 5 por ciento anual), y hoy tenemos los mismos indicadores previos a la gran crisis de 2008 (desaceleración, desempleo, consumo interno deprimido, carteras vencidas en ascenso, inversiones contraídas), con un elemento adicional: gobiernos crecientemente endeudados, con déficit fiscales inmanejables. China, tradicionalmente blindada a los vaivenes de Occidente, hoy revisa a la baja todos sus indicadores y se muestra preocupado por el curso de EU y Europa, con justa razón: es el principal tenedor de los bonos gubernamentales de estas dos grandes regiones geoeconómicas. Una eventual insolvencia de la deuda soberana de Occidente provocaría un auténtico tsunami financiero en China y Asia; además de “taponar” las exportaciones de Chinindia, el tercer gran motor económico del planeta. Hasta ahora, los salvamentos gubernamentales en EU y Europa han sido destinados al sector financiero. De nada o de muy poco han servido los 500 mil millones de euros para ese fin, porque a medida que se acerca el vencimiento de los plazos, sin que los bancos privados den muestras de poder cumplir sus compromisos, el temor se va transformando en miedo. Además, está sobradamente probado el destino de estos recursos públicos: primero se salvan los altos sueldos de los ejecutivos y las empresas de los accionistas bancarios, y poco o nada se hace por limpiar los activos “tóxicos” que provocaron el endeudamiento. La crisis que se aproxima se ha visto inoculada ahora por un elemento político adicional: la renovación de los gobiernos nacionales, tanto en EU y Europa, ha dado a la oposición y a la ciudadanía una vía para castigar o premiar en las urnas las políticas económicas de salvamento. En efecto, para gran parte de los europeos, así como para los estadunidenses, tan inaceptable es ver esfumarse sus empleos, sus fondos de jubilación y sus esperanzas de una mejor vida, como saber que los fondos fiscales que entrega el Estado en su nombre para salvar al sector financiero y reactivar la economía no han sido usados por los bancos para depurar sus balances, sino para seguir especulando, esta vez, con las deudas que hizo suyas el Estado y que ahora no puede pagar. La revuelta de los jóvenes “indignados” españoles contra los banqueros y los políticos gobernantes por igual, es una clara manifestación de que la crisis económica tiene ya manifestaciones culturales inéditas. De las economías emergentes, la mexicana es la más vulnerable desde hace tres años. Fue de las que más cayó en su PIB y de las que menos empleos ha recuperado. Al gobierno mexicano le gusta presumir la “fortaleza” de sus fundamentos económicos (inflación, déficit y deuda bajo control), y hasta fanfarronea con la superación de la pobreza, tratando de ocultar las serias debilidades y amenazas de su estructura social. Pero la terca realidad termina siempre por imponerse. Este fin de semana, el INEGI difundió que las familias mexicanas tuvieron una merma de 12.54 por ciento en sus ingresos reales entre 2008-2010. De la misma manera, que el poder adquisitivo de los salarios mínimos tuvieron una baja del 4% en la última década, quedando rezagados frente a la inflación. ¿Y qué decir de la generación de empleos? El déficit de plazas, entre las que se han creado en cinco años y las que debieron haberse creado durante una administración que se presentó como la “Presidencia del empleo”, es de cinco millones de puestos laborales. En México, al igual que en EU, España, Italia, Grecia, Portugal e Irlanda, países donde se debaten públicamente las políticas económicas de rescate y salvamento, el próximo año habrá una convergencia sui géneris de elecciones nacionales con un rebote de la crisis económica global. Más que una renovación de gobernantes, lo que estará en las urnas es la renovación de las políticas de empleo y crecimiento económico. El resultado es predecible: los gobiernos que hayan rescatado su economía tendrán la oportunidad de refrendar o continuar con su política de salvamento. Los que hayan “nadado de a muertito”, simplemente serán desplazados con la irrupción de esta nueva crisis económica que nos acecha. (Milenio)

 Herencias

  • Fernando Escalante. Eslabones, herencias, arraigos. Es un mal síntoma el reciente auge de la literatura que se pregunta (y se responde, eso es lo malo) por el “alma nacional”, el “carácter nacional”, el “ser del mexicano”, y cosas así. En general, atribuir vicios o virtudes, rasgos de carácter, a los miembros de un grupo étnico, nacional, “racial”, empieza por ser una tontería y termina siendo políticamente muy peligroso. Ahora bien: lo que era más o menos razonable hace 80 o 90 años, lo que podía pasar hace medio siglo, como licencia poética, resulta hoy absolutamente inaceptable. No tiene ningún sentido olvidarse de lo que han producido las ciencias sociales en el último siglo, para quedarse con unas cuantas metáforas, especulaciones y vaguedades. No tiene sentido, salvo que se quiera precisamente eso: obviar los factores estructurales, las relaciones de poder, la desigualdad, el sistema productivo, la estructura de clases, para que no haya más que individuos, con una psique más o menos dañada, con un carácter más o menos deforme (y a los que una elite responsable tiene que educar: por su propio bien). Del carácter nacional, o del alma nacional, se puede decir lo que sea, una cosa y la contraria. Da igual. Siempre habrá una anécdota que sirva como demostración. Es mal síntoma que se escriba así. Y peor que eso se reciba con aplausos. Juan José Rodríguez Prats descubrió dos o tres de esos libros la semana pasada, y escribió un encendido elogio en Excélsior . Decía que “permiten poner orden” y “esclarecer los grandes temas”. De Mexicanidad y esquizofrenia , de Agustín Basave, citaba una frase: “No hemos desarrollado el eslabón que ha de unir los sueños con la realidad, el que hace comprensible lo soñado y moldeable lo real”; y para reafirmarla decía que “los estudiosos mexicanos han señalado reiteradamente nuestra tendencia a la fuga de la realidad”. No hay más remedio que preguntarse, ¿qué es ese “eslabón”? Como metáfora es mediocre, pero como concepto es inasible: ¿qué son los sueños? ¿Qué es lo real? Y sobre todo, ¿quiénes son esos “nosotros” que no han desarrollado eso, lo que sea? No pregunto por los “estudiosos” que han señalado, porque detrás de la frase no hay más que humo. También festeja Rodríguez que Jorge Castañeda denuncie “el desprecio a la ley, herencia tan arraigada en el mexicano”. Así dice, herencia arraigada. Uno es libre de imaginarse cómo funciona eso: “¡Ah, sí! Me acuerdo de que mi abuelito despreciaba la ley. Yo también la voy a despreciar. ¡Dónde hay una ley, dénme una ley para que la desprecie!” Es para sacar de quicio a cualquiera. A renglón seguido sale Rodríguez con que “nuestro derecho inhibe, cohíbe, obstaculiza…” Pero ¿no habíamos quedado en que el derecho daba igual, porque lo despreciábamos? Es un mal síntoma que esas simplezas circulen en el espacio público. Porque no es una ignorancia inocente. Si este pueblo es así: ilegal, indecente, corrupto, esquizofrénico… ¿cómo se tolera que ande suelto? ¿Por qué se le permite, no sé, votar, por ejemplo?. (La Razón)

Justicia / Seguridad

  • Héctor Aguilar Camín. La Fábrica (de la justicia). Apenas se le ponen reflectores a cualquier caso penal que alcance alguna celebridad, surge La Fábrica. Así hemos llamado para abreviar, durante una sobremesa, el proceso mediante el cual la procuración de justicia mexicana consigna a quienes delinquen. Los acusados pueden ser culpables o inocentes. El procedimiento que los lleva ante la justicia es normalmente arbitrario, inaceptable para cualquier tribunal que exija respeto a las garantías individuales, lo que la jerga judicial llama debido proceso. La línea de producción de La Fábrica es más o menos así: Los policías detienen a un presunto culpable, bajo su custodia lo interrogan a su aire, normalmente violando sus derechos procesales, entre ellos el de tener un abogado defensor y ser interrogado sólo en presencia de uno. Los comandantes obtienen pruebas de culpabilidad, normalmente de la confesión del propio detenido. Agregan versiones de testigos de cargo y entregan su acusado al MP. El Ministerio Público integra el expediente acusatorio, normalmente sin cuestionar el veredicto de los investigadores ni sus pruebas, normalmente sin preguntar por las irregularidades del caso en materia de debido proceso. El Ministerio Público presenta su caso al juez, que procede a revisarlo, normalmente sin cuestionar la calidad de la investigación que se le presenta. Habitualmente, el juez emite una sentencia condenatoria. Los jueces mexicanos condenan casi al 100 por ciento de los acusados que comparecen ante ellos, de modo que, si la probabilidad de ser detenido por un delito son muy bajas en México (95 de cada 100 delincuentes no son detenidos; otras cuentas dicen que 97 de cada 100), la probabilidad de salir libre, una vez que se ha sido detenido, son prácticamente nulas. Todos los casos de justicia penal que han sido investigados o denunciados con algún rigor por periodistas o profesionales de la abogacía, resultan ser, tarde o temprano, hijos genuinos de La Fábrica. Es decir, hijos alterados de la justicia. Lista reciente de casos: los presos por los crímenes de Acteal, los primeros imputados del secuestro y asesinato de Fernando Martí, el protagonista de Presunto culpable, los alcaldes michoacanos detenidos por complicidad con el narco, el proceso de Florence Cassez, la captura con violación de domicilio de Jorge Hank Rhon, la acusación de la estudiante universitaria Mariel Solís como cómplice de homicidio, la acusación de vínculos con el narco del ex alcalde de Cancún Greg Sánchez. ¿Qué hay de común en personajes y delitos tan dispares? No sabemos con claridad si todos son culpables o inocentes. Sabemos que son todos hijos de La Fábrica, esa señora indulgente de sus vicios, cuya virtud involuntaria es ser sistemática y mostrar sus entrañas cuando alguien las revisa. Es La Fábrica. La Fábrica de acusaciones. La Fábrica que México debe demoler, pues debiendo producir verdad y justicia produce sólo… fabricaciones. (Milenio)
  • Carlos Marín. Seguridad de Estado, no de gobierno. Conviene saber qué amenazas a la seguridad nacional ve el gobierno calderonista: crimen organizado, terrorismo, agrupaciones armadas (tipo Ejército Popular Revolucionario), crímenes cibernéticos, pobreza y desigualdad. Pero, como dijo ayer en el Senado el director del Cisen, Guillermo Valdés, otras no deben desestimarse: corrupción en instituciones estratégicas (tales como el Ejército, las policías o Petróleos Mexicanos); la debilidad fiscal del Estado y la derivación de una parte de la economía informal en economía criminal (piratería, narcomenudeo, partes automotrices robadas, bebidas adulteradas…). Por lo mismo, planteó lo ilógico de que la seguridad nacional sea sólo responsabilidad del Poder Ejecutivo, y que lo que se impone hoy es el involucramiento del Legislativo en la creación de una “agenda anual de riesgos”. En concordancia, su anfitrión, el presidente del Senado, Manlio Fabio Beltrones, llamó a construir una sólida política de seguridad, pero no de gobierno, sino de Estado. Andan sensatos. (Milenio)

Sedena

  • Carlos Ramírez. Sedena: olvidos de la Corte. Modernización del Ejército. Además de condenar al Ejército a perder fuero que debilita el escudo de seguridad nacional del Estado y de la nación y de condenarlo por actos cometidos bajo los gobiernos priistas del pasado, la Corte Suprema de Justicia de México ignoró el proceso de modernización social de la Secretaría de la Defensa Nacional en materia de derechos humanos en este sexenio. En un artículo publicado el lunes en Milenio diario, el especialista Javier Oliva Posada, catedrático de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM y experto en seguridad nacional y sistema político mexicano, realizó un recuento de las reformas que ha realizado el Ejército para abrir su sistema judicial y para sumarse a la defensa de los derechos humanos. La lista de reformas que recupera Oliva Posadas no es desdeñable: en 2005 estableció en la ley de educación militar la doctrina de “conocimiento de los derechos humanos y el respeto a los mismos”, el sexenio anterior eliminó la pena de muerte, en la actual administración ha creado la Dirección de Derechos Humanos y la Dirección de Vinculación Ciudadana en la Sedena, la Marina dictaminó reglas para el uso de las armas, los militares auto limitaron el fuero de guerra y los juicios militares son orales y abiertos a la ciudadanía. Por tanto, los militares no vulneran la legalidad por sistema y se modernizan de cara a la sociedad. Aquí se reproduce el análisis de Oliva: “Con estos muy breves antecedentes (anotados arriba), la tan difundida, como superficial, postura de que los militares en México representan un actor que vulnera la de por sí precaria situación de los derechos humanos no tiene sustento. Los datos de la misma Comisión Nacional de Derechos Humanos pueden desmentir ese señalamiento, pues ante una queja fundamentada, se ha procedido contra poco más de 250 militares que han abusado y violado de alguna forma los derechos humanos de ciudadanos. En este punto, debe recordarse el penoso papel de la fiscalía encabezada por Ignacio Carrillo Prieto durante el foxato, que sólo culpabilizó y sentó en el banquillo de los acusados a militares (en situación de retiro) y a un ex presidente de la República, pero en cambio ningún protagonista de los que le `declararon la guerra´ al Estado mexicano, quienes utilizaron todos los recursos de la violencia armada, física y tortura contra compañeros de lucha, víctimas de secuestros, policías y soldados, jamás compareció. “Como sabemos, el origen de la determinación de la Corte tiene que ver con el caso de desaparición forzada del activista Rosendo Radilla, en 1974, en el ambiente de la guerrilla en Guerrero. Pero en el momento en que se determina la comparecencia de los militares mexicanos ante tribunales civiles, no se ha tomado la precaución ni de parte de la Cámara de Diputados ni tampoco de la misma SCJN para establecer las condiciones adecuadas y jurídicas con la cuales el poder militar pueda seguir contribuyendo a preservar la seguridad interior y la seguridad pública en amplias zonas del país. Los soldados y marinos, hay que subrayarlo, están fuera de sus instalaciones a petición expresa del poder civil y por mandato del comandante supremo de las fuerzas armadas, es decir, el Presidente de la República. “Sin las reformas necesarias a la Ley de Seguridad Nacional, cuyo proceso legislativo comenzó en el lejano 20 de abril de 2009, ni tampoco una cobertura política, las fuerzas armadas, en cambio, sí observan los efectos de las presiones de actores políticos y organizaciones que encuentran el terreno despejado ante la inacción de quienes no desean presentarse como partidarios de la `mano dura´, o con posiciones propensas a respaldar la violación sistemática de los derechos humanos. Pensando en 2012, estamos perdiendo el sentido de país. “El momento en que se adopta la decisión para que militares sean juzgados por tribunales civiles en caso de violaciones a los derechos humanos provocará que a partir del momento de su plena vigencia, soldados y marinos podrán ser juzgados y procesados en los mismos lugares en dónde se encuentran los criminales que han acorralado al Estado, gobiernos y sociedad abierta. El peligro de que los militares se vean inhibidos en el cumplimiento de una actividad que no les corresponde de forma directa, como es la conservación de la seguridad pública, afectará a gobiernos estatales y municipales que hoy padecen en situación de extrema vulnerabilidad el acecho del crimen organizado. “En Londres, el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS), clasifica a México como un país que vive un conflicto armado sin rebelión, es decir, una confrontación armada que carece de argumentos políticos o de programas de reivindicación por alguna de las partes, pero que no deja de tener una muy alta dosis de violencia. En ese contexto, los derechos humanos pueden ser utilizados como una estratagema que busque contener las acciones de los militares mexicanos ante la posibilidad de verse involucrados en un largo y complejo litigio judicial. “¿Quién va a pagar los abogados, la Sedena y la Semar o el soldado y el marino? En medio de operativos en donde la muerte y el miedo son acompañantes permanentes, agregar la incertidumbre jurídica al estado de ánimo de quienes son la última instancia y recurso del país no dará un buen resultado. “Es justificado el temor respecto de los abusos que el crimen organizado puede realizar con la cobertura que proporciona la decisión de la Corte, pero más peligroso aún es la posibilidad de que en medio de este litigio jurídico, el repliegue obligado de las fuerzas armadas se dé ante la falta de operación política de parte de la autoridad civil a las actividades que ésta misma le ha solicitado a los militares para realizar el despliegue táctico. Buscar el punto de equilibrio es complejo pero hay que construirlo, y ese lo dará una ley de Seguridad Nacional que atienda a la complejidad del país y vea más allá de la inseguridad pública. “Los militares mexicanos, tomando como referencia la historia latinoamericana, son los únicos que piden leyes para mejor actuar. En febrero de 2009, el general Guillermo Galván hizo el primer exhorto. Los señalamientos, sugerencias y peticiones militares han sido hechos. Las respuestas han sido limitadas.”. (Financiero)

 

Anuncios

Acerca de Imagen Política

Somos un grupo de profesionales de la comunicación, que hemos conjuntado nuestra capacidad y experiencia en las áreas del periodismo escrito, radiofónico y de análisis político, que nos permite ser la firma más exitosa de: consultores políticos, de comunicación, estrategias de mercadotecnia y cabildeo.
Esta entrada fue publicada en Síntesis Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s