Síntesis Política de Imagen Política

Finanzas, Negocios /Energía

  • Factor Obama inyecta optimismo a mercados
  • Bancos españoles, los más expuestos a Portugal
  • Pemex alista nueva compra de etanol
  • Nextel pide candados para Iusacell-Televisa
  • Aperturas presionan ganancia de Walmart
  • En el aire, la ratificación del TLC con Perú
  • México posición 15 como país exportador: OMC
  • Poca competitividad municipal en materia de vivienda
  • Gana México a EU en disputa por venta de atún
  • Aumenta 7.4% la producción de azúcar

 

Seguridad /Justicia / Salud

  • Segob busca sacar tema de la Ley de Seguridad
  • General considera que soberanía peligra sin fuero militar
  • Caen 7 de ‘La Línea’ en Ciudad Juárez
 

 

 

 

Gobierno / Partidos / Congreso /  Estados

  • Desplome de la productividad legislativa
  • Pide PRI “consideración” a legisladores faltistas
  • Impulsar una democracia efectiva: Calderón
  • Cesar ataques pide árbitro electoral a radio y TV
  • Peña se reposiciona: Banamex y HSBC

                                                                    TITULARES DEL DÍA
Financiero Se vislumbra una esperanza para EU
Economista Banxico acumula más oro a las reservas
Reforma Purga PGR a 428 e investiga a 424
Universal Trife prevé campañas “negras” y voto reñido
Jornada Causa OHL 13 horas de caos en el Periférico
Milenio También la Marina exige marco legal
Excélsior Alianza sí, Ebrard no: Madero
Sol de México Abre PGR procesos contra 424 servidores: Marisela Morales
Crónica Pifia de constructora del 2o piso paraliza media ciudad
La Razón Marina pide ley de seguridad que proteja a milicia
Impacto Militares necesitamos protección legal: Maynez

 

  • Trife prevé campañas “negras” y voto reñido. El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) se declaró listo para hacer frente a la elección presidencial de 2012. La magistrada presidenta de este tribunal, María del Carmen Alanís Figueroa, auguró elecciones cerradas, particularmente en el caso del presidente de la República, así como muchas impugnaciones contra servidores públicos y campañas negativas. “La tendencia es resultados cerrados, hay que estar listos. Tenemos la atribución de hacer el cómputo final de la elección, declararla válida, lo mismo que al presidente electo. Estamos preparados para emitir fallos en tiempo y forma”, afirmó Alanís Figueroa en un foro organizado por EL UNIVERSAL, en el que también participó el magistrado Pedro Esteban Penagos López. Alanís recordó que en 2012, por primera vez se instrumentará el recuento voto por voto en los distritos electorales. “No hemos tenido experiencias en el cómputo en una elección presidencial. El trabajo es una locura, hay cómputos que se tardan hasta cinco días”. Reconoció que aun cuando la inseguridad no ha llegado a las impugnaciones, “el Tribunal tiene que hacerse cargo de esas variables”. El magistrado Penagos López aclaró que las jurisprudencias emitidas por el tribunal tienen como fin llenar vacíos en la normatividad electoral, frente a la falta, por ejemplo, de una Ley de Partidos Políticos y la Ley Reglamentaria del artículo 134 constitucional en materia de propaganda personalizada.  (Universal)

Cochinero

  • Carlos Loret.  La comprobación “científica” del cochinero. La comprobación “científica” del cochinero En este espacio hemos denunciado en diversas ocasiones el cochinero electoral como práctica institucionalizada por parte de gobiernos de todos los colores y siglas, desde los municipios, los estados y la federación. Nuestra “normalidad” democrática se desarrolla más o menos así: el PRI hace en el Estado de México lo que el PRD en el Distrito Federal o el PAN en Guanajuato. El PRD comete en Baja California Sur los mismos abusos que el PAN en Jalisco y el PRI en Hidalgo. El PAN en Baja California ejecuta las mismas tropelías que el PRI en Tabasco y el PRD en Chiapas. Yen todos los casos —lo hemos dicho aquí—, se aplica la verdadera regla vigente de que todo se vale, desde rebasar los topes de campaña, acarrear votantes, comprar sufragios, maicear institutos electorales, y que al final la autoridad electoral avalará el proceso y levantará la mano al vencedor. A esa conclusión se llega a partir de la simple observación de los procesos electorales en las 32 entidades del país en los últimos años. Dirigentes perredistas y panistas se indignan cuando se les dice que, en materia electoral, todos los partidos son, para decirlo en términos que ellos mismos usan en privado, igual de cochinos y sólo compiten en ver quiénes son más trompudos. Pero hay cifras verificables, datos duros, que comprueban más allá de toda duda esa realidad: las de nada menos que la Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Electorales, FEPADE, una de las instituciones que los propios partidos impulsaron desde principios de los años 90 para ser garante de limpieza electoral en México. Desde su creación en 1994, se han registrado 10 mil 277 delitos electorales y sólo en mil 171 casos se ha llegado a una sentencia. En el último año, de 900 casos consignados, sólo 50 personas (5.5% de los denunciados) terminaron pagando una pena en prisión. Ninguno de esos 50 que fueron a dar a la cárcel era funcionario de alto nivel en ninguno de los tres órdenes de gobierno, ni dirigente partidista ni candidato. Especialmente revelador de cómo esa realidad es aceptada y aprovechada por todos los partidos es lo que afirma el propio titular de FEPADE, José Luis Vargas Valdez: según el más reciente estudio de la fiscalía, la incidencia de delitos electorales es directamente proporcional a la representación nacional que tienen los institutos políticos. “Al revisar el pastel de porcentaje tenemos que 50% (de los delitos) corresponde al PRI, 35% al PAN, 12% al PRD y 8°/o a los partidos pequeños… Si lo contrastamos con el mapa de representación nacional y de gobiernos estatales tenemos que son prácticamente idénticas las gráficas: 50% gobierna el PRI, 30% el PAN y 20% el PRD”, dice Vargas Valdez, entrevistado para Radio Fórmula. Y concluye: “Todos los partidos tienen los mismos incentivos para actuar de forma correcta y de forma incorrecta, y en una misma jomada electoral un partido puede ser víctima en un estado y victimario en otro”. Más claro, ni el agua. Las elecciones son concursos de cochinos y trompudos. (Universal)

 

Adelantar

  • Joaquín López-Dóriga. Ingenuo tira a pendejo. Me llama mucho la atención la actitud de algunos precandidatos presidenciales, ellos prefieren que les digan interesados, cuando llaman a adelantar los tiempos. Y yo pregunto: ¿A adelantar los tiempos de qué? ¿Qué, en 2007 no aprobaron ellos mismos, en forma directa o a través de sus partidos, una reforma constitucional que marca los tiempos en el calendario? Entonces, ¿qué quieren adelantar? Uno de los promotores de este alterar los tiempos y que los interesados renuncien ya, como él pidió licencia al Senado, es Santiago Creel, de los principales promotores de aquella reforma y hoy víctima de ella, como todos los demás, a excepción de Andrés Manuel López Obrador, en campaña abierta desde hace cinco años. Pero el caso Creel es interesante, pues habla desde la ventaja que ha venido construyendo en esos mismos cinco años y en la que ahora se ha visto alcanzado por otra legisladora, también interesada, interesadísima, diría yo, y aún sin licencia, Josefina Vázquez Mota. El llamado del ex secretario de Gobernación en tiempos de Fox y su ex precandidato presidencial, no es para que Vázquez Mota pida licencia, sino para que los interesados en el gabinete dejen su cargo ya. En particular Ernesto Cordero y Alonso Lujambio. ¿Por qué quiere Creel que renuncien? Básicamente para que dejen de tener ese aparador del que él carecía aún como senador. Y no puede ser para otra cosa, porque si la ley prohíbe que haya precandidatos hasta diciembre, estamos en julio, y candidatos hasta febrero, y prohíbe hacer campañas hasta entonces, ¿para qué renunciar ahora? Insisto: sólo para hacer campaña, que es lo que están haciendo todos los interesados de todo los partidos desde hace mucho tiempo, aprovechando las posiciones de gobierno que ocupan y el presupuesto del que disponen. ¿O qué, van a renunciar para irse a su casa, a jornadas de reflexión, a ejercicios espirituales o al partido, cuando es ilegal hacer campañas? Eso no lo hace ni un ingenuo, que en política es sinónimo de pendejo. ¡No sean ingenuos!******Retales. 1. FORO. Del encuentro en el Senado sobre seguridad nacional destaca la intervención del subsecretario de la Defensa Nacional, Demetrio Gaytán Ochoa, que muy pocas veces habla, y lo que dijo ante algunos críticos de las fuerzas armadas, que guardaron un silencio que rebasa por mucho la prudencia; 2. CORTE. En estos días Javier Lozano hará público el resultado de la encuesta sobre sus posibilidades de ser candidato presidencial del PAN, y se sumará al proyecto de Ernesto Cordero; y 3. BALLENAS. Jornada difícil ayer para Marcelo Ebrard por el colapso de las ballenas en el Periférico, que provocó uno de los mayores desastres viales que se recuerden. Deberá llamar a cuentas a alguien muy cercano. (Milenio)

Panistas

  • Ciro Gómez Leyva. Prefiero estar totalmente equivocado. Propuse ayer aquí que el PAN tendría que revisar con frialdad las encuestas y asumir que, dados los números, la circunstancia y los tiempos, sólo habría dos candidatos con empaque para dar la pelea en 2012: Josefina Vázquez Mota y Santiago Creel. El gobernador de Jalisco, Emilio González, me dijo que él era el único de los siete aspirantes que, como candidato, le había ganado elecciones al PRI, a pesar de haber perdido siempre en las encuestas. Correcto. Luego le dije al secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, que si esta fuera una evaluación financiera para hacer un negocio, con sus números y las reglas y plazos de la ley estaba perdido para el 2012. Me frenó acompañando la metáfora: —Pues ya que hablas de negocios, y usando términos bursátiles, es el momento de comprar barato un muy buen proyecto que va a valer mucho después. Celebré la frase, pero le dije que no ver las encuestas puede llevar al PAN en 2012 a una situación parecida a la que acaban de vivir en el Estado de México. Sobre todo con un Enrique Peña Nieto tan bien cotizado en ese “mercado bursátil”. Resolvió fácil, de nuevo: —Desde luego que ese escenario es posible, factible. Pero desde luego que también puede haber otros, como el del 2006, donde el candidato muy bien perfilado no gana. Por la mañana, Juan Ignacio Zavala, quien está cerca de otro precandidato, Alonso Lujambio, me comentó al vuelo que, claro que tienen tiempo para alcanzar y rebasar a Josefina y Creel. Tres de tres. Conclusión: o los panistas se están instalando en la irrealidad, o mi texto de ayer está totalmente equivocado. En este caso, desde luego, asumo que ellos tienen la razón. (Milenio)
  • Enrique Aranda. Seis ya; cinco, pronto… A juzgar por lo ocurrido en las últimas horas, particularmente tras la consumación del cónclave de viernes y sábado, y en el interior de la cumbre de suspirantes del lunes, la lista de quienes aspiran a hacerse con la candidatura presidencial del partido del gobierno se redujo ya a sólo seis… o, si lo prefiere, se mantiene en siete: seis que continúan jugando “con las reglas” y uno más, el no panista, en actitud de franca rebeldía.  Y esto en virtud de que, más allá de la obvia ausencia del sinaloense Heriberto Félix Guerra en el encuentro entre los preprecandidatos azules y el mandamás Gustavo Enrique Madero para avanzar en la definición de las reglas y de la mecánica de selección de quien deberá abanderar al PAN en el difícil 2012, según se dijo, lo cierto es que el titular en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), poco o nada parece estar haciendo para alcanzar la ansiada nominación puesto que, a decir de quienes mejor le conocen, “él dejó esta carrera —o la intención de correrla, en el mejor de los casos— hace al menos dos o tres semanas…” Ahí están, a manera de ejemplo, los comentarios de encumbrados panistas que, al tiempo que le ubican como “uno de los más cercanos a los afectos de Felipe (Calderón) —a quien incluso renta su domicilio particular donde reside con su familia— y de su esposa Margarita (Zavala) e hijos…”, no pierden oportunidad para señalarle como “lejano al esfuerzo (y encomienda) presidencial…” de destacar logros de la presente administración, y de la anterior, como parte de una estrategia orientada a avanzar hacia la ratificación del panismo en la primera magistratura. También, en la esquina contraria, la versión de los suyos, quienes destacan que al margen de que el funcionario cumple sobradamente con la tarea que le fue confiada “por su jefe y amigo”, con quien mantiene incólume su vinculación, “nunca encontró ni la oportunidad ni recibió las señales claras suficientes para lanzarse en pos de una nominación…” en cuya puja más de uno le consideró —y no faltan quienes le siguen considerando— “el verdadero caballo negro” del presidente Calderón Hinojosa. Que Félix Guerra está hoy abajo, entonces, no es tema. No al menos entre quienes en verdad saben cómo suceden las cosas en la residencia oficial de Los Pinos y, particularmente, en el tercer piso del búnker azul de Coyoacán donde el dato está más que registrado dado que, a fuerza de ser sinceros, no se puede estar una pelea cuando ni siquiera has decidido subirte al ring…. Hoy, pues, ya son seis y, pronto, serán (oficialmente) cinco. *****Asteriscos. * Creciente malestar entre los gobernadores del Revolucionario Institucional que, un día sí y otro también, advierten (reales o supuestas) manifestaciones de una guerra sucia presupuestal implementada desde el más alto nivel gubernamental. ¿Será? (Excélsior)

Sin partidos

  •  Otto Granados. ¿Un mundo sin partidos? En todas partes la gente suele vomitarse en los partidos políticos. No solo a nadie le importa lo que hacen sino que realmente detestan a sus líderes y los encuentran responsables del desencanto democrático, el estancamiento de los países, las malas políticas públicas, la economía parasitaria, y, en fin, todos los males que nos invaden. ¿Es esta una imagen razonablemente justa de esas organizaciones? Sí y no. Hace unos seis años, Fernando Henrique Cardoso, el ex presidente brasileño, pronosticó que las perspectivas de los partidos “en las grandes democracias de hoy no son halagüeñas. Es más, es posible que esas poderosas máquinas políticas desaparezcan pronto”. La sentencia, aunque explicable, no parece, sin embargo, que se vaya a ejecutar tan pronto como algunos piensan. Por un lado, es claro que los partidos tradicionales ya no sirven para mucho. Al menos como bandera, las grandes divisiones ideológicas no existen más y están siendo reemplazadas por identidades y causas. Hoy es mucho más fácil acomodarse en formaciones que representen grupos étnicos, orientación sexual, hábitos de consumo o posiciones antiinmigrantes que en aquéllas que propongan lemas extraños como políticas socialdemócratas o de centro derecha. Por ejemplo, las razones que llevaron al triunfo de Evo Morales en Bolivia fueron esencialmente de identificación étnica, y en las últimas elecciones parlamentarias en Holanda 180 mil personas votaron por un sui géneris Partido por los Animales, que hoy tiene tres legisladores y cuya única agenda es la defensa de los derechos de los animales. Por otro lado, los partidos, como vehículos de intermediación, son ya obsoletos en un mundo donde las organizaciones ciudadanas, las nuevas tecnologías de la comunicación y la información, y las redes sociales los han sustituido en la práctica. Cada año hay casi 4 millones de nuevos usuarios de internet en México y quizá en cinco años el 75% de los mexicanos estará conectado habitualmente. Ese mexicano ¿para qué necesita exactamente a un partido político? En ese sentido, los partidos son ciertamente prescindibles. Sin embargo, toda la arquitectura jurídica, política e institucional está construida en torno a las rigideces de un sistema de partidos sin el cual no se puede competir electoralmente, ni se puede recibir financiamiento público o acceso a los medios, ni se puede tramitar el proceso legislativo, entre otras cosas. En los hechos, esto ha llevado al establecimiento de vínculos un tanto opacos entre grupos de presión empresarial, profesional y otros y los partidos con representación legislativa para la protección de sus intereses particulares, y, por consecuencia, a prácticas en donde no es inusual el intercambio de votos en el congreso a cambio de favores económicos o de otro tipo. Este es el marco que, al menos por ahora, hace inevitables a los partidos, aunque hace también evidente que los mecanismos de fiscalización de la autoridad electoral se han quedado muy atrás y que son indispensables nuevas formas de escrutinio social tanto de los propios partidos como del congreso que limpien un poco un ambiente tan lamentable. (La Razón)

Compromisos/ Renuncias

  • Rafael Cardona. Compromisos y renuncias. Hasta el día de hoy y a diferencia por ejemplo de la cuadra panista, Peña nunca ha dicho ni media palabra sobre su aspiración ni mucho menos su candidatura. Otros se han encargado de promoverlo. Tal suelen decir algunos, como pateando el bote, sin despeinarse, caminando, bajita la mano o como se quiera expresar, Enrique Peña Nieto, el gobernador del Estado de México, cumple hoy con la totalidad de los compromisos firmados a los cuales se comprometió cuando empezó el gobierno e inauguró como estrategia de campaña la firma ante notario las promesas electorales. A menos de tres meses de entregar la administración (termina el 15 de septiembre) y con el cobijo de la multitud congregada de manera tal como para consignar la organización necesaria en la movilización del gentío, el gobernador del Estado de México avanza en la fórmula segura de estar sin decir. Hasta el día de hoy y a diferencia por ejemplo de la cuadra panista, Peña nunca ha dicho ni media palabra sobre su aspiración ni mucho menos su candidatura. Otros se han encargado de promoverlo. Tampoco se ha declarado muerto y ha dejado todo al tiempo mientras las evidencias se acumulan en su favor. Encuestas, mensajes de redes sociales; sesudos editoriales y artículos de educada meninge y en general una cauda notable de opiniones (algunas inducidas; otras espontáneas) hablan por él. Y él se sacude las preguntas con la frase dicha y repetida desde los primeros meses de su gobierno, pues desde entonces se le señala y augura un luminoso porvenir. Mientras otros renuncian a sus responsabilidades en el Legislativo o preparan su salto del maltrecho navío del gabinete presidencial, Peña entrega obras (hoy pondrá en servicio el Hospital Materno Infantil de Chimalhuacán) y cumple con el reloj en la mano un  programa de trabajo del cual no se ha apartado. —¿Podrá a partir de septiembre sostener el nivel de conocimiento y reconocimiento de estos días en los cuales no hay encuesta adversa? ¿Será el pre-pre-candidato tan eficaz en sus movilizaciones, magnetismo y adhesiones tan eficaz y fácil como el actual gobernador cuyo aparato político se ha convertido en una aplanadora? Nadie lo sabe, pero la apuesta de sus adversarios va en el sentido de verlo sin esa estructura con la cual, se ha trepado de manera quizá permanente en el primer lugar de recordación entre los políticos del país. Chimalhuacán, tierra de los escudos, le decían los antiguos pobladores del valle, es esa zona donde hoy a un ritmo de cien por año Peña  cumple su compromiso número 600. Con 66 más sería el anticristo priista, dirían los del Yunque o los meapilas. LA CASA DE ENFRENTE. Las fotografías de los aspirantes y las imágenes tomadas en la reunión de los panistas con Gustavo Madero son terriblemente elocuentes. Una colección de sonrisas fingidas, palmadas en el hombro donde en verdad se quieren hundir las dagas; cortesías tan lindas como los besos de la suegra y, en fin, todo el catálogo de falsedades con las cuales los hombres y mujeres del poder se tratan unos a otros. Pero hay un hecho: todo este apresurado cónclave y las aparentes soluciones tomadas en el fin de semana bajo la lupa del presidente Felipe Calderón ha tenido un catalizador: cuando Santiago Creel tiró a la arena su sombrero como consecuencia de la paliza del tres de julio. En esas condiciones si la decisión de entregarle candidatura presidencial se tomara en estos días, el ex senador Creel se llevaría la competencia, al menos si se atendiera a las encuestas. Y si no todas sí una de las más prestigiadas, la de “Parametría” en la cual don Santiago se lleva 47 por ciento  de las preferencias entre militantes. En esa medición Josefina Vásquez Mota tiene  por 10 por ciento y Ernesto Cordero 6 por ciento, como los seis mil pesos mensuales de la supervivencia clasemediera. Los demás siguen indecisos. (Crónica)

Reelige / Rojas

  • Juan Ignacio Zavala. Reelige o castiga. Circula en las redes sociales un video que lleva por título Reelige o castiga. Se trata de un documento visual elaborado profesionalmente, que cuenta con entrevistas a diversos observadores del acontecer nacional (José Woldenberg, Aguilar Camín, Carlos Fuentes, Juan Pardinas) y a diversos ciudadanos. El centro es la necesidad de la reelección de los legisladores y los alcaldes, el atraso que esto significa y cómo somos el único país en América Latina que no cuenta con esta herramienta que da al ciudadano el poder de castigar a quienes fueron elegidos y no dieron resultados. Es una vieja discusión, pero que tiene ahora un nuevo brío. Quizá, como lo dice Fuentes en una de sus intervenciones, es porque antes no había ni sufragio efectivo ni reelección y ahora que ya tenemos el sufragio efectivo, hace falta la reelección. No deja de ser notable la manera en que la ciudadanía se ha movilizado a favor de la reforma política. Por un lado está la necesidad de dotar al ciudadano del poder entero de su voto. No basta con elegir a un diputado, senador o alcalde. En realidad el voto ciudadano debe extenderse hasta el siguiente periodo, en el cual el votante podrá “premiar o castigar” al legislador, ahí termina el ejercicio del primer sufragio. La no reelección de legisladores y presidentes municipales es una herencia del control que el PRI ejercía sobre toda su clase política. Para el priismo totalitario, el Congreso era una especie de feria del empleo. Cada tres años le daban chamba a centenares a nivel federal y a miles en el ámbito local. No permitir que alguien se quedara porque se le ocurrió trabajar es parte del argumento de negativa para autorizar la reelección. En el PRI las cosas no se deciden por hacer el bien a la población, sino por lo que el líder decide: ahora tú eres diputado, ahora no. Esta nefasta práctica, hay que admitirlo, también ha permeado en el PAN y en el PRD. Solamente el ciudadano es el que decide qué hacer con su voto y debe dársele el peso completo a su voto: premiar el trabajo o mandar a su casa y hasta cerrarle la vida política al vago, al transa, al inútil (en ocasiones se conjuntan las tres características). Buena parte del desprestigio de los legisladores (en ocasiones ganado a pulso) proviene, precisamente, de no poder reelegirlos. En el fondo, a quien es diputado y no trabaja no le importa, porque tampoco tiene los incentivos para obtener un reconocimiento ciudadano al final del periodo. Los legisladores terminan felicitándose a sí mismos porque la sociedad, por lo general, los repele. La reforma política es un beneficio directo a los ciudadanos, y me parece que también partidos y políticos ganan aprobándola, mostrando que van por el bien de la ciudadanía y no solamente el de ellos. Por eso resultó escandalosa la actitud de Peña Nieto de detener una reforma que los senadores de su propio partido habían aprobado. A ver si ahora que se avecina un periodo extraordinario, el PRI, que parece no querer comprar un solo pleito que le despeine el pelo a su candidato de plástico, se decide a dar un paso a favor de los ciudadanos. (Milenio)
  • Templo Mayor. El que seguramente debe andar con el hígado hecho nudo es el priista Francisco Rojas. ¿Y cómo no iba a estarlo si le quitaron, de un solo plumazo, el monopolio de la negociación del presupuesto con el Gobierno Federal? Según lo que se cuenta en el búnker de Insurgentes Norte, ese fue uno de los resultados de la encerrona que tuvieron Humberto Moreira, los gobernadores tricolores y los principales dirigentes del PRI. Se decidió integrar una comisión mixta de mandatarios estatales, coordinadores parlamentarios y el Comité Ejecutivo Nacional, la cual se encargará de pelear peso a peso el Presupuesto 2012. Quizá esto no le cayó muy bien a Paco Rojas, pues como coordinador de la bancada priista, él era el interlocutor ante quien la Secretaría de Hacienda tenía que hacer circo, maroma y teatro para lograr un acuerdo. Pero ya no. Ahora el próximo titular de la SHCP, o sea, el sucesor del precandidato Ernesto Cordero, tendrá que vérselas con un combo tricolor integrado por Moreira, algún gobernador, el propio Rojas y, para horror de este último, hasta con Manlio Fabio Beltrones (Reforma)

Negligencia / Seguridad

  • Carlos Marín. Miserable negligencia diputadil. En el foro del Senado sobre tan delicado tema, el subsecretario de la Defensa, Demetrio Gaytán Ochoa, lamentó antier la carencia de una política formal de seguridad nacional. Las fuerzas armadas están implicadas en un “conflicto asimétrico”; los soldados, dijo, están preparados “para una cosa”, pero “están enfrentando a un enemigo que no tiene cara, un enemigo que está actuando en el espacio donde nuestros ciudadanos hacen su vida cotidiana…” En ese foro fugaz (de un triste día) y tardío (meses después de que los senadores entregaron a la Cámara de Diputados la minuta de su proyecto de nueva Ley de Seguridad Nacional que se mantiene congelada), el general hizo ver la importancia (¡y urgencia!) de una normatividad precisa para cuando los militares realicen el trabajo de los policías. Y entrevistado ayer, el almirante secretario de Marina, Francisco Saynez, puso también el dedo en la llaga para que los soldados de tierra, mar y aire “podamos operar dentro del marco jurídico…” Los diputados, sin embargo, siguen en la cachetonería (Milenio)
  • Carlos Ramírez. Crisis, problema de desarrollo. Y no de la seguridad nacional. La escena del lunes fue altamente significativa: en la mesa principal, el senador René Arce, ex guerrillero del EPR fundado en 1994 con los sobrevivientes del Partido de los Pobres de Lucio Cabañas y hoy miembro de la comisión bicameral de seguridad nacional; a su izquierda, el general de división y subsecretario de la Defensa Nacional, Carlos Demetrio Gaytán Ochoa. El tema de debate: la seguridad nacional, la sociedad democrática y la participación del Ejército en la lucha contra los cárteles del crimen organizado. Como segundo pensamiento, la decisión de la Corte Suprema de avalar la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos para limitar el fuero militar en derechos humanos a cortes civiles, como parte del caso Rosendo Radilla, presuntamente detenido por el Ejército en 1974 en la batalla ordenada por el gobierno priista de Luis Echeverría contra la guerrilla en Guerrero, a cuyo PDLP pertenecían varios miembros de la familia Radilla y el propio Rosendo. El problema de fondo en la relación de la seguridad nacional con la sociedad democrática no se localiza en el territorio militar. Las fracciones I y II del artículo 1 de la Ley Orgánica del Ejército y la Fuerza Aérea señalan con claridad las misiones de las fuerzas armadas: “defender la integridad, la independencia y la soberanía de la nación” y “garantizar la seguridad interior”. Por tanto, el debate sobre la participación de los militares en la lucha contra la delincuencia organizada y transnacional está fuera claro porque los criminales son una amenaza a la soberanía y la seguridad. Por eso el general Gaytán Ochoa fue claro en la corresponsabilidad de todas las instituciones del Estado: la seguridad nacional no es sólo el orden legal sino el desarrollo económico, social y político. De ahí que sólo las fuerzas armadas han cumplido con su tarea de garantizar la seguridad interior con el combate frontal contra los grupos criminales, en tanto que las demás instituciones del Estado no han desempeñado sus tareas de desarrollo integral. “La seguridad nacional es una función del Estado, es una función del Estado integral”, les recordó el general Gaytán Ochoa. Y no era para menos. La sociedad civil y la sociedad política creen que la seguridad nacional es la meta del desarrollo, cuando en realidad es su parte fundamental. El general Gaytán Ochoa recordó los postulados de la actual Ley de Seguridad Nacional, cuyo segundo párrafo del artículo 1 señala con suficiente claridad la corresponsabilidad: “La misma (ley) tiene por objeto establecer las bases de integración y acción coordinada de las instituciones y autoridades encargadas de preservar la Seguridad Nacional, en sus respectivos ámbitos de competencia; así como, la forma y los términos en que las autoridades de las entidades federativas y los municipios colaborarán con la Federación en dicha tarea.” Por lo pronto, gobiernos estatales y municipales han violado flagrantemente la ley al desentenderse de su corresponsabilidad en la seguridad nacional, quejarse todo el tiempo de la acción federal y no reconocer la realidad de que las policías estatales y municipales colaboran con el crimen organizado. De ahí que la presencia del subsecretario de la Defensa Nacional en el Senado para hablar de seguridad nacional y sociedad democrática -teniendo al lado a un exguerrillero- haya constituido un punto de inflexión en el debate sobre la estrategia del Estado contra las bandas del crimen organizado. La invocación a la Ley Seguridad Nacional fue para recordar la definición de seguridad nacional: “las acciones destinadas de manera inmediata y directa a mantener la integridad, estabilidad y permanencia del Estado mexicano”. Y estas acciones tienen, entre otros, fines muy concretos: I. La protección de la nación mexicana frente a las amenazas y riesgos que enfrente nuestro país; II. La preservación de la soberanía e independencia nacionales y la defensa del territorio; III. El mantenimiento del orden constitucional y el fortalecimiento de las instituciones democráticas de gobierno; IV. El mantenimiento de la unidad de las partes integrantes de la Federación; V. La defensa legítima del Estado Mexicano respecto de otros Estados o sujetos de derecho internacional, y VI. La preservación de la democracia, fundada en el desarrollo económico, social y político del país y sus habitantes. Por tanto, la seguridad nacional no es una acción aislada sino que forma parte de tres de los objetivos esenciales del Estado: la defensa de la soberanía, el desarrollo nacional y el sistema democrático. Por el lado en que se le quiera ver, el crimen organizado y la delincuencia son una amenaza contra el Estado y por tanto contra la estabilidad nacional. En todo caso, las fallas estarían en otro lado. Lo recordó el general Gaytán Ochoa: “a esos óbices (obstáculos) el Estado tiene que oponer el poder nacional (…), el poder nacional es justamente la suma de todos los activos de que dispone un estado para enfrentar esos óbices que le están impidiendo la consecución y preservación de sus objetivos nacionales”. No es la primera vez que el Ejército aclara posicionamientos. En 1980, entonces secretario de la Defensa Nacional, Félix Galván López dio al reportero Roberto Vizcaíno, de Proceso, una definición de seguridad nacional que completaría el enfoque de defensa de la soberanía: “seguridad nacional es el mantenimiento del equilibrio social, económico y político (de la nación), garantizado por las fuerzas armadas”. Al combatir a las mafias del crimen organizado, el Ejército no está reprimiendo la lucha política democrática sino combatiendo la delincuencia como comportamientos antisociales de grupos que forman parte de una red de intereses internacionales. En todo caso, a la acción del Estado le falta resolver el problema del desarrollo, el bienestar y el empleo. Por lo demás, la presencia del exguerrillero Arce al lado del subsecretario de la Defensa Nacional mandó un mensaje nada subliminal de que el Ejército ha cumplido con su tarea fundamental y que los grupos radicales han tenido que reconocer en los hechos que el camino de la política debe ser el legal. (Financiero)

Mentiras / Colusión

  • Alejandro Gertz. No se gobierna mintiendo y robando.  No es verdad que nuestra población sea la culpable de que el país no salga adelante frente a tantos problemas que enfrentamos, ya que los mexicanos hemos demostrado, aquí y en Estados Unidos, que somos una comunidad y una fuerza de trabajo digna y competitiva; tampoco es aceptable admitir que el país no cuenta con la riqueza, la infraestructura y la capacidad productiva suficientes para avanzar como debiéramos y eso lo ha comprobado nuestra industria automotriz, electrónica y maquiladora, así como también la producción agrícola de exportación, que se han ganado un respetable lugar a nivel mundial, gracias a sus innegables resultados. La única y verdadera razón de todos nuestros problemas y atrasos se encuentra en la incapacidad, el latrocinio y la mentira que caracterizan las conductas de quienes nos gobiernan y manejan el sistema político del país. Como un botón de muestra de estas afirmaciones, en los últimos días las propias encuestas oficiales han tenido que reconocer que nos habían mentido en cuanto a nuestro crecimiento económico, ya que las políticas equivocadas del gobierno en los últimos dos años han provocado que el ingreso de los mexicanos haya caído en un 12%, sobre todo en la clase media, que es el sector más pujante en nuestra economía, y este fenómeno se * ha repetido constantemente desde hace años, mientras, la riqueza se concentra de manera brutal y desmesurada en unos cuantos monopolios de favoritos y socios del poder, y en los depredadores extranjeros que sólo vienen a extraer y saquear impunemente nuestras riquezas para que todos nos sigamos empobreciendo. Mientras eso ocurre, la industria turística se hunde en razón de la “inseguridad”, la “abominable tortura” y la “impunidad”, de todo lo cual el gobierno es responsable, como bien lo sabemos y sufrimos los mexicanos, y en una muestra de la corrupción y del doble lenguaje oficial, que es verdaderamente apabullante, el Ejército “milagrosamente” acaba de encontrar el cultivo más extenso de mariguana en la historia del país, con 120 hectáreas a sólo dos kilómetros de la carretera transpeninsular, pero no logró detener a persona alguna en dicho lugar, lo cual muestra para qué sirven las decenas de miles de millones de pesos derrochados en los servicios de inteligencia de la Plataforma México, que parece que sólo se utiliza para espiar a opositores y a críticos del sistema. Todos los días, en alguna parte del país, explota un escándalo de latrocinio y corrupción, como acaba de ocurrir en Oaxaca, donde un gobernador pudo realizar impunemente todo tipo de trinquetes, mientras en los más altos niveles los políticos exhiben impunemente sus transas y enjuagues electorales, ufanándose de su capacidad de engaño, de colusión y de encubrimiento. En ese entorno de prevaricatos el sistema carcelario reporta 400 recs fugados en el lapso de un año; en tanto, las pifias judiciales se acumulan día con día, deteniendo a inocentes y liberando a culpables, todo ello en razón de los abusos del poder y las deficiencias o corrupción del Ministerio Público. También en el ámbito laboral se habla de empleos recuperados, sin señalar que la mayoría de ellos no alcanzan más de dos salarios mínimos, mientras la informalidad se multiplica sin derechos laborales, prestaciones o defensa alguna, y 12 millones de mexicanos han emigrado por falta de oportunidades en el país, mientras hemos tenido el peor desempeño económico de América Latina en tres décadas. El gobierno, en todas sus advocaciones, y el sistema político, en lugar de resolver sus entuertos, responden a esta realidad con una catarata de propaganda falsaria, de espectáculos mediáticos y telenovelas grotescas y costosísimas, que la audiencia rechaza, mientas el gobierno insiste con sus informes falsos y machacones, que buscan echarle la culpa a quien se pueda, o a quien se deje, para no tener que afrontar la incapacidad y la corrupción en la que se hallan sumergidos, mientras los polleros y los delincuentes secuestran y masacran impunemente a los migrantes. Esta patética realidad tiene una larga tradición en la vida política mexicana, que no ha cambiado en lo más mínimo, y así podemos recordar la época de la “renovación moral” en la que se descubrió otro megaplantío de droga en el rancho El Búfalo, en el estado de Chihuahua, que estaba protegido por un aguerrido procer de la patria. Igualmente se nos dijo que “nos saquearon y no nos volverán a saquear” y que iban a “defender al peso como perros”, para que después les regalaran los bancos a los extranjeros y el peso pasara de 12 a 11 mil 750 por dólar, mientras sus campanudas arengas políticas sólo han sido los símbolos grotescos de un robadero imparable y de un saqueo sin fin, envuelto en un cúmulo de mentiras. Por todo ello, si los ciudadanos de este país no apoyamos el proyecto de “Ley General de Rendición de Cuentas y Auditoría Ciudadana”, que ya está en el Congreso de la Unión, el cual nos garantiza el derecho de la comunidad para auditar a los poderosos y exhibir sus mentiras para sancionarlos cuando lo merezcan, la “muerte sin fin” del proyecto mexicano no podrá detenerse, en aras de ese doble lenguaje y de nuestra incapacidad para defendernos de nuestros verdugos (Universal)
  • Raymundo Riva Palacio. La cultura de la colusión.  El drama continúa en el sacudimiento del imperio de Rupert Murdoch, que en la primera semana del escándalo por intervenciones telefónicas ilegales y sobornos a policías que realizó uno de sus periódicos perdió cinco mil millones de dólares de capitalización en el mercado. Este caso, que convulsionó al Reino Unido, se ha desdoblado al punto de que se empiezan a ver sus implicaciones políticas —el gobierno de David Cameron, por su cercanía a los lugartenientes de Murdoch, presuntos responsables de la violación de la ley, está en entredicho— y de negocios mundiales —al ser incierto quién terminará al frente de uno de los siete grandes conglomerados de comunicación globales. Otra discusión de fondo, sin embargo, debiera importar a muchas naciones. Fue señalada este martes desde Londres en un despacho del veterano corresponsal de The New York Times, John Burns, un súbdito inglés con dos premios Pulitzer: “Más allá de la inmediatez política, hay un sentir creciente en el país que la crisis ha hecho preguntas fundamentales sobre la cultura de la colusión entre políticos y la prensa, y reveló una enfermedad mucho más profunda en la vida británica que podría dominar la escena política nacional durante los siguientes meses o años”. ¿Cuál es esa colusión? En el caso de News International, la división de periódicos del conglomerado News Corporation, varios ejemplos lo demuestran. Miembros de la policía metropolitana, conocida internacionalmente como Scotland Yard, recibieron dinero para dar información sobre celebridades. Como han revelado algunos reporteros del desaparecido News of the World, el periódico en el centro del escándalo, cuando necesitaban saber dónde se encontraba algún personaje, le decían a sus editores y a la media hora les indicaban el lugar exacto donde hallarlos. Nadie preguntaba de dónde salía la información. Cuando apareció la primera investigación sobre intercepciones telefónicas en 2006, Scotland Yard procedió contra dos personas, pero no fue más allá. En 2009, al reabrirse la investigación tras revelarse que se había “picado” el teléfono del líder del sindicato de futbolistas en Inglaterra, el subdirector de Scotland Yard, John Yates, dijo que esa decisión había sido errada. Esta semana Yates dejó el cargo. Andy Hayman, quien encabezó la investigación policial en 2006, renunció a la policía al año siguiente para empezar a trabajar como consultor de News International. La colusión no terminaba en Scotland Yard. El primer ministro Cameron, quien tuvo que cortar un viaje en África del Sur para participar en una sesión extraordinaria sobre el escándalo este miércoles en el Parlamento, está tocado severamente. No sólo por su relación familiar con Rebekah Brooks, quien fue editora en News of The World en uno de sus períodos más oscuros del espionaje telefónico, sino por la que tenía con Andy Coulson, el editor del periódico durante ese episodio, y que renunció a la dirección para aceptar la invitación de Cameron —pese a los consejos en contra— para ser su vocero. News Corporation se comportaba como un ente sobre el cual nadie se atrevía a actuar por miedo. Cuando una miembro del Parlamento criticó su postura editorial, The Sun, el periódico más amarillo de todos, la humilló en su primera plana con enormes titulares donde la llamaban “gorda”. Cuando este escándalo subió de tono, Murdoch le dijo al propietario de The Daily Mail —según reportó el Times de Nueva York—, ni eran el “único” perro de la calle —en referencia a Fleet Street, la calle en Londres donde solían estar todos los diarios—, ni se hundirían solos. El poder del conglomerado intimidaba a políticos, empresarios y celebridades hasta que decidieron, colectivamente, que era suficiente. La palabra suficiente aplica a muchas sociedades porque en muchas de ellas existe una muy arraigada cultura de colusión entre autoridades y medios. Lo sucedido en el Reino Unido, si se analizara objetivamente, tiene una talla menor de lo que sucede, digamos, en México. Hay medios mexicanos tan poderosos que uno solo pudo cambiar una ley de casi medio siglo en el sexenio pasado —la de los tiempos oficiales—, lo que hace ver la relación de Cameron con Coulson y Brooks naiive. Cuando medios mexicanos han encontrado oposición de políticos a sus intereses, o los eliminaron totalmente de sus coberturas, o les armaron campañas de desprestigio, similar a lo que hacía News of the World. No hay escuchas telefónicas ilegales para obtener “exclusivas” y vender ejemplares, como lo hicieron en News of the World, pero hay aparatos de inteligencia en algunos medios para espiar a sus empleados, tomarles fotografías o para saber qué están pensando y tramando sus adversarios en el mercado y sus aliados en la política. Información obtenida por vías ilegales ha sido utilizada como material periodístico para hostigar a sus enemigos y neutralizarlos, sin que una autoridad los detuviera. O sea, a diferencia del Reino Unido, la ley nunca se aplicó, ni siquiera discrecionalmente. Aquellos gobernantes que no dan publicidad como la exigen el medio o su cabeza —ya sea en televisión, radio o prensa escrita— han llegado a ser atacados y denunciados en sus tareas diarias, no siempre, por cierto, con verdades. Quienes acceden en los términos que se les exigen, obtienen impunidad, sin importar qué tan irregular y despótica pudiera ser su gestión. El principio del conflicto de interés es inexistente, por lo que influyentes periodistas se venden para anuncios comerciales y políticos sin cuestionamientos éticos. Los dineros que circulan en varios medios entre políticos y medios mexicanos no siempre llegan por la vía de las facturas comerciales. En el gobierno lo saben, pero no hacen nada. Algunos de esos dineros terminan en yates, aviones, construcción de cavas con los mejores vinos, y vidas de marajás. Dentro del gobierno critican las actitudes, pero no las atajan. Entre pares se conocen las manos, por lo que se sienten blindados. Hay políticos que dicen en forma cínica que la inversión en los medios no es para que se hable de ellos, sino para que no se hable, bueno o malo, en absoluto. El debate sobre la cultura de la colusión puede estar sobre la mesa en el Reino Unido, la cuna de la prensa libre que aprendió a vivir de la publicidad privada. Puede terminar de influir incluso a prensa como la francesa, donde nació la que sólo habla con el poder, y que ha procesado con autocrítica sus deficiencias en la cobertura de las debilidades de carácter del ex director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn. Aspirar a que eso suceda en México parece un sueño. En 20 años, esta discusión no ha pasado de ser académica. Sin embargo, hay que recordar que todo es infinito hasta que se acaba. Lo que hay que buscar son las condiciones para que ese momento no siga en su estado infinito. (La Razón)

 

Anuncios

Acerca de Imagen Política

Somos un grupo de profesionales de la comunicación, que hemos conjuntado nuestra capacidad y experiencia en las áreas del periodismo escrito, radiofónico y de análisis político, que nos permite ser la firma más exitosa de: consultores políticos, de comunicación, estrategias de mercadotecnia y cabildeo.
Esta entrada fue publicada en Síntesis Financiera de Imagen Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s